PDA

View Full Version : Sobre la Fe: "Ven y ayuda mi poca fe" ...


Sofìa
05-19-2008, 10:01 AM
El Pastor

«Ven y ayuda mi poca fe»

Aleja la duda de tu alma, y nunca temas dirigir a Dios tu plegaria, diciéndote: «¿Cómo podría yo orar, cómo podría yo ser escuchado, después de haber ofendido tanto a Dios?» No razones de esta manera; sino vuélvete al Señor con todo tu corazón, y órale con plena confianza. Conocerás entonces toda la extensión de su misericordia; verás que, lejos de abandonarte, colmará los deseos de tu corazón. Porque Dios no es como los hombres que se acuerdan del mal; en él no hay ningún resentimiento, sino una tierna compasión hacia sus criaturas. Purifica, pues, tu corazón de todas las vanidades del mundo, del mal y del pecado..., y ora al Señor. Lo alcanzarás todo..., si haces tu oración con total confianza.

Pero si la duda se desliza en tu corazón, ninguna de tus peticiones verás atendida. Los que dudan de Dios son almas dobles; no consiguen nada de lo que piden... Cualquiera que dude, a no ser que se convierta, difícilmente será escuchado y salvado. Purifica, pues, tu alma de la duda, revístete de la fe, porque es poderosa, y cree firmemente que Dios escuchará tus peticiones. Y si ocurre que se retrasa un poco en escuchar tu petición, no caigas en la duda por el mero hecho de no haberlo obtenido todo inmediatamente; este retraso es para hacerte crecer más en la fe. No dejes, pues, de pedir lo que deseas... Aleja de ti la duda; es perniciosa e insensata, quita a muchos la raíz de la fe, incluso a los que estaban muy firmes en ella... La fe es fuerte y poderosa; lo promete todo y tiene éxito en todo; la duda, falta de confianza, fracasa en todo.

Hermas (siglo II)

Pat-Yvette
05-20-2008, 07:24 AM
Gracias Sofia por este aporte, justamente hoy necesitaba leer algo asi.

Sofìa
05-20-2008, 01:23 PM
«Quien quiera ser el primero,
que sea el último de todos
y el servidor de todos»

¡Jesús!... ¡Qué humildad la tuya, Rey de la gloria, al someterte a todos los sacerdotes, sin hacer distinción alguna entre los que te aman y los que, por desgracia, son tibios o fríos en tu servicio...! A su llamada, tú bajas del cielo; pueden adelantar o retrasar la hora del santo sacrificio, que tú estás siempre pronto a su voz... ¡Qué manso y humilde de corazón me pareces, Amor mío, bajo el velo de la blanca hostia! (Mt 11,29). Ya no puedes abajarte más para enseñarme la humildad; por eso, para responder a tu amor, yo también quiero desear que mis hermanas me pongan siempre en el último lugar y convencerme de que ése es precisamente mi sitio...

Yo sé bien, Dios mío, que al alma orgullosa tú la humillas y que a la que se humilla le concedes una eternidad gloriosa; por eso quiero ponerme en el último lugar y compartir tus humillaciones, para «tener parte contigo»(Jn 13,8) en el reino de los cielos.

Pero tú, Señor, conoces mi debilidad; cada mañana hago el propósito de practicar la humildad, y por la noche reconozco que he vuelto a cometer muchas faltas de orgullo. Al ver esto, me tienta el desaliento, pero sé que el desaliento es también una forma de orgullo. Por eso quiero, Dios mío, fundar mi esperanza sólo en ti; ya que tú lo puedes todo, haz nacer en mi alma la virtud que deseo. Para alcanzar esta gracia de tu infinita misericordia, te repetiré muchas veces: «¡Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo».

Sta Teresa del Niño Jesús (1873-1897), carmelita descalza, doctora de la Iglesia

Sofìa
05-27-2008, 08:50 AM
Evangelio según San Marcos 10,28-31.

Pedro le dijo: "Tú sabes que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido". Jesús respondió: "Les aseguro que el que haya dejado casa, hermanos y hermanas, madre y padre, hijos o campos por mí y por la Buena Noticia, desde ahora, en este mundo, recibirá el ciento por uno en casas, hermanos y hermanas, madres, hijos y, campos, en medio de las persecuciones; y en el mundo futuro recibirá la Vida eterna. Muchos de los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros". Fuente: Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Comentario del Evangelio por : San Bernardo (1091-1153), monje cisterciense y doctor de la Iglesia

«Ya en este tiempo, cien veces más»

«Sembrad en justicia, dice el Señor, y recogeréis la esperanza de la vida». No habla del último día cuando todo se nos dará realmente y ya no en esperanza; habla del presente. Cierto, nuestro gozo será grande, nuestra alegría infinita, cuando comenzará la verdadera vida. Pero ya la esperanza de un gozo tan grande no se puede dar sin gran gozo. «Que la esperanza os tenga alegres» dice el apóstol Pablo (Rm 12,12). Y David no dice que estará gozoso, sino que ya lo ha estado el día en que ha esperado poder entrar en la casa del Señor (Sl 121,1). Todavía no poseía la vida, pero ya había cosechado la esperanza de la vida. Y al mismo tiempo experimentaba la verdad de la Escritura que dice que no sólo la recompensa sino «la esperanza de los justos está llena de gozo» (Pr 10,28). Este gozo se produce en el alma de aquel que ha sembrado para la justicia, por la convicción que tiene de que sus pecados le son perdonados...

Cualquiera de entre vosotros, después de los principios amargos de la conversión, tiene la felicidad de verse aliviado por la esperanza de los bienes que espera... ya desde ahora ha recogido el fruto de sus lágrimas. Ha visto a Dios y ha escuchado de él: «Dadle el fruto de sus obras» (Pr 31,31). ¿Cómo es posible que el que ha «gustado y visto cuán bueno es el Señor» (Sl 33,9) no haya visto a Dios? El Señor Jesús aparece dulce a aquel que recibe de él no sólo la remisión de sus faltas, sino también el don de la santidad y, más aún, la promesa de la vida eterna. Dichoso el que ha hecho ya tan buena cosecha... El profeta dice en verdad: «Los que sembraban con lágrimas cosechan entre cantares» (Sl 125,5)... Ningún provecho ni honor terrestre no nos parecerá estar por encima de nuestra esperanza y de este gozo de esperar, desde ahora enraizado profundamente en nuestros corazones: «La esperanza no engaña, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado» (Rm 5,5).

Sofìa
05-30-2008, 12:20 PM
Evangelio según San Mateo 11,25-30. Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

En esa oportunidad, Jesús dijo: "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido. Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, así como nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana".

Comentario por : Santa Gertrudis de Helfta (1256-1301), monja benedictina.

«Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados» Tú, que has hecho por mí tan grandes y bellas cosas, que me has puesto a tu servicio para siempre, ¿qué te voy a devolver por tantos beneficios? ¿Qué alabanzas y acciones de gracias podré ofrecerte, aunque me ocupara en ello mil veces? ¿Qué soy yo, pobre criatura, en comparación a ti, mi abundante redención? Mi alma que tú has rescatado, te la ofreceré toda entera, te homenajearé con el amor de mi corazón. Sí, transporta mi vida en ti, llévame contigo enteramente, encerrándome en ti, haz que no sea más que una sola cosa con tigo.

Oh Amor, tu ardor divino me ha abierto el corazón dulcísimo de mi Jesús. Oh corazón fuente de dulzura, corazón desbordante de bondad, corazón sobreabundante de caridad, corazón de donde destila, gota a gota, la benevolencia, corazón lleno de misericordia..., corazón muy amado, te pido que absorbas mi corazón todo entero en ti. Perla muy amada de mi corazón, invítame a tus banquetes que dan la vida; derrama para mi los vinos de tu consolación...para que la ruindad de mi espíritu se llene de tu caridad divina, y la abundancia de tu amor supla la pobreza y la miseria de mi alma.

Oh corazón amado por encima de todo..., ten piedad de mi. Te suplico que la dulzura de tu caridad vuelva valiente mi corazón. Hazme la gracia de que las entrañas de tu misericordia se conmuevan en mi favor, porque desgraciadamente, mis bajezas son numerosas, mis méritos son nulos. Mi Jesús, que el mérito de tu muerte preciosa, me perdone todo lo que he cometido de mal...; que me atraiga hacia ti tan fuertemente que transformada totalmente por la fuerza de tu amor divino, encuentre gracia a tus ojos... Y dame, oh mi querido Jesús, amarte a ti solo en todas las cosas y por encima de todas las cosas, me ligue a ti con fervor, espere en ti y no ponga ningún límite a mi esperanza.

Sofìa
06-02-2008, 11:50 AM
Evangelio según San Marcos 12,1-12.

Jesús se puso a hablarles en parábolas: "Un hombre plantó una viña, la cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Después la arrendó a unos viñadores y se fue al extranjero. A su debido tiempo, envió a un servidor para percibir de los viñadores la parte de los frutos que le correspondía. Pero ellos lo tomaron, lo golpearon y lo echaron con las manos vacías. De nuevo les envió a otro servidor, y a este también lo maltrataron y lo llenaron de ultrajes. Envió a un tercero, y a este lo mataron. Y también golpearon o mataron a muchos otros. Todavía le quedaba alguien, su hijo, a quien quería mucho, y lo mandó en último término, pensando: 'Respetarán a mi hijo'. Pero los viñadores se dijeron: 'Este es el heredero: vamos a matarlo y la herencia será nuestra'. Y apoderándose de él, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña. ¿Qué hará el dueño de la viña? Vendrá, acabará con los viñadores y entregará la viña a otros. ¿No han leído este pasaje de la Escritura: La piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular: esta es la obra del Señor, admirable a nuestros ojos?". Entonces buscaban la manera de detener a Jesús, porque comprendían que esta parábola la había dicho por ellos, pero tenían miedo de la multitud. Y dejándolo, se fueron. Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Comentario de Santa Catalina de Siena (1347-1380), terciara dominica, dra de la Iglesia, co-patrona de Europa El Diálogo, 24 «Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el labrador» (Jn 15,1)

[Dios ha dicho a santa Catalina:] ¿Sabes lo que yo hago cuando mis servidores quieren seguir la doctrina del dulce Verbo de amor? Les podo para que produzcan mucho fruto y para que sus frutos sean dulces y ya no sean más salvajes. El labrador poda los sarmientos de la vid para que produzcan un vino mejor; ¿no es eso mismo lo que hago yo, el verdadero labrador (Jn 15,1)? A mis servidores, los que están conmigo, les podo a través de muchas tribulaciones para que produzcan frutos más abundantes y mejores, y para probar su virtud; pero a los que se quedan estériles los corto y los echo al fuego (Jn 15,6).

Los auténticos trabajadores trabajan bien su alma; arrancan de ella todo lo que es amor propio y remueven la tierra de su amor por mí. Así vuelven fértil y hacen crecer la semilla de la gracia que han recibido en el santo bautismo. Cultivando su viña, cultivan al mismo tiempo la de su prójimo; no pueden cultivar un sin cultivar la otra. Acuérdate que todo mal y todo bien se hacen siempre a través y por el prójimo. Por eso vosotros sois mis viñadores, salidos de mí, el eterno viñador. Soy yo quien os ha unido e injertado a esta vid gracias a la unión que he establecido con vosotros... Todos juntos sois una sola vid universal...; estáis unidos a la vid del cuerpo místico de la santa Iglesia de la que sacáis la vida. En esta vid está plantada la cepa de mi Hijo único sobre el que habéis sido injertados para tener vida para siempre.

Sofìa
07-30-2008, 09:25 PM
Hola amigas y amigos del Foro… Comparto este escrito porque hoy he saboreado exquisitamente su contenido… el comentario de Santa Teresa del Niño Jesús (1873-1897), carmelita descalza... me impactò. Creo que ahora, estoy viendo y escuchando mejor el mensaje de mi Poder Superior: Jesús.

Evangelio según San Mateo 13, 44-46. El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo. El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas; y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró.Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Un tesoro escondido

La esposa [del Cantar] de los Cantares dice que, al no encontrar a su Amado en el lecho, se levantó para buscarle por la ciudad, pero en vano; y que en cuanto salió de la ciudad, encontró al que amaba su alma... (Ct 3,1-4). Jesús no quiere que encontremos en el reposo su presencia adorable; él se esconde... ¡Y qué melodía para mi corazón ese silencio de Jesús...! Él se hace pobre para que nosotras podamos darle limosna, nos tiende la mano como un mendigo, para que cuando aparezca en su gloria el día del juicio, pueda hacernos oír aquellas dulces palabras: «Venid vosotros, benditos de mi Padre, porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve enfermo y en la cárcel y me socorristeis» (Mt 25, 34-36). El mismo Jesús que pronunció estas palabras es quien busca nuestro amor, quien lo mendiga... Se pone, por así decirlo, a nuestra merced. No quiere tomar nada sin que se lo demos...

Jesús es un tesoro escondido, un bien inestimable que pocas almas saben encontrar porque está escondido, y el mundo ama lo que brilla. ¡Ah!, si Jesús quisiera mostrarse a todas las almas con sus dones inefables, ciertamente ni una sola alma los desdeñaría. Pero él no quiere que le amemos por sus dones: él mismo quiere ser nuestra recompensa.

Para encontrar una cosa escondida, hay que esconderse también uno mismo. Nuestra vida ha de ser, pues, un misterio. Tenemos que parecernos a Jesús, al Jesús cuyo rostro estaba escondido (Is 53,3)... Jesús te ama con un amor tan grande, que, si lo vieras, caerías en un éxtasis de felicidad..., pero no lo ves y sufres. ¡Pronto Jesús se levantará para salvar a todos los mansos y humildes de la tierra»...!

Sofìa
08-03-2008, 07:16 PM
"]¿Yo, Señor? ¿Cómo?[/B]

Quiero multiplicarme,
y siento que mis fuerzas se debilitan.
Quiero llegar lejos,
y me quedo agotado al volver la esquina.
Quiero, en tu nombre,
dar mucho de lo que presumo,
y miro, con egoísmo, las migajas
que de mi mesa caen al suelo.

¿Yo, Señor? ¿Cómo lo hago?
¿Cómo hago para dar sin recibir nada a cambio?
¿Cómo hago para no volver mi espalda
ante tanto desgarro?
¿Cómo hago, Señor, para compadecerme,
sin importarme el que me tomen por un engañado?
¡Díme, Señor! ¡Cómo lo hago!
Porque, Tú bien sabes, Señor,
que yo soy el primer necesitado:
necesitado de tu pan y de tu abrazo,
necesitado de tu pan y de tu Palabra,
necesitado de tu pan y de tu presencia,
necesitado de tu pan y de tu aliento.

Señor ¿Cómo lo hago?
Cómo multiplicarme sin riesgo
de quedar arruinado por el intento.
Cómo llegar, donde los poderosos,
nunca soñaron con llegar hacerlo.
Cómo compartir y repartir
lo que, en mí, sobra y no es necesario.

¡Ya lo sé, mi Señor!
Sólo, mirándote a Ti.
Sólo, siguiéndote a Ti.
Sólo, escuchándote a Ti,
encontraré la respuesta en mi camino:
Donde hay fe.
Donde está Dios.
Donde vive Cristo.
Donde habla el Espíritu…
todo se multiplica por cien…o por mil.

P. Javier Leoz

Sofìa
08-08-2008, 09:33 AM
Evangelio según San Mateo 16,24-28.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: "El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. Les aseguro que algunos de los que están aquí presentes no morirán antes de ver al Hijo del hombre, cuando venga en su Reino". Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Comentario del Evangelio por San [Padre] Pío de Pietrelcina (1887-1968), capuchino FSP

«Que tome su cruz y me siga» A lo largo de tu vida Cristo no te pide que lleves con él toda su pesada cruz, sino tan sólo una pequeña parte aceptando tus sufrimientos. No tienes nada que temer. Por el contrario, tente por muy dichosa de haber sido juzgada digna de tener parte en los sufrimientos del Hombre-Dios. Por parte del Señor, no se trata de un abandono ni de un castigo; por el contrario, es un testimonio de su amor, de un gran amor para contigo. Debes dar gracias al Señor y resignarte a beber el cáliz de Getsemaní.

A veces el Señor te hace sentir el peso de la cruz, este peso te parece insoportable y, sin embargo, lo llevas porque el Señor, rico en amor y misericordia, te tiende la mano y te da la fuerza necesaria. El Señor, ante la falta de compasión de los hombres, tiene necesidad de personas que sufran con él. Es por esta razón por la que te lleva por los caminos dolorosos de los que me hablas en tu carta. Así pues, que el Señor sea siempre bendito, porque su amor trae suavidad en medio de la amargura; él cambia los sufrimientos pasajeros de esta vida en méritos para la eternidad.

Sofìa
08-16-2008, 05:53 PM
Evangelio según San Mateo 19,13-15.

Le trajeron entonces a unos niños para que les impusiera las manos y orara sobre ellos. Los discípulos los reprendieron, pero Jesús les dijo: "Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos". Y después de haberles impuesto las manos, se fue de allí. Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Comentario del Evangelio por : Beata Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad.

Un camino muy simple

Ir hacia Dios como un niño pequeño

Empieza el día y termínalo con la oración. Ves a Dios como un niño pequeño se gira hacia su madre. Si las palabras no te viene espontáneamente, di por ejemplo: «Ven, Espíritu Santo, guíame, protégeme, ilumina mis ideas a fin de que pueda orar». O también, si te diriges a la Virgen María, di: «María, Madre de Jesús, sé ahora una madre para mí, ayúdame a orar».

Cuando ores, agradece a Dios por todos sus dones: puesto que todo le pertenece, todo lo que recibimos es un don que Dios nos hace. Tu alma es un don de Dios. Si eres cristiano, puedes recitar la Oración del Señor; si eres católico, además del Padrenuestro, tú oración será el Avemaría, el rosario, el Credo. Si tu familia o tú mismo tenéis alguna particular devoción, orad según vuestras propias tradiciones.

Si tienes verdadera confianza en el Señor, en el poder de la oración, podrás superar tus dudas, tus temores y esta impresión de soledad que tanta gente vive.

Sofìa
09-01-2008, 02:27 PM
¡Los científicos dicen que no puede ocurrir! ¡Es imposible! La teoría de la aerodinámica es muy clara. Los abejorros no pueden volar.

Se debe al tamaño, el peso y la forma del cuerpo del abejorro no está en relación al tamaño de sus alas, lo que, aerodinámicamente, hace imposible que pueda volar. El abejorro es demasiado pesado, ancho y largo para volar con alas tan pequeñas.

Sin embargo, el abejorro sabe todas esas proporciones y datos científicos y vuela.

Dios creó al abejorro y le enseñó a volar. Obviamente que el abejorro no le preguntó a Dios sobre el problema de la aerodinámica. Él, simplemente, voló. Tampoco le preguntó a Dios si sabía lo que estaba haciendo. Él, simplemente, voló. No se preguntó si Dios lo amaba, al darle esas alas tan pequeñas. Él, simplemente, voló.

Cuando Dios nos creó nos equipó para la vida que tenemos por delante. Dios sabe los planes que tiene para nuestra vida. Como nos ama, nos prometió estar con nosotros, enseñarnos, guiarnos, ser nuestra roca. Todo lo que tenemos que hacer es confiar y obedecer.

Dios no está limitado por nuestra comprensión de cómo suceden las cosas. Sólo porque no vemos algo, no significa que no sea real. La fe es, verdaderamente, la sustancia de las cosas que no se ven. A veces, la vida es inexplicable y sucede lo imposible. No siempre podemos explicar las cosas.

Y el hecho de que no entendamos cómo se hace algo, no significa que el Dios Todo poderoso no pueda hacerlo.

¡¡¡ Todo lo puedo en Cristo que me fortalece !!!

Filipenses 4:13

Fuente: En el jardín con Dios. Edit. UNILIT

Sofìa
09-02-2008, 10:36 PM
Se feliz

Podes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado
algunas veces, pero no te olvides de que tu vida
es la mayor empresa del mundo.
Sólo vos podés evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchas personas que te precisan, admiran y te quieren.
Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz
no es tener un cielo sin tempestades, caminos
sin accidentes, trabajos sin cansancio,
relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza
en las batallas, seguridad en el palco del miedo,
amor en los desencuentros. Ser feliz no es solo valorizar
la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender
lecciones en los fracasos. No es apenas tener alegría
con los aplausos, sino encontrar alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida,
a pesar de todos los desafíos, incomprensiones
y períodos de crisis. Ser feliz no es una fatalidad
del destino, sino una conquista de quien sabe
viajar para dentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser victima de los problemas
y volverse un actor de la propia historia. Es atravesar
desiertos fuera de si, mas ser capaz de encontrar
un oasis en lo recóndito de nuestra alma.
Es agradecer a DIOS cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.
Es saber hablar de si mismo. Es tener coraje para oír un “NO".
Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres y tener momentos
poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple
que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir “ME EQUIVOQUÉ".
Es tener la osadía para decir “PERDÓNAME".
Es tener sensibilidad para expresar “TE NECESITO".
Es tener capacidad de decir "TE AMO".

Deseo que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades
para ser feliz...

Que en tus primaveras seas amante de la alegría.
Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.
Y, cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.
Pues así serás cada vez mas apasionado por la vida.

Y descubrirás que... Ser feliz no es tener una vida perfecta,
sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.
Usar las perdidas para refinar la paciencia.
Usar las fallas para esculpir la serenidad.
Usar el dolor para lapidar el placer.
Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas.
Jamás desistas de las personas que amas.
Jamás desistas de ser feliz,
pues la vida es un espectáculo imperdible.

¡Y SOS UN SER HUMANO ESPECIAL!

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
09-08-2008, 07:25 AM
Carta de Jesús

Querido amigo... querida amiga:

Aquí estoy de nuevo a tu lado con esta carta en la que quiero hablarte de ese interés mío de no dejarte nunca solo. Es posible que hayas pensado alguna vez que no te hago caso porque no te contesto a la primera, o no te doy lo que me pides. Seguro que has sentido la dura experiencia de la soledad. Te comprendo perfectamente porque yo también la sentí.; ¿recuerdas que me sentía muy sólo en la oración del huerto? y no digamos en la cruz, cuando salieron de mi alma divina, y de mi boca humana, aquellas palabras que muchos todavía no entendéis: 'Padre, ¿por qué me has abandonado? Tenía que sufrir hasta el máximo por amor a ti y a todos los hombres.

Hay un dolor más fuerte que el físico; es el dolor espiritual de no sentir consuelo, ni palabras de alivio, ni descanso en un tormento que nadie podrá sentir igual. Son muchísimos los hombres que sufren dolores extremos, y soledades abrumadoras, es verdad; pero yo era Dios despojado, por voluntad del padre, y para salvar a los hombres, de todo el poder divino, de la grandeza de la gloria, de la alabanza de los cielos. Sólo me acompañó el llanto de mi madre María, y de Juan y otras mujeres. Mi padre Dios quiso que todos comprendierais hasta qué punto ama al hombre, que retira el consuelo a su propio hijo cuando más lo necesitaba; ya sé que para ti esto es un misterio, pero fue una realidad.

Pero, ni el padre ni yo te dejaremos solo a ti. Ya pagué yo por los pecados de tantas soledades extremas que la humanidad ha padecido por falta de amor fraterno. No te niego que sufras muchas veces decepciones, abandonos e infidelidades; tampoco te oculto que nuestra compañía no se hace siempre palpable y milagrosa.

Estoy ahí a tu lado, sé lo que estás sufriendo; conozco tus problemas personales, familiares, laborales, económicos; no ignoro que, a veces, esas situaciones duras te pueden quitar la paz e incluso, que te llegue la tentación de la desesperación. La naturaleza humana es muy limitada y hay momentos que no puede más y corre peligro de romperse pero, no lo olvides, yo estoy a tu lado; nunca te dejaré sólo con tu mal, ni con tu problema. Estoy a la cabecera de cada enfermo, junto a los marginados y desechados de la sociedad, en las casas de los que no tienen qué comer, en los desahuciados por la medicina, en los pobres que han caído por debilidad o por cobardía, en el sida y en tantas enfermedades fruto, muchas veces, del desorden moral. Sí, estoy donde hay una hambruna y una epidemia y un terremoto y un accidente de carretera, y un crimen; estoy ofreciendo la ayuda de la gracia, extendiendo la mano para que se agarren los que se hunden, mirando a los ojos de los descreídos y desamorados pero, hay algo que no quiero violar: la libertad de cada uno. También quiero que sepas que, con mi dolor, no se quitó el dolor del mundo, la cruz sigue plantada en medio de la vid porque hay algo más que el bienestar del cuerpo, es la santidad del alma.

Ya sé que me vas a decir que muchos se pierden por no saber encajar sobrenaturalmente el dolor. ¡Cuántas ofensas recibo por parte de aquellos que no aceptan la más mínima contrariedad! ¡Cuántas blasfemias debo soportar de aquellos que no aceptan el fracaso, la humillación, el revés de la vida! Pero que sepan que no están solos, aunque piensen que Dios los ha abandonado y no creen en ese Dios que no remedia todos los males.
Amigo mío, si todo lo tuviéramos que resolver a base de milagros qué fácil sería todo; pronto vendría el total abandono del esfuerzo, la dejadez y el egoísmo más despreciable; el hombre sería como el niño mimado a quien todo se lo dan resuelto y, cuando llega la hora de la verdad, y tiene que enfrentarse con la realidad de la vida, se derrumba. No lo olvides, la vida es una lucha constante contra todas las adversidades que surgen cuando menos lo esperas.

La tierra no es el cielo; esta es la equivocación de muchos, la tierra es imperfecta, el hombre es imperfecto. Tú estás sometido a las limitaciones de la propia naturaleza. ¿Qué es lo que ha cambiado? Que todo eso es santificable, santificante, santificador. Precisamente, con todo ese sufrimiento que te va acompañando en tu caminar por el mundo, tú te vas ganando el cielo con la ayuda de mi gracia porque yo estoy contigo, camino a tu lado, no te dejo sólo nunca.

Quiero terminar la carta haciéndote un encargo importante: Dile a todos los que se sienten desgraciados que, para mí, son felices, bienaventurados, si junto al dolor ponen amor y confianza. La cruz hay que llevarla cada día, nadie está exento de ella; pero dile a todos los que viven su vía crucis particular que yo estoy con ellos, como un cirineo que quiere aliviar el peso del dolor y acompañar a cada uno hasta el final de la carrera, hasta el calvario que todos tenéis que afrontar. Tú diles que yo nunca os dejaré solos, estaré siempre con vosotros hasta el final. Diles que se lo crean de verdad.

Tu amigo,

Jesús


P. Eusebio Gómez Navarro OCD

Sofìa
09-16-2008, 09:37 AM
Las piedras del camino

El camino de la vida está sembrado de piedras;
el caminante tropieza constantemente con ellas
y muchas veces se lastima.

Las piedras están ahí, a la vuelta de cada esquina,
esperándonos; pero...
¿Qué hay que hacer con ellas?

Hoy, día de campo, amaneció desapacible y lloviendo.
En el viaje se nos estropeó el motor del coche.
Los vecinos han puesto una música estridente.
Quise decirle la verdad pero se ofendió.
El tráfico está atascado y los nervios me descontrolan.
Los padres están a punto de separarse.

¿Qué hacer para no ser heridos por tanta agresión?

¿Cómo mantener los nervios en calma en medio,
de tantos agentes que nos atacan desde todas partes?

La Regla de Oro es:
Dejar que las cosas sean lo que son.
Deja que llueva, deja que haga calor o haga frío.
Deja que el río se haya salido del cauce madre
o que las heladas amenacen las cosechas.
Deja que el vecino sea antipático
o que la inflación se haya disparado.
Tu intento de solución acabó en fracaso,
no te irrites, ya pasó, déjalo.
Deja que el avión llegue atrasado
o que el tráfico esté atascado,
son las piedras del camino.

No te resistas, no te enojes con ellas
ni las trates a puntapiés, airándote,
sólo tú sufres con eso.

Sé delicado con las piedras,
acéptalas como son, tus cóleras
no las podrán suavizar, al contrario,
las harán más hirientes.

No te enojes, sé cariñoso y dulce
con ellas, ésta es la única manera
de que ellas no te hieran.

Y si no puedes asumirlas,
y si no las puedes cargar a hombros
con ternura y llevártelas a cuestas,
al menos déjalas atrás en el camino
como amigas.

Ignacio Larrañaga

Sofìa
09-21-2008, 09:16 PM
Cuando te sientas estresado ... estresada ...

Hace algunos años fui al doctor porque estaba constantemente enferma. Él me dijo que los síntomas eran el resultado de estar estresada. Estaba durmiendo mal, alimentándome inadecuadamente y exigiéndome más y más -todo en nombre del servicio al Señor-.

La palabra estrés era originalmente un término de ingeniería usado para referirse a la cantidad de fuerza que un balancín, u otro soporte físico, podía sostener bajo presión sin colapsar. En nuestro tiempo el término estrés ha sido ampliado para incluir la presión mental y emocional.

El estrés es algo normal en la vida de todos. Dios nos ha creado con la capacidad de sobrellevar una cierta cantidad de presión y tensión. El problema se suscita cuando nos esforzamos más allá de nuestras limitaciones, lo que nos puede llegar a ocasionar un daño permanente.

La paz está destinada a ser la condición natural de todo creyente en Jesucristo. Él es el Príncipe de Paz, y en Jesús encontramos nuestra herencia de paz. Es un don del Espíritu Santo que Él nos da cuando vivimos en obediencia a su Palabra.

La paz que Dios da se manifiesta en tiempos buenos o malos, cuando hay abundancia o escasez. Su paz opera en medio de la tormenta.

Filipenses 4:6-7
No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Fuente: Cómo encontrar ánimo para cada día. Joyce Meyer

Sofìa
10-01-2008, 08:42 AM
MIEDO AL EXITO O AL FRACASO

¿Tiene usted miedo al éxito o al fracaso? ¿Se ha preguntado alguna vez por qué no logra lo que se propone?, De seguro se lo ha preguntado y lo mas seguro es que no vuelva a intentarlo.

Definamos Miedo al Éxito: Temor a terminar con alguna dependencia, hacia algo o hacia alguién. La palabra éxito está asociada a salir, lograr, terminar y acabar con la dependencia de cualquier cosa. Por ejemplo muchos tienen miedo a salir de la pobreza, o tienen miedo a terminar una relación donde es abusada o maltratada por temor a quedarse sola, y así muchos tienen miedo al futuro no llegando a dar los pasos que tienen que dar esperando que las condiciones estén perfectas, es allí lo que se definiría como miedo al fracaso.

¿Quien quiere fracasar? De seguro ninguno, todos queremos tener éxito. A veces en la vida para tener éxito debemos darnos el permiso de fracasar. Del fracaso podemos sacar varias enseñanzas pero la primordial es esta: aprendemos como no hacerlo de esa forma.

Usted debe saber que el invento de la bombilla eléctrica se lo debemos a Thomas A. Edison, porque él nos “dio” la luz, él consiguió que tuviéramos luz en todas partes, que pudiéramos ver este mensaje por Internet … y porque en su vida no perdió ni un solo segundo para inventar la lámpara que nos proporciona iluminación artificial. Fracasó 2000 veces y él dijo “yo no he fracasado ni una sola vez, solamente ha sido un proyecto de 2000 pasos”.

Quiero ayudarle haciendo algunas preguntas: ¿Puede ver claramente qué es lo que impide que usted no logre lo que se propone?, ¿De verdad desea lograrlo?, ¿Puede imaginar como sería una vez logrado? ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Te animo a escribirme.

Es un tiempo para reflexionar y quisiera hacerle una pregunta que es de suma importancia, pues la pregunta que naturalmente le sigue es: ¿Cómo se sentiría una vez que logre sus metas o alcance sus sueños? Te toca a ti ver como sería tu vida si alcanzaras tus metas.

Sabia usted que una de las razones por las cuales no alcanzamos nuestros sueños es el sabotaje que nos hacemos nosotros mismos.

Sabes que cuando Dios te creo el dijo: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza” Génesis 1:26 (NVI) Dios depositó en ti Su espíritu y ese espíritu es ganador.

Algunas personas dicen querer triunfar en la vida y tener éxito, pero al mismo tiempo vemos como sabotean sus propios proyectos de muchas maneras, por medio de la postergación, no tener tiempo o no tener los recursos, en fin se crean limites, los limites están en tu mente. Otras personas comienzan a dar los pasos y cuando las cosas no salen como ellos quieren escuchamos la famosa frase: “lo importante es que lo intenté” y se quedan allí. El intentarlo no basta, necesitas cambiar tu actitud ante la vida, es tiempo de que te comprometas con tus sueños, que puedas generarlos.

Tienes todo lo que puedas necesitar: tienes a Dios, tienes la vida, tienes dones, talentos, experiencias, belleza y sobre todo las ganas de salir adelante, no te sabotees a ti mismo, no rechazes la oportunidad que tienes de aprender. El hecho de que fracases no significas que eres un fracasado. El fracaso no es tu identidad, tu verdadera identidad es que tú eres quien Dios dice que eres, eres creado por Dios para cosas grandes.

Te invito a soltar tus miedos: el miedo a crecer, el miedo a cambiar, el miedo a la inseguridad, el miedo a la soledad, el miedo a la envidia, el miedo al que dirán, el miedo a lograr, el miedo a perder, tantos miedos te han dejado paralizado. El llamado que hoy te hago es que puedas apropiarte de esta palabra:

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7 (LBLA)

Recuerda lo siguiente: nada ganas con lamentarte, nada ganas con quejarte, nada ganas con decir no soy capaz, no puedo, no tengo, pobrecito yo, la vida ha sido cruel conmigo, nadie me ama, nada ganas con ser victima, nada absolutamente ganas con ese tipo de pensamiento derrotista. Cambia tus pensamientos, conviértelos en victoria, empieza por ver tus fortalezas y tus dones, tus habilidades, ¿Cuales son las experiencias que has tenido? ¿Cómo usaras esas experiencias para alcanzar tus sueños? ¿En que eres bueno o buena?

Lo que Dios te ha dado es para que lo uses, para que vivas bien y puedas ayudar a otros a vivir la vida al máximo. Escríbeme y cuéntame de tus sueños, y como podemos ayudarte.
Señor, enséñanos a soltar los miedos y a ver todo lo que tu puedes hacer en mi vida Amén.

En amor y liderazgo,


Pedro SifontesConferencista y Entrenador de Liderazgo y Coaching. Fundador y Director del Centro de Liderazgo Creativo. Pastor del Centro Familiar Internacional Las Buenas Nuevas, Panamá.
Contacto: consejeriaycoaching@gmail.com

Maria Lizano Rodriguez
10-03-2008, 01:03 PM
MIEDO AL EXITO O AL FRACASO

¿Tiene usted miedo al éxito o al fracaso? ¿Se ha preguntado alguna vez por qué no logra lo que se propone?, De seguro se lo ha preguntado y lo mas seguro es que no vuelva a intentarlo.

Definamos Miedo al Éxito: Temor a terminar con alguna dependencia, hacia algo o hacia alguién. La palabra éxito está asociada a salir, lograr, terminar y acabar con la dependencia de cualquier cosa. Por ejemplo muchos tienen miedo a salir de la pobreza, o tienen miedo a terminar una relación donde es abusada o maltratada por temor a quedarse sola, y así muchos tienen miedo al futuro no llegando a dar los pasos que tienen que dar esperando que las condiciones estén perfectas, es allí lo que se definiría como miedo al fracaso.

¿Quien quiere fracasar? De seguro ninguno, todos queremos tener éxito. A veces en la vida para tener éxito debemos darnos el permiso de fracasar. Del fracaso podemos sacar varias enseñanzas pero la primordial es esta: aprendemos como no hacerlo de esa forma.

Usted debe saber que el invento de la bombilla eléctrica se lo debemos a Thomas A. Edison, porque él nos “dio” la luz, él consiguió que tuviéramos luz en todas partes, que pudiéramos ver este mensaje por Internet … y porque en su vida no perdió ni un solo segundo para inventar la lámpara que nos proporciona iluminación artificial. Fracasó 2000 veces y él dijo “yo no he fracasado ni una sola vez, solamente ha sido un proyecto de 2000 pasos”.

Quiero ayudarle haciendo algunas preguntas: ¿Puede ver claramente qué es lo que impide que usted no logre lo que se propone?, ¿De verdad desea lograrlo?, ¿Puede imaginar como sería una vez logrado? ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Te animo a escribirme.

Es un tiempo para reflexionar y quisiera hacerle una pregunta que es de suma importancia, pues la pregunta que naturalmente le sigue es: ¿Cómo se sentiría una vez que logre sus metas o alcance sus sueños? Te toca a ti ver como sería tu vida si alcanzaras tus metas.

Sabia usted que una de las razones por las cuales no alcanzamos nuestros sueños es el sabotaje que nos hacemos nosotros mismos.

Sabes que cuando Dios te creo el dijo: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza” Génesis 1:26 (NVI) Dios depositó en ti Su espíritu y ese espíritu es ganador.

Algunas personas dicen querer triunfar en la vida y tener éxito, pero al mismo tiempo vemos como sabotean sus propios proyectos de muchas maneras, por medio de la postergación, no tener tiempo o no tener los recursos, en fin se crean limites, los limites están en tu mente. Otras personas comienzan a dar los pasos y cuando las cosas no salen como ellos quieren escuchamos la famosa frase: “lo importante es que lo intenté” y se quedan allí. El intentarlo no basta, necesitas cambiar tu actitud ante la vida, es tiempo de que te comprometas con tus sueños, que puedas generarlos.

Tienes todo lo que puedas necesitar: tienes a Dios, tienes la vida, tienes dones, talentos, experiencias, belleza y sobre todo las ganas de salir adelante, no te sabotees a ti mismo, no rechazes la oportunidad que tienes de aprender. El hecho de que fracases no significas que eres un fracasado. El fracaso no es tu identidad, tu verdadera identidad es que tú eres quien Dios dice que eres, eres creado por Dios para cosas grandes.

Te invito a soltar tus miedos: el miedo a crecer, el miedo a cambiar, el miedo a la inseguridad, el miedo a la soledad, el miedo a la envidia, el miedo al que dirán, el miedo a lograr, el miedo a perder, tantos miedos te han dejado paralizado. El llamado que hoy te hago es que puedas apropiarte de esta palabra:

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7 (LBLA)

Recuerda lo siguiente: nada ganas con lamentarte, nada ganas con quejarte, nada ganas con decir no soy capaz, no puedo, no tengo, pobrecito yo, la vida ha sido cruel conmigo, nadie me ama, nada ganas con ser victima, nada absolutamente ganas con ese tipo de pensamiento derrotista. Cambia tus pensamientos, conviértelos en victoria, empieza por ver tus fortalezas y tus dones, tus habilidades, ¿Cuales son las experiencias que has tenido? ¿Cómo usaras esas experiencias para alcanzar tus sueños? ¿En que eres bueno o buena?

Lo que Dios te ha dado es para que lo uses, para que vivas bien y puedas ayudar a otros a vivir la vida al máximo. Escríbeme y cuéntame de tus sueños, y como podemos ayudarte.
Señor, enséñanos a soltar los miedos y a ver todo lo que tu puedes hacer en mi vida Amén.

En amor y liderazgo,


Pedro SifontesConferencista y Entrenador de Liderazgo y Coaching. Fundador y Director del Centro de Liderazgo Creativo. Pastor del Centro Familiar Internacional Las Buenas Nuevas, Panamá.
Contacto: consejeriaycoaching@gmail.com

Maria Lizano Rodriguez
10-03-2008, 01:11 PM
Pedro, hola espero que estes muy bien, yo soy nueva en esta pagina, pero no enla adiccion, me hice adicta apastillas recetadas por psiquiatras anteriormente, ya que en mi adolescencia, sufri de anoreexia y bulimia, luego siguio el alcohol, hasta que me enamore de las pastillas. Las he dejado de mamera intermitente, pero siempre vuelvo a ellas. Yo tengo 38 anos, una hija de 10 y mi segundo marido del cual estoy a punto de separarme. Tengo una semana limpia, con la gracia de Dios, orando y apoyandome en la oracion de la serenidad y el salmo 23, he logrado SOBREVIVIR estos dias, pero a veces siento que no puedo, me meti a Internet, porque me meti a un grupo de AA y no funciono muy bien, en este momento necesito oracion y palabras de paz para calmar mi corazon desbocado, necesito paz, tranquilidad, amor, que solo la abstinencia dada por Dios, me puede dar, yo soy catolica practicante y voy a misa todos los domingos con mi hija, es una misa especial, con un sacerdote que me ministra mucho, pero a el lo veo solo una vez a la semana y necesito palabras de apoyo y oracion mas constantes, espero que logre ayudarme.....MARIA:(

Maria Lizano Rodriguez
10-03-2008, 01:20 PM
Carta de Jesús
Que bonita carta, realmente me ministro mucho en este momento de sufrimiento que estoy pasando, esa carta fue el cirineo q me alivio un oco la cruz de la adiccion que llevo en mis espaldas. Soy una dicta a las pastillas proscritas por medicos, y las he dejado de manera intermitente, lo he intentado muchas veces y no he podido, ahhorita llevo una semana limpia, solo por la gracia de Dios, y necesito leer y sentir que Dios, mi padre con su hijo Jesus y el E.S., cuidad de mi y estan a mi lado en este dificil camino que estoy recorriendo. Gracias MARIA
Querido amigo... querida amiga:

Aquí estoy de nuevo a tu lado con esta carta en la que quiero hablarte de ese interés mío de no dejarte nunca solo. Es posible que hayas pensado alguna vez que no te hago caso porque no te contesto a la primera, o no te doy lo que me pides. Seguro que has sentido la dura experiencia de la soledad. Te comprendo perfectamente porque yo también la sentí.; ¿recuerdas que me sentía muy sólo en la oración del huerto? y no digamos en la cruz, cuando salieron de mi alma divina, y de mi boca humana, aquellas palabras que muchos todavía no entendéis: 'Padre, ¿por qué me has abandonado? Tenía que sufrir hasta el máximo por amor a ti y a todos los hombres.

Hay un dolor más fuerte que el físico; es el dolor espiritual de no sentir consuelo, ni palabras de alivio, ni descanso en un tormento que nadie podrá sentir igual. Son muchísimos los hombres que sufren dolores extremos, y soledades abrumadoras, es verdad; pero yo era Dios despojado, por voluntad del padre, y para salvar a los hombres, de todo el poder divino, de la grandeza de la gloria, de la alabanza de los cielos. Sólo me acompañó el llanto de mi madre María, y de Juan y otras mujeres. Mi padre Dios quiso que todos comprendierais hasta qué punto ama al hombre, que retira el consuelo a su propio hijo cuando más lo necesitaba; ya sé que para ti esto es un misterio, pero fue una realidad.

Pero, ni el padre ni yo te dejaremos solo a ti. Ya pagué yo por los pecados de tantas soledades extremas que la humanidad ha padecido por falta de amor fraterno. No te niego que sufras muchas veces decepciones, abandonos e infidelidades; tampoco te oculto que nuestra compañía no se hace siempre palpable y milagrosa.

Estoy ahí a tu lado, sé lo que estás sufriendo; conozco tus problemas personales, familiares, laborales, económicos; no ignoro que, a veces, esas situaciones duras te pueden quitar la paz e incluso, que te llegue la tentación de la desesperación. La naturaleza humana es muy limitada y hay momentos que no puede más y corre peligro de romperse pero, no lo olvides, yo estoy a tu lado; nunca te dejaré sólo con tu mal, ni con tu problema. Estoy a la cabecera de cada enfermo, junto a los marginados y desechados de la sociedad, en las casas de los que no tienen qué comer, en los desahuciados por la medicina, en los pobres que han caído por debilidad o por cobardía, en el sida y en tantas enfermedades fruto, muchas veces, del desorden moral. Sí, estoy donde hay una hambruna y una epidemia y un terremoto y un accidente de carretera, y un crimen; estoy ofreciendo la ayuda de la gracia, extendiendo la mano para que se agarren los que se hunden, mirando a los ojos de los descreídos y desamorados pero, hay algo que no quiero violar: la libertad de cada uno. También quiero que sepas que, con mi dolor, no se quitó el dolor del mundo, la cruz sigue plantada en medio de la vid porque hay algo más que el bienestar del cuerpo, es la santidad del alma.

Ya sé que me vas a decir que muchos se pierden por no saber encajar sobrenaturalmente el dolor. ¡Cuántas ofensas recibo por parte de aquellos que no aceptan la más mínima contrariedad! ¡Cuántas blasfemias debo soportar de aquellos que no aceptan el fracaso, la humillación, el revés de la vida! Pero que sepan que no están solos, aunque piensen que Dios los ha abandonado y no creen en ese Dios que no remedia todos los males.
Amigo mío, si todo lo tuviéramos que resolver a base de milagros qué fácil sería todo; pronto vendría el total abandono del esfuerzo, la dejadez y el egoísmo más despreciable; el hombre sería como el niño mimado a quien todo se lo dan resuelto y, cuando llega la hora de la verdad, y tiene que enfrentarse con la realidad de la vida, se derrumba. No lo olvides, la vida es una lucha constante contra todas las adversidades que surgen cuando menos lo esperas.

La tierra no es el cielo; esta es la equivocación de muchos, la tierra es imperfecta, el hombre es imperfecto. Tú estás sometido a las limitaciones de la propia naturaleza. ¿Qué es lo que ha cambiado? Que todo eso es santificable, santificante, santificador. Precisamente, con todo ese sufrimiento que te va acompañando en tu caminar por el mundo, tú te vas ganando el cielo con la ayuda de mi gracia porque yo estoy contigo, camino a tu lado, no te dejo sólo nunca.

Quiero terminar la carta haciéndote un encargo importante: Dile a todos los que se sienten desgraciados que, para mí, son felices, bienaventurados, si junto al dolor ponen amor y confianza. La cruz hay que llevarla cada día, nadie está exento de ella; pero dile a todos los que viven su vía crucis particular que yo estoy con ellos, como un cirineo que quiere aliviar el peso del dolor y acompañar a cada uno hasta el final de la carrera, hasta el calvario que todos tenéis que afrontar. Tú diles que yo nunca os dejaré solos, estaré siempre con vosotros hasta el final. Diles que se lo crean de verdad.

Tu amigo,

Jesús


P. Eusebio Gómez Navarro OCD

Sofìa
10-03-2008, 02:20 PM
Hola Maria Lizano Rodriguez... ÈL està con vos en todo momento le lo aseguro...orarè por vos... solo te escribo este poquito porque estoy escasa de tiempo... màs tarde te compartirè cosas que me suceden a mì en este sentido, soy fàrmacodependiente como vos.

Abrazos cariñosos;

Sofìa
10-03-2008, 09:20 PM
Hola Maria Lizano Rodriguez:

Todavìa tomo un par de medicinas por problemas fìsicos y soportar el agobio del dolor de mi columna Lumbosacra. Muchas años atràs eran el triple, poco a poco estoy dejando de usar este tipo de drogas indicadas, y trato de soportar màs dolor y he logrado que mi umbral de dolor crezca. Cuando estoy màs afectada: oro, medito y me recuesto en posiciòn fetal invocando la presencia y protecciòn divina... esto me ha dado magnìficos resultados.

Agradezco tu escucha.

Saludos cariñosos;

Sofìa:cool:

Hola Maria Lizano Rodriguez... ÈL està con vos en todo momento le lo aseguro...orarè por vos... solo te escribo este poquito porque estoy escasa de tiempo... màs tarde te compartirè cosas que me suceden a mì en este sentido, soy fàrmacodependiente como vos.

Abrazos cariñosos;

Maria Lizano Rodriguez
10-03-2008, 09:47 PM
Me encantaria, pues ahorita estoy en el proceso de limpieza y ocupo mucha ayuda y oracion de parte de todas las personas q como yo, cargamos esta cruz, a ver si nos ponemos de acuerdo a ver a que horas estas en el foro, en mi pais son las 10 47 p.m
Gracias por tu apoyo.

Hola Maria Lizano Rodriguez... ÈL està con vos en todo momento le lo aseguro...orarè por vos... solo te escribo este poquito porque estoy escasa de tiempo... màs tarde te compartirè cosas que me suceden a mì en este sentido, soy fàrmacodependiente como vos.

Abrazos cariñosos;

Sofìa
10-03-2008, 09:51 PM
Textos Bíblicos para Memorizar

1. EL AMOR DE DIOS

-Con amor eterno te he amado: Jer 31.3
-Dios es amor: 1Jn 4,8
-Los montes se correrán y las colinas se moverán, pero mi amor de ti no se apartara: Is 54.10
-Otros textos: Is 43.1: 49.15: 1Jn 4.19

2. EL PECADO

-Todos pecaron y están privados de (la gloria de) Dios: Rom 3.23
-Todo el que comete pecado es un esclavo: Jn 8.34
-El salario del pecado es la muerte: Rom 6.23
-Otros textos: Rom 11,32: 14,23: Sal 51.27: Gen 2.17: Jn 9.41: Prov: 8.36

3. LA SALVACION

-Tanto amo Dios al mundo que le envió a su hijo único… no para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve: Jn 3,16-17
-Yo he venido para que tengan una vida y la tengan en abundancia: Jn 10.10
-Jesús Nuestro Señor fue entregado por nuestros pecados y fue resucitado para nuestra justificación: Rom 4.24-25
-Otros textos: Rom 5.8: Col 2.13-14: Ef 2.4-5: 1Jn 1.7: Mq 7.19: Jn 16.33: Hech 4.12: 1 Tm 2.5

4. FE Y CONVERSION

-Han sido salvados por gracia, mediante la fe y esto no proviene de ustedes mismos, sino que es don de Dios: Ef 2.8
-El que no nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios: Jn 3.3
-Arrepiéntanse y conviértanse para que sus pecados sean borrados: Hech 3.19
-Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno me oye mi voz y me abre la puerta, cenare con el y el conmigo: Ap 3.20
-Otros textos: Jn 7.37-39: Rom 5.1-2: 1Jn 1.9: Hech 2.38

5. EL ESPIRITU SANTO

-Yo les daré un nuevo corazón e infundiré un Espíritu nuevo: Ez 36.26
-Serán bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días: Hech 1.5
-La promesa es para ustedes y sus hijos y para todos los que están lejos; para cuantos llame el Señor Dios nuestro: Hech 2.39
-El que tenga sed, que se acerque y el que quiera reciba gratuitamente el agua de vida: Ap 22.17
-Otros textos: Jn 7.37-39: Lc 11.13: Ex 37.14: Gal 3.14

6. LA COMUNIDAD

-Nosotros, siendo muchos, no formamos sino un solo cuerpo en Cristo, siendo cada uno miembro de los otros: Ez 36.26
-(El creyente) unido a Cristo, en quien todo el cuerpo, por medio de junturas y ligamentos, recibe nutrición y cohesión, para realizar su crecimiento en Dios: Col 2.19
-Ustedes son linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido…hora son pueblo de Dios: 1Pe 2.9-10
-Otros textos: 1Tm 3.15: Ef 2.20: 4.11-13: Hech 2.42

Maria Lizano Rodriguez
10-04-2008, 04:23 PM
Gracias Sofia por esa hermosa carta. Yo siento a mi Dios actuando sobre mi todoss los dias de mi vida, el me vendice constantemente, economicamente, moralmente, fisicamente. Tenggo una hija maravillosa, una madre espectacular, personas que me adoran sin yo quizas merecerlo. Lo peor de todo es que ellos me creen la mujer perfecta, la madre perfecta, la profesional perfecta, la hija perfecta, la esposa IMPERFECTISIMA Y quizas un poco enferma, me notant tv muy delgada y ojerosa. Todo esto porq mi adiccion no es como la de un adicto al crack o al alcohol, sino q es privada, cunado nadie me ve, cuando todos duermen, o el efcto no es tan evidente, solo ven una mujer muy activa, llena de energia que se esfuerza por ser perfecta, y todo esto es muy desgastante, no poder hablerlo con nadie, el unico q lo sabe mi esposo, tenemos practicamente 3 meses de no hablarnos, yo siento q ya no lo quiero, yo me tome la desicion de casrme y me case empastillada, con mis sentidos y mis sentimientos nublados, drogados, cuando deje mi adiccion por un tiempo largo, como 6 meses, me di cuenta de q el hombre q estaba al lado mio, no era lo q yo queria, yo se q le he hecho mucho dano, pero no puedo evitarlo, lo unico q he podido hacer es orar y dejarlo en manos de Dios, para q el me ayude a saber cual camino debo de seguir. Yo cargo esa cruz sola, sin poder flaquear, pues tengo una hija de 10 anos, que me ve como LA MEJOR MAMA DEL MUNDO, claro siempre dispuesta, a estudiar, jugar, brincar, incansable, todo por las pastillas, y eso ha hecho q ella exija mucho de mi y el remordimiento no me deja avc decir .....hoy no mi amor estoy cansada y eso me ha hecho recaer varias veces, por eso les pido que oren por mi q me ayuden junto con el padre, el hijo y el espiritu santo a sobrellevar esta cruz, y que por medio de la luz divina, sepa com salir de esto, sin hacer da;o a nadie mas. GRACIAS:o




Carta de Jesús

Querido amigo... querida amiga:

Aquí estoy de nuevo a tu lado con esta carta en la que quiero hablarte de ese interés mío de no dejarte nunca solo. Es posible que hayas pensado alguna vez que no te hago caso porque no te contesto a la primera, o no te doy lo que me pides. Seguro que has sentido la dura experiencia de la soledad. Te comprendo perfectamente porque yo también la sentí.; ¿recuerdas que me sentía muy sólo en la oración del huerto? y no digamos en la cruz, cuando salieron de mi alma divina, y de mi boca humana, aquellas palabras que muchos todavía no entendéis: 'Padre, ¿por qué me has abandonado? Tenía que sufrir hasta el máximo por amor a ti y a todos los hombres.

Hay un dolor más fuerte que el físico; es el dolor espiritual de no sentir consuelo, ni palabras de alivio, ni descanso en un tormento que nadie podrá sentir igual. Son muchísimos los hombres que sufren dolores extremos, y soledades abrumadoras, es verdad; pero yo era Dios despojado, por voluntad del padre, y para salvar a los hombres, de todo el poder divino, de la grandeza de la gloria, de la alabanza de los cielos. Sólo me acompañó el llanto de mi madre María, y de Juan y otras mujeres. Mi padre Dios quiso que todos comprendierais hasta qué punto ama al hombre, que retira el consuelo a su propio hijo cuando más lo necesitaba; ya sé que para ti esto es un misterio, pero fue una realidad.

Pero, ni el padre ni yo te dejaremos solo a ti. Ya pagué yo por los pecados de tantas soledades extremas que la humanidad ha padecido por falta de amor fraterno. No te niego que sufras muchas veces decepciones, abandonos e infidelidades; tampoco te oculto que nuestra compañía no se hace siempre palpable y milagrosa.

Estoy ahí a tu lado, sé lo que estás sufriendo; conozco tus problemas personales, familiares, laborales, económicos; no ignoro que, a veces, esas situaciones duras te pueden quitar la paz e incluso, que te llegue la tentación de la desesperación. La naturaleza humana es muy limitada y hay momentos que no puede más y corre peligro de romperse pero, no lo olvides, yo estoy a tu lado; nunca te dejaré sólo con tu mal, ni con tu problema. Estoy a la cabecera de cada enfermo, junto a los marginados y desechados de la sociedad, en las casas de los que no tienen qué comer, en los desahuciados por la medicina, en los pobres que han caído por debilidad o por cobardía, en el sida y en tantas enfermedades fruto, muchas veces, del desorden moral. Sí, estoy donde hay una hambruna y una epidemia y un terremoto y un accidente de carretera, y un crimen; estoy ofreciendo la ayuda de la gracia, extendiendo la mano para que se agarren los que se hunden, mirando a los ojos de los descreídos y desamorados pero, hay algo que no quiero violar: la libertad de cada uno. También quiero que sepas que, con mi dolor, no se quitó el dolor del mundo, la cruz sigue plantada en medio de la vid porque hay algo más que el bienestar del cuerpo, es la santidad del alma.

Ya sé que me vas a decir que muchos se pierden por no saber encajar sobrenaturalmente el dolor. ¡Cuántas ofensas recibo por parte de aquellos que no aceptan la más mínima contrariedad! ¡Cuántas blasfemias debo soportar de aquellos que no aceptan el fracaso, la humillación, el revés de la vida! Pero que sepan que no están solos, aunque piensen que Dios los ha abandonado y no creen en ese Dios que no remedia todos los males.
Amigo mío, si todo lo tuviéramos que resolver a base de milagros qué fácil sería todo; pronto vendría el total abandono del esfuerzo, la dejadez y el egoísmo más despreciable; el hombre sería como el niño mimado a quien todo se lo dan resuelto y, cuando llega la hora de la verdad, y tiene que enfrentarse con la realidad de la vida, se derrumba. No lo olvides, la vida es una lucha constante contra todas las adversidades que surgen cuando menos lo esperas.

La tierra no es el cielo; esta es la equivocación de muchos, la tierra es imperfecta, el hombre es imperfecto. Tú estás sometido a las limitaciones de la propia naturaleza. ¿Qué es lo que ha cambiado? Que todo eso es santificable, santificante, santificador. Precisamente, con todo ese sufrimiento que te va acompañando en tu caminar por el mundo, tú te vas ganando el cielo con la ayuda de mi gracia porque yo estoy contigo, camino a tu lado, no te dejo sólo nunca.

Quiero terminar la carta haciéndote un encargo importante: Dile a todos los que se sienten desgraciados que, para mí, son felices, bienaventurados, si junto al dolor ponen amor y confianza. La cruz hay que llevarla cada día, nadie está exento de ella; pero dile a todos los que viven su vía crucis particular que yo estoy con ellos, como un cirineo que quiere aliviar el peso del dolor y acompañar a cada uno hasta el final de la carrera, hasta el calvario que todos tenéis que afrontar. Tú diles que yo nunca os dejaré solos, estaré siempre con vosotros hasta el final. Diles que se lo crean de verdad.

Tu amigo,

Jesús


P. Eusebio Gómez Navarro OCD

Sofìa
10-04-2008, 07:22 PM
Marìa linda... ¡¡¡ BIENVENIDA !!!:)

Y no te tratès tan duramente amiga mìa... vos en todo momento has hecho lo mejor que puedes... ¿què sucede ahora que estàs consciente? reconocès muchos errores... te suguiero poner lìmites, empezando por vos misma... como te expresas parece que sos tu peor e implacable verdugo... tu peor crìtico... te suguiero para superar este problema: dejar de esforzarte por parecer perfecta... es una "falsa creencia"... perfecto solo Dios.

Marìa, Dios nos hizo seres humanos perfectos de la cabeza a los pies... no Dioses perfectos... los humanos como vos y yo y el resto de participantes de este Foro, tus familiares y màs... somos seres vulnerables, dèbiles, que cometemos errores, nos equivocamos... somos finitos... limitados.

Marìa linda, te invito que dejès ser a Dios en tu vida, no lo sustituyàs, no lo llevès de co-piloto... solo ÈL pudo cargar con todas nuestras faltas... vos no podès con vos misma y como te vas a ser cargo del resto... es autoengaño amiga mìa... es "falsa creencia"... es falta de sano juicio creernos y aparentar ser fuertes y superiores, eso no es bondad, es egoismo consigo mismo, con los tuyos. Uno se enferma de andar enmascarando el sufrimiento... y el cuerpo que es sabio, saca el dolor por donde puede... y para no sentir... ¿què haces?... ¿què es lo màs fàcil? negar el problema, evadirlo... empastillarte... anestesiarte.

¿Porquè no permitìs que te conozcan como sos verdaderamente?... querès controlar para creer que tenès algùn poder. Soltà las riendas y entregàselas a Dios... Èl ya soportò la cruz y nos invita con su ejemplo, a dar fe y testimonio de amor a nuestros semejantes... y la caridad empieza por casa: Àmate a vos misma primero, para amar a Dios sobre todas las cosas y al pròjimo màs inmediato: hija, esposo, padres y demàs parientes, amigos y amigas.

Toma lo que te sirve de mi compartir, hice lo mejor que pude en este momento.

Desde ya estàs presente en mis oraciones;

Un fuerte abrazo;

Sofìa

Gracias Sofia por esa hermosa carta. Yo siento a mi Dios actuando sobre mi todoss los dias de mi vida, el me vendice constantemente, economicamente, moralmente, fisicamente. Tenggo una hija maravillosa, una madre espectacular, personas que me adoran sin yo quizas merecerlo. Lo peor de todo es que ellos me creen la mujer perfecta, la madre perfecta, la profesional perfecta, la hija perfecta, la esposa IMPERFECTISIMA Y quizas un poco enferma, me notant tv muy delgada y ojerosa. Todo esto porq mi adiccion no es como la de un adicto al crack o al alcohol, sino q es privada, cunado nadie me ve, cuando todos duermen, o el efcto no es tan evidente, solo ven una mujer muy activa, llena de energia que se esfuerza por ser perfecta, y todo esto es muy desgastante, no poder hablerlo con nadie, el unico q lo sabe mi esposo, tenemos practicamente 3 meses de no hablarnos, yo siento q ya no lo quiero, yo me tome la desicion de casrme y me case empastillada, con mis sentidos y mis sentimientos nublados, drogados, cuando deje mi adiccion por un tiempo largo, como 6 meses, me di cuenta de q el hombre q estaba al lado mio, no era lo q yo queria, yo se q le he hecho mucho dano, pero no puedo evitarlo, lo unico q he podido hacer es orar y dejarlo en manos de Dios, para q el me ayude a saber cual camino debo de seguir. Yo cargo esa cruz sola, sin poder flaquear, pues tengo una hija de 10 anos, que me ve como LA MEJOR MAMA DEL MUNDO, claro siempre dispuesta, a estudiar, jugar, brincar, incansable, todo por las pastillas, y eso ha hecho q ella exija mucho de mi y el remordimiento no me deja avc decir .....hoy no mi amor estoy cansada y eso me ha hecho recaer varias veces, por eso les pido que oren por mi q me ayuden junto con el padre, el hijo y el espiritu santo a sobrellevar esta cruz, y que por medio de la luz divina, sepa com salir de esto, sin hacer da;o a nadie mas. GRACIAS:o

Sofìa
10-08-2008, 09:13 PM
Hoy es posible la esperanza

“Quien construye la vida sobre la materia, sobre el éxito,
sobre todo lo que parece ser, construye sobre arena.
Sólo la Palabra de Dios es el fundamento de toda la realidad,
es estable como el cielo y más que el cielo, es la realidad.
Por tanto debemos cambiar nuestro concepto de realismo.
Realista es quien reconoce en la Palabra de Dios,
en esta realidad aparentemente tan débil,
el fundamento de todo.” (S.S.Benedicto XVI – 06/09/08)

El cristiano debe ser un hombre de esperanza.
Tenemos que ser optimistas, mirar al futuro
con confianza. Pero la realidad es caótica,
por mucho que intentemos maquillarla.
Lo que ocurre es que está mal visto decirlo.
Parece que si nos lamentamos mucho
nos convertimos en llorones o en profetas
de calamidades. Pero tampoco debemos cerrar
los ojos por crudo que sea el panorama.

Hoy día los medios de comunicación nos ofrecen
continuamente imágenes impresionantes sobre
los desastres y atrocidades que ocurren por todo el mundo.
Generalmente se fijan intensamente en un punto del globo.
Pero pronto se olvidan de ese foco de atención
para pasar a otro. A veces podemos pensar que
cuando las malas noticias sobre determinada zona
dejan de salir en televisión, es porque han desaparecido
los problemas. Pero la cruda realidad sigue igual:
que nadie piense que ya no hay sufrimiento
en el mundo, que todo es vida y dulzura.

Por una parte corremos el riesgo de acostumbrarnos
a todos estos males como quien se acostumbra
a ver películas de terror. Por otra, aunque nuestra
sensibilidad y buenos deseos puedan mover
nuestros corazones a solidarizarnos y prestar
nuestra ayuda, podemos desmoralizarnos al ver
lo mal que se distribuyen nuestras ayudas.
O podemos, quizá, experimentar una enorme
impotencia al ver que lo poco que sirven nuestros
pequeños esfuerzos ante la desastrosa actitud
de tantos políticos incompetentes o corruptos.

Son muchas las miserias y fracasos que está
viviendo la humanidad, en el siglo XXI.
Hay un montón de situaciones insostenibles
de injusticia y de crueldad. Ciertamente no se ve
nada fácil la salida. ¿Serán los dolores de parto
que decía San Pablo, esperando el nacimiento
de una nueva humanidad?

Parece mentira que después de dos mil años
de cristianismo tengamos tan marginada
la aplicación de la doctrina de Jesús.
Y sin embargo, Él es el único camino, no hay otro.
Con razón decía alguien que el mandamiento “nuevo”
de Jesús se llama así, porque está casi sin estrenar.
¡Qué distinto sería el mundo si tuviéramos presente
el mensaje de amor de Jesús!

Ante el panorama tan desastroso que se está
viviendo en numerosos rincones de la tierra resulta
fácil comprender la importancia que tiene construir
la vida sobre el fundamento firme de la Palabra de Dios.
Ella nos hace posible la esperanza.

Fuente:Mensaje Espiritual

Sofìa
10-09-2008, 10:16 AM
Amigos y amigas... acabo de recibir este correo y es bueno escuchar la parte del Mensaje que señalo en rojo. Sofía

__________________________________________________ _____________


APAGON


El silencio me despertó a las 5:30 una mañana. No se escuchaba el zumbido de las aspas del abanico, ni el tranquilizador murmullo de la nevera en el primer piso. Un vistazo por la ventana confirmó que un apagón había dejado a nuestro vecindario sin electricidad, justo cuando la gente se preparaba para ir a trabajar.

Me di cuenta de que los relojes despertadores no iban a sonar, y no íbamos a tener TV para ver las noticias. Las cafeteras, tostadoras, secadores de pelo y muchos teléfonos serían totalmente inservibles. Comenzar un día sin electricidad era simplemente un inconveniente y una interrupción de la rutina. Pero parecía un desastre.

Entonces pensé en las muchas veces que comienzo el día apresuradamente sin electricidad espiritual. Paso más tiempo leyendo el periódico que la Biblia. Los programas de radio sustituyen al Espíritu. Reacciono ante las personas y circunstancias difíciles con un espíritu de temor y no con el espíritu de poder, de amor y de dominio propio que Dios nos ha dado. (2 Timoteo 1:7).

Debo parecer tan desaliñado espiritualmente como una persona que se viste y se arregla en la oscuridad.

Nuestro apagón fue corto, pero queda la lección de mi necesidad de comenzar cada día buscando al Señor. Su fortaleza no es para que yo triunfe y esté bien, sino para que planifique a Cristo viviendo en su poder. -DCM

2 Timoteo 1:7
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Fuente: Nuestro Pan Diario 2005

Sofìa
10-13-2008, 08:08 AM
«Cuando te sientas preocupado»

Dios quiere cuidar de nosotros, pero para permitírselo, nosotros debemos dejar de cuidarnos. Muchas personas quieren que Dios se ocupe de ellas mientras se preocupan o tratan de encontrar una respuesta, en lugar de esperar la dirección de Dios. En realidad, lo que hacen es revolcarse en sus propias "cenizas" y aún así, pretenden que Dios les dé gloria. Para que Dios nos dé de su gloria debemos darle las "cenizas".

Le entregamos nuestras preocupaciones confiando en que Él puede y habrá de cuidar de nosotros. Hebreos 4:3 dice: "En tal reposo entramos los que somos creyentes (los que unimos, confiamos y descansamos en Dios)..."

Entramos en el reposo de Dios a través de la fe. La preocupación es lo opuesto a la fe. La preocupación nos roba la paz, nos desgasta físicamente y puede aun enfermarnos. Si estamos preocupados, no confiamos en Dios, y tampoco entramos en su reposo.

¡Qué gran negocio! Tú le das a Dios cenizas, y Él te da gloria. Le entregas todas tus preocupaciones y problemas, y Él te da protección, estabilidad, un lugar de refugio y plenitud de gozo, el privilegio de ser cuidado por Él.

Jesús no se preocupó, y nosotros tampoco debemos hacerlo.

Salmos 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo, se acoge a la sombra del Todopoderoso (cuyo poder ningún enemigo puede frenar).

Fuente: Cómo encontrar ánimo para cada día. Joyce Meyer. Edit. Peniel;)

Sofìa
10-17-2008, 08:33 AM
Evangelio según San Lucas 12,1-7.

Mientras tanto se reunieron miles de personas, hasta el punto de atropellarse unos a otros. Jesús comenzó a decir, dirigiéndose primero a sus discípulos: "Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. No hay nada oculto que no deba ser revelado, ni nada secreto que no deba ser conocido. Por eso, todo lo que ustedes han dicho en la oscuridad, será escuchado en pleno día; y lo que han hablado al oído, en las habitaciones más ocultas, será proclamado desde lo alto de las casas. A ustedes, mis amigos, les digo: No teman a los que matan el cuerpo y después no pueden hacer nada más. Yo les indicaré a quién deben temer: teman a quel que, despues de matar, tiene el poder de arrojar a la Gehena. Sí, les repito, teman a ese. ¿No se venden acaso cinco pájaros por dos monedas? Sin embargo, Dios no olvida a ninguno de ellos. Ustedes tienen contados todos sus cabellos: no teman, porque valen más que muchos pájaros. Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Comentario del Evangelio por : Papa Benedicto XVI Encíclica «Spes salvi», 27

«A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo a los que matan el cuerpo»

El que no conoce a Dios, aunque tenga múltiples esperanzas, está, en el fondo, sin esperanza, sin la gran esperanza que sostiene toda existencia (cfr Ef 2,12). La verdadera, la gran esperanza que se mantiene a pesar de todas las desilusiones, tan sólo puede ser Dios –el Dios que nos ha amado y nos ama siempre «hasta el fin», hasta el «todo se ha cumplido» (Jn 13,1; 19,30).

El que ha sido tocado por el amor comienza a comprender lo que sería precisamente «la vida». Comienza a comprender lo que quieren decir las palabras de esperanza en el rito del bautismo: «De la fe espero la vida eterna», la vida verdadera, la que, totalmente y sin conminaciones, es simplemente la vida en toda su plenitud. Jesús, que ha dicho «he venido para que tengan vida y la tengan abundante» (Jn 10,10), nos ha explicado qué significa «la vida»: «La vida eterna es que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo» (Jn 17,3). La vida en el sentido verdadero, no se tiene en sí misma, de sí misma, ni tan sólo por sí misma: es una relación. Y la vida en su totalidad es relación con Aquel que es la fuente de la vida. Si estamos en relación con aquel que no muere, que él mismo es la Vida y el Amor, entonces estamos en la vida. Entonces vivimos.

Sofìa
10-27-2008, 10:00 PM
Hola a todos y todas en este Foro...:(

Està adentrada la noche y me siento sola, desconsolada, deseosa que el Poder Superior de alguna forma se apareciera y me hablara...me dijera què hacer cuando me es difìcil comprender las actitudes humanas... siento deseos de dejar este mundo mediocre lleno de muchos sinsabores, de problemas mentales, emocionales, espirituales... deseara que fuese màs fàcil lidiar con las personas y con los problemas de codependencia, pero la realidad es otra, la codependencia es una enfermedad mortal, silenciosa y ataca cuando menos se espera, es como si fuese el mismo demonio... creo que esa horrible criatura se disfraza de enfermedad, atacando el pensamiento, y disminuyendo la voluntad para luchar y para hacer las cosas que tienen el poder de estabilizarme... cosas sencillas que implican autodisciplina, tesòn, constancia, valor, voluntad, perseverancia, fe en que hoy tengo todo lo que necesito, no todo lo que quiero, pero poseo lo vital... la Povidencia divina me lo proporciona.

En estos momentos necesito aplicar el Segundo Paso: Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros podrìa devolvernos el sano juicio. CREER es la palabra clave, es la llave de la estabilidad, creer aun sin FE como lo hacìa cuando empezè aplicar el Programa de 12 Pasos, solamente hacìa "como si creyera" con la convicciòn de que iba a suceder lo mejor para mì y demàs seres queridos. Ahora soy màs consciente de mi sensibilidad al dolor humano y me duele sobremanera ver como otras personas estàn afectadas por el alcoholismo de algunos de sus padres, o esposo, o amigos etc... y que son muy enfermos de codependencia y les cuesta admitirlo, y avanzan un poco y retroceden montòn, por querer "resolver instantàneamente su vida" con poco trabajo y aplicaciòn del Programa de 12 pasos. Desean que el milagro se produzca sin hacer mayores esfuerzos.

Aplicar el 2do Paso de Al-Anon, me permite dejar todo lo que siento, pienso, digo y hago en manos del Poder Superior, sin querer sustituirlo, porque de nada sirve, solo me trae dolor... frustraciòn, el no poder controlar, ni cambiar a nadie màs que a mi misma. Cuando deseo controlar, esta manifestaciòn de la codependencia me controla a mi, desubicàndome, distrayendo la atenciòn de mi misma y confundiendo mis sentimientos, trayendo hacia mì el temor, la "falsa creencia" que estoy actuando mal, me subvalorizo, me asalta la duda, el miedo se vuelve una gran sombra que aprisiona mi mente y cuerpo, dificultàndome salir de ese estado.

Escribo para no paralizarme... al contrario, escribo para compartir mis penas, mi impotencia y hasta puedo decir el dolor que me provoca el desear que personas cercanas afectivamente a mì, cambien y tomen conciencia de su problemàtica afectiva... se que no puedo transformar a los demàs, que el "desear, el querer: son apegos"... y ello me pone ingobernable... pierdo el juicio al desenfocarme de mì misma y pretender que otros adquieran el nivel de conciencia que visualizo de sus problemàticas.

Me duele mucho entender la enfermedad de la codependencia y poder hacer tan poco para contribuir a superar esta problemàtica. Me duele ver como las mujeres nos enredamos en relaciones de violencia, esclavitud, irrespeto por estar "dormidas", "anestesiadas"... atadas de manos y pies al seguir trasladando patrones de complacencia, sumisiòn y silencio.

Quisiera seguir escribiendo, pero debo cambiar de actividad, necesito orar, quedarme quieta... y despuès descansar, recobrar fuerzas porque mañana es otro dìa y seguro serà mejor que HOY.

Afectuosa;

Sofìa
10-31-2008, 11:20 AM
PARA PONER AL DÍA LA FE

"La humanidad abriga una esperanza:
verse liberada de la esclavitud
y alcanzar la libertad de los hijos de Dios.
Mientras, lanza gritos de dolores de parto."

[Pablo, Romanos 8, 20]

Los adelantos en el conocimiento de lo cristiano están siendo tan profundos, tan radicalmente innovadores e iluminadores en cualquier campo, que todo creyente responsable está obligado a ponerse al día y repensar su fe.

Quizás tenga que desmontar usted muchos de sus viejos esquemas.

Nuestra verdadera y única intención es ayudarle a apuntalar su fe en Jesús de Nazaret; aumentar su amor a la humanidad; y que no pierda nunca su esperanza en el Padre de todos.

No tenemos ninguna gana de escandalizar a nadie ni de jugar con cosas tan serias.

Este portal no es para todos. No se escribe para esa, todavía enorme, cantidad de creyentes que vive, tranquila y segura, su fe en un Dios Padre que ama a los hombres, premia a los buenos y castiga a los malos, a las que las teologías sólo pueden perturbar. Hijos anónimos de un Dios bueno. Muchos, sin saberlo.

Estas páginas se escriben pensando en los otros. Los que sufren su fe enredada en una iglesia clerical a la que no comprenden ni, a veces, aceptan. A ellos quisiéramos decirles que no están solos; que somos muchos.

Las conclusiones a las que llegamos están implícitas o explícitas en la mayoría de los libros de los mejores teólogos y en los análisis más actuales sobre el contenido de los libros sagrados del cristianismo.

Nada hay terminado en Teología. En el mundo católico – el nuestro – se padece una inflación de dogmas, soluciones, y respuestas. Dogmas, soluciones y respuestas devaluadas. Sin valor ya en el “mercado”.

Renovar no es renegar. Repensar no es abjurar. Madurar no es olvidar. La relatividad no es relativismo.

O crecemos o se nos muere la fe. Una fe adulta es una fe personal, valiente, sin miedos infantiles. La fe adulta sólo se encuentra en personas adultas que no tienen miedo a preguntarse, no tienen miedo a la duda, no tienen miedo a caminar a contracorriente, a protestar ante el Sanedrín, a preguntar, una y otra vez a Jesús: ¿dónde vives?

Dentro de la pluralidad y diversidad de temas encontrarás un río de pensamientos nuevos, luces nuevas que no te dejarán indiferente: te indignarás o te tranquilizará. Pero no te pares: sigue tú pensando, buscando. Vive tu fe como un adulto.

La misma vida te irá hablando de Dios. “Hay otras muchas cosas que ahora no podéis comprender. El Espíritu os irá llevando hacia la Verdad Toda”.

Luís Alemán Mur

Sofìa
11-01-2008, 08:08 AM
La caridad es paciente, es servicial, no es envidiosa, no se pavonea, no se engríe; la caridad no ofende, no busca el propio interés, no se irrita, no toma en cuenta el mal. 1 Co 13, 4-5

Cóncedenos, Señor, la gracia de conocer y practicar el bien, haz que vivamos siempre según la voluntad y te sirvamos en los hermanos cada día con mayor entrega. Amén

Sofìa
11-15-2008, 08:28 AM
Evangelio según San Lucas 18,1-8.

Después Jesús les enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse: "En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaban los hombres; y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole: 'Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario'. Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo: 'Yo no temo a Dios ni me importan los hombres, pero como esta viuda me molesta, le haré justicia para que no venga continuamente a fastidiarme'". Y el Señor dijo: "Oigan lo que dijo este juez injusto. Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, aunque los haga esperar? Les aseguro que en un abrir y cerrar de ojos les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?". Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

«Jesús decía... que es preciso orar siempre»

Es preciso que no restrinjas tu oración a la sola petición en palabras. En efecto, Dios no necesita que se le hagan discursos; sabe, aunque no le pidamos nada, lo que nos hace falta. ¿Qué hay que decir a esto? La oración no consiste en fórmulas: engloba toda la vida. «Por tanto, ya comáis, ya bebáis, dice el apóstol Pablo, o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios.» (1C 10,31). ¿Estás en la mesa? Ora: al tomar el pan, agradece a quien te lo ha concedido; bebiendo el vino, acuérdate del que te ha hecho este don para alegrar tu corazón y solazar tus miserias. Acabada la comida, no te olvides de tu bienhechor. Cuando te pones la túnica, agradece al que te la ha dado; cuando te pones tu manto, muestra tu afecto a Dios que nos provee de vestidos adecuados para el invierno y para el verano, y para proteger nuestra vida.

Acabado el día, agradece a aquel que te ha dado el sol para trabajar durante el día y el fuego para iluminar la noche y proveer nuestras necesidades. La noche te da motivos para la acción de gracias; mirando el cielo y contemplando la belleza de las estrellas, ora al Señor del universo que ha hecho todas las cosas con tanta sabiduría. Cuando contemplas a la naturaleza dormida, adora a aquel que con el sueño nos alivia de todas nuestras fatigas y, a través de un poco de descanso, devuelve el vigor a nuestras fuerzas.

Así orarás sin descanso, si tu oración no se contenta con fórmulas y si, por el contrario, te mantienes unido a Dios a lo largo de toda tu existencia, de manera que hagas de tu vida una incesante oración.

Comentario del Evangelio por San Basilio (hacia 330-379), monje y obispo de Cesarea, en Capadocia, doctor de la Iglesia.

Sofìa
11-24-2008, 11:25 AM
Tolerancia:)

El aprendizaje de la tolerancia
es el camino hacia la convivencia.
Saber convivir es saber respetarnos.

No es fácil, ya que para ser tolerantes
debemos acallar nuestro egoísmo
y exorcizar el demonio del orgullo.

Pero es en el ejercicio diario
de la tolerancia como logramos
construir la hermandad y derribar
los muros del odio y la injusticia.

El diccionario de la Real Academia
define así esa valiosa virtud llamada tolerancia:
"Tolerancia es soportar al otro
con la intención de entenderlo mejor.
Sólo a partir de esa mejor comprensión
se ordenan los conflictos de intereses
y los derechos de los contrincantes.
La tolerancia exige coraje".

Y podemos ir más allá de esta definición
y afirmar que la tolerancia nos mueve
a aceptar al otro con amor, mas que a soportarlo.

Nos mueve a ponernos en su lugar,
a valorar las diferencias y a dejar que el otro
viva su vida sin manipularlo ni presionarlo.

Y como toda virtud es recíproca,
el otro también nos respeta
y así logramos convivir en armonía.

No es fácil pero es mejor amarnos
que odiarnos y agredirnos.


Gonzalo Gallo González

Sofìa
11-25-2008, 08:36 AM
Ayudas para la oración

Quisiera haceros una serie de indicaciones sobre la oración que han demostrado ser de suma utilidad para muchas personas y que es probable que puedan ayudaros también a algunos de vosotros. Se ha dicho muchas veces, y con razón, que la oración es algo connatural al hombre. En el fondo, el hombre es un «animal orante. Pero, precisamente porque eso es cierto, no quisiera que pensarais que la oración es fácil y que no requiere aprendizaje. También el andar es connatural al hombre, pero lleva tiempo y muy penosos esfuerzos aprender a mantenerse erguido y a caminar. E igualmente connatural al hombre es el amor, a pesar de lo cual son muy pocos los seres humanos que dominan el arte de amar, que también requiere mucho aprendizaje. Pues bien, lo mismo sucede con la oración. Si somos capaces de aceptar que la oración es un arte que, al igual que otras muchas artes, requiere un exigente aprendizaje y muchísima práctica, si es que se desea ser experto en ella, entonces creo que habremos dado un gran paso en la tarea de aprender dicho arte y, con el tiempo, sobresalir en él.

Ahora bien, las indicaciones que voy a daros no tendrán el mismo valor para todos y cada uno de vosotros. Algunas de ellas resultarán para algunos de vosotros completamente inútiles e incluso molestas y perjudiciales. Si es así, no tengáis reparo en rechazarlas, porque se supone que deberían ayudaros a orar de un modo más fácil, más sencillo y más eficaz, no a complicaros las cosas ni a crearos más tensión.

Una vez despejado el terreno con estas advertencias preliminares, comenzaré haciendo la siguiente afirmación general: la principal razón por la que la mayoría de las personas hacen muy pocos progresos en el arte de la oración es que se olvidan de dar a ésta todas las dimensiones humanas que requiere.

Me explicaré: somos seres humanos, criaturas ubicadas en el tiempo y en el espacio. Criaturas que tienen un cuerpo, que hacen uso de las palabras, que viven en estructuras colectivas (o comunidades) y que se ven influidas por emociones. Nuestra oración debe, pues, contener tales elementos. Necesitamos palabras para orar. Necesitamos orar con nuestros cuerpos. Necesitamos un tiempo y un lugar apropiados para la oración... No estoy sugiriendo que ésta sea una norma general, ni mucho menos. Lo que digo es que, de ordinario, nuestra oración necesita todas esas cosas, especialmente en sus primeras etapas, cuando aún no es más que una tierna planta en crecimiento; y lo más probable es que siga necesitándolas cuando ya se ha convertido en un frondoso árbol, aunque para entonces ya haya desarrollado su propia identidad y sea capaz de elegir cuidadosamente entre dichos elementos (el tiempo, el espacio, el cuerpo, las palabras, la música, los sonidos, el ritmo, la comunidad, las emociones...). En esta charla me propongo hablar de algunos de ellos, comenzando por el cuerpo.

El cuerpo en la oración

Cierto autor habla de un hombre al que encontró cómodamente repantigado en su sillón mientras fumaba un cigarrillo. Nuestro autor le dijo: «Pareces abstraído en tus pensamientos...» Y el otro le replicó: «Estoy orando». «¿Orando?», le preguntó aquél; «y dime: si el Señor resucitado se encontrara aquí en todo su esplendor y su gloria, ¿estarías sentado de ese modo?» «No», respondió el otro, «supongo que no...» «Entonces», dijo el autor, «en este momento no tienes conciencia de que está presente aquí contigo. Por tanto, no estás orando».

Hay mucho de verdad en lo que dice este autor. Pruébalo por ti mismo. Un día en el que sientas aridez o sequedad espiritual, trata de evocar la imagen de Jesucristo delante de ti, en todo el esplendor de su resurrección. Entonces permanece de pie (o sentado, o de rodillas) ante él, con tus manos devotamente unidas en actitud orante. En otras palabras, expresa con tu cuerpo el sentimiento de reverencia y devoción que te gustaría sentir en su presencia, pero que en ese momento no sientes. Lo más probable es que, al cabo de un rato muy breve, constates cómo tu corazón y tu mente están también expresando lo mismo que expresa tu cuerpo. Tu conciencia de su presencia se verá intensificada, y tu tibio corazón empezará a sentir calor. Esta es la gran ventaja de orar con el cuerpo, de llevar nuestro cuerpo a la oracion. Hoy está de moda insistir en que somos seres humanos de carne y hueso, seres corporales; incluso tienes que oír cómo algunos te dicen: «Yo no sólo tengo un cuerpo, sino que soy mi cuerpo».., hasta que llega el momento de orar. Entonces es como si fueran puro espíritu o puro intelecto; del cuerpo, sencillamente, se prescinde.

Comunicación no-verbal

Muchos psicólogos son conscientes del valor que tiene el expresar cosas con el cuerpo, en lugar de hacerlo con palabras. Es algo que he intentado hacer en terapias de grupo. Y a veces consigo que una persona se comunique con otra, dentro del grupo, únicamente con los ojos. «Di algo a tu vecino con los ojos (o con las manos)», le digo yo. La fuerza comunicativa que se consigue es casi siempre evidente. A veces la persona dice: «No puedo hacerlo», y confesará que tiene miedo a parecer ridícula. Pero muchas veces no es el sentido del ridículo el que la retiene, sino la profundidad y la autenticidad de la comunicación que ello implica; una profundidad y una autenticidad a la que esa persona no está acostumbrada y que es incapaz de soportar. Las palabras, en cambio, son un medio más cómodo de expresión: podemos ocultarnos detrás de ellas, podemos usarlas (y es lo que hacemos por lo general) no para comunicarnos, sino para impedir una verdadera comunicación.

A veces digo al grupo: «Vamos a emplear los diez primeros minutos de esta sesión en comunicarnos sin palabras. Emplead los medios que queráis, menos las palabras, para comunicaros con los demás». Una vez más, se trata de invitarles a que se comuniquen con el cuerpo, con los ojos, con las manos, con los movimientos... Pues bien, la mayoría de las personas rehusan la invitación, porque les resulta algo demasiado amenazador. La fuerza y la verdad de esta comunicación son para ellas realmente insoportables.

Cuando os retiréis luego a vuestras habitaciones para orar, intentad hacer lo siguiente: poneos ante una imagen de Jesucristo, o imaginad que él se encuentra delante de vosotros. Miradle de un modo suplicante, permaneced así durante un rato y comprobad qué es lo que sentís. Luego cambiad esa mirada por una mirada de amor..., de confianza..., de entusiasmo..., de aflicción y arrepentimiento..., de abandono... Tratad de expresar con los ojos estas u otras actitudes. Lo más probable es que salga muy beneficiada la intimidad y profundidad de vuestra comunicación con el Señor.

Podéis también tratar de expresaros únicamente con el cuerpo. Haced de ello todo un rito. Ponte a solas en su presencia durante un rato. Luego, lentamente, levanta la cabeza hasta que tus ojos queden fijos en el techo. Mantén esa postura unos instantes. A continuación, eleva poco a poco las manos, con las palmas hacia arriba, hasta que queden a la altura del pecho. Déjalas ahí un momento. Luego acércalas lentamente la una a la otra hasta que queden juntas, siempre con las palmas hacia arriba, como sosteniendo una patena o un plato. (También pueden adoptar la forma de un cuenco o de un cáliz). Esta postura pretende expresar el ofrecimiento a Dios de la propia persona. Mantén esa postura durante tres o cuatro minutos, y luego, lentamente, haz que la cabeza y las manos vuelvan a su posición primera. A continuación, puedes expresar de nuevo esta misma actitud de ofrenda repitiendo el mismo rito (o, tal vez, inventando uno nuevo), o puedes también pasar a expresar una distinta actitud o disposición.

He aquí otro ejemplo: mantente erguido en medio de la habitación, con la vista al frente, como si estuvieras mirando al horizonte. Luego, poco a poco, alza las manos hasta la altura del pecho y estíralas hacia afuera, con los brazos totalmente extendidos en cruz y las palmas de las manos hacia adelante. Mantente así durante tres o cuatro minutos. Puedes usar esta postura para expresar el ardiente deseo de que venga el Señor, o bien para manifestar una actitud de acogida (referida al Señor o referida a todos los hombres, tus hermanos, a quienes quieres acoger en tu corazón).

Un último ejemplo: ponte por un momento en presencia del Señor. A continuación, arrodíllate y junta las manos en actitud orante a la altura del pecho. Permanece así unos minutos. Luego, muy poco a poco, ponte a cuatro patas, como si fueras una bestia de carga ante el Señor. Humíllate aún más, hasta quedar tendido en el suelo, y extiende los brazos de modo que tu cuerpo adopte la figura de una cruz. Permanece así durante unos minutos, en expresión de postración, de súplica o de impotencia.

No os limitéis a estos ejemplos que os he ofrecido. Sed creativos y tratad de inventar vuestra propia forma de expresar, de manera no verbal, la adoración, la ternura, la aflicción o cualquier otra actitud, y descubriréis el valor que encierra el orar con el cuerpo. Ya hace muchos siglos que esto fue observado por san Agustín, el cual dijo que, por alguna misteriosa razón que él no alcanzaba a comprender, siempre que alzaba sus manos en oración notaba cómo, al cabo de un rato, su corazón se elevaba hacia Dios. Lo cual me recuerda que es precisamente esto (alzar sus manos hacia arriba) lo que el sacerdote hace en la Misa cuando dice: «¡Levantemos el corazón!» ¡Lástima que no tengamos la costumbre de alzar todos las manos cuando respondemos: «Lo tenemos levantado hacia el Señor»!

Autor: Anthony De Mello S. J.

Sofìa
11-25-2008, 08:52 AM
El cuerpo en reposo

Lo que he sugerido hasta ahora será de utilidad para vosotros si queréis usar activamente vuestro cuerpo en la oración; en otras palabras, si queréis orar activamente con vuestro cuerpo. O, lo que es lo mismo, será de utilidad en aquellos momentos en que recurráis a lo que podríamos llamar «oración devocional».

Pero hay otra forma de oración (otras muchas formas, en realidad): la oración de quietud y reposo, oración de la fantasía y las formas mentales, en la que el movimiento del cuerpo sería más un obstáculo que una ayuda. Lo que entonces se necesita es una perfecta inmovilidad del cuerpo que fomente la paz y ayude a disipar las distracciones. Para conseguir esa inmovilidad, sugiero lo siguiente:

Siéntate en una postura cómoda (lo cual no significa «indolente») y pon las manos en tu regazo. Toma conciencia de las diversas sensaciones que ahora voy a mencionar; sensaciones que tú tienes, pero de las que no eres explícitamente consciente. Toma conciencia del contacto de tu ropa con tus hombros... Al cabo de tres o cuatro segundos, fíjate en el contacto de esa misma ropa con tu espalda, o de ésta con el respaldo de la silla... Fíjate luego en la sensación de tus manos que descansan sobre tu regazo... De tus muslos en contacto con el asiento... De las plantas de tus pies en contacto con los zapatos... Luego toma conciencia de tu postura sedente... Y vuelve de nuevo a los hombros, a la espalda, a las manos, a los muslos, a los pies... No te demores más de tres o cuatro segundos en cada una de estas sensaciones.

Al cabo de un rato, puedes pasar a las sensaciones en otras partes de tu cuerpo. Lo importante es que sientas esas sensaciones, no que las pienses. Muchas personas no tienen ninguna clase de sensación en algunas partes de su cuerpo, o en ninguna de ellas. Lo único que tienen es una especie de «mapa mental» de su cuerpo. Por eso, al hacer este ejercicio, es probable que pasen de una noción o imagen (de sus manos, de sus pies, de su espalda...) a otra, pero no de una sensación a otra.

Si permaneces en este ejercicio durante un rato, comprobarás cómo tu cuerpo se relaja. Si te pones tenso, toma conciencia de cada una de las tensiones que experimentas. Comprueba dónde estás sintiéndote tenso y de qué tensión se trata; en otras palabras, cómo estás poniéndote tenso en esa zona concreta... También esto irá llevándote, poco a poco, a una mayor relajación física. Al final, tu cuerpo quedará perfectamente tranquilo y sosegado. Permanece en esa quietud durante algún tiempo. Saboréala, descansa en ella... No hagas el más mínimo movimiento, por muchas ganas que sientas de cambiar de postura, de moverte o de rascarte... Si las ganas de moverte aumentan, toma conciencia de ello, del propio impulso, y éste no tardará en apaciguarse, y tú volverás a experimentar un gran sosiego corporal. Este sosiego o quietud constituye una excelente plataforma para la oración. Pasemos ahora a la oración en cuanto tal.

Por supuesto que la quietud corporal no va a resolver todas las dificultades que aún se te van a presentar en la oración, y entre las cuales ocupan un lugar destacado las distracciones de la mente. Pero si hay algo que tu cuerpo puede hacer para ayudarte a combatir dichas distracciones.

Los que están familiarizados con la práctica del «yoga» nos dicen que, cuando logran dominar la postura del «loto», suelen experimentar un sosiego perfecto, no sólo de su cuerpo, sino también de su mente. Y algunos llegan a decir que en esa postura les resulta imposible pensar. La mente queda en blanco, y lo único que pueden hacer es contemplar, pero no pensar: hasta tal punto puede influir el cuerpo en nuestro estado anímico. Ahora bien, la postura del «loto» es algo a lo que sólo se llega a base de muchísimo esfuerzo y muchos meses de disciplina, lo cual, desgraciadamente, está fuera del alcance de la mayoría de nosotros. Pero, sin necesidad de dicha postura, todavía es mucho lo que tu cuerpo puede hacer para ayudarte a combatir las distracciones.

Una de las cosas que puedes hacer es mantener los ojos semiabiertos y mirar a un punto situado como a un metro de distancia. Esto ha demostrado ser de gran ayuda para muchas personas, que, en cambio, cuando cierran del todo los ojos, de algún modo parecen tener ante sí una especie de pantalla en blanco en la que, a continuación, su mente procede a proyectar toda clase de pensamientos e imágenes. Mantener los ojos semiabiertos les ayuda a concentrarse. Naturalmente, es importante que la vista no vaya de un lugar a otro y que los ojos no se fijen en un objeto móvil, porque ello constituiría otro motivo de distracción. Si ves que el mantener los ojos semiabiertos te sirve de ayuda en la oración, fijalos en un objeto o en un punto poco distante y sumérgete en la oración. Una última precaución: cerciórate de que tus ojos no se fijan en un objeto luminoso, porque es probable que ello ocasione una forma mitigada de hipnosis.

Otra cosa que puedes hacer es mantener la espalda recta. Curiosamente, el hecho de que la espina dorsal esté doblada fomenta las distracciones, mientras que, si se mantiene recta, la distracción es menos probable. Recuerdo haber oído que algunos maestros «Zen» saben si sus discípulos están distraídos o no, simplemente con observar si su espalda está erguida o encorvada. Ahora bien, yo no estoy tan seguro de que una espalda encorvada sea indicio seguro de una mente distraída. En ocasiones, yo mismo he orado sin distracción alguna a pesar de no mantener recta la espalda. Pero si creo que una espalda recta es de gran ayuda para sosegar la mente. De hecho, algunos monjes tibetanos conceden tal importancia a la posición erecta de la espalda que recomiendan tenderse totalmente boca arriba mientras se medita. ¡ Un estupendo consejo... si no fuera porque la mayoría de las personas a las que yo conozco se quedan dormidas a los pocos minutos de haber adoptado semejante postura!

El problema de la tensión y el nerviosismo

Por desgracia, hoy son muchas las personas totalmente incapaces de estar tranquilamente sentadas. Están tan nerviosas y tensas que el mero hecho de permanecer sentadas un par de minutos tiende a incrementar su tensión. Sin embargo, es importante para la oración el que seamos capaces de estar físicamente tranquilos. Ni que decir tiene que es posible hacer oración (y, de hecho, se hace) en movimiento; pero, por lo general, no será una oración profunda. Tan pronto como una persona que anda moviéndose de un lado para otro se ve invadida por un «acceso» de oración profunda, tiende a quedarse quieta, como si de pronto se hubiera visto inmersa en un «algo» indefinible. Es cierto que hay profundas experiencias místicas que le sobrevienen inesperadamente al ser humano y que le inspiran a éste un deseo irrefrenable de brincar, danzar y moverse de un lado a otro; pero esas experiencias son más la excepción que la norma. De ordinario, la oración profunda es inseparable de una quietud y un sosiego corporal. Por eso no te recomiendo que pasees mientras oras. Pero si, por lo que sea, sientes una fuerte necesidad de moverte, te recomiendo lo siguiente:

Toma conciencia de esa necesidad o impulso que sientes. Observa los efectos físicos que ello produce en tu cuerpo: la tensión, la zona concreta en que sientes dicha tensión, la resistencia que opones al impulso de moverte... Si, al cabo de unos minutos, no has logrado tranquilizarte, entonces camina muy lentamente de un lado a otro de tu habitación, de la siguiente manera: mueve hacia adelante tu pierna derecha y sé plenamente consciente de la sensación de movimiento que experimentas en tu pie derecho al levantarlo, al posarlo en el suelo, al sentir sobre él el peso de tu cuerpo... Luego haz lo mismo con tu pie izquierdo. Tal vez te ayude a concentrarte el verbalizar internamente esos movimientos: «Mi pie derecho se levanta... Mi pie derecho avanza... Mi pie derecho se ....... Mi pie derecho se asienta... Mi pie izquierdo se levanta... Mi pie izquierdo avanza... Mi pie izquierdo se ....... Mi pie izquierdo se asienta...» Esto te ayudará sobremanera a calmar tus tensiones corporales y tu necesidad compulsiva de moverte. Trata luego de permanecer durante un rato en una determinada postura y comprueba si puedes mantenerla el tiempo suficiente como para orar.

Si, por la razón que sea, resulta que estás tan tenso y nervioso que todo lo anterior no te ayuda en absoluto, entonces te sugiero que pasees arriba y abajo en tu habitación o en un tranquilo rincón del jardín. Esto puede aliviar tu tensión. Pero cerciórate de que, mientras paseas arriba y abajo, no «pasean» también tus ojos de un lado a otro, porque ello te impedirá concentrarte y orar. Recuerda, no obstante, que esto no es más que una concesión temporal a tu nerviosismo, y no dejes de intentar volver a una postura de inmovilidad y de acostumbrar a tu cuerpo a permanecer quieto y sosegado.

Hay otra cosa que también puedes hacer si no te es posible dejar de moverte: orar con tu cuerpo del modo en que te sugería antes, moviéndolo con gestos lentos y pausados, o cambiar tu postura cada tres o cuatro minutos (muy lentamente, eso si, sin ninguna brusquedad: como los pétalos de una flor al abrirse). Es muy posible que, al cabo de un rato, consigas quedarte en una de esas posturas y no tengas ya necesidad de cambiar.

Autor: Anthony De Mello S. J.

Sofìa
11-25-2008, 09:01 AM
Tu postura favorita

Si logras adquirir alguna experiencia en la oración, no tardarás mucho en descubrir la postura que mejor se te adapte, y casi invariablemente adoptarás dicha postura cada vez que ores. Además, la experiencia te enseñará cuán acertado es que te atengas a esa postura y no la cambies con demasiada facilidad. Parecerá extraño que nos resulte más fácil amar a Dios o entrar en contacto con El por el hecho de adoptar una postura y no otra, pero esto es precisamente lo que nos dice Richard Rolle, un célebre místico inglés.

Sea cual sea la postura que mejor te resulte para orar (de rodillas, de pie, sentado o postrado), te recomiendo que no la cambies fácilmente, aun cuando al comienzo te parezca ligeramente difícil o dolorosa. Ten paciencia con el dolor, porque el fruto que obtengas de la oración merecerá la pena. Sólo en el caso de que el dolor sea tan intenso que sirva únicamente para distraerte, deberás cambiar de postura. Pero hazlo siempre muy suave y lentamente, «como los pétalos de una flor al abrirse o al cerrarse», en palabras de un maestro indio de espiritualidad.

La postura ideal será la que logre combinar el debido respeto a la presencia de Dios con el reposo y la paz del cuerpo. Sólo la práctica te proporcionará esa paz, ese sosiego y ese respeto; y entonces descubrirás en tu cuerpo un valioso aliado para tu oración e incluso, a veces, un estimulo positivo para orar.

La fragilidad de nuestra vida de oración

Hay personas a las que no les gusta nada que se hable tanto de «ayudas» para nuestra vida de oración. ¿Acaso, piensan ellas, es nuestra vida de oración algo que necesite ser tan cuidado, protegido y «mimado»? ¿Acaso el estar tan curvados sobre nosotros mismos, el velar tanto por nuestra vida de oración y el rodearía de tantos mecanismos de protección no es exagerar excesivamente?

Puede que lo sea. Pero lo cierto es que nuestra vida de oración, como cualquier otra vida en el planeta, es sumamente frágil; y, cuanto antes logremos comprenderlo, tanto mejor. La Naturaleza nos ha rodeado de toda clase de ayudas sin las que no podríamos sobrevivir. Si, por ejemplo, la presión atmosférica sobrepasa, por arriba o por abajo, un determinado punto, o si la temperatura aumenta o disminuye excesivamente, entonces la vida (animal, vegetal e incluso humana) se extingue inmediatamente. Necesitamos comer y beber a diario, y llenar de aire nuestros pulmones cada minuto, si queremos sobrevivir. Por otra parte, ¡cuántos esfuerzos hace la ciencia médica para proteger nuestra salud y nuestro bienestar físico...! Gracias a todas estas precauciones, los seres humanos podemos hoy vivir más tiempo y más saludablemente.

Y no es que nuestra vida de oración vaya a necesitar siempre todas esas ayudas y apoyos. Llegará un momento en que el tierno arbolito se convierta en un robusto roble, y entonces podremos resistir los embates de los vientos de la vida y hasta aprovecharnos de ellos. Pero, mientras ese crecimiento no se haya producido, deberemos proteger muy bien el «arbolito», cuidarlo y alimentarlo constantemente. Tal vez sepamos por experiencia cuán fácilmente se deteriora (y hasta se echa a perder por completo) nuestra vida de oración cuando olvidamos protegerla con el recogimiento, con el silencio, con la lectura espiritual y con tantas otras ayudas que, al cabo de un tiempo, parecen resultar molestas a quienes están impacientes por lograr resultados y tratan de obtener frutos de un árbol que no han cultivado laboriosamente.

Escoger un lugar para orar

Una ayuda para la oración que suele pasarse por alto es el «lugar». El lugar que escojas para orar puede afectar enormemente a tu oración, para bien o para mal. ¿No te ha llamado nunca la atención el que Jesús escogiera determinados lugares para orar? Si alguien no tenía necesidad de hacerlo, seria él, que era el Maestro de la oración y que estaba en constante contacto con su Padre celestial. Y, sin embargo, Jesús se toma la molestia de subirse a una montaña cuando quiere orar largo y tendido. La cima de una montaña parece ser su lugar favorito para orar: sube a orar a lo alto de una montaña antes de pronunciar el Sermón del Monte, o cuando le buscan para hacerle rey, o el día de la transfiguración... O bien, acude al huerto de Getsemaní, que también parece haber sido uno de sus lugares preferidos de oración. O, simplemente, se retira a lo que los evangelios llaman «un lugar desierto». Jesús se aleja y escoge un lugar que invite a la oración.

Hay, pues, ciertos lugares que parecen favorecer la oración. La tranquilidad de un jardín, la umbrosa ribera de un río, la paz de una montaña, la infinita extensión del mar, la terraza abierta a las estrellas de la noche o a la belleza de un amanecer, la sagrada oscuridad de una iglesia tenuemente iluminada...: todas estas cosas parecen casi producir por sí solas la oración en nuestro interior.

Naturalmente, no siempre tendremos la suerte de tener a mano semejantes lugares, sobre todo los que estamos condenados a vivir en las enormes ciudades modernas; ahora bien, si hemos disfrutado alguna vez de esos lugares, podremos llevarlos siempre en el corazón. Entonces nos bastará con volver a ellos en la imaginación para sacar de la oración todo el provecho que sacamos cuando estuvimos realmente en ellos. Incluso una fotografía de dichos lugares puede ayudarnos a orar. Conozco a un santo y muy piadoso jesuita que posee una pequeña colección de las típicas fotografías de calendario con preciosos paisajes y que, según me contó él mismo, cuando se siente cansado, le basta con mirar durante un rato una de esas fotografías para ponerse en trance de oración. Teilhard de Chardin habla del «potencial espiritual de la materia». Y es que la materia está en realidad cargada de espíritu, y éste pocas veces resulta tan evidente como en esos lugares propicios a la oración, con tal de que sepamos captar todo el potencial oracional de que están cargados.

Hemos de tener mucho cuidado de no incurrir en una especie de «angelismo» que nos haga pensar que estamos por encima de todas esas ayudas que tales lugares pueden ofrecernos para la oración. Hace falta humildad de nuestra parte para aceptar el hecho de que estamos inmersos en la materia y de que dependemos de la materia incluso por lo que atañe a nuestras necesidades espirituales. Recuerdo que, estando yo todavía en mi etapa de formación, un jesuita nos decía lo siguiente: «El error que solemos cometer los jesuitas cuando tratamos de ayudar a los laicos a orar consiste en pensar que, como nosotros no necesitamos ayudas para orar, tampoco las necesitan ellos. Pero los laicos necesitan la ayuda que un ambiente de recogimiento supone para la oración: el ambiente de una iglesia, por ejemplo, con sus imágenes y sus cuadros que tratan de evocar a Dios. Con nosotros, los jesuitas, la cosa es distinta, porque, debido a nuestra formación intelectual, podemos en cualquier momento interrumpir nuestro trabajo en el despacho o en la mesa de estudio y, allí mismo, sumergirnos en la oración, rodeados de libros, de papeles y de todo ese ambiente del trabajo cotidiano». Ahora que ya tengo alguna experiencia en orientar a jesuitas en su oración y en su vida espiritual, estoy absolutamente convencido de que aquel buen padre tenía razón en lo que decía acerca de los laicos, pero estaba muy equivocado con respecto a sus hermanos jesuitas, que, a fin de cuentas, también somos seres humanos, y por eso tenemos tanta necesidad como los laicos de un lugar y una atmósfera adecuados para orar; más aún, tenemos más necesidad que ellos, debido precisamente a nuestra formación, a veces excesivamente intelectual.

En los Ejercicios Espirituales recomienda san Ignacio que, para mejor obtener el fruto espiritual que busca en la primera semana de los Ejercicios («contrición, dolor, lágrimas por sus pecados»: EE. 4), el ejercitante cierre las ventanas de su habitación al objeto de crear una atmósfera de oscuridad y recogimiento (cf. EE. 79). Intentadlo también vosotros. O dad un paso más y encerraros en una habitación absolutamente a oscuras e iluminadla únicamente con la débil luz de una vela. Luego poneos a orar y comprobad si ello afecta a vuestra oración (tened cuidado, eso sí, de no fijar la vista en la llama, porque podríais entrar en trance hipnótico). Supongo que la idea que subyace a la costumbre de celebrar la cena de Navidad a la luz de las velas es que esta luz crea una atmósfera que influye en nuestro estado de ánimo, del mismo modo que la luz de los tubos fluorescentes crea una atmósfera totalmente distinta. Fijaos en el efecto que produce en vosotros un día nublado y el que produce un día radiante y soleado después de una semana de lluvia, cuando todo respira vida y frescor, y comprenderéis que todas estas cosas «materiales» influyen muy profundamente en nuestro estado de ánimo. Muchos santos lo han comprendido así y han obtenido de ello un gran provecho espiritual.Autor: Anthony De Mello S. J.[/QUOTE]

Sofìa
11-25-2008, 09:14 AM
Orar en el mismo lugar: lugares «santos»

Quiero sugeriros ahora algo que habrá de extrañar a quienes no lo han experimentado. Se trata de que, en la medida de lo posible, oréis en un lugar como cualquiera de los que os he indicado (un lugar en el que poder estar en contacto con la naturaleza), o bien en un lugar «santo», es decir, un lugar reservado a la oración: una iglesia, una capilla, un oratorio... (Si esto no fuera posible, reservad al menos un rincón para la oración en vuestra habitación o en vuestra casa, y orad allí cada día; ese lugar adquirirá para vosotros un carácter sagrado, y al cabo de un tiempo comprobaréis que os resulta más fácil orar allí que en cualquier otro lugar).

Poco a poco, iréis desarrollando lo que yo llamaría un «sentido de los lugares santos». Comprobaréis cuán fácil es orar en lugares que han sido santificados por la presencia y la oración de hombres santos, y comprenderéis la razón de las peregrinaciones a dichos lugares. Conozco a personas que son capaces de entrar en una casa y detectar con bastante precisión la situación espiritual de la comunidad que la habita, porque pueden «olerla», percibirla en el ambiente. A mi mismo me resultaba difícil creerlo, pero he tenido muchas pruebas de ello, y ahora ya no puedo dudarlo.

En cierta ocasión hice un retiro bajo la dirección de un maestro budista que nos dijo que probablemente nos resultaría más fácil meditar en la sala de oración que en nuestras habitaciones. Y, con gran sorpresa por mi parte, comprobé que era cierto. Él lo atribuía a las «buenas vibraciones» de aquella sala, producto de tanta oración como se había hecho en ella. Yo lo atribuí a la autosugestión, al hecho de que el maestro lo había sugerido. Cuando, poco después, dirigí yo un retiro parecido a un grupo de jesuitas, tuve la precaución de no hacer sugerencia alguna acerca del lugar de oración. Pues bien, para mi sorpresa, muchos de aquellos jesuitas vinieron a decirme espontáneamente que les resultaba mucho más fácil meditar y encontrar paz y tranquilidad en la capilla que en sus habitaciones. Recuerdo también lo que, años más tarde, me contó un colega jesuita: había dado unos Ejercicios en cierto lugar, cerca del cual vivía un «sannyasi» (un santón hindú) que, al concluir los Ejercicios, fue a verle y le dijo: «¿Qué hacían ustedes todos los días entre las nueve y las diez de la noche? Desde mi casa podía sentir cómo aumentaban las buenas vibraciones... » El jesuita no salía de su asombro: todas las noches, entre las nueve y las diez, se reunían los ejercitantes en la capilla para tener una «Hora Santa» junto al Santísimo. ¿Cómo podía haberlo detectado aquel «sannyasi», con la calle de por medio, si nadie había ido a contárselo?

Lo cual me lleva al punto siguiente: muchas personas tienen un carisma especial que las induce a orar delante del Santísimo. De algún modo, su oración se hace más viva en presencia de la Eucaristía. Sabemos de algunos santos que han sentido este carisma tan intensamente que eran capaces, como por instinto, de saber si el Santísimo estaba o no reservado en un lugar, aunque no hubiera signos externos que lo revelaran; o que podían incluso detectar la diferencia entre una forma consagrada y otra no consagrada, simplemente por ese especial instinto hacia el Santísimo Sacramento. Tal vez vosotros no poseáis un carisma o instinto tan intenso, pero silo suficiente, quizá, como para haber observado que vuestra oración es distinta cuando la hacéis delante del Santísmo. Si es así, os aconsejo que «explotéis» ese carisma, que no dejéis que se extinga, porque habrá de proporcionaros enormes beneficios espirituales. Orad ante el Santísimo siempre que podáis.

Y una última observación acerca del lugar de oración: sea cual sea el lugar en el que oréis, procurad que siempre esté limpio. Recuerdo haber leído un libro budista sobre la meditación donde se daban instrucciones muy detalladas y concretas acerca del modo de preparar el lugar de la misma: «Barrer y fregar cuidadosamente el lugar, decía el libro, y cubrirlo con una sábana perfectamente limpia; a continuación, tomar un baño para purificar el cuerpo y vestirse con ropa ligera y que esté también perfectamente limpia; quemar un par de barras de incienso para perfumar la atmósfera. Entonces puede darse comienzo a la meditación». ¡ Excelente consejo, realmente! ¿No habéis observado lo que influye en la devoción el hecho de celebrar la Eucaristía en un altar en mal estado, con unos ornamentos viejos y raídos y con un mantel sucio? No lo permitáis fácilmente (os sorprenderá comprobar, si no lo sabéis, lo que pueden hacer un par de religiosas que se encarguen de estas cosas). Procurad que esté todo perfectamente limpio (el altar, el suelo, el cáliz, los candelabros...), usad un mantel blanco como la nieve y unos ornamentos sencillos, pero atractivos, ¡ .. .y será como si os hubierais renovado interiormente!

Recuerdo haber entrado en una pequeña capilla budista en el Himalaya y ver allí, delante de una imagen de Buda, unos recipientes de plata, de distintos tamaños, perfectamente relucientes y llenos de agua cristalina, cuya sola visión me impresionó, y sigue impresionándome todavía hoy cuando lo recuerdo. Aquello bastó para, de algún modo, sentirme en presencia de Dios.

Prestad atención, pues, al lugar donde realizáis el culto, y no tardaréis en comprobar los benéficos efectos que habrá de producir en vuestra oración.

Ayudas para la oración: el tiempo

Os decía en una charla anterior que a la mayoría de nosotros nos cuesta mucho aceptar nuestra dependencia de la materia y obrar en consecuencia. Aparentemente, la materia nos pone límites, concretamente a nuestra libertad; por eso nos resistimos a escoger un lugar que invite a la oración (¿por qué no vamos a poder orar en cualquier parte, sin tener que preocupamos tanto del lugar en que tengamos que hacerlo?). Nos resistimos también a pedir ayuda a nuestro cuerpo, a buscar posturas que favorezcan la oración ¿por qué no va a servir cualquier postura? ¿Por qué tenemos que depender de nuestro cuerpo?).

Pero tal vez no haya ninguna dependencia que nos cueste más aceptar que nuestra dependencia del tiempo. Sería estupendo que no tuviéramos necesidad de tiempo para orar; que pudiéramos «comprimir» toda nuestra oración en un denso y compacto minuto, y punto. ¡Hay tantas cosas que hacer, tantos libros que leer, tantos trabajos que realizar, tanta gente con la que hablar...! Para la mayoría de nosotros, las veinticuatro horas del día no son suficientes para hacer todo lo que tenemos que hacer. Por eso nos parece una verdadera lástima tener que dedicar una gran parte de ese precioso tiempo a la oración. ¡ Si fuera posible disponer de una «oración instantánea», del mismo modo que tenemos «café instantáneo» o «té instantáneo»...! ¿No vale decir aquello de que «todo cuanto hacemos es oración»...? Seria una estupenda forma de eludir la dificultad...

Pero, a medida que pasan los meses y los años, sabemos que esa fórmula, sencillamente, no funciona. No existe tal «oración instantánea», como no existe la «relación instantánea». Si queremos establecer una relación profunda y duradera con alguien, debemos estar dispuestos a darle a esa relación todo el tiempo que haga falta. Pues bien, lo mismo ocurre con la oración, que, a fin de cuentas, es relación con Dios. A medida que pasan los años, constatamos también que nos hemos engañado a nosotros mismos cuando hemos intentado tranquilizarnos queriendo creer que todo cuanto hacíamos era oración. Habría sido más exacto creer que todo cuanto hacíamos debería ser oración. Pero, desgraciadamente, lo que debería ser, y lo que de hecho es una realidad en la vida de muchas personas verdaderamente santas, no es una realidad para nosotros. Simplemente, antes de hacer nuestro ese slogan de que «todo es oración», no hemos llegado a esa profundidad de comunión íntima con Dios que es necesaria para hacer que realmente cada una de nuestras acciones sea una oración.

Tal vez sea más exacto decir que los dos principales obstáculos que le impiden orar al hombre moderno son: a) la tensión nerviosa, que le hace imposible estarse quieto; y b) la falta de tiempo. El hombre moderno tiene su tiempo sometido a excesivas y apremiantes exigencias y, desgraciadamente, es demasiado propenso a sentir que la oración es una pérdida de tiempo, sobre todo cuando esa oración no obtiene resultados inmediatos y perfectamente palpables para la mente, el corazón y los sentidos.

Autor: Anthony De Mello S. J.

Sofìa
11-25-2008, 09:28 AM
El ritmo de la oración: «Kairós» versus «Chronos»

A no ser que hayamos recibido del Señor un especial don para orar (un don que, por lo que me enseña la experiencia, no es nada frecuente), tendremos que dedicarle una gran parte de nuestro tiempo a la oración si queremos hacer progresos en ella y profundizar nuestra relación con Dios. Aprender a orar es exactamente igual que aprender cualquier otro arte o técnica: requiere muchísima práctica, muchísimo tiempo y muchísima paciencia, porque hoy estás exultante y mañana estás abatido, hoy sientes que has hecho grandes progresos y mañana te preguntas si no te habrás quedado totalmente atascado; y requiere, además, ser practicada con regularidad y hasta diariamente. Si quieres aprender a jugar al tenis o a tocar el violín, sería inconcebible que un día le dedicaras un montón de horas, y al día siguiente ni siquiera pensaras en ello; sería absurdo que sólo jugaras o tocaras cuando te apeteciera: tienes que hacerlo con regularidad, te apetezca o no, si es que realmente quieres que tus manos y todo tu cuerpo se adapten perfectamente a la raqueta o al arco y si de verdad deseas desarrollar ese «sexto sentido» que puede convertirte en un auténtico «virtuoso». Si te entrenas o estudias «a rachas», de manera esporádica, es muy probable que ni siquiera consigas empezar a dominar el arte; sencillamente, estás perdiendo todo el tiempo que le dedicas. Orar sólo cuando tienes ganas es tan funesto como jugar únicamente cuando te apetece... si lo que pretendes es dominar el arte. Cuanto menos ores, tanto peor aprenderás a orar.

Hace algunos años se puso de moda una teoría que fue etiquetada con el nombre de «Ritmo de la oración» y que, en mi opinión, hizo mucho daño (a mi vida de oración ciertamente se lo hizo). Y, aun cuando haya perdido una gran parte de la popularidad de que gozó hace años entre sacerdotes, religiosos y religiosas, tengo la sensación de que aún permanece viva y sigue causando daño. Por eso quisiera explicarla y tratar de refutarla. ¡Ojo!: no estoy en contra de toda teoría conocida con ese nombre de «ritmo de la oración», sino únicamente contra la modalidad a la que voy a referirme.

Según dicha teoría, las diferentes personas están diferentemente constituidas por lo que se refiere a la oración, del mismo modo que lo están por lo que se refiere al ejercicio físico. Es indudable que todo el mundo necesita realizar una cierta cantidad de ejercicio físico para conservar la salud. Pero unas personas lo necesitan más que otras. Unas personas necesitan hacer ejercicio a diario; otras no: les basta con hacerlo cuando el cuerpo siente necesidad de ello. El ejercicio regular, el hacer ejercicio de acuerdo con un programa, parece tan irracional (aunque quizá no tan nocivo) como el comer de acuerdo con un programa preestablecido. Hay que comer cuando se tiene hambre; lo contrario es irracional, además de perjudicial.

Lo mismo ocurre con la oración, según la mencionada teoría. No hay ninguna duda de que la oración requiere tiempo. El problema es determinar cuánto tiempo... y a qué hora. ¿Deberá ser un largo período de tiempo cada vez: una hora entera o más? ¿Deberá hacerse una vez al día o incluso más de una vez al día? Hacer esto significaría orar de acuerdo con un cronómetro y no de acuerdo con la dinámica de la gracia y las propias necesidades espirituales. Hay dos palabras en griego para referirse al tiempo: chronos, que hace referencia a la cantidad (horas, minutos, segundos...), y kairós, que significa la hora de la gracia, no la hora del reloj. Este último habría sido el sentido en que Jesús habría hablado de su «tiempo» o de su «hora»: habría hablado de su kairós, del tiempo divinamente señalado, de la hora de la gracia. Pues bien, dice esta teoría, oremos no de acuerdo con un horario y un programa preestablecidos, sino de acuerdo con nuestro propio kairós personal. Busquemos el tiempo de la gracia, estemos alerta a la llamada de Dios a orar y a nuestras propias necesidades espirituales y, cuando suene esa llamada o sintamos la necesidad, entonces oremos y démosle a la oración todo el tiempo que haga falta para satisfacer dicha necesidad o responder a dicha llamada divina.

La teoría es verdaderamente atractiva, porque parece bastante razonable. Siento tener que decir que yo mismo me «convertí» a ella y la puse en práctica durante algunos años, con no poco daño para mi vida de oración. Y, de entre los muchos sacerdotes, religiosos y religiosas a los que he aconsejado espiritualmente, no sé de nadie que haya sacado algún provecho de esta teoría. Permitidme que os explique por qué.

En primer lugar, como ya he dicho, cuanto menos ores, tanto peor aprenderás a orar, porque siempre lo dejarás para otro momento. Hay mil cosas que reclaman nuestro tiempo y nuestra atención: toda clase de emergencias, de situaciones urgentes, de crisis...; y no tardas en darte cuenta de que hace muchísimo que no le dedicas tiempo a la oración, que no oras; que, tal vez, tu única oración sea la Misa y alguna que otra función litúrgica. Poco a poco, vas perdiendo el «apetito», las ganas de orar; tus «músculos» o tus «facultades» para la oración se atrofian, por así decirlo; y, salvo en momentos de verdadero apuro, cuando necesitas desesperadamente la ayuda de Dios, empiezas a vivir prácticamente sin orar. Yo sostengo que el hombre es, esencialmente, un «animal orante». Si fuera capaz de acallar todo su bullicio interior, si pudiera ser ayudado a reconciliarse consigo mismo, la oración brotaría espontáneamente en su corazón. Sin embargo, el hombre siente también en su interior una profunda resistencia a orar. Muchas veces se decide a hacerlo, a reconciliarse consigo mismo, a presentarse ante su Dios..., pero siente dentro de él una resistencia, una voz apenas perceptible que le incita a desistir. ¿Acaso no lo hemos experimentado todos nosotros cuando, después de haber desoído esa voz y habernos decidido a orar, sentimos una y otra vez la tentación de renunciar, de marchar de la capilla o del lugar en el que estamos orando, de abandonar ese mundo desconocido en el que estamos aventurándonos y regresar a los escenarios, sonidos y ocupaciones de la rutina cotidiana de ese mundo en el que nos encontramos más a nuestras anchas?

Autor: Anthony De Mello S.J.

Sofìa
11-25-2008, 09:31 AM
El ritmo de la oración: «Kairós» versus «Chronos» 2da parte

Y esto me lleva al segundo argumento en contra de la teoría del «reza cuando te lo pida el cuerpo». Acabo de decir que el peligro de esta teoría radica en que cada vez oigas más espaciada y tenuemente la llamada y te hagas menos sensible a ella. Y he dicho también que hay otra llamada, la llamada a huir de la oración, que no deja de solicitar a nuestra mente. En los Ejercicios Espirituales, san Ignacio, hablando de esta voz que nos llama a huir de la oración, dice que constituye una de las experiencias típicas de la persona que trata de darse a Dios y a la vida de oración. Dice también Ignacio que hay períodos de consolación, en los que orar resulta muy fácil y placentero, y períodos de lo que él llama «desolación», en los que se hace excesivamente difícil orar, y uno acaba perdiendo el gusto por la oración y hasta sintiendo hacia ella verdadera repugnancia. Cuando esto sucede, dice Ignacio, lejos de ceder y abandonar la oración con el propósito de volver a ella cuando el temporal amaine, debemos considerar que se trata de un ataque del maligno y, consiguientemente, debemos oponerle resistencia: a) no reduciendo en lo más mínimo el tiempo que hemos asignado a la oración; b) no efectuando ningún cambio en nuestro horario o programa de oración; y c) añadiendo incluso un tiempo extra al tiempo que nos habíamos fijado. Este último consejo suele revelarse sumamente beneficioso incluso desde el punto de vista psicológico, porque, cuando sabes que vas a ceder a cualquier tentación en el sentido de que dejes de orar, es probable que tú mismo provoques cada vez más ese tipo de tentaciones, aunque sea inconscientemente; mientras que, cuando la tentación es combatida enérgicamente y se incrementa el tiempo de oración, aquélla tiende, de un modo u otro, a disiparse.

Esta manera que tiene Ignacio de ver las cosas es, desde luego, diametralmente opuesta a la teoría que estoy tratando de refutar. Y la propia experiencia os demostrará la sabiduría de la visión de Ignacio y los fecundos beneficios espirituales que encierra. Infinidad de personas me han contado cómo han tenido que esforzarse en su oración por combatir las distracciones, resistir la tentación de levantarse y huir, ignorar la insistente voz que trataba de persuadirles de que estaban perdiendo el tiempo, reforzar su determinación de resistir hasta el final durante todo el tiempo que se habían fijado para orar... y cómo de pronto, misteriosamente, la situación había cambiado por completo y se habían visto inundadas de luz, de gracia y de amor de Dios. Si hubieran huido al entender que aquél no era su «kairós», se habrían perdido las abundantes gracias que Dios había reservado para dárselas, al final de su oración, como recompensa a su esfuerzo y a su fidelidad.

Me acuerdo ahora de un estudiante jesuita al que le fue dado vivir una profunda experiencia de Cristo (una experiencia que produjo un efecto decisivo en su vida espiritual) el día en que hizo justamente lo que acabo de decir: resistir la tentación de sucumbir ante la repugnancia y las distracciones y de abandonar la oración. Había ido a la capilla una noche a cumplir su «deber» diario de dedicar una hora entera a la oración. Al cabo de diez minutos, empezó a experimentar lo que ya había experimentado frecuentemente o, por mejor decir, cada vez que acudía a la oración: un fortísimo impulso de levantarse y marchar de allí. Pero aquel día resistió al impulso, no tanto por un motivo verdaderamente espiritual cuanto por la consideración puramente práctica de que no tenía nada especial que hacer durante aquella hora y que, por consiguiente, tanto le daba perderla en la capilla como en su habitación. De modo que aguantó hasta el final. Y diez minutos antes de que se cumpliera la hora... sucedió: Cristo entró en su vida y en. su mente como nunca lo había hecho antes, invadiendo su corazón y todo su ser con la conciencia cierta de Su consoladora presencia.
He ahí el caso de un hombre que siempre agradeció profundamente el no haber seguido lo que podría haber pensado que era su «ritmo de oración». Y como él hay muchos. Estoy completamente seguro de que todos vosotros estáis en el mismo caso; pero no os fiéis de mi palabra: intentadlo vosotros mismos durante un período de seis meses y lo comprobaréis.

Y tengo una tercera y última razón para oponerme a la teoría del ritmo de la oración, y es la siguiente: cuando una persona ha hecho ciertos progresos en su vida de oración, es probable que llegue a lo que los autores denominan la «oración de fe». Es ésta una forma de oración en la que la persona, por lo general, no experimenta ningún tipo de consolación sensible. De ordinario, siente muchas ganas de orar; pero, en el momento en que va a hacerlo, tiene la sensación de «estar en blanco», como si estuviera perdiendo el tiempo, y generalmente se ve tentada a interrumpir su oración y dejarla para otro momento. Pues bien, es de vital importancia que esa persona no deje de orar, sino que siga insistiendo en ello, aunque tenga la sensación de estar perdiendo el tiempo. Lo que le está ocurriendo, aunque ella tal vez no lo sepa, es que está adaptándose poco a poco a otra clase de consolación que, en ese momento, no parece ser sino sequedad; su visión espiritual está aprendiendo dolorosamente a discernir la luz donde ahora no parece haber más que oscuridad; en otras palabras: está adquiriendo nuevos gustos, nuevos sabores en el terreno de la oración. Si decidiera seguir la teoría del «ora cuando te apetezca», corre el riesgo de no sentir ningún tipo de llamada a la oración o, más exactamente, de sentir la llamada, pero también de perder toda gana de orar en el momento de responder a la llamada; y entonces, justamente cuando está progresando en el arte de orar, cuando está ascendiendo a un nuevo y superior nivel de oración, es probable que se dé por vencida.

Quizá algún día tenga ocasión de explayarme más sobre las dos últimas razones (la necesidad y la sabiduría de orar más, y no menos, cuando nos encontramos en desolación espiritual, y el complejo asunto de la «oración de fe»). De momento, me conformo con hacerlas constar a modo de refutación de la teoría que hemos venido exponiendo. Pero hay un punto, bastante relacionado con el tema de la «oración de fe», que quisiera subrayar. Y es éste: un hombre verdaderamente espiritual siente un deseo casi habitual de orar; anhela constantemente alejarse de todo y comunicarse en silencio con Dios, entrar en contacto con el Infinito, con el Eterno, con el que es Fundamento de su ser y nuestro Padre, con la Fuente de toda nuestra vida, de nuestro bienestar y de nuestra fuerza. No sé de un solo santo que no haya sentido este constante deseo, este compulsivo instinto, estas ganas casi innatas de orar. Lo cual no significa que lo hicieran. De ningún modo.

Muchos de ellos estaban demasiado ocupados en realizar la obra que Dios les había encomendado y no tenían tiempo para satisfacer plenamente su deseo. A pesar de lo cual, el deseo no desaparecía, sino que originaba en ellos una santa tensión, de modo que, cuando estaban orando, sentían la urgencia de andar de aquí para allá haciendo grandes cosas por Cristo; y cuando estaban trabajando por Cristo, anhelaban alejarse de todo para estar a solas con El. San Pablo, aunque en otro contexto, expresa perfectamente esta tensión cuando, hablando, no de la oración, sino de su deseo de morir y estar con Cristo, dice a los filipenses: «Para mi,la vida es Cristo, y la muerte una ganancia. Pero, si el vivir en la carne significa para mí trabajo fecundo, no sé qué escoger. Me siento apremiado por las dos partes: por una parte, deseo partir y estar con Cristo, lo cual, ciertamente, es con mucho lo mejor; mas, por otra parte, quedarme en la carne es más necesario para vosotros para progreso y gozo de vuestra fe...» (Flp 1,21-25).

Pablo era un hombre sumamente activo, profundamente comprometido con su trabajo y con la vida de sus comunidades; sin embargo, sentía esta tensión entre la necesidad de seguir trabajando y el deseo de estar con Cristo.
Lo mismo puede decirse de otro hombre extraordinariamente activo: san Francisco Javier; o de san Juan Maria Vianney, que tuvo que resistir constantemente la tentación de dejar su parroquia y hacerse ermitaño para emplear todo su tiempo en estar con Dios. Este intenso deseo de huir y estar a solas con Dios hace que toda la vida y la actividad del apóstol sea una oración; que el apóstol se encuentre constantemente inmerso en una atmósfera de oración. El Mahatma Gandhi solía expresarlo diciendo que podía perfectamente pasarse días enteros sin ingerir ningún alimento, pero que no le era posible vivir un solo minuto sin oración. Y afirmaba que, si se le privara de la oración durante un solo minuto, se volvería loco, dado el tipo de vida que llevaba.

Tal vez sea ésta la razón por la que nosotros no sentimos esa necesidad constante de orar y nos dejamos seducir por teorías como la que hemos mencionado: porque no vivimos con la radicalidad con que el Evangelio nos desafía a vivir por eso no sentimos constantemente la necesidad del alimento, la ayuda y la energía que sólo la oración puede ofrecernos. No «hambreamos» la oración; de hecho, sólo sentimos tal hambre muy raras veces, porque tenemos muchas cosas (muchos intereses, muchos deleites y muchos deseos mundanos; muchos problemas y muchas preocupaciones) en que ocupar nuestra mente y nuestro entendimiento. Estamos demasiado llenos de todo eso para poder sentir el gran vacío de nuestro corazón y la gran necesidad que tenemos de Dios para llenar.

Autor: Anthony De Mello S. J.

Sofìa
01-03-2009, 05:29 PM
Da gracias...

Da gracias, por la vida misma,
aunque la tuya no sea la más perfecta.
Dios te la dio y el tenerla es ya un milagro.
Aprende a valorarla para hacerla llevadera,
no hagas de ella algo vano y vacío.

Da gracias por el aire que respiras,
es tan natural y vital y ni cuenta te das
de que sin él con seguridad no vivirías.
Por cada respiro que des, recuerda y ten presente
que Dios lo creó pensando en ti.

Da gracias por la luz del sol,
es la que te permite que veamos el día en esplendor,
la que da vida a la hermosura de la creación,
y da calor a los seres vivos de la tierra.

Da gracias por la noche,
Dios la hizo para darnos descanso,
para que la tierra repose del afán del día,
y es cuando realmente puedes relajarte y meditar,
para poder reponer fuerzas para seguir adelante.

Da gracias por el agua que cae del cielo,
Dios la envía para hacer de nuestro suelo,
uno fértil y productivo,
y es la misma agua que al estar sedientos,
calma nuestra sed.

Da gracias por las pruebas que llegan a ti,
no te lamentes cuando éstas llegan,
más bien tómalas de un modo positivo,
las pruebas purifican tu espíritu
y te hacen más fuerte para enfrentarte a la vida.

Da gracias por todo lo que eres,
no te quejes de que no siempre es como quieres.
Dios permite todo lo que llega a tu vida,
pero lo permite porque tiene su razón de ser.
Nada pasa sólo porque sí,
al final verás y entenderás la razón.

Da gracias a Dios por todo,
por las cosas grandes y aún por pequeñeces,
Él, muy agradecido nos recompensará.

Da siempre gracias...
sentirás alivio y paz si las das de corazón.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
02-08-2009, 09:36 AM
Que no me olvide, Jesús

Que no me olvide, Jesús
Que puedo curar, sin ser médico.
Que puedo aliviar, sin ser medicina.
Que puedo hacer sonreír,
sin tener el título de payaso.

Que no me olvide, Jesús
Que el cariño que se da,
es salud para el que se encuentra enfermo.
Que la palabra con amor,
es inyección para el moribundo.
Que una visita, más pronto que tarde,
es bálsamo que disipa la soledad.

Que no me olvide, Jesús
Que, si avanzo por tus caminos,
el sufrimiento humano
no ha de ser ajeno a mi sendero.

Que, si digo ser de los tuyos,
he de luchar contra la fiebre
de aquel que se encuentra endiosado,
de aquellos otros que están perdidos,
de otros tantos que se encuentran
postrados en la cama de su aflicción,
soledad, abandono, miserias,
desprecios, humillaciones o enfermedades.

Que no me olvide, Jesús
Que tu mensaje se mantiene vivo,
no sólo en el árbol de la palabrería,
sino en el fruto de las buenas obras.

Que tu mensaje se difunde con fuerza,
cuando nuestras manos son alivio,
esperanza y fuerza moral,
para los que se sienten desarmados
y sin más horizonte que la muerte.

Que no me olvide, Jesús
Que tus preocupaciones,
han de ser las mías.
Que tus desvelos,
han de contar con horas de mis horas.

Amén.

Javier Leoz

Sofìa
02-10-2009, 02:04 PM
Nada escapa al cuidado de Dios

Hay momentos de desierto en nuestro caminar,
pero Dios tiene un próposito: Él quiere que anhelemos
el agua viva que el Señor nos ofrece. Y Él siempre tiene
una provisión oportuna para nuestras necesidades

Alzamos nuestros ojos a los montes buscando socorro
de lo alto, pero recordemos que nuestro socorro viene
del Señor. Sabemos que la voluntad de Dios es que
florezca nuestra vida, y vivamos esa vida abundante
y fructífera que Él ha preparado para nosotros.

No podemos exigirle a Dios que nos explique el por qué
de nuestro sufrimiento. Al tratar de comprender nosotros
mismos lo que Él está permitiendo, recordemos lo que Él
nos dice: “Porque los pensamientos de ustedes no son los míos,
ni los caminos de ustedes son mis caminos –oráculo del Señor–.
Como el cielo se alza por encima de la tierra, así sobrepasan
mis caminos y mis pensamientos a los caminos
y a los pensamientos de ustedes” (Is 55, 8-9)

Tal vez estés pasando en estos momentos, por pruebas,
por circunstancias difíciles, y lógicamente te sientes confuso
o frustrado. Pero ten presente que nada escapa al cuidado
amoroso de nuestro Padre Dios, absolutamente nada.

Los astros continúan su curso por que Él los mantiene ahí:
“Levanten los ojos a lo alto y miren: ¿quién creó a todos
estos seres? El que hace salir a su ejército uno por uno
y los llama a todos por su nombre” (Is 40, 26)

Si nos sentimos tristes, el gozo del Señor es nuestra fuerza
y nuestra alegría. Si enfrentamos temores y peligros tengamos
presente lo que San Pablo nos manifiesta:¡Yo lo puedo todo
en aquel que me conforta! (Flp 4, 13)

Anhelas un descanso, alguien lo suficientemente fuerte
para brindarte esa paz que tanto anhelas...
Recordemos que estamos en las mejores manos,


Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
02-17-2009, 08:12 PM
Se feliz a tiempo ...

Cuenta la leyenda que un hombre oyó decir
que la felicidad era un tesoro.
A partir de aquel instante comenzó a buscarla.
Primero se aventuró por el placer y por todo lo sensual,
luego por el poder y la riqueza, después por la fama
y la gloria, y así fue recorriendo el mundo del orgullo,
del saber, de los viajes, del trabajo, del ocio y de todo
cuanto estaba al alcance de su mano.

En un recodo del camino vio un letrero que decía:
"Le quedan dos meses de vida"
Aquel hombre, cansado y desgastado
por los sinsabores de la vida se dijo:
"Estos dos meses los dedicaré a compartir
todo lo que tengo de experiencia, de saber
y de vida con las personas que me rodean."

Y aquel buscador infatigable de la felicidad,
sólo al final de sus días, encontró que en su interior,
en lo que podía compartir, en el tiempo
que le dedicaba a los demás, en la renuncia
que hacía de sí mismo por servir,
estaba el tesoro que tanto había deseado.

Comprendió que para ser feliz se necesita amar;
aceptar la vida como viene; disfrutar de lo pequeño
y de lo grande; conocerse a sí mismo y aceptarse
así como se es; sentirse querido y valorado,
pero también querer y valorar; tener razones para vivir
y esperar y también razones para morir y descansar.

Entendió que la felicidad brota en el corazón,
con el rocío del cariño, la ternura y la comprensión.
Que son instantes y momentos de plenitud y bienestar;
que está unida y ligada a la forma de ver a la gente
y de relacionarse con ella; que siempre está de salida
y que para tenerla hay que gozar de paz interior.

Finalmente descubrió que cada edad tiene
su propia medida de felicidad y que sólo Dios
es la fuente suprema de la alegría, por ser ÉL:
amor, bondad, reconciliación, perdón y donación total.

Y en su mente recordó aquella sentencia que dice:
"Cuánto gozamos con lo poco que tenemos
y cuánto sufrimos por lo mucho que anhelamos."

Ser Feliz, es una actitud.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
03-01-2009, 08:02 AM
Contigo en el desierto, Señor

Escucharé al silencio que habla
y la Palabra que resuena.
Me sentiré preparado para la misión,
para así ofrecerme hasta desgastarme
contigo y por Ti, mi Señor.

¿Por qué vas a un desierto, Jesús?
¿Qué te brindan la arena y las montañas,
sin alimento ni nada con lo que sustentarte?
El desierto habla, cuando el mundo calla.
Hace al cuerpo y a la fe fuertes y resistentes
ante tantas cosas que los debilitan.

Llévame contigo al desierto, Señor,
porque sin necesidad de estar
en la aridez de esa tierra desértica,
también aquí y ahora soy tentado:
por el afán de tener, por el deseo del poder,
por la ambición de ser adorado.

Contigo en el desierto, Señor,
seré fiel hasta el final,
me prepararé a la dureza de la cruz,
saldré victorioso frente al mal.
Romperé con aquella tentación
que me persigue como si fuera
mi misma sombra.
Dame, Señor, valor para triunfar sobre ellas.
Concédeme, la valentía necesaria
para demostrarte mi fidelidad y mi entrega.

Quiero estar contigo en el desierto:
con Dios, fortaleza;
con Dios, salvación;
con Dios, poderoso;
con Dios, santo;
con Dios, único Dios.
Quiero subir contigo, Señor,
a celebrar tu Pascua, Señor.
Amén.

Javier Leoz

Sofìa
03-31-2009, 01:27 PM
Testamento de Jesús

Yo, Jesús de Nazareth, viendo próxima mi hora y estando
en posesión de plenas facultades para firmar este documento,
deseo repartir mis bienes entre las personas más cercanas a Mí.

Mas siendo entregado como cordero para la salvación
de la Humanidad, creo conveniente repartir entre todos.
Y así les dejo todas las cosas que desde mi nacimiento han estado
presentes en mi vida y la han marcado de un modo significativo:

La estrella, a los que están desorientados y necesitan ver claro
para poder seguir adelante, y a todo aquel que desee ser guiado
y/o servir de guía; el pesebre, a los que no tienen nada,
ni siquiera un sitio para cobijarse o un fuego donde calentarse
y poder hablar con un amigo.

Mis sandalias, son sus sandalias, las de los que deseen emprender
un camino, de los que están dispuestos a estar siempre en camino.
La palangana donde les he lavado los pies, a quien quiera servir,
a quien desee ser pequeño ante los hombres, pues será grande
a los ojos de mi Padre.

El plato donde voy a partir el pan: es para los que vivan en fraternidad,
para los que estén dispuestos a amar, ante todo y a todos.
El cáliz, lo dejo a quienes están sedientos de un mundo mejor
y una sociedad más justa.
La cruz es para todo aquel que esté dispuesto a cargar con ella.
Mi túnica a todo aquel que la divida y la reparta.

También quiero dejar como legado, a la Humanidad entera,
las actitudes que han guiado mi Vida, actitudes que quiero
que guíen también la de ustedes.

Mi Palabra y la enseñanza que me confió mi Padre, a todo
el que la escucha y la pone en práctica.
La alegría a todos los que deseen compartirla.
La humildad, es para quien esté dispuesto a trabajar
por la expansión del Reino de los Cielos.

Mi hombro, a todo aquél que necesite un amigo en quien reclinar
la cabeza, y al abatido por el cansancio del camino, para que
puedan descansar y recobrar fuerzas para seguir caminando.

Mi perdón, es para todos, para todos los que día tras día,
pecado tras pecado, sepan volver al Padre.

Mi Amor es para todos, buenos y malos, justos e injustos,
para todos los hombres sin ningún tipo de distinción.
Eso sí, siento especial predilección por los más débiles.

Todo esto y aún más quisiera dejarles, pero sobre todo es mi Vida
lo que les ofrezco. Soy Yo mismo quien me quedo con ustedes
para seguir caminando a su lado, compartiendo sus preocupaciones
y problemas, sus alegrías y gozos.

Sí, yo soy la Vida, pero tú puedes transmitirla.
Nada más.

Manténganse unidos y quiéranse de verdad. Yo los he amado
hasta el extremo y los llevo en mi Corazón.


Jesús de Nazareth, llamado "el Cristo"


Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
04-10-2009, 11:26 AM
Amigos y amigas del Foro Vencedores, juntos oremos

En este dìa tan especial donde los cristianos del mundo conmemoramos la Pasiòn y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, deseo profundamente que su sangre preciosa derramada en el Gòlgota toque cada uno de nuestros corazones para ser nuevas personas, renovadas en su amor, sanadas y recuperadas de nuestras aflicciones, enfermedades fìsicas, emocionales, mentales y sobre todo espirituales.

Que el buen Dios nos favorezca con su eterno amor, su paz y perdòn infinito. Oremos para que el Señor de Dolores, tenga compasiòn de nosotros... que nos regale su misericordia y porvidencia divina y nos enseñe a soportar nuestras pequeñas cruces diarias, incomparables por la que sufriò y muriò hace màs de 2000 años.

Oremos por nuestra conversiòn y por la paz del mundo.
Amèn.

Sofìa
04-14-2009, 08:02 PM
Padre mío

Padre mío, ahora que las voces se silenciaron
y los clamores se apagaron, aquí al pie de la cama,
mi alma se eleva hasta Ti para decirte:
creo en Ti, espero en Ti, te amo con todas mis fuerzas.
Gloria a Ti, Señor.

Deposito en tus manos la fatiga y la lucha,
las alegrías y desencantos de este día que quedó atrás.
Si los nervios me traicionaron, si los impulsos egoístas
me dominaron, si di entrada al rencor o a la tristeza,
¡perdón, Señor! Ten piedad de mí.

Si he sido infiel, si pronuncié palabras vanas,
si me dejé llevar por la impaciencia,
si fui espina para alguien ¡perdón, Señor!
No quiero esta noche entregarme al sueño
sin sentir sobre mi alma la seguridad
de tu misericordia, tu dulce misericordia
enteramente gratuita, Señor.

Te doy gracias, Padre mío, porque has sido
la sombra fresca que me ha cobijado durante todo este día.
Te doy gracias porque, invisible, cariñoso, envolvente,
me has cuidado como una madre, a lo largo de estas horas.

Señor, a mi derredor ya todo es silencio y calma.
Envía el Ángel de la Paz a esta casa.
Relaja mis nervios, sosiega mi espíritu,
suelta mis tensiones, inunda mi ser de silencio y serenidad.
Vela sobre mí, Padre querido, mientras me entrego
confiado al sueño, como un niño que duerme feliz en tus brazos.
En tu nombre, Señor, descansaré tranquilo.

Amén.

Padre Ignacio Larrañaga

Sofìa
04-21-2009, 10:42 PM
Mi día comienza...

Algunas veces, cuando nos ponemos
en presencia de Dios, no nos encontramos
sin palabras y estamos preparados para hablar
con Él y para escuchar lo que tiene que decirnos.

Suele respondernos con inspiraciones serenas,
en la silenciosa cadencia de nuestro corazón.

Su voz colmará nuestra alma
de su consuelo y de su fortaleza.

Si estás disponible para hablarle al Señor,
háblale en la oración, alábalo, escúchalo.

Pero si, aun teniendo el corazón
lleno de cosas que deseas decir a Dios,
y no tienes palabras para hacerlo,
tan sólo permanece donde estás,
tranquilo, en la presencia de Dios.

Él te ve allí y bendice tu silencio.
Y tal vez, descienda hacia ti y te tome
amorosamente de la mano,
caminando contigo, conversando contigo,
llevándote amablemente al jardín de su Amor.

Pase lo que pase, es una gran gracia,
lo verdaderamente importante,
es comenzar cada día con Él.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
04-22-2009, 08:58 PM
[CENTER]Momentos…

Porque de nada sirve el llorar, cuando en nuestras
manos está el “pañuelo” que puede enjugar esas lágrimas
que, si bien en ocasiones son necesarias, entregados
a su voluptuosidad nos pueden robar el valor
y hasta la voluntad del cambio que precisamos
en nuestras vidas”.

La vida no podemos medirla en años, ni en días,
ni tan siquiera en cuartos de hora; la vida
es una sucesión de momentos que en cadena
y en el resplandor de un flash, nos ilumina
al fin de que vayamos troquelando el camino
que conduce hacia nosotros mismos.

Sí, siempre, y hasta el momento postrero, nos queda
tiempo aún para escribir una palabra al menos,
sobre el blanco tapiz de nuestra vida.
Y un momento es la salida del sol y el ocaso,
y un momento es la sonrisa de un niño y el perfume
de una flor, y un momento es el repique de campanas,
y el paso de un coche fúnebre, y un pájaro que canta,
y un ser humano que llora, y un momento es la euforia,
y otro la depresión y tristeza...

Sólo vivimos momentos sumergidos en el vaporoso
agridulce que, en definitiva, viene a ser la vida,
pero la vida fluye como los ríos y nadie puede bañarse
dos veces en la misma agua.

De ahí que la bebamos a conciencia de que gota a gota
corre sin retorno. No hay marcha atrás en los momentos.
Tan sólo disponemos de ese maravilloso momento que,
en este mismo instante, tenemos en nuestras manos.

¿Por qué no vivirlo con la exquisitez de todo
ordenado hacia Dios, hacia lo trascendente?

Mi momento presente, un amanecer de nubes,
el perfume de la hierbabuena en mi maceta,
una ambulancia que pasa...

Mi mejor palabra para acuñar todos los momentos de mi vida:
¡AMAR AL PRÓJIMO COMO A UNO MISMO

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
04-23-2009, 10:18 PM
“Había un hombre, cojo de nacimiento, que era llevado y dejado cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiera limosna a los que entraban en el templo. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le dieran limosna.

Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo:–Míranos.
Entonces él los miró atento, esperando recibir de ellos algo. Pero Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Hechos 3:2-6

Con la mano extendida esperando ver una moneda caer en su mano. Sus ojos languidecían y su espíritu se secaba. Terminó recibiendo mucho más de lo que esperaba. Esperaba una moneda pero recibió un milagro.

La contraparte de esta impresionante historia bíblica se encuentra en nuestras calles y casas, esperando un milagro financiero, de salud o de restauración familiar pero ignorando a aquel que es el productor de milagros.
Hoy no quiero mendigar a la puerta del templo un milagro y perder de vista al Creador de los Milagros.

Hoy quiero hacer eco en mi vida del Soneto al Crucificado escrito por alguien anónimo en el XVI:

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

¡Tú me mueves, Señor! Muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme ver tu cuerpo tan herido;
muéveme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme en fin, tu amor, y en tal manera
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

Señor: Tú eres el más grande en mi vida. No quiero mendigar hoy una señal o un milagro, pero quiero dejarme conmover por tu amor, sacrificio y entrega. Me rindo a ti este día para ser tuyo cada minuto. Amén.

Dr. Serafín Contreras Galeano.

Sofìa
04-26-2009, 07:28 PM
Aquello que no vemos

A veces comenzamos a tenerle miedo a la vida,
sin antes habernos trazado metas.
A veces criticamos la vida de los demás,
sin haber criticado la nuestra.

A veces envidiamos los logros de los demás,
en vez de aprender de ellos.
A veces le pedimos ayuda de alguien,
a pesar que no sabemos agradecer.

A veces creemos ser el mejor amigo,
sin saber realmente lo que es la amistad.
A veces creemos ayudar a los demás,
a pesar que somos egoístas con nosotros mismos.

A veces nos conformamos con lo que tenemos,
pudiendo ser mejores aún.
A veces queremos tener más poder,
sin conocer el poder del Amor.

A veces creemos saber todo,
sin haber leído ningún libro.
A veces creemos haber triunfado,
sin saber lo que es haber perdido.
A veces nos decepcionamos de las personas,
sin antes haberlos conocidos bien.

Cada uno de nosotros es un novato
de todo lo que comenzamos a descubrir.
Así como el mundo se nos presenta
como una caja de sorpresas,
lo mismo sucede con las personas.

Nosotros creemos conocer a una persona
por lo que hace, lo que parece, lo que quiere.
Pero en realidad lo que debe interesarnos
para conocer a esa persona es:
Aquello que no vemos.

Descubrir: sus metas en la vida,
sus miedos, sus sueños.
Descubrir: el quién fue,
él quién es, el quien será.
Descubrir: lo que buscan,
lo que aprenden, lo que critican.
Descubrir: lo que sienten de sí mismos,
de los demás y de la vida.

Aquello que no vemos,
pero que es parte
de la esencia de cada uno.
Comencemos por descubrir
nuestra propia esencia.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
05-13-2009, 10:40 PM
Vida efímera

Si pudiésemos tener consciencia
de lo efímera de nuestra vida,
tal vez pensaríamos dos veces
antes de ignorar las oportunidades
que tenemos de ser y de hacer
a los otros felices.

Muchas flores son cortadas muy pronto;
algunas apenas pimpollo. Hay semillas
que nunca brotan y hay aquellas flores
que viven la vida entera hasta que,
pétalo por pétalo, tranquilas, vividas,
se entregan al viento.

Pero no tenemos cómo adivinar.
No sabemos por cuanto tiempo estaremos
disfrutando este Edén, tampoco las flores
que fueron plantadas a nuestro alrededor.
Y nos descuidamos a nosotros mismos
y a los otros.

Nos entristecemos por cosas pequeñas
y perdemos un tiempo precioso.
Perdemos días, a veces años.
Nos callamos cuando deberíamos hablar,
y hablamos demasiado cuando deberíamos
quedarnos en silencio.

No damos el abrazo que tanto nos pide
nuestro corazón, porque algo en nosotros
impide esa aproximación.

No damos un beso cariñoso "porque no estamos
acostumbrados a eso" y no decimos lo que nos gusta,
porque pensamos que el otro sabe automáticamente
lo que sentimos.

Y pasa la noche y llega el día; el Sol nace
y adormece, y continuamos siendo los mismos.
Reclamamos lo que no tenemos, o que no
tenemos lo suficiente.

Cobramos: a los otros, a la vida, a nosotros mismos.

Y nos consumimos, comparando nuestra vida
con la de aquellos que poseen más.
¿Y si probáramos compararnos con aquellos
que poseen menos? Eso haría una gran diferencia!

Y el tiempo pasa. Pasamos por la vida
y no vivimos. Sobrevivimos, porque
no sabemos hacer otra cosa.
Hasta que, inesperadamente, nos acordamos
y miramos para atrás. Y entonces nos preguntamos:
¿Y ahora?

Ahora, hoy, todavía es tiempo de reconstruir
alguna cosa; de dar un abrazo amigo;
de decir una palabra cariñosa; de agradecer
por lo que tenemos.

Nunca se es demasiado viejo, o demasiado joven,
para amar, para decir una palabra gentil,
para dar uma sonrisa, para hacer un cariño.

No mires más para atrás. Lo que pasó,
pasó. Lo que perdimos, perdimos.
Mira siempre hacia adelante!

Todavía hay tiempo de apreciar las flores
que están enteras a nuestro alrededor.
Todavía hay tiempo de agradecer a Dios
por la vida, que aunque efímera,
aún está en nosotros.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
05-16-2009, 08:33 PM
¡Vaya amor el tuyo, Señor!

Un amor de ayer, pero que se manifiesta hoy:
en cada persona y en cada acontecimiento,
en el rico y en el pobre,
en el que te busca y en el que te rechaza.
Un amor, el tuyo Señor,
que se ofrece sin imponerse,
que se deja notar sin arrogancia alguna.

¡Vaya amor el tuyo, Señor!
Del cielo baja y en beneficio de la tierra.
No es un amor cualquiera.
No es amor que se deja vencer.
No es amor que pretender convencer.
Es amor que sacia y hace revivir.
Es amor que levanta y da seguridad.
Es amor que nos injerta en el mismo cielo.
Sí; Señor.

No es amor que caduca,
tu amor es imperecedero.
No conoce límites ni razas.
No se fija en la riqueza ni en la pobreza.
Simplemente cae…en donde se necesita.

¡Vaya amor el tuyo, Señor!
A nadie deja indiferente.
Todo lo ocupa y todo lo llena.
A todos responde con palabras oportunas.
Es un amor que, previamente, ha sido amado.

Con amor que desciende del cielo.
Con amor que se prolonga en la tierra.
Con amor que, a través de los hombres,
está llamado a ser amor y más amor.
¡Gracias, Señor!

Tú amor nos hace bien.
Tu amor es imperativo para ofrecer el nuestro.
Tu amor es camino para encontrar el nuestro.
Tu amor es lección para enseñar el nuestro.
Ámame, Señor, y sólo así podré seguir
ofreciendo lo que a Ti más te gusta:
amor y más amor.
Amén.


Javier Leoz

Sofìa
05-21-2009, 11:49 AM
Que yo no pierda


Que Dios no permita que yo pierda
el romanticismo, aún sabiendo
que las rosas no hablan...

Que yo no pierda el optimismo,
aún sabiendo que el futuro que nos
espera puede no ser tan alegre...

Que yo no pierda la voluntad de vivir,
aún sabiendo que la vida es,
en muchos momentos, dolorosa...

Que yo no pierda la voluntad de tener
grandes amigos; aún sabiendo que,
con las vueltas del mundo,
ellos se van de nuestras vidas...

Que yo no pierda la voluntad de ayudar
a las personas, aún sabiendo que muchas
de ellas son incapaces de ver,
reconocer y retribuir, esta ayuda...

Que yo no pierda el equilibrio,
aún sabiendo que muchas
fuerzas quieran que yo caiga...

Que yo no pierda la voluntad de amar,
aún sabiendo que la persona que yo más amo,
pueda no sentir el mismo sentimiento por mí...

Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada,
aún sabiendo que muchas cosas que veré
en el mundo, oscurecerán mis ojos...

Que yo no pierda la garra,
aún sabiendo que la derrota y la pérdida
son dos adversarios sumamente peligrosos...

Que yo no pierda la razón,
aún sabiendo que las tentaciones
de la vida son muchas y deliciosas...

Que yo no pierda el sentimiento de justicia,
aún sabiendo que el perjudicado pueda ser yo...

Que yo no pierda mi abrazo fuerte,
aún sabiendo que un día mis brazos
estarán débiles...

Que yo no pierda la belleza y la alegría de ver,
aún sabiendo que muchas lágrimas brotarán
de mis ojos y correrán por mi alma...

Que yo no pierda el amor por mi familia,
aún sabiendo que ella muchas veces,
me exigirá esfuerzos increíbles
para mantener la armonía...

Que yo no pierda la voluntad
de donar este enorme amor que existe
en mi corazón, aún sabiendo que
muchas veces él será rechazado...

Que yo no pierda la voluntad de ser grande,
aún sabiendo que el mundo es pequeño...
Y encima de todo...

Que yo jamás me olvide que
¡Dios me ama infinitamente!
Que un pequeño grano de alegría
y esperanza dentro de cada uno
es capaz de cambiar y transformar
cualquier cosa, pues ¡la vida es construida
en los sueños y realizada en el amor!

¿De qué nos sirve vivir, sino sabemos respirar?
¿De qué nos sirve soñar, sino somos capaces
de hacer realidad nuestros sueños?


Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
06-03-2009, 07:17 PM
HOY

Hoy no heriré a nadie:
si alguien es descortés, impaciente,
indiferente, poco amable, agresivo,
yo no responderé de la misma manera

Hoy pediré a Dios que bendiga a mi enemigo:
si me encuentro con alguien que me trata
ásperamente o injustamente, yo calladamente,
pediré a Dios que lo bendiga.

Entiendo que el "enemigo" puede ser
un miembro de mi familia, vecino,
compañero de trabajo o extraño.

Hoy tendré cuidado con mis palabras:
las elegiré cuidadosamente y tendré
cuidado en no ser ni chismoso ni rudo.

Hoy caminaré una milla extra:
buscaré la manera de compartir
la carga de otra persona.

Hoy perdonaré:
perdonaré cualquier ofensa
o agravio que venga a mí.

Hoy haré algo realmente hermoso
para alguien, pero lo haré secretamente:
me acercaré y bendeciré la vida
de otros anónimamente.

Hoy trataré a los demás como me gustaría
ser tratado: practicaré la regla de oro:

"Haz a otros lo que te gustaría que te hicieran a ti".

Hoy levantaré el ánimo de alguien
que esté desanimado:
mi sonrisa, mis palabras, mi expresión
y mi apoyo pueden hacer la diferencia
en alguien que esté en un mal momento.

Hoy cuidaré mi cuerpo:
comeré comida sana, comeré
menos comida basura.

Agradeceré a Dios por su obra en mí.

Hoy creceré espiritualmente:
hoy pasaré más tiempo en oración.

Comenzaré leyendo algo espiritual
e inspiracional; buscaré un lugar tranquilo
y escucharé la voz de Dios.


Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
06-06-2009, 06:29 PM
NADA TE TURBE
(basado en Teresa de Jesús)


En todos tus trabajos
a Dios acude;
arrójate en sus brazos,
nada te turbe.

No temas, no, a las cruces,
mira adelante;
que Dios está contigo;
nada te espante.

Mira que el sufrimiento
con Él es nada,
y presto como el viento
todo se pasa.

Y aunque su ausencia sea
porfiada y cruda,
tú más en Él espera,
que Él no se muda.

Y si aún dura en su ausencia,
ten más confianza;
mira que la paciencia
todo lo alcanza.

Que si contigo tienes
a Dios por gracia,
no anheles ya más bienes:
Que sólo Él basta.

Poema enviado por un amigo que lo encontrò en la red

Sofìa
06-13-2009, 05:23 PM
No me di cuenta

No me di cuenta; ya pasará; eso tenía que pasar;
no puedo hacer nada; así son las cosas; es el destino.

No tienes ningún derecho a hablar así.
Nada de cuanto existe y de cuanto te sucede
es profano. El guijarro más pequeño, la planta
más minúscula, son preciosos, pues Dios
está allí presente con su acción. La partícula
más pequeña de vida tiene un valor inestimable,
pues está llena de todo el Misterio de Cristo.

La importancia del acontecimiento no reside
en la extensión y brillo de su superficie humana,
sino en su profundidad infinita. Tu pan de cada día,
de cada instante es el acontecimiento.
En la Eucaristía, Jesús te invita a comulgar
con su propio Cuerpo. En el Evangelio,
con su Palabra. En el acontecimiento, con su Acción.

Escucha el acontecimiento, te murmurará el deseo
del Señor con respecto a ti. En el acontecimiento,
Dios traduce para ti su Evangelio al idioma de vida.
Con tu respuesta al acontecimiento comprometes
la felicidad o la desdicha de toda la humanidad.
El acontecimiento es llamado de los hombres,
seña de los hombres, invitación de los hombres,
es llamado de Dios, seña de Dios, invitación de Dios.
Con tu mirada al acontecimiento, estás atento
a los hombres y a Dios. Con tu presencia
en el acontecimiento te vuelves disponible
a los hombres y a Dios. Con tu acción
en el acontecimiento das a los hombres
y a Dios una respuesta de amor en la vida.

Si no estás unido a los hombres y a Cristo de manera
muy estrecha, si tu acción no está penetrada
de la eficacia infinita de Dios, es porque no comulgas
con Él en el acontecimiento; y quizás porque ni siquiera
ves el "misterio oculto en el acontecimiento".

Para responder a éste como cristiano, debes
entrenarte a leer el acontecimiento a la luz de la fe.
Sólo el cristiano que posee fe, puede descubrirlo.
Aún falta ejercitar esa fe y mostrarse listo
para responder a sus exigencias

Padre Michel Quoist

Sofìa
06-20-2009, 09:24 PM
¿Por que soy tan cobarde, Señor?

Me dijiste que eras el camino,
y prefiero marchar por otras sendas,
que me aportan inseguridad y egoísmo.
Me dijiste que eras la vida,
y, en cohetes de muerte,
prefiero montarme para anhelar
una alegría efímera,
una explosión placentera,
un momento de felicidad, que dura,
tanto como el tiempo en que se quema la pólvora.

¿Por que soy tan cobarde, Señor?
Sólo me pides fe,
y te respondo con promesas.
Con un “mañana te seguiré”.
Con un “tengo miedo”.
Sólo me exiges confianza,
y prefiero mirar hacia otro lado.
Porque, bien sé mi Señor,
que seguirte entraña el armarse
de valor y de fuerza, de valentía y de audacia,
de perseverancia y de intrepidez.

¿Por que soy tan cobarde, Señor?
¿Por qué me asusta tanto el navegar en tu barca?
Dímelo, Señor, ayúdame a vencer mis miedos.
A surcar los mares de tantas dificultades que me asolan.
A no quejarme de que los tiempos pasados
fueron mejores que los que ahora yo vivo.
De ti me fío, Señor, y en Ti confío:
no me dejes de tu mano, me ahogaría.
No dejes que palidezca mi fe,
necesito de luz para avanzar en mi camino.
No me des demasiadas seguridades,
pero, Señor, si que te pido, que Tú seas
mi seguridad, mi baluarte, mi esperanza,
mi riqueza, el mar por el que yo avance
con los remos de mi fuerte fe.
Y, si además Tú quieres, Señor,
haz que mi fe sea como una brújula
en medio de tantas tormentas.
Amén.

Javier Leoz

Sofìa
06-22-2009, 10:48 PM
Para hablar con Jesús

Estaba cansado de seguir tratando de vivir
una vida llena de reglas, cansado y triste
cuando alguien me dijo que tratara
de hablar con Dios.

Pensé mucho y decidí hacer la prueba.
Cerré la puerta y no supe qué decir,
sentado en mi cama, sin nada de qué hablar
con alguien a quien realmente no conocía.

Al día siguiente comenté que no había
podido hacerlo y me dijeron:
- "Cuando no sepas qué decir, solamente
di ‘Jesús’, ese nombre está sobre todo
nombre y tiene poder"

No entendí mucho, pero nada perdía,
y lo intenté esa noche: repetía el nombre
y sentí mucha paz y como que alguien estaba
conmigo, pero solamente, y por más que lo intenté,
no obtuve respuesta. Volví a consultar,
pues me intrigaba ver que había sentido algo.

A lo que me respondieron.
- "El problema es que llamaste a Jesús,
y no le dejaste hablar, Él estaba contigo
pero no le diste oportunidad de hablarte"

Esa noche dije profundamente el nombre de Jesús
y luego guardé silencio, y muchos pensamientos
vinieron a mi mente, y en ellos, una paz muy grande
y un consuelo maravilloso. Entonces entendí
que la única forma real de hablar con Jesús
es calmar los pensamientos de la mente,
no buscar grandes maravillas o señales,
sino solamente su presencia, con eso basta
para que cualquier problema se aleje.

Si estás con problemas, dificultades, o piensas
como yo que no puedes hablar con Jesús
o que no te escucha, recuerda solamente decir
su dulce nombre, calmar tu agitada mente
y dejar que su presencia te cambie la vida,
como lo hizo con la mía.

Eres tan importante como yo para Él...
¿Deseas hacer la prueba?... hazlo
y no te arrepentirás... te lo garantizo.

Mensaje Espiritual

Sofìa
06-24-2009, 09:09 PM
Ponte en manos de Dios

Ponte en las manos de Dios al abrir los ojos
a la luz de un nuevo día, y a medida
que te pasen las horas, recuerda que Dios
dirige tu vida porque le tienes cerca de ti.

Ponte en las manos de Dios cuando te sientas
perdido sin saber el camino que has de seguir.

Ponte en las manos de Dios cuantas veces
salgas de tu hogar y pídele que Él dirija
tus pasos por donde quiera que vayas.

Ponte en las manos de Dios cuando te sientas
enfermo, triste, angustiado, y tu vida esté
asediada de grandes temores.

Ponte en las manos de Dios cuando el bien
que tú haces sea tenido por mal y tus propósitos
no sean verdaderamente comprendidos

Ponte en las manos de Dios cuando tu vida
esté rodeada de peligros y no encuentres
auxilio de nadie y en ninguna parte.

Ponte en las manos de Dios cuando lo tengas
todo por perdido y creas que las cosas ya no
tienen remedio y tu esperanza se desvanece.

Ponte en las manos de Dios cuando no comprendas
las causas de tus sufrimientos y tus pruebas.

Ponte en las manos de Dios cuando las puertas
se te cierren y no sepas hacia dónde dirigirte.

Ponte en las manos de Dios cuando creas
que todas las cosas están en contra de ti
y sientas que lo has perdido a todo.

Ponte en las manos de Dios y verás cómo,
a la postre, todo se arregla para tu bien.

Mensaje Espiritual :)

Sofìa
06-27-2009, 06:14 PM
Tengo fe, pero ayúdame

Hace mucho tiempo, Señor,
que estoy enfermo:
mis piernas se resisten a progresar
por las sendas de la fe,
buscan otros parajes más persuasivos,
menos complicados y hasta menos exigentes.

Hace bastante tiempo, Señor,
que mis manos dejaron de abrazar a todos:
buscan lo fácil, la recompensa,
el amor por el amor, la gratitud por lo que dan.

Hace no sé cuánto, mi Señor,
que mi cuerpo derrama flujos de sangre:
de apatía y desencanto,
inseguridad y altivez,
orgullo, prisas, caídas,
pesimismo, desorientación y preocupación.

¿Me ayudarás, Señor?
Como la hija de Jairo necesito vida.
Como el flujo de sangre,
necesito que cortes de raíz
la herida que me debilita y me mata,
la sangre que necesito para vivir o darte gloria.
Sí, Señor; tengo fe pero…ayúdame.
Porque, si miro a mi alrededor,
veo que poco o nada pueden hacer por mí,
Porque, hace mucho tiempo,
mucho tiempo, Señor, que los que me ven,
ya no hacen nada por mí.

Por eso, Jesús, fuente de la salud y de la vida:
ayúdame a salir de las situaciones que me postran,
a superar tantos flujos de sangre,
que me dejan sin posibilidad de brindarme
por Ti, por tu Reino y por los que me necesitan.
Y si me pides algo, mi Señor,
sabes que mi pobre fe,
aunque Tú la puedes hacer más rica,
es lo que te puedo ofrecer como recompensa.

Amén.

Javier Leoz

Sofìa
06-27-2009, 06:28 PM
Padre y creador nuestro que te hallas en cualquier lugar;
santificado y alabado seas; haz que vivamos en tu plenitud
y que tu sabia voluntad se haga en todo el universo.

Danos todo aquello que hoy necesitemos para bien de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu.

Impide nuestros errores y ayúdanos a comprender y a perdonar los errores de los demás.

Sácanos de la ignorancia e ilumina nuestra vida. Sálvanos de todo mal.

Amén.



Enviado por un amigo visitante de este Foro hace màs de 5 años, lo encontrè oportuno colocarlo hoy

Sofìa
07-13-2009, 12:20 PM
"Cuando debes hacer una elección y no la haces, esto es ya una elección.” William James

Vivir la vida es algo muy sencillo pero nosotros la hemos hecho muy complicada. Como seres creados por Dios con múltiples capacidades nos cuesta madurar, relacionarnos y lo que mas no cuesta es poder elegir. Tú puedes observar los animales y el resto de la creación, y ninguno se complica, no se preocupan por su pasado ni se afanan por el mañana. Sólo nosotros somos capaces de convertir un si hasta que la muerte nos separe en un me quiero divorciar, no aguanto mas. Igual pasa en las relaciones, en los negocios, en el trabajo y en el ministerio. Nuestra tendencia es a complicar las cosas en vez de buscar soluciones. Si nos equivocamos fue por nuestra elección, Dios te dio esa capacidad de elegir y siempre nos lleva a elegir. La vida es una constante elección y mi elección es la que me hace libre o esclavo.

Hay una teoría de restricción conocida como “el eslabón más débil”, es un concepto revolucionario en el liderazgo que debemos aplicar a nuestra vida: “Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil”. En pocas palabras, la cadena soporta lo que resiste el eslabón más débil, no el más fuerte. Una cadena con 30 eslabones de 20 cms y uno solo de 3 cms, ¿por dónde se romperá?

Ese eslabón débil es lo que te está impidiendo avanzar, crecer y alcanzar tus sueños.

¿Cuál es tu eslabón más débil? Mayormente no es el que piensas, no es tu mal carácter, tú falta de perdón, tu incredulidad, tu orgullo, tu apatía o indiferencia, eso puede ser un causal pero tú lo puedes cambiar. Tu eslabón más débil es tu capacidad de elegir. Tú puedes elegir vivir en libertad o vivir en esclavitud, vivir en bendición o maldición. De toda la creación al único ser que Dios le dio la capacidad de elegir es al hombre. Tu puedes estudiar Génesis y encontraras que Dios le dio un mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás.» Génesis 2.16b, 17 NVI. Tú ya conoces como termina la historia y sabes que hoy muchos viven las consecuencias de la elección de Adán. La elección de Adán trajo muerte, esclavitud y maldición.

Tu ya no puedes cambiar tu pasado, pero si puedes cambiar tu futuro a partir de hoy con tan solamente elegir bien. Si tu eliges bien te ira bien en la vida. Siempre estamos eligiendo.

“Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal.” Deuteronomio 30:15 NVI

¿Cuál va a ser tu elección hoy? ¿Te vas a dejar llevar por las circunstancias? ¿Te vas a dejar llevar por tus emociones o sentimientos? ¿Vas a seguir buscando culpables en el pasado de tu situación? ¿Vas a seguir excusándote en tus debilidades para no cambiar? ¿Vas a seguir pensando que algún día todo cambiará? ¿Vas a seguir siendo victima o te convertirás en el protagonista de tu vida?

Elegir bien es ser libre, es ser consciente de mis decisiones. Si no estás consciente de tus decisiones el eslabón más débil de tu cadena se rompe y pierdes la libertad. Y sin libertad olvidas tu verdadera identidad como hijo de Dios y te pierdes del maravilloso destino de la vida.

Si aun te equivocaste en tus decisiones, si la elección que hiciste un día consideras que fue la peor porque no estas disfrutando nada, hoy es el mejor día para cambiar tu realidad, todo tiene solución, comienza a elegir bien y ve tras esa vida extraordinaria. ¿Cuál es tu anhelo?

Pedro Sifontes
Coach Personal

Sofìa
07-21-2009, 10:51 PM
Aprender de los fracasos

Una de las primeras cosas que debemos
tener en cuenta para ser personas exitosas es...
¡aprender de "nuestros fracasos"!

Aunque en algunas personas éstos
han sido más frecuentes que en otras,
todos hemos tenido fracasos más de una oportunidad,
podemos hablar de líderes políticos
que alcanzaron el triunfo después de haber fallado
o fracasado en diversas ocasiones,
pero lo que les ayudó a conquistar sus aspiraciones
fue que supieron asimilar con madurez la adversidad,
comprendiendo que los fracasos son peldaños
que conducen al verdadero éxito.

Fracaso no significa que todavía no hemos logrado nada,
significa que hemos aprendido algo.

Fracaso no significa que hemos actuado como necios,
significa que hemos tenido mucha fe.

Fracaso no significa falta de capacidad,
significa que debemos hacer las cosas de distinta manera.

Fracaso no significa que somos inferiores,
significa que no somos perfectos.

Fracaso no significa que hemos perdido nuestra vida,
significa que tenemos buenas razones para comenzar de nuevo.

Fracaso no significa que debemos echarnos atrás,
significa que debemos luchar con mayor ahínco.

Fracaso no significa que jamás lograremos nuestras metas,
significa que tardaremos un poco más en alcanzarlas.

Fracaso no significa que Dios nos ha abandonado,
significa que Dios tiene una idea mejor para ti.


Mensaje Espiritual

Sofìa
07-29-2009, 10:05 PM
Aprendí



Aprendí....

que un niño que se duerma en tus brazos te da

una de las sensaciones de más paz en el mundo.



Que la mejor aula del mundo

está a los pies de un anciano.



Que cuando estás enamorado,

realmente se nota.



Que una sola persona que me diga:

"Haz hecho grandioso mi día",

me hace grandioso el día a mí.



Que ser gentil es más importante que estar en lo cierto.



Que nunca debes rechazar un regalo que te da un niño.



Que siempre podré rezar por alguien

cuando no tenga la fuerza

para ayudarlo de alguna otra manera.



Que no importa cuán serio tu vida te exige ser,

todos necesitamos un amigo para relajarnos y divertirnos.



Que a veces todo lo que una persona necesita

es una mano que sostenga la suya

y un corazón que la comprenda.



Que las caminatas con mi padre alrededor del manzano,

en las tibias noches de verano cuando yo era niño,

hicieron maravillas para mí de adulto.



Que todas esas pequeñas cosas que suceden a diario

son las que hacen que la vida sea tan espectacular.



Que debajo de la dura coraza de todos,

está una persona que quiere ser apreciada y querida.



Que el Señor no lo hizo todo en un día.

¿Que me hace pensar que yo sí podré?



Que ignorar los hechos no los cambia.



Que cuando planeas vengarte de alguien,

sólo le estás permitiendo a esa persona,

que te siga lastimando.



Que la manera más fácil para que yo crezca

como persona es rodearme de personas

más inteligentes que yo.



Que una sonrisa es una forma muy sencilla

de mejorar tu apariencia.



Que todas las personas a las que conoces

merecen ser saludadas con una sonrisa.



Que no hay nada más dulce que dormir con tus bebés,

y sentir su suave aliento en tus mejillas.



Que nadie es perfecto hasta que te enamoras de ellos.



Que la vida es dura, pero yo soy más fuerte.



Que nunca se pierden las oportunidades;

alguien más tomará las que tú dejas pasar.



Que una persona debe expresarse con palabras

suaves y dulces, porque es posible que mañana

se las tenga que tragar.



Que no puedo elegir cómo me siento,

pero sí puedo elegir qué hacer al respecto.



Que cuando tu nieto recién nacido se aferra

a tu dedo meñique con su pequeño puño,

te agarran de por vida.



Que es mejor dar consejos sólo en dos circunstancias;

cuando te lo piden y cuando es una situación de vida o muerte.



Que la vida es como un rollo de papel higiénico.

A medida que se acerca al final del rollo,

más rápido suceden las cosas.



Que cuanto menos tiempo tengo, hago más cosas.



Que cuando albergas amargura,

la felicidad atracará en otro lugar.



Que el dinero no compra clase.



Que el amor y no el tiempo, sana todas las heridas.



Que todos queremos vivir en la cima de la montaña,

pero toda la felicidad y crecimiento suceden

mientras estás subiendo la montaña.



Aprendí....

que deberíamos estar contentos que Dios

no nos da todo lo que pedimos.

Fuente Mensaje Espiritual

Sofìa
08-21-2009, 09:49 PM
"]"Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” Hebreos 11:1.[/B]

Cuantas veces he mal entendido lo que es realmente la fe. He pensado en la fe como algo que yo mismo produzco por mi esfuerzo, cuando en realidad la Biblia dice que la fe viene de Dios. Es él quien siembra la fe en mi corazón y luego de sembrar esa fe, la circunstancia se presenta como el terreno apropiado para que germine la potencialidad de Dios es todo su esplendor. Necesito entender este principio para vivir en la certeza de lo que se espera.

Si yo tengo un hijo enfermo, yo no se nada de medicina, pero lo que hago es llamar al doctor y poner la vida de mi hijo en las manos de ese Doctor. Cuando lo llevo al Doctor hay en mi una seguridad de que el médico tiene el suficiente conocimiento para manejar ese problema y no voy a interferir en ese trabajo, solo me siento a esperar y tengo la certeza de que sus conocimientos arrojarán luz sobre ese problema. Pues, con mucha más razón debo manejar las cosas espirituales con certeza sabiendo que el Creador tiene toda la sabiduría necesaria para resolver los más grandes conflictos de la vida.

La certeza que viene de la fe que Dios da, viene al entender que Dios realmente es el creador de todo y que nada escapa de su mano. Su poder es sin igual y grande. Hoy debo confiar en Dios en el tiempo de la turbación y de la tempestad. Necesito confiar con él con toda mi alma hasta el último día de mi vida y dejar que la certeza germine hacía lo que se espera. El Señor es el Dios de la esperanza y en él yo esperaré.

Señor. Gracias por ser el Señor de la esperanza. En medio de un mundo lleno de desesperanza hoy quiero descansar plenamente en ti y dejar que la certeza que viene de ti, pueda germinar hacía lo que se espera. Cuán grande es la esperanza que viene de tu mano. Fortaleza y Gracia vienen de ti. Amén.

Dr. Serafín Contreras Galeano.

Sofìa
09-03-2009, 09:00 PM
Que siempre sientas el amor...

Deseo que halles serenidad
y tranquilidad en un mundo
que no siempre entenderás.

Que el dolor que hayas sentido
y los conflictos en los que hayas estado,
te den más fuerzas para transitar
por la vida enfrentando a cada situación
nueva con valor y optimismo.

Ten la seguridad de que siempre
habrá personas cuyo amor y comprensión
siempre estarán allí, incluso
cuando más sientas la soledad.

Que siempre encuentres
suficiente bondad en los demás,
que te haga creer en un mundo de paz.

Que hayan para ti una palabra amable,
un gesto reconfortante, una sonrisa cálida,
todos los días de tu vida, y que siempre
recibas esos dones... y también los des.

Recuerda el amanecer cuando te parezca
que la noche no termina.

Enséñales a amar a quienes saben odiar,
y déjate amar mientras vayas por el mundo.

Que las enseñanzas de quienes admiras
se hagan parte de ti, para que puedas aplicarlas.

Recuerda, que aquellas personas cuyas vidas
has tocado y quienes han tocado la tuya
siempre son parte de ti, aún si los encuentros
fueran menos de los que desearías.
Es la esencia del encuentro, lo que es
más importante que su forma.

Que nunca te produzcan desesperación
los asuntos materiales, y que, más bien,
aprecies el valor inconmensurable
de la bondad en tu corazón.

Cada día, encuentra el tiempo
para apreciar la belleza y el amor
en el mundo a tu alrededor.

Date cuenta que cada persona
tiene habilidades sin límite, aún
cuando cada uno de nosotros
es diferente a su manera.

Lo que sientas que te falta
en un aspecto, pudiera estar
más que compensado en otro.

Lo que sientas que hoy te falta,
bien pudiera ser una de tus
principales fortalezas de mañana.

Que siempre veas el futuro lleno
de promesas y posibilidades.
Aprende a ver todo, absolutamente
todo, como una experiencia
verdaderamente enriquecedora.

Que siempre encuentres suficiente
fuerza interior, para que tú puedas
darte cuenta de lo que vales,
y no te vuelvas dependiente
de lo que digan los demás
acerca de tus logros.

Deseo que siempre sientas el amor...

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
09-06-2009, 10:17 PM
DOCE PROPÓSITOS

Mi Señor Jesucristo: Deseo regalarte estos 12 propósitos:

1. FE, para abandonarme plenamente en tí. "Si Dios no es tu fin, te encuentras como un hombre sin pies o como el que los tiene torcidos y no puede caminar. Si, además, ansías los bienes de este mundo, corres, sí, pero corres fuera del camino: tu marcha es más bien andar errante que caminar al fin." San Agustín. (In Ep. Io. 10, 1)

2. ESPERANZA, para nunca desfallecer en el camino. "Dirige, pues, tus aspiraciones al fin, dirígelas a Cristo; todo cuanto hagas, refiérelo a él, y cuando en él descanses, no quieras tener más anhelos. Pon en Cristo tu mirada, para que no te detengas en el camino y llegues al fin." San Agustín.

3. CARIDAD, para endulzar la vida. "La caridad es la que nos da paciencia en las aflicciones, moderación en la prosperidad, valor en las adversidades, alegría en las obras buenas; ella nos ofrece un asilo seguro en las tentaciones, da generosamente hospitalidad a los desvalidos, alegra el corazón cuando
encuentra verdaderos hermanos ...." San Agustín (Serm 350, 2-3)

4. HUMILDAD y SENCILLEZ, para servirte con el corazón. "No te dejes engañar por la soberbia, al ver que es abundante en obras; ten presente que hace algunas muy semejantes o casi iguales a las inspiradas por la caridad. La caridad da de comer al hambriento, y también lo hace la soberbia; pero la caridad lo hace para que el Señor sea glorificado y la soberbia para ser ella alabada." San Agustín.
( In Ep, Io,8,9)

"Tu enemigo es tu propio deseo: eres tentado, cuando eres atraído y halagado por tu propio deseo;.." San Agustín. Serm 57, 9.

5. BONDAD, para ser como Tú eres. " Ten entrañas de misericordia, abraza la bondad, a fin de revestirte de Cristo; porque en la medida que practicas la bondad te revistes de Cristo y por la semejanza con Cristo te hace semejante a Dios." San Gregorio Niseno. (D. 1 en Gn 1, 26)

6. SERVICIO, para usar al máximo los dones que me has dado. " Entra pues, dentro de tí mismo, y en todo lo que hagas ten presente que Dios es testigo " San Agustín.

7. SERENIDAD, para tener el tesoro de la paz interior. " Tu barca se agita y amenaza naufragio, porque Cristo duerme dentro de tí. Cuando en el mar de este mundo descubres que los buenos son perseguidos y los malos triunfan, surge la tentación , se encrespan las olas. Tu alma dice: . Despierta a Jesús en ti y dile de corazón: ¡Maestro, que perezco! Me aterran los peligros del mundo; ¡estoy perdido! Entonces él despertará, y volverá la fe a tu corazón" San Agustín. (In Ps 25, 4)

8. SABIDURÍA, para actuar como tú quieres. " Entra en tí mismo y deja atrás el ruido y la confusión. Mira dentro de tí. Mira a ver si hay algún delicioso lugar escondido en tu conciencia donde puedas estar libre del ruido y de la discusión. Donde no hay necesidad de continuar tu disputa y hacer proyectos para seguir adelante en tu camino. Escucha la palabra con calma para entenderla." San Agustín. (Sermones 52, 22)

9. AMOR, para sentirte a mi lado. " Donde está el amor, ¿qué puede faltar? Y si el amor no está ¿qué puede valer?" San Agustín. (In Io. 83,3)

" Quita la fe, y desaparece lo que crees; quita la caridad, y desaparece lo que haces. A la primera pertenece lo que crees; a la segunda pertenece lo que obras. Te diré, en conclusión, que la única fe purificadora es la que obra por amor" San Agustín. (Serm. 53,2)

10. PERSEVERANCIA, para cuidar los detalles que te agradan. "¿Quieres ser grande? Comienza por lo más pequeño. Cuanto más alto sea el edificio que se desea levantar tanto más profundos se cavan los cimientos. La construcción de un edificio continuamente va subiendo; en cambio, el que abre las zanjas va bajando. Por consiguiente, todo edificio, antes de alcanzar su altura, debe descender, y el remate se yergue después de haber descendido." San Agustín. (Ser. 69,2)

11.SALUD, para aprovechar la vida que me has prestado. " Tarde te amé, Belleza tan antigua y tan nueva, tarde te amé. Me has llamado y tu grito rompió mi sordera. Resplandeciste y has disipado mi ceguera. Exhalaste tu perfume, lo respiré y ahora te anhelo. Te he gustado y tengo hambre y sed de ti. Me tocaste y ardo de deseo por tu paz" . San Agustín. (Confesiones 10, 27)

12. OBEDIENCIA, para aceptar tu voluntad.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
09-17-2009, 09:03 PM
"]¡No te desalientes![/B]

¡Espera, no te desalientes!
Encuentro una promesa maravillosa
en la Biblia para tiempos de desaliento.
David afirmaba:

"¿Por qué te deprimes alma mía?
¿Por qué te inquietas?
Espera en Dios, y yo volveré a darle gracias,
a él, que es mi salvador y mi Dios." (Salmo 42, 6)

¿El desaliento quiere ganar terreno en tu vida?
¿Estás empezando enojado o con preocupación la semana?
¿Los resultados parecen no ser los mejores?
¡Qué bueno es el consejo que David se daba a sí mismo:
recordar las intervenciones previas de Dios.
Él dice que "otra vez" tendrá razones para agradecerle a Dios.

Recuerda cómo Dios lo ha sorprendido en anteriores oportunidades,
al mismo tiempo se coloca en situación de expectativa.
Piensa, con respecto a Dios, en términos de "lo que va a hacer".

Es una excelente enseñanza sobre el manejo de los tiempos:
- No amargarse por situaciones presentes no deseadas.
- Recordar la fidelidad de Dios en el pasado.
- Estar expectante por la victoria que Dios dará en el futuro.

Te animo a tener esta misma actitud con respecto
al pasado, al presente y al futuro.
¿Con qué nos volverá a sorprender Dios
durante esta semana?
Cuando tú te empiezas a acordar de esto...

"De día, el Señor me dará su gracia;
y de noche, cantaré mi alabanza
al Dios de mi vida." (Salmo 42, 9)

Vive estos próximos días con fe y expectativa.
Ora para que Dios intervenga más
en tu vida y tú intervengas menos.
Dios no se mueve al ver nuestra necesidad,
Él se mueve al ver nuestra FE.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
09-21-2009, 10:21 PM
Hola tod@s participantes del Foro Vencedores...

Solamente en el combate de la vida, en la lucha dìa a dìa, cara a cara en la adversidad, es cuando mejor logro ver la presencia de mi Poder Superior... valga la redundancia al repetir SUPERIOR ... supera cualquier expectativa que pueda crear la mente a mi favor... es incomparable, desconcertante e inigualable. Me digo todo esto cuando estoy en el forcejeo de las mociones del buen espìritu y del malo. Lo importante y que hace la diferencia AHORA es que es Dios lleva la direcciòn, el timòn de mi barca, al puerto que EL quiera llevarme, porque de nada vale resistirme, su presencia me revasa, y me inunda de luz y esperanza. Solo en EL confìo, y ustedes mis compañer@s de este Foro me han regalado mensajes, cuya fuente es divina.

Con el cariño de siempre; :cool:

Sofìa
09-25-2009, 08:52 PM
Hay en la tierra
un árbol maravilloso,
cuya raíz ,¡oh misterio!,
se encuentra en el cielo...

Acogido a su sombra,
nada ni nadie te podrá alcanzar;
sin miedo a la tormenta,
bajo él puedes descansar.

El árbol inefable
lleva por nombre «amor».
Su fruto deleitable
se llama «el abandono».

Ya en esta misma vida
este fruto me da felicidad,
mi alma se recrea
con su divino aroma.

Al tocarlo mi mano,
me parece un tesoro.
Al llevarlo a la boca,
me parece más dulce todavía.

Un mar de paz me da
ya en este mundo,
y en esta paz profunda
descanso para siempre...

Sólo el abandono me entrega
a tus brazos, ¡oh Jesús mío!
y es el que me hace vivir
la vida de tus elegidos.

Santa Teresa del Niño Jesús (1873-1897), carmelita descalza, doctora de la Iglesia .Poesía 52 «El Abandono es el fruto delicioso del amor»

Sofìa
09-27-2009, 07:25 PM
El lenguaje del amor

Los seres humanos nos hemos dividido
por muchas cosas: la edad, el sexo,
el deporte, la religión, las creencias,
hasta la forma de expresarnos
ha tomado diversas formas,
por las cuales también nos dividimos.

Pero hemos olvidado que hay un solo
lenguaje universal, el lenguaje del Amor.
Este lenguaje que no usa símbolos,
ni transmite sólo ideas,
que se usa para comunicarse.

¿Y qué es comunicarse?
Comunicarse es transmitir una idea.
Comunicación viene de Comunión,
eso quiere decir que debe usarse para unirnos.
¿Estamos realmente uniéndonos
o desuniéndonos en nuestra comunicación?

Para establecer una buena comunicación
es necesario recordar la igualdad entre
quienes se comunican.
Sin embargo, esa igualdad la hemos perdido,
pasamos la vida clasificándonos,
dando prioridad a unos más que a otros,
y menospreciando a quienes percibimos inferiores.

Hemos seleccionado incluso a quienes
pueden o no escucharnos.
Si no seleccionáramos y aprendiéramos
a escuchar con el corazón,
seríamos cada vez más sensibles,
mas no es así siempre y pretendemos
esconder nuestra sensibilidad,
para no mostrarnos débiles ante los demás.

Solemos confundir conocimiento con sabiduría.
El conocimiento, al que más valor otorgamos,
es exclusivo de la mente; un computador
lo puede almacenar en grandes cantidades,
más que cualquier ser humano.

Y esa parte sabia, la que viene del corazón,
la que tiene que ver con la sensibilidad
y la intuición, la que nos hace únicos
y realmente importantes, es la que más
ha perdido valor, la que dejamos pasar inadvertida.

La Sensibilidad es un factor muy importante
en la comunicación, es la habilidad de Sentir
conscientemente, no sólo nuestros sentimientos,
sino también los de nuestro interlocutor.

Se trata de Ver más allá
de lo que se puede percibir con los sentidos.
Esta visión te permite descubrir en los "defectos"
de los demás una herida que aún no ha sanado,
y en sus agresiones hacia ti, una petición de Amor.
Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
10-23-2009, 10:04 PM
La vida en realidad es sencilla pero nosotros la complicamos. Nos gustan las cosas complejas. Dios en sencillo en todas sus enseñanzas. La religión las complica.

Leí que si un abogado hubiera escrito solamente esta frase del Padre Nuestro: «El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy», se leería así:

«Con los debidos respetos, solicitamos y pedimos que, debido a que es necesario hacer una provisión adecuada, en este día y fecha arriba escritos, para satisfacer las necesidades nutricionales de los peticionarios, y para organizar los métodos de almacenamiento y distribución, como se juzgue conveniente y necesario, así como apropiado para asegurar la recepción por y para dichos peticionarios de tal cantidad de productos (llámese pan) se nos conceda la cantidad suficiente de estos productos».

Gracias a Dios que él en su bondad ha hecho la vida cristiana sencilla. Ya tomaste lo sencillo de Dios y lo hiciste parte de tu vida?

Si no. Pruébelo hoy.

Que bueno es saber que el Creador de todo lo que existe no se ha colocado lejos de nosotros o ha colocado barreras para que lo alcancemos, sino que aún un niño en su sencillez lo puede tocar por medio de la oración. ¿Lo has alcanzado hoy? Deten ahora lo que haces y dile algo en oración y en forma sencilla le hablas y él en forma sencilla se responde.

Que estén tus ojos abiertos de noche y de día sobre esta casa, sobre este lugar del cual has dicho: Mi nombre estará allí; y que oigas la oración que tu siervo haga en este lugar. 1 Reyes 8:29

Yo he oído tu oración y tu ruego que has hecho en mi presencia. 1 Reyes 9:29

Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice el Señor, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa del Señor. 2 Reyes 20:5

Fuente: Renuevo En Plenitud

Sofìa
11-09-2009, 07:19 PM
Generosidad


La disposición natural e incondicional
que tiene para ayudar y servir a los demás
sin hacer distinciones.

Resolver las situaciones que afectan
a las personas en la medida de sus posibilidades,
o buscar los medios para lograrlo.

La discreción y sencillez con la que actúa,
apareciendo y desapareciendo en el momento oportuno.

Antes de considerar las acciones que debemos tomar
para vivir mejor este valor, conviene detenernos
a reflexionar un poco en nuestras actitudes:

¿Conscientemente dejo de prestar ayuda
por pereza, desagrado o apatía?

¿Me esfuerzo por superar la propia comodidad,
tomando conciencia de la necesidad ajena?

¿Espero recibir ayuda, favores y servicios
sin considerar el esfuerzo que los demás realizan?

¿Realmente actúo desinteresadamente?
¿Es igual la disposición con mi jefe, socio
o la persona que siempre me apoya,
a la que tengo en casa, mis subalternos,
amigos, conocidos y personas en general?

Antes o después de servir a los demás,
¿pienso o espero recibir un halago, felicitación,
reconocimiento, beneficio o el favor devuelto?
¿Siempre tengo presentes los favores hechos?

¿Les recuerdo, sugiero o hago notar
a las personas mi ayuda e intervención?
¿Normalmente me arrepiento de haber otorgado
mi tiempo, bienes materiales, dinero o hacer
un compromiso que exige un esfuerzo extra de mi parte?

Ser generoso es algo que muchas veces requiere
un esfuerzo extraordinario. Para vivir mejor este valor
en lo pequeño y cotidiano, es de gran utilidad
poner en práctica las siguientes ideas:
Procura sonreír siempre, a pesar de tu estado
de ánimo y aún en las situaciones
poco favorables para ti o para los demás.

Haz el propósito de tener un detalle de generosidad
diariamente con diferentes personas
(familia, trabajo, escuela...): sacar la basura de casa;
cuidar al hermano menor; conservar limpio
y ordenado el salón de clase; llevar la tarea
o apuntes al compañero enfermo;
contestar el teléfono si quien lo hace
está fuera de su lugar.

Se accesible en tus gustos personales,
permite a los demás que elijan la comida,
película, lugar de diversión, pasatiempo,
la hora y punto de reunión.

Aprende a ceder la palabra, el paso, el lugar;
además de ser un acto de generosidad,
denota educación y cortesía.

En algunos casos es válido ceder el turno
a quien tenga una urgencia real.
Cumple con tus obligaciones a pesar del cansancio
y siempre con optimismo, buscando el beneficio ajeno.

Los padres de familia son un magnífico ejemplo,
pues sin su labor, el sustento, el orden en casa,
la educación y bienestar de los hijos, etc.,
simplemente no se darían.

Usa tus habilidades y conocimientos para ayudar
a los demás: explicando la clase a otros;
colaborando en organización de eventos;
enseñando como hacer mejor el trabajo
o la reparación de artículos domésticos;
como instructor de pintura, música,
deportes en algún club infantil o juvenil.

Atiende a toda persona que busca tu consejo
o apoyo; por más antipática o insignificante
que te parezca, considera en ti a la persona
adecuada para resolver su situación.

Cuando te hayas comprometido en alguna actividad
o al atender a una persona, no demuestres prisa,
cansancio, fastidio o impaciencia; si es necesario
discúlpate y ofrece otro momento para continuar.

No olvides ser sencillo, haz todo discretamente
sin anunciarlo o esperando felicitaciones.

El vivir en constante entrega a los demás,
nos ayuda a descubrir lo útiles que podemos ser
en la vida de nuestros semejantes, alcanzando
la verdadera alegría y la íntima satisfacción
del deber cumplido.

Fuente:Mensaje Individual

Sofìa
11-14-2009, 08:58 PM
¡Viviré cada día, Señor!

Como si fuera el primero, y a la vez,
el último de mi existencia.
Dándote gracias, por lo mucho que me das,
y soportando, las pequeñas cruces que,
–grandes o diminutas– caen sobre mi hombro.

Sentiré cada día, Señor,
tu fuerza que me empuja y me levanta,
tu poder que es más grande que toda mi debilidad,
tu presencia, que me garantiza un futuro,
tus promesas, que me animan en mis ideales.
Daré gracias a tu nombre, Señor,
porque, tu Palabra, me habla de un final feliz,
de cosecha abundante y rica,
de premio merecido a quién hizo buen combate,
de una primavera eterna, después de este invierno.

¡Viviré cada día, Señor!
Como el vigilante que guarda un gran tesoro.
Como el vigilante que, ante el horizonte,
grita una y otra vez: ¡Tierra a la vista!
La tierra de la Ciudad Eterna.
La tierra donde todo es eterno.
La tierra donde brilla Dios en su plenitud.
La tierra de la paz que no conoce la guerra.
La tierra donde habita Aquel que se encarnó.
La tierra donde todo es familia y felicidad.

¡Viviré cada día, Señor!
Sabiendo que, un día más, es un día menos.
Un día más en el mundo,
pero un día menos para estar cerca de Ti.
Un día más para hacer el bien,
y un día menos en el intento de haber cambiado.
Un día más para emplearme a fondo,
o un día menos para buscar lo eterno.

¡Viviré cada día, Señor!
Sabiendo que, al final, y como buen final,
me aguardas y me esperas Tú.
Amén.


P. Javier Leoz

Sofìa
11-22-2009, 01:42 PM
ASÌ SE MANIFIESTA MI PODER SUPERIOR CONMIGO


Miedos Financieros

Me senté en el coche, viendo el letrero en la puerta de la oficina de víveres: “Cerrado hasta el viernes”. Era miércoles. Tenía dos hijos hambrientos y, yo misma, no tenía dinero. Apoyé la cabeza sobre el volante. Ya no aguantaba más.

Había sido tan fuerte, tan valiente, tan confiada durante tanto tiempo. Era una madre soltera con dos hijos, recién divorciada. Había trabajado tan valerosamente por sentirme agradecida de lo que tenía, al tiempo que fijaba metas económicas y trabajaba en creer que merecía lo mejor. Había soportado tanta pobreza, tanta privación.

Diariamente trabajaba el Paso Once. Trabajaba duro rezando para que Dios me diera a conocer Su voluntad sólo para mí y para que me diera la fuerza para cumplirla. Creía que estaba haciendo lo que necesitaba hacer en mi vida. No estaba payaseando. Estaba haciendo mi mejor esfuerzo, estaba trabajando lo más que podía.

Y simplemente no había suficiente dinero. La vida había sido una lucha en muchos sentidos, pero la lucha con el dinero parecía no tener fin.

El dinero no lo es todo, pero se necesita para resolver ciertos problemas. Estaba harta de “dejar ir” y “dejar ir” y “dejar ir”. Estaba harta de “actuar como si” tuviera suficiente dinero. Estaba cansada de tener que trabajar tan arduamente a diario por dejar ir el dolor y el miedo de no tener lo suficiente. Estaba cansada de trabajar tan duro por ser feliz sin tener lo suficiente. De hecho, la mayor parte del tiempo estaba feliz. Había encontrado mi alma en la pobreza. Pero ahora que ya tenía a mi alma y a mi ser, quería también algo de dinero.

Mientras estaba en el coche tratando de recomponerme, escuché a Dios hablar con esa silenciosa, calmada voz que murmura suavemente a nuestras almas. “No tienes que volver a preocuparte por dinero, criatura. No a menos que así lo quieras. Te dije que yo cuidaría de ti. Y lo haré.”

Magnífico, pensé. Muchísimas gracias. Te creo. Confío en Ti. Pero mírame. No tengo dinero. No tengo comida. Y la oficina de víveres (la oficina gubernamental encargada de proveer de comida a la gente sin empleo en Estados Unidos) está cerrada. Me has fallado. De nuevo escuché Su voz en mi alma: “No tienes que volver a preocuparte por dinero. No tienes por qué tener miedo. Te prometí que cubriría todas tus necesidades”.

Me fui a casa, le llamé a una amiga y le pedí algo de dinero prestado. Detestaba pedir prestado, pero no tenía alternativa. Mi derrumbamiento en el coche había sido un alivio, pero no resolvió nada, ese día. No había ningún cheque en el buzón.

Pero conseguí comida para ese día. Y para el día siguiente. Y el siguiente. A los seis meses, mis ingresos se habían duplicado. A los nueve meses se habían triplicado. Desde ese día, he tenido épocas difíciles, pero nunca he tenido que pasar sin nada, no más que por un momento.

Ahora tengo suficiente. A veces aún me preocupo por el dinero porque me parece tan habitual. Pero ahora no tengo por qué hacerlo, y sé que nunca tuve que hacerlo.

Dios mío, ayúdame a trabajar duro por lo que creo que está bien para mí en mi vida hoy, y confiaré en Ti para el resto. Ayúdame a dejar ir mis miedos acerca del dinero. Ayúdame a darte a Ti esa parte, Dios mío. Quita los obstáculos y las barreras en mi vida para el éxito económico.

El Lenguaje del Adiòs. Melody Beattie ¡Viviré cada día, Señor!

Como si fuera el primero, y a la vez,
el último de mi existencia.
Dándote gracias, por lo mucho que me das,
y soportando, las pequeñas cruces que,
–grandes o diminutas– caen sobre mi hombro.

Sentiré cada día, Señor,
tu fuerza que me empuja y me levanta,
tu poder que es más grande que toda mi debilidad,
tu presencia, que me garantiza un futuro,
tus promesas, que me animan en mis ideales.
Daré gracias a tu nombre, Señor,
porque, tu Palabra, me habla de un final feliz,
de cosecha abundante y rica,
de premio merecido a quién hizo buen combate,
de una primavera eterna, después de este invierno.

¡Viviré cada día, Señor!
Como el vigilante que guarda un gran tesoro.
Como el vigilante que, ante el horizonte,
grita una y otra vez: ¡Tierra a la vista!
La tierra de la Ciudad Eterna.
La tierra donde todo es eterno.
La tierra donde brilla Dios en su plenitud.
La tierra de la paz que no conoce la guerra.
La tierra donde habita Aquel que se encarnó.
La tierra donde todo es familia y felicidad.

¡Viviré cada día, Señor!
Sabiendo que, un día más, es un día menos.
Un día más en el mundo,
pero un día menos para estar cerca de Ti.
Un día más para hacer el bien,
y un día menos en el intento de haber cambiado.
Un día más para emplearme a fondo,
o un día menos para buscar lo eterno.

¡Viviré cada día, Señor!
Sabiendo que, al final, y como buen final,
me aguardas y me esperas Tú.
Amén.


P. Javier Leoz

Sofìa
11-23-2009, 07:14 PM
¿Fin o Principio?

En busca de la razón, el otro día me entró
curiosidad por saber qué era la cosa más valiosa
que tenía, busqué y busqué y no me decidía.
Entonces se presentaron ante mí varios
de los sentimientos.

Empezó a hablar la ENVIDIA diciendo:
"Todavía no tienes lo más valioso que existe,
todos los demás lo tienen, pero tú no..."

La IRA contestó: "Sí, la Envidia tiene razón,
entonces la solución es fácil, acaba con todos
los que tengan algo más valioso que tú
y de esa manera tú vas a tener
más cosas valiosas".

Le siguió la TRISTEZA: "Ahhh, buuaah,
este mundo es injusto... tú no tienes nada valioso,
así que creo que la Ira y la Envidia tienen razón".

De repente se escuchó un ruido muy fuerte,
era el HONOR, buscando nuestra atención...
y venía acompañado y en buen entendimiento
con la INDIGNACIÓN, dijo el Honor:
"Debería darles vergüenza el hablar de esa manera",
"sí es indignante" dijo la Indignación.

Se acercó lentamente la TIMIDEZ, que venía
escondida detrás del MIEDO. Y dijeron casi a coro
"Por qué no se dejan de esas cosas, mejor vamos
a quedarnos con lo que ya tenemos,
no busquemos más allá"

La PERSPICACIA se levantó y dio su punto de vista:
"Humm, veo claramente que se han dividido
en dos grupos... uno que dice que necesitamos buscar
las cosas valiosas en los demás y quitárselas,
y otro grupo que dice que de esta manera estamos bien...
hummm, creo que deben ponerse de acuerdo"

La DUDA parecía confundida y dijo titubeando:
"Si son dos grupos y la razón la tienen los que creen
que así estamos bien, sin cosas valiosas pero bien...
¿verdad que sí?, bueno si lo vemos desde otro punto
de vista... eh...hummm ahhh... no sé" en ese momento
la Duda salió del cuarto y la acompañó la LOCURA.

De pronto una voz grave y apenas audible,
se escuchó, era el ODIO que dijo enojado:
"No sean metidos y cada quien dedíquese a lo suyo,
son una bola de holgazanes".

Llegada la noche las discusiones seguían,
todos opinaron sin llegar a ninguna conclusión,
pero llegó la ALEGRÍA y contagiosamente
organizó una fiesta, ¿por qué la hizo?
quién sabe, sólo ella y la Locura sabían.

En lo que ellos festejaban yo decidí dormir
para dejar de pensar en todo eso...
Al despertar empecé a oler un rico aroma a rosas...
mi desayuno estaba en mi cama. Cuando logré
abrir los ojos vi a mi amada, que con tremenda
sonrisa me dio un beso y los buenos días.

En ese momento llegó el unico sentimiento
que no había visto la noche anterior, me hizo entender
que era lo más valioso que tenía.
Explicarlo con palabras sería imposible,
pero si un día se acerca a ustedes un sentimiento
llamado AMOR, síganlo y traten de ser felices
aunque este sentimiento no tenga nada que ver
con la razón, y aunque a veces vaya acompañado
de la locura, la tristeza y muchos sentimientos más,
créanme, vale la pena.

Solamente no olviden que su pareja
busca las mismas cosas que ustedes,
así que compartan todo lo que puedan.
Sólo háganle saber lo mucho que la aprecian...
Fin, ¿o principio? dijo la duda. ¿Tú sabrás?

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
11-25-2009, 08:36 PM
Jamás acobardarse

¿Acabar con la vida, sólo porque
uno no logró el amor de alguien?
Existe tanta gente que nos podría hacer
tan o hasta más felices que aquella persona
que no correspondió a nuestro amor.
¿Acabar con la vida sólo porque te fue mal
en una prueba, en un examen?
Otras tantas vendrán.
Cuántos fueron reprobados, una,
dos, tres... veces y no se desanimaron,
y hoy son personas formadas
y bien ubicadas en la vida.

¿Acabar con la vida sólo porque te fue mal
en los negocios o tuvo iniciativas desafortunadas?
Pero la vida da sus vueltas: mañana podrá
"llover en tu huerto", será tu turno.
Cuántas personas perdieron todo lo que tenían,
recomenzaron, y con el pasar del tiempo,
con un poco de sacrificio, se estabilizaron nuevamente.

Acabar con la vida sólo porque hubo
decepciones, fracasos, frustraciones,
sea lo que fuere. No, no hay razón alguna
que justifique este gesto de cobardía.
¡Pues todo pasa! ¡Todo se transforma!

No eches todo a perder, lo peor ya pasó.
Ahora que se está acabando la tempestad,
¿te vas a desanimar?
Mira con esperanza hacia el futuro.
Tú todavía puedes ser muy feliz.
Piensa en lo major, espera lo major,
siembra el bien, ama bastante,
perdona más todavía, comienza a construir.

Si tanta gente logra ser feliz,
¿por qué tú no lo irías a lograr?
¿Por qué desesperarse si siempre habrá un nuevo día?
¿Por qué desaparecer del mundo si es tan lindo vivir?
¡Nunca es tarde para recomenzar una vida!

Padre Juca

Sofìa
11-28-2009, 09:08 PM
Evangelio según San Lucas 21,34-36.

Tengan cuidado de no dejarse aturdir por los excesos, la embriaguez y las preocupaciones de la vida, para que ese día no caiga de improviso sobre ustedes como una trampa, porque sobrevendrá a todos los hombres en toda la tierra. Estén prevenidos y oren incesantemente, para quedar a salvo de todo lo que ha de ocurrir. Así podrán comparecer seguros ante el Hijo del hombre". Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.
__________________________________________________ _______________

Comentario del Evangelio por : San Afraates (?- hacia 345), monje y obispo cerca de Mosul Las Disertaciones, nº 4

« Estad siempre despiertos y pedid insistentemente »

Amigo, cuando se hace lo que gusta a Dios, eso es oración, y es eso lo que me parece bello... Por encima de todo sé asiduo a la oración sin cansarte, tal como está escrito pues nuestro Señor dijo: «Orad sin cesar». Asiste con asiduidad a las vigilias, aleja de ti el sueño y la pesadez, permanece en vela día y noche sin desanimarte.

Voy a enseñarte los modos de oración: en efecto, está la oración de petición, la de acción de gracias y la alabanza; la de petición es cuando pedimos misericordia por nuestros pecados, la acción de gracias es cuando das gracias a tu Padre que está en los cielos, y la alabanza cuando le alabas por sus obras. Cuando estás en peligro, acude a la petición; cuando te sabes provisto de bienes dale gracias al que te los da; y cuando estás de buen humor, presenta la alabanza.

Todas tus plegarias debes presentarlas delante de Dios según las circunstancias. Fíjate en lo que el mismo David decía en todo momento: «Me levanto a medianoche a darte gracias por tus justos juicios» (Sl 118,62). Y en otro salmo dice también: «Alabad al Señor en el cielo, alabad al Señor en lo alto» (Sl 148,1). Y, finalmente, dice: «Bendigo al Señor en todo momento, su alabanza está siempre en mi boca» (sl 33,2). Porque no debes orar siempre de la misma manera sino según las circunstancias.

Y yo, amigo, estoy completamente convencido que todo lo que los hombres piden asiduamente, Dios se lo concede. Pero el que ofrece con hipocresía no es agradable al Señor, tal como está escrito: Al que hace oración, que se fije bien en si su ofrenda no tiene algún defecto, y si es así que la ofrezca seguidamente, pues de lo contrario su ofrenda quedará en tierra (cf Mt 5,23-24; Mc 11,25). Y, ¿qué es la ofrenda sino la oración?... En efecto, de todas las ofrendas, la oración pura es la mejor.

Sofìa
11-30-2009, 08:46 PM
Uno crece

Imposible atravesar la vida… sin que un trabajo salga mal hecho, sin que una amistad cause decepción, sin padecer algún quebranto de salud, sin que un amor nos abandone, sin que nadie de la familia fallezca, sin equivocarse en un negocio.

Ese es el costo de vivir.

Sin embargo lo importante no es lo que suceda, sino, como se reacciona.

Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.

Uno crece…

Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.

Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla.

Cuando acepta su destino, pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo.

Uno crece asimilando lo que deja atrás de sí, construyendo con lo que tiene un camino hacia adelante y proyectando el porvenir.

Crece cuando se supera, se valora, y sabe dar frutos.

Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias… ¡y siembra raíces!.

Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios negativos, ni prejuicios, cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes, cuando cumple con su labor.

Uno crece cuando se es fuerte por carácter, sostenido por formación, sensible por temperamento… ¡y humano por nacimiento!.

Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas, recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo.

Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse, con residuos de flores… ¡y de encenderse con residuos de amor…

Uno crece ayudando a sus semejantes, conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.

Uno crece cuando se planta para no retroceder… cuando se defiende como águila para no dejar de volar… cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.

Entonces… ¡Uno Crece!
UnMensajeParaTi.com.ar

Sofìa
12-03-2009, 09:00 PM
Carta de Cristo

Mi querido amigo, mi querida amiga:

Hoy quiero escribirte porque quiero conversar contigo...
Sí, quiero hablarte con la voz del corazón y escuchar la voz del tuyo.
Hace tiempo que te estoy esperando; sé que mantienes muchas cosas
entre manos, que no tienes tiempo... pero, mi amor por ti es superior
a todo lo que tengas que hacer, y por eso, hoy decidí escribirte.

Ah, se me había olvidado decirte quién soy; pero
¿no es verdad que tú ya sabes quién es el que te escribe?
Soy yo, Jesús, el hijo de María, tu amigo y salvador.

Dime amigo: ¿te cuesta creer?
Para mí es tan importante contar con tu fe, porque quiero
que me hagas presente vivo entre los hombres.

¿Te gustaría participar conmigo en esta gran misión
de salvar la humanidad y llevar mi amor a los hermanos?
A mis amigos les he dicho que yo soy "La luz del mundo",
pero, ¿sabes una cosa? Yo te necesito a ti para disipar
tantas sombras que oscurecen la vida de los hombres.

¿Acaso no te das cuenta que el pecado ha enceguecido
muchas mentes y endurecido muchos corazones?
Y... ¿tú mismo, no tienes la experiencia de la oscuridad
en tu propia vida? ¿Quieres entonces, que compartamos
hoy de tú a tú, esa situación tuya que te quita la paz
e impide tu crecimiento interior?
¿Qué es lo que te está destruyendo, qué te pasa?
Acaso ¿la impureza..., la incredulidad..., el egoísmo...,
la mentira..., el desamor..., ha manchado tu juventud
y por eso te sientes inquieto? Háblame con toda confianza,
pues quiero ayudarte, brindarte mi amor misericordioso
y sanarte con mi gracia.

Al decirle un día a mis amigos que mi Cuerpo era
verdadera comida y mi Sangre verdadera bebida,
muchos dieron un paso atrás y rompieron su amistad
conmigo. Al preguntarle a los doce si también querían
dejarme, Pedro me contestó: "Señor, ¿a quién iremos?
Sólo tú tienes palabra de vida eterna".

Ahora dime tú, amigo, amiga, que eres joven
y amas la vida ¿qué estás haciendo con tu juventud?
¿qué es lo que buscas? ¿qué es lo que anhelas?
Háblame, aquí estoy para escucharte... ánimo...
No tengas miedo..., Yo estoy contigo.
Yo he vencido la muerte y el dolor.
Tu corazón puede descansar seguro en el mío,
porque sólo quiero que tengas vida y la tengas
en abundancia; para esto me envió mi Padre,
que es también tu Padre; Él te ama tanto
que me envió para salvarte... ¿Te das cuenta
cuan inmenso es el amor de Dios por ti?

Esta carta me está saliendo un poco larga,
¡pero créeme que estoy feliz comunicándome contigo!
Perdóname, pero quiero hacerte una pregunta,
la misma que un día le hice a un amigo:
"Pedro... ¿me amas? ¿cómo me lo aseguras?
¿Por qué no examinas un poco tu comportamiento
con los hombres, mis hermanos, antes de responderme?
¡Gracias! Un millón de gracias por escucharme...
por lo que me has confiado... y también
por la respuesta que acabas de dar.

No olvides nunca que si te sientes cansado
o triste, puedes contar conmigo, yo te aliviaré...
Eso sí, trata de aprender de mí que
Soy manso y humilde de corazón...

Bueno, hasta pronto, saluda a los tuyos,
a todos los que amas... Diles que siempre
los estoy esperando, porque mi amor
por ti es eterno y no se agota jamás.

Para ti la fuerza de mi amor
y el de mi Padre que es el mismo...
No me olvides nunca...
"Yo jamás te abandonare"

Tu amigo de siempre:

Jesucristo(Espero tu respuesta)

Sofìa
12-09-2009, 08:39 PM
Las oportunidades...

Lo que es tuyo, llegará a tus manos,
a tu existencia, a su debido tiempo,
ni antes, ni después, cuando debe ser;
los sueños cuando se forjan en el alma,
tarde o temprano se da la ocasión
de realizarlos, nunca es tarde,
las coincidencias empiezan a darse
y la vida se viste de gala y abre sus brazos
para regalarte la oportunidad.

Dice un antiguo proverbio árabe:
"Hay cuatro cosas en la vida
que jamás regresan:
la flecha disparada,
la palabra pronunciada,
la vivencia que se tuvo,
y la oportunidad desperdiciada" .

Y si tienes los ojos de tu mente
y corazón abiertos, te darás cuenta
de que tú, y sólo tú, puedes alcanzar
todo lo que realmente te propongas,
sólo tú puedes aprovechar
las oportunidades que se te presenten,
por eso hoy, mi yo adulto,
le hace un regalo al niño interior
que vive en mí, y ésta, la recompensa
con una maravillosa certeza:
alcanzaré todos mis sueños
porque voy en pos de ellos.:cool:

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
12-10-2009, 08:54 PM
Lo que importa

Lo que trasciende no son los espejismos
de lo material, sino tu riqueza espiritual,
lo que eres y el amor que ofreces.
Lo que vale es darte y dar,
que es lo único que te enriquece,
no las posesiones que acumulas.

Importa lo que construyes en el instante fugaz,
no los errores de un pasado que sólo es recuerdo.
Importa la sabiduría que vives y compartes,
no los títulos y cargos que inflan el ego.
Importa la verdad, no tu verdad;
valen los buenos frutos,
no las vanas promesas.

Lo que importa no es cuánto vives,
dónde vives y qué tienes,
sino cómo vives y cuánto amas.

Lo valioso está en tu interior
y en el de los demás, no en la fachada.
Lo que necesitas no es lo que sólo
te da placer; muchas veces lo que más
necesitas es lo que menos te gusta.

No importa si te hirieron o te maltrataron,
lo que importa es si eso te sirvió
para crecer y perdonar.

Lo que te perfecciona no siempre está
exento de dolor; porque el dolor suele ser
un buen maestro, si sabes amar.

Lo que importa no es que cambies
a los demás, sino que cambies tú,
los aceptes y los comprendas.
De hecho, una relación auténtica
te libera y te empuja hacia arriba,
no te aprisiona ni te anula.

Lo que vale es la realidad,
no tus máscaras.
Lo que cuenta no es si las penas
te aturden y te trituran, lo valioso
es aprovecharlas para madurar y mejorar.

Nada sucede por azar, todo tiene
su razón de ser y nada es inútil,
aunque no lo entendamos.
Lo terrible no es que estés solo,
lo cruel es que te sientas solo,
incluso cuando estás en compañía.

Lo que necesitas son personas que piensen
distinto, aunque te disguste, no marionetas
que manejas a tu antojo.
Aquellos que te quieren no son los mismos
que te adulan, y los que te forman
son los que pulen tus aristas.

Lo que importa está en tu esencia,
no en las apariencias.
Lo que permanece nace de tu yo profundo,
no del ego y sus ilusiones.
Lo que importa no es a qué credo
perteneces, sino cuánto sirves;
no en cuál país naciste,
sino en cuál das lo mejor de ti.

Lo que vale en el más acá, casi siempre,
es lo que menos cuenta en la eternidad.
Cuentan los puentes que nos unen,
no los rótulos que nos separan;
importan los firmes principios
y los altos valores,
no un partido ni una ideología.

Lo importante no es lo que deslumbra
al mundo, lo único importante es
que el amor sea lo más importante.
Lo importante es que Dios sea tu amigo
constante y tu permanente guía,
no cómo le llamas o le rezas.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
12-14-2009, 07:00 PM
Es hora de buscar a Dios

Cuando la vida pierde su brillo.
Cuando el tiempo deja de existir.
Cuando ya no queda esperanza.
Cuando no hay deseo de vivir,
es hora de buscar a Dios.

Cuando las flores no te impresionan.
Cuando no ves la belleza de una mariposa al volar.
Cuando no oyes música en el piar de un pájaro.
Cuando el arco iris no te hace pensar,
es hora de buscar a Dios.

Cuando el alborear no te habla.
Cuando el rayar del día no te hace sonreír.
Cuando el cantar del gallo no te anima.
Cuando el calor del sol no te hace mejor sentir,
es hora de buscar a Dios.

Si te preguntas el por qué.
Si buscas una explicación.
Si la vida no tiene sentido.
Si crees que nadie tiene razón,
es hora de buscar a Dios.

Si el embarazo de una mujer no te dice nada.
Si el nacimiento de un niño no te hace llorar.
Si un "papá dame un beso" no te llega al alma.
Si un nieto no te hace soñar,
es hora de buscar a Dios.

Si el firmamento no te pasma.
Si las estrellas no te vislumbran.
Si la luna no te mira.
Si el universo no te asombra,
es hora de buscar a Dios.

Fuente: Mensaje Espiritual

Sofìa
12-15-2009, 07:18 PM
En los momentos...

En los momentos sombríos, Yo seré tu luz.
En los momentos de tristeza, seré tu alegría.
En los momentos de lucha, seré tu liberación.
En los momentos de debilidad, te infundiré fuerzas.
En los momentos de incertidumbre, Yo seré tu explicación.
En momentos de duda, seré fe para ti.
Y algo más importante todavía:
Soy amor para ti.
Te amo y te perdono.

No te desanimes, pues; no te descorazones,
no mires atrás, no sientas remordimiento
por errores o pecados cometidos.
Lo pasado ya pasó, he cubierto esos errores
y pecados, y lo que era como la grana
será emblanquecido como la nieve.
Como está lejos el oriente del occidente,
así hice alejar de ti tus pecados.

Desde el primer momento en que imploras
Mi perdón, desde el preciso instante
en que clamas a Mí, te concedo Mi perdón.
Por tanto, no hay ya motivo para que sigas
preocupándote, temiendo y llevando la carga tú mismo.

Fuente: Mensaje Espiritual :cool:

Sofìa
12-20-2009, 04:43 PM
No Es Amor...

Si necesitas a alguien para ser feliz … eso no es amor.
ES CARENCIA.

Si tienes celos, inseguridad y haces cualquier cosa por mantener a alguien a tu lado, aún sabiendo que no eres amado … eso no es amor.
ES FALTA DE AMOR PROPIO.

Si crees que tu vida queda vacía sin esa persona … no consigues imaginarte solo … y mantienes una relación que se acabó … eso no es amor.
ES DEPENDENCIA.

Si piensas que el ser amado te pertenece te sientes dueño y señor de su vida y de su cuerpo… eso no es amor.
ES EGOISMO.

Si no lo deseas … no te realizas como hombre o mujer con esta persona, prefieres no tener relaciones íntimas con ella, sin embargo sientes agrado al estar a su lado … eso no es amor.
ES AMISTAD.

Si discuten por cualquier motivo, les falta acuerdo en diversas situaciones, no les gusta hacer las mismas cosas … pero hay un deseo de estar íntimamente juntos …. eso no es amor.
ES DESEO.

Si tu corazón late más fuerte, el sudor se pone intenso, tu temperatura sube y baja, sólo en pensar en la otra persona … eso no es amor.
ES PASION.

Ahora, que ya sabes lo que NO ES AMOR, es más fácil analizar lo que pasa contigo y procurar atraer a alguien por la que sientas afecto, deseo, pasión, necesidad, ansiedad … y que este alguien sienta lo mismo por ti.

Fuente: Autor Desconocido

Sofìa
12-21-2009, 08:44 PM
7 luces para la semana

Sabiduría para el lunes

Saber llegar hasta el fondo de las cosas no es tarea fácil. Solemos quedarnos en la periferia de lo que vemos y de lo que ocurre. La sensatez y el buen juicio te acompañen para que sepas examinarte a ti mismo

Consejo para el martes

Acostumbrados a vivir a presión en medio de tanta palabrería barata es difícil encontrar un consejo y un consejero oportuno. Cuando escuches una orientación de alguien que te quiere, recíbela y apúntala aunque te haga daño

Saber estar para el miércoles

Perder los estribos y los papeles es reacción a la lógica por nuestra supervivencia. Pensar las cosas y contar hasta 10 es un buen sistema para ser dueños de nuestros silencios y no esclavos de nuestros improperios

Presencia para el jueves

En cierta ocasión un amigo fue a visitar a otro que se encontraba enfermo. Este último le recibió con estas palabras: “te eché en falta cuando más te necesitaba”. Saber estar a la altura de las circunstancias es siembra de buenos amigos

Conformidad para el viernes

La vieja canción de “quien tiene un duro quiere tener dos….” nos alecciona sobre la realidad egoísta del ser humano. Estar conforme con lo que uno tiene es una forma real y positiva de vivir con alegría cada día y de sacarle jugo a cada hora.

Delicadeza para el sábado

Decía Santa Teresa de Jesús que “la delicadeza se desglosa en mil detalles”. Somos muy económicos para brindarnos y deshacernos por los demás y, en cambio, exigiendo siempre buen trato de los demás. “Manos que no dais ..¿qué esperáis” (Anónimo)

Espíritu para el domingo

Termina la semana y, diversas circunstancias, pueden que nos hayan dejado exprimidos como una esponja. Solo Dios, con la fuerza de su Espíritu, es capaz de llenarnos de nuevo en la eucaristía dominical y enviarnos fortalecidos a la misión durante la próxima semana
Autor: Padre Javier Leoz

Sofìa
12-25-2009, 06:31 PM
Al Estilo de Dios

Homenaje al Señor en estos tiempos Navideños

Se nota Su toque, ¿verdad? En cada cosa que Dios propicia, se nota Su estilo. El, no se contradice, nunca. Nos lo dijo ya cuando pasó por aquí, hace unos veinte siglos: el Reino de Dios está entre nosotros, y es como un grano de mostaza (Mateo 13, 31-35). Es como una pequeñísima semilla, mucho menor a las demás semillas, que crece de modo imperceptible y se hace una gran planta en la que anidan los pájaros. O es como la levadura, que se mezcla en cantidades ínfimas, y produce efectos inesperados en la masa que se hornea ante nuestra vista.

Su accionar es imperceptible, quizás un poco lento a los ojos humanos, pero poderoso. Meditemos en Su Nacimiento en Belén, una vida escondida en Nazaret, tres años de trabajo entre algunos testigos en un rincón perdido del mundo Romano, una Muerte horrenda en Jerusalén, una Resurrección atestiguada por una buena cantidad de amigos, la Ascensión ante la mirada sorprendida de los más cercanos. ¿Qué ocurrió luego? Primero muy lentamente, pero luego creciendo como un torbellino imparable, Su influencia en el mundo llegó a fracturar y triturar las culturas y volverse el Hombre más influyente en la historia de la humanidad.

El no necesitó victorias militares, títulos de realeza ni campañas publicitarias globales. ¿Cómo es que ocurrió esto? Difícil explicarlo, porque estos sorprendentes resultados obedecen a Su estilo, Su toque. Por supuesto, tenía que ser de ese modo, porque El es Dios, el Hombre-Dios. ¿Cómo podrían competir con El los emperadores, o reyes, o los magnates del mundo moderno? ¡Ni modo! Ni a los tobillos le llegan.

El obra desde el silencio, desde lo pequeño, desde la humildad extrema. Sus obras avanzan siendo mayoritariamente ignoradas, hasta que adquieren una solidez que las hace imparables, indiscutibles. Los santos han sido Sus eficientes instrumentos porque fueron dóciles al dejarse moldear por Su Mano. Jesús fue con ellos un maestro en el arte de la tolerancia, la paciencia, la obediencia, el dejar hacer. No quiere decir esto no trabajar, sino todo lo contrario, trabajar mucho pero sin pretender acelerar los tiempos poniendo a riesgo la obra entera.

El Grano de mostaza crece, desarrolla sus raíces, antes de dejar aflorar en la superficie la copa que tendrá que resistir los vientos y las lluvias. Igual, las obras de Dios crecen en su estructura invisible antes de empezar a mostrar ramas y follaje a los ojos del mundo. Cuando una obra de Dios es acelerada por culpa de la ansiedad humana, promocionándola como si se tratase de un cantante de rock o un producto de consumo masivo, se pone a riesgo la totalidad del edificio.

No, Dios no actúa de ese modo, y cuando los hombres se equivocan y se apartan de Su estilo, El comienza a tomar distancia si es que el error no es corregido de modo inmediato. En el estilo de Dios no hay lugar para vanidades, ni para pretensiones de ser algo más que los demás. Y mucho menos para la propagación de un espíritu de división, criticando otras obras de Dios con el pretendido fin de ensalzar la propia.

El grano de mostaza es pequeño, y sin embargo sabe interiormente que tiene una misión importante. Pero no por eso se pavonea ante las demás semillas diciendo “no se dejen engañar por mi pequeñez, pues yo seré un día más grande que todas ustedes”. El grano de mostaza se sabe pequeño, y se concentra en mantener esa pequeñez, porque sabe bien que su contribución al Reino de Dios crecerá de modo inadvertido y sustentado en la acción de Dios, no de los propios esfuerzos. La paciencia es la madre de su caminar.

Debemos aprender a conocer, a admirar, y a practicar el Estilo de Dios. La escuela donde se enseña esta maravillosa habilidad está alrededor nuestro. Baste con observar pacientemente la forma en que creció cualquier obra del Señor, o mejor aún, baste con observar como ha crecido la Obra de la Salvación en su completitud.

Sin presunciones, sin alharacas, sin pechos inflados, sin sabiduría humana. Con mucho silencio, con mucha observación, con mucha oración, con una mirada interior que nos dice: “Yo nada soy, ¿como podría entonces pretender saber los motivos y las respuestas a los planes del Señor?”. La pregunta a Dios nunca es ¿por qué?, sino ¿para qué? Aceptando Sus designios, particularmente Sus cruces, sólo debemos preguntar, ¿qué esperas de mi, Señor?

www.reinadelcielo.org

FELIZ NAVIDAD A TOD@S L@S PARTICIPANTES DE VENCEDORES

Sofìa
12-30-2009, 10:01 PM
Año nuevo, vida nueva

Empezar un nuevo año, como si fuera cualquier cosa,
es una enorme torpeza; un año de vida es un regalo
demasiado grande para echarlo a perder.
¿Alguna vez has sentido en lo más hondo de tu ser
ese deseo profundo y enorme de mejorar o de cambiar?
Si es así, no dejes que el deseo se escape,
porque no todos los días lo sentirás.
Si hoy sientes esa llamada a querer ser otro,
a ser distinto, atrápala con fuerza y hazla realidad.
El inicio de un nuevo año es el momento para reunir
las fuerzas y toda la ilusión para comenzar
el mejor año de la vida, porque el que se proponga
convertir éste en su mejor año, lo puede lograr.

El año nuevo es una oportunidad más para transformar
la vida, el hogar, el trabajo en algo distinto.
«Quiero algo diferente, voy a comenzar bien;
así será más fácil seguir bien y terminar bien.
Quizá el año pasado no fue mi mejor año,
me dejó un mal sabor de boca.
Éste va a ser distinto, quiero que así sea;
es un deseo, es un propósito,
y no lo voy a echar a perder.
Tengo otra oportunidad que no voy a desperdiciar,
porque la vida es demasiado breve».

¿Quién es capaz de decir:
«Desde hoy, desde este primer día, todo será distinto?
En mi hogar me voy a arrancar ese egoísmo
que tantos males provoca; voy a estrenar un nuevo amor
a mi cónyuge y a mi familia; seré mejor padre o madre.
Seré también distinto en mi trabajo, no porque vaya a cambiar
de trabajo, sino de humor.
En él incluso voy a desempolvar mi fe, esa fe arrumbada
y llena de polvo; voy a poner un poco más de oración,
de cielo azul, de aire puro en mi jornada diaria.
Ya me harté de vivir como he vivido, de ser egoísta,
tracalero, injusto. Otro estilo de vida, otra forma de ser.
¿Por qué no intentarlo?»

En los ratos más negros y amargos, llenos de culpa, piensas:
«Por qué no acabar con todo? Pero en esos mismos momentos
se puede pensar otra cosa: ¿Por qué no comenzar de nuevo?»
Algunos ven que su vida pasada ha sido gris, vulgar y mediocre,
y su gran argumento y razón para desesperarse es:
«He sido un Don Nadie, ¿qué puedo hacer ya?»

Pero otros sacan de ahí mismo el gran argumento,
la gran razón para el cambio radical positivo:
«No me resigno a ser vulgar; quiero resucitar a una vida mejor,
quiero luchar, voy a trabajar, quiero volver a empezar».
Un año recién salido de las manos del autor de la vida
es un año que aún no estrenas. ¿Qué vas a hacer con él?
El año pasado ¿no te gustó?, ¿no diste la medida?
Con éste ¿qué vas a hacer? Un nuevo año recién iniciado:
todo comienza, si tú quieres; todo vuelve a empezar...

Yo me uno a los grandes insatisfechos, a los que reniegan
de la mediocridad, a los que, aún conscientes de sus debilidades,
confían y luchan por una vida mejor.
Todos desean a los demás y a sí mismos
un buen año, pero pocos luchan por obtenerlo.
Prefiero ser de los segundos.


Padre Mariano de Blas, L.C.

Sofìa
12-31-2009, 11:51 PM
"Cada demora está perfectamente bien, por cuanto nos encontramos en las manos seguras de Dios", dijo Madame Guyon (1648-1717).

-Nosotros también debemos aprender a ver cada demora como si estuviera "perfectamente bien". Las postergaciones son razones para orar en vez de serlo para desarrollar ansiedad, impaciencia y molestia. Son oportunidades para que Dios forme esas cualidades imperecederas pero difíciles de adquirir como la humildad, la paciencia, la serenidad, y la fortaleza. Dios nunca dice "espera un rato" a menos que esté planeando hacer algo en nuestra situación –o en nosotros. El espera para mostrar Su gracia.

-Así que, ¡ánimo! Si la respuesta de Dios demora, "espérala: porque ciertamente vendrá". :cool:

Sofìa
01-02-2010, 12:21 PM
Testimonio de una sanación de cáncer
He sanado completamente. Recurrí a Dios en todas sus expresiones: Misas de enfermos, Unción, imposición de manos, etc., etc. Lo mío era cáncer de mama y, para gloria de Dios, estoy sana y salva.
No estoy muy de acuerdo en que el cáncer es por alguna pena, pues siento yo que la humanidad estuviera invadida de este penoso mal. He tenido oportunidad de conocer gente muy cercana a Dios, muy buena, con excelente situación moral y económica y han padecido este mal. No dudo que existen circunstancias que lo provoquen; pero, en definitiva, pienso que no hay una causa concreta.

Quisiera, si se me permite por este medio, recomendar los libros de Sheila Fabricant Linn, Dennis Linn y Matt Linn, jesuitas y entregados por completo tanto psicológica como espiritualmente a la sanación interior, por todo tipo de situaciones: la pérdida de un ser querido, una infancia infeliz, una adicción, un abuso emocional, etc. Cualquier libro de estos autores es una bendición del Señor. En lo personal me han ayudado increíblemente, pues he tenido grandes penas y tragos muy muy amargos y, aparte de la oración, he encontrado en ellos un gran alivio y una gran ayuda.

Yo siento que el dolor espiritual o moral, no físico, se sana a través del tiempo. No se puede sanar así como así. Perdonar sí, pero es como quien rompe una taza valiosísima, y la quiere recuperar: ¡es imposible!. La pegará, va a tener el mismo uso, la misma forma y todo, pero la huella de que fue restaurada está ahí. Quizá con el nuevo uso, las lavadas y las talladas, se vayan borrando las huellas. Así es la sanación interior. Yo puedo perdonar, aceptar a quien me dañó, incluso seguir aceptando sus errores, pero el dolor causado se irá sólo con el tiempo desapareciendo.

No dudo de que Dios haga el milagro y se sanen milagrosamente las heridas o las penas, pero en su gran mayoría hay que vivir el proceso del dolor para ir sanando. Bueno, usted me dirá si estoy mal o qué podemos hacer cuando existen tan grandes decepciones de quien amamos o ciframos nuestras esperanzas y resultan ser completamente dañinas. Es como cuando un gran edificio se derrumba. Para levantarlo es necesario tener desde el suelo firme y comenzar desde abajo. Es así con una gran pena, es preciso comenzar para ir sanando. Por supuesto, todo con la gran ayuda de nuestro Padre Dios.

Tiene razón, las heridas hay que sanarlas a través de un proceso que incluye reconocerlas, descubrir el daño que han hecho, cuáles son las necesidades que han quedado insatisfechas, así como los derechos y los límites que han sido pisoteados, para entonces aprender a poner límites y a defender nuestros derechos. Hay que reconocer también los propios sentimientos y darles validez: enojo, tristeza, frustración, decepción, impotencia, rabia, confusión, presión, etc. También hay que reencuadrar las propias culpas: cuáles son reales, cuáles no, para descubrir los cambios que tenemos qué hacer en nosotros mismos y pedir perdón cuando sea necesario. Es importante abandonar el papel de víctima y convertirnos en parte activa del proceso de sanación. Finalmente llegamos al punto en que podemos aceptar serenamente los hechos agradeciendo el aprendizaje que obtuvimos. Todo esto, como dice, con la ayuda y la compañía de Dios. Respecto a los problemas emocionales en relación al cáncer, ciertamente no se puede decir que son causa directa. Las investigaciones en torno a este mal van en muchos sentidos: genética, inmunidad, alimentación, agentes externos (tabaco, sustancias químicas en los alimentos), virus... y en cuanto a lo emocional: resentimientos, desintegración del núcleo familiar, depresión...

Seguramente se trata de una suma de factores. Por lo pronto, en cuanto a lo emocional, sabemos, por ejemplo, que la depresión baja el sistema inmune del organismo. De ahí a que surjan enfermedades y qué tipo de enfermedades, va a depender de qué persona se trate, de su estado de salud, su alimentación, su ambiente... Somos una unidad, y todo lo que ocurra en el cuerpo afecta la mente y todo lo que ocurre en la mente afecta al cuerpo. (Y. C.)

EL OBSERVADOR 275-8

Sofìa
01-10-2010, 08:33 PM
El mundo necesita

El mundo necesita hombres
que no puedan ser comprados;
hombres cuya palabra sea su garantía.

El mundo necesita hombres
que no hagan compromisos
con el mal, cuyas ambiciones
no estén confinadas
a sus deseos egoístas.

El mundo necesita hombres
que sean tan honestos en las cosas
pequeñas como en las grandes;
hombres que no se avergüencen
ni tengan temor de defender la verdad,
aunque sea impopular.

El mundo necesita hombres
que sean leales a sus amigos,
tanto en la adversidad como
en la prosperidad.

El mundo necesita hombres
que no vacilen en aprovechar
las oportunidades para servir
los demás, aún a sacrificio propio.

El mundo necesita hombres
que coloquen el carácter por encima
de la riqueza; hombres que posean
opiniones sanas y buena voluntad.

El mundo necesita hombres
que no pierdan su individualidad en medio
de la multitud; hombres que no digan que ellos
lo hacen "porque todos los demás lo hacen".

El mundo necesita hombres
que no crean que la astucia, el disimulo
y la terquedad son las mejores
cualidades para lograr el éxito.

El mundo necesita hombres
que confían plenamente en Dios
y que viven en paz con su prójimo.

Fuente:Mensaje Espiritual

Sofìa
01-11-2010, 07:38 PM
Los Nunca Más

Nunca más confesare "no puedo", porque "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece". (Filipenses 4:13)

Nunca más confesaré pobreza, porque "Mi Dios suplirá todo lo que me falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús". (Filipenses 4:19)

Nunca más confesaré temor, porque "Dios no me ha dado el espíritu de cobardía, si no de poder, de amor, y de dominio propio". (2 Timoteo 1:7)

Nunca más confesaré duda y falta de fe, porqué "Dios ha dado a todas sus criaturas la medida de fe". (Romanos 12:3)

Nunca más confesaré debilidad, porque "Dios es la fortaleza de mi vida". (Salmo 27:1), y "El pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará". (Daniel 12:32)

Nunca más confesaré que Satanás gobierna mi vida, "porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo". (1 Juan 4:4)

Nunca más confesaré derrota, porque "Dios siempre me lleva en triunfo en Cristo Jesús". (2 Corintios 2: 14)

Nunca más confesaré falta de entendimiento, porque "Dios ha hecho también que Cristo sea nuestra sabiduría". (1 Corintios 1:30)

Nunca más confesaré enfermedad, porque "por su llaga fui curado" (Isaías 53: 5), y Jesús "mismo tomó mis enfermedades y llevó mis dolencias" (Mateo 8:17)

Nunca más confesaré pesares y frustraciones, porque estoy "echando toda mi ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de mí" (1 Pedro 5:7). Con Cristo estoy libre de preocupaciones.

Nunca más confesaré esclavitud, "porque el Señor es el espíritu; y donde está el espíritu del Señor allí hay libertad" (2 Corintios 3:17). ¡Mi cuerpo es el templo del Espíritu Santo!

Nunca más confesaré condenación, porque "no existe la condenación para aquellos que están en Cristo" (Romanos 8:1). Yo estoy en Cristo; por lo tanto, estoy libre de condenación.


“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”

Sofìa
01-16-2010, 09:46 AM
AMOR Y AMAR

Porque para amar se debe poseer PACIENCIA en los momentos en que el mismo amor te pone a prueba.

El verdadero amor se escribe con "P", porque para olvidar un mal recuerdo debe de existir PERDÓN antes que el odio entre a aquellos que se aman.

Amor se escribe con "P"... porque para obtener lo que deseas, debes de PERSEVERAR hasta alcanzar lo que te has propuesto.

El sincero amor se escribe con "P"... porque la PACIENCIA, el PERDÓN y la PERSEVERANCIA son ingredientes necesarios para que un amor perdure.

Porque amor es también.... una PALABRA dicha a tiempo...

Es el PERMITIRSE volver a confiar...

Es PERMANECER en silencio escuchando al otro...

Es esa PASIÓN, que nos llena de estrellitas los ojos al pronunciar el nombre del que amamos...

El amor se escribe con "P"... Porque son esas PEQUEÑAS cosas que nos unen al ser amado día tras día.

Existen la Fe, la Esperanza y el Amor, pero la más grande y la más importante de ellas es el Amor.

" El amor es paciente, servicial, no es envidioso ni busca aparentar, no es orgulloso ni actùa con bajeza, no busca su interès, no se irrita, sino que deja atràs las ofensas y las perdona, nunca se alegra de la injusticia, y siempre se alegra de la verdad. Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca terminarà". 1 Corintios 13:4-8.

"El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio propio. Frente a estas cosa no hay ley que valga, porque los que son de Cristo Jesùs han crucificado el institnto con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espìritu; no seamos vanidosos, provocadores, envidiosos." - Gálatas 5:22-26.

Sofìa
01-19-2010, 09:00 PM
Gracias, Señor

Por todo cuanto me diste en este año que ha terminado.
Gracias por los días de sol y los nublados tristes,
por las tardes tranquilas y las noches oscuras.

Gracias por la salud y por la enfermedad,
por las penas y las alegrías.

Gracias por todo lo que me prestaste
y luego me pediste.

Gracias Señor, por la sonrisa amable
y por la mano amiga,
por el amor y por todo lo hermoso
y por todo lo dulce.

Gracias Señor, por las flores y las estrellas,
por la existencia de los niños
y de las almas buenas.

Gracias por la soledad, por el trabajo,
por las inquietudes,
por las dificultades y las lágrimas,
por todo lo que me acercó a Ti.

Gracias por haberme conservado la vida,
y por haberme dado techo, abrigo y sustento.
Gracias Señor. Gracias Señor.

¿Qué me traerá el año que empezamos?

Lo que Tú quieras Señor,
pero te pido fe para mirarte en todo,
esperanza para no desfallecer,
y caridad para amarte cada día más,
y para hacerte amar entre los que me rodean.
Dame paciencia y humildad,
desprendimiento y generosidad,
dame Señor, lo que Tú sabes
que me conviene y yo realmente no sé pedir.

Que tenga el corazón alerta,
el oído atento, las manos siempre dispuestas
y la mente siempre activa,
y que me halle siempre dispuesto
a hacer sólo tu Santa Voluntad.

Derrama Señor, tus gracias sobre todos
los que amo y concede tu paz al mundo entero.
Gracias Señor. Gracias Señor.
Amén.
Mensaje Espiritual

Sofìa
01-23-2010, 01:34 PM
Lectura de la primera carta de san Juan 2, 12-17

Hijos, les escribo
porque sus pecados han sido perdonados
por el nombre de Jesús.
Padres, les escribo
porque ustedes conocen al que existe desde el principio.
Jóvenes, les escribo
porque ustedes han vencido al Maligno.
Hijos, les he escrito
porque ustedes conocen al Padre.
Padres, les he escrito
porque ustedes conocen al que existe desde el principio.
Jóvenes, les he escrito
porque son fuertes,
y la Palabra de Dios permanece en ustedes,
y ustedes han vencido al Maligno.
No amen al mundo ni las cosas mundanas.
Si alguien ama al mundo,
el amor del Padre no está en él.
Porque todo lo que hay en el mundo
-los deseos de la carne,
la codicia de los ojos
y ostentación de riqueza-
no viene del Padre, sino del mundo.
Pero el mundo pasa, y con él, sus deseos.
En cambio, el que cumple la voluntad de Dios
permanece eternamente.

Palabra de Dios.

Sofìa
01-26-2010, 06:32 PM
Abecedario Cristiano

Alaba a Dios en cada circunstancia de la vida.

Busca la excelencia, no la perfección.

Cuenta tus bendiciones en vez de sumar tus penas.

Devuelve todo lo que tomes prestado.

Encomienda a tres personas cada día.

Fíate de Dios de todo corazón y no confíes en tu propia inteligencia.

Gózate con los que gozan y llora con los que lloran.

Haz nuevos amigos pero aprecia a los que ya tienes.

Invita a Cristo a ser tu Señor y Salvador.

Jamás pierdas una oportunidad de expresar amor.

Lee tu Biblia y ora cada día.

Mantente alerta a las necesidades de tu prójimo.

No culpes a los demás por tus infortunios.

Olvida las ofensas y perdona así como Dios te perdona.

Promete todo lo que quieras; pero cumple todo lo que prometes.

Que se te conozca como una persona en quien se puede confiar.

Reconoce que no eres infalible y discúlpate por tus errores.

Sé la persona más amable y entusiasta que conoces.

Trata a todos como quisieras que te traten.

Únete al ejército de los agradecidos.

Vístete de misericordia, humildad y paciencia.

Y no te olvides de soportar a los demás como a ti te soportan.

Záfate de las garras seductoras de Satanás.

Y lo mejor llénate del amor de Dios, que todo lo puede

y está dispuesto a amarte siempre.

Sofìa
01-27-2010, 09:08 PM
La belleza interior...

La belleza de las cosas es fugaz.
Intenta llegar hasta la belleza interior
de las personas con las que convives.

Muchas flores bellísimas y perfumadas
sólo duran pocas horas.

Sin embargo, aunque feas, las piedras
duran milenios y cumplen sus tareas.

Por lo mismo, no seas superficial.
No prefieras lo pasajero a lo eterno,
la belleza a la sabiduría.

Afiánzate en lo que dura para siempre,
en el Espíritu inmortal, nuestro verdadero YO
y no en lo que termina pronto.

Las cosas duraderas, todo aquello
que perdura en el tiempo, principalmente
los sentimientos y los pensamientos,
tienen una sólida base en su esencia.

Esencia que les permite expresarse
con fuerza y dejar su mensaje grabado
en el espíritu de los demás.

La belleza en las ideas y en el espíritu
perduran mucho más que la belleza del cuerpo.
Una es superficial y temporal.
La otra es profunda y puede ser eterna.
Por eso, debemos cultivar y cuidar
nuestra esencia, ya que es la que podrá
despertar sentimientos duraderos.
Y relacionarnos con personas
bellas en su interior, para formar
una conjunción espiritual
que nos eleve más y más...

Mensaje Espiritual

Sofìa
02-05-2010, 02:54 PM
Espiritu Santo

Dame fortaleza fisica,
moral, intelectual
y espiritual.

!Dame todos tus dones!
Mora y reina en mi alma
y abrazame en tu amor
incorporate en mi:
Piensa, habla, ama, ora
y trabaja en mi,
para Ti.

No sea yo quien viva,
sino que tu vivas en mi.

Sor Maria Romero

Sofìa
03-13-2010, 08:02 PM
Ahora también es el momento de tener un recuerdo agradecido.

Son muchos quienes a lo largo del año pasado han dejado su huella en ti.

Experiencias sobre las que puedes recordar nombres. Quizá algunos te hayan lanzado a una aventura para sacar algo de ti y despertar tu "yo dormido", conseguir aquello que te parecía imposible, cambiar, crecer y madurar.

Descubrir en ti las huellas de "otros amigos" encontrados a lo largo del camino, todo esto motivo de alegría y gratitud. Es motivo de gratitud el que hayas podido experimentar a Dios, creer en la vida y en tu capacidad de encuentro, creer que alguien haya podido ayudarte a descubrir lo mejor que existe dentro de ti.

Agradece a:

Aquellos que desde su manera de ser, te ayudaron a ser más humano, más sencillo, más sensible a las cosas de Dios.
Aquel que inesperado y oportuno supo escucharte comprensivo.
Aquellos con quienes compartiste tus ratos de juego.
Aquel que te ayuda a revelar tu riqueza interior.
Aquel que con su gran bondad te hizo ser sencillo.
Aquel que descubriste un día y "se quedó en ti".
Aquel que corrigiéndote con cariño te hizo caminar.
Aquel que con su vida incansable te animó a luchar.
Aquel que sin cansancio siempre esperó lo mejor de ti.
Aquel que te exigía siempre haciéndote crecer en la grandeza.
Aquel que te hace sentir importante cuando necesita de ti.
Aquel que estando lejos lo sentiste cerca.
Aquel que con su desacuerdo te hace descubrir tu verdad.
Aquel que sabes que te quiere y siempre te espera.
Aquel que siempre te anima a ver lo positivo.
Aquel que te quiere como eres animándote a crecer.
Aquel que con su necesidad de ti hizo que te sintieras "único"
Aquellos que con su experiencia interior te ayudaron a conocer a Dios y te anunciaron la buena noticia de que:

DIOS ES TU MEJOR AMIGO Y TE AMA.

Agradecimiento es una nota del alma que produce el mejor concierto en el espíritu.

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Col 3:15

Para exclamar con voz de acción de gracias, Y para contar todas tus maravillas. Sal 26:7

Sofìa
03-31-2010, 09:59 PM
«La casa se llenó de la fragancia del perfume»

Desde mi infancia que no he dejado de pecar, y tú no has dejado de hacerme el bien... A pesar de ello, Señor, que tu juicio sea movido tan sólo por la misericordia. El pecado te da ocasión para condenar el pecado...
¡Quieras encontrar mi corazón digno del fuego de tu perfecto amor, que su intenso calor haga salir de mí y consuma todo el veneno del pecado! Que ponga al desnudo toda la infección de mi conciencia y ésa se ahogue con las lágrimas de mis ojos. Que tu cruz crucifique toda la concupiscencia de la carne, de los ojos y el orgullo de la vida, que han consentido gracias a mi larga negligencia.

Señor, quienquiera podrá muy bien escucharme y burlarse de mi confesión: que me mire yaciendo, con tu pecadora, a los pies de tu misericordia, regándolos con las lágrimas de mi corazón, derramando sobre ellos el perfume de una tierna devoción (Lc 7,38). Que todos mis recursos, por pobres que sean, de cuerpo o alma, sean empleados para comprar este perfume que te complace. Lo derramaré sobre tu cabeza, sobre ti cuya cabeza es Dios; y sobre tus pies, sobre ti cuya franja es nuestra naturaleza enferma. Si el fariseo murmura, ¡tú, Dios mío, ten piedad de mí! Aunque el ladrón que conserva los cordones de la bolsa rechine de dientes, no temo en absoluto disgustar a quien sea con tal que yo te complazca.

¡Oh amor de mi corazón, que cada día, hasta sin parar, te derrame este perfume, porque derramándolo sobre ti, también lo derramo sobre mí mismo... Dame saber darte lealmente el don de todo lo que tengo, de todo lo que sé, de todo lo que soy, de todo lo que puedo! ¡Que no me reserve nada! Estoy ahí, a los pies de tu misericordia; es ahí que estaré siempre, que lloraré hasta que me hagas oír tu suave voz, el juicio de tu boca, la sentencia de tu justicia y de la mía: «Sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor» (Lc 7,47)


Guillermo de Saint-Thierry (hacia 1085-1148) monje benedictino, después cisterciense. Oraciones meditativas, nº 5

Sofìa
04-03-2010, 09:57 AM
Pruebas de la Resurrección.

La máxima obra de Dios, la Resurrección de su Hijo, no tuvo testigos. Sin embargo sí se puede comprobar; hay "evidencias":

El sepulcro vacío.- Los cuatro evangelistas lo mencionan. Lo reconocen incluso los soldados, los sacerdotes y las autoridades romanas. Aunque no es una prueba directa, es un signo especial, es el primer paso para el reconocimiento de la Resurrección. Juan dice: "vió y creyó (20,8).

Las apariciones del Resucitado.- En ellas se basa el argumento definitivo para afirmar la Resurrección. NO FUERON VISIONES subjetivas, sino HECHOS

OBJETIVOS, HISTÓRICOS. Se describen (en los últimos capítulos de los evangelios), como presencia real y hasta carnal de Jesús; come, camina, deja que lo toquen, platica con ellos. Son una base sólida de la fe en la Resurrección.

El testimonio de los que creemos.- Aunque no hubo testigos de la resurrección, sí los hay del Resucitado. Quienes lo vieron comenzaron a decir que el "Crucificado estaba vivo" y así es como surge la Iglesia. Nuestra fe procede de los primeros que creyeron y continuamos hoy transmitiendo esa misma fe en Jesús de Nazaret que murió por nosotros, y que RESUCITÓ como primicia de lo que será nuestra propia resurrección. ¡desde hace dos mil años, hombres y mujeres han dado testimonio de la fe en la Resurrección y así seguirá ocurriendo hasta el fin de los tiempos! .

¿Qué se entiende por Resurrección de Jesús?.

La Resurrección de Jesús es un HECHO REAL, HISTÓRICO -como todo lo que dicen los Evangelios sobre Jesús de Nazaret- y META HISTÓRICO, -vá más allá, pues anticipa nuestra propia resurrección-. Cuando pienses en esta VERDAD DE FE, toma en cuenta estas cuatro afirmaciones:

La resurrección de Jesús no es una vuelta a su vida anterior, para volver a morir de nuevo. Jesús entra en la vida definitiva de Dios; es "exaltado" por Dios (Hch 2,23); es una vida diferente a la nuestra. (Rm 6, 9-10)
Jesús resucitado no es una "alma inmortal", ni un fantasma. Es un hombre completo, con cuerpo, vivo, concreto, que ha sido liberado de la muerte, del dolor, de las limitaciones materiales, con todo lo que constituye su personalidad.

Dios interviene, no para volver a unir el cuerpo y el alma de Jesús, sino que ocurre un nuevo prodigio, una intervención creadora de Dios. El Padre actúa con su fuerza creadora y poderosa, levantando al muerto Jesús a la vida definitiva y plena.

No se trata de que Jesús resucitó "en la fe" de sus discípulos, o "en su recuerdo". Es algo que aconteció verdaderamente en el muerto Jesús y no en la mente o en la imaginación. Jesús realmente ha sido liberado de la muerte y ha alcanzado la vida definitiva de Dios.

Significado de la Resurrección

Con la Resurrección de Jesús, Dios afirma cosas muy importantes:
Dios estaba de parte de Jesús, le da la razón en todo lo que hizo y dijo y se la quita a quienes estaban en su contra.

Rehabilita su causa y su persona: Jesús es su Hijo, el Cristo, el Mesías esperado.

Dice a la Iglesia naciente que su misión está fundada no solamente en el hecho histórico, sino en la experiencia pascual, en el encuentro de cada cristiano con Jesús Resucitado.

Es la anticipación de la meta de la historia; hace surgir una fuerza dinámica e invita a un programa de vida para cada hombre.

Hay un nuevo horizonte para la vida y nuevo sentido para la muerte. La vida es un camino que se puede andar con esperanza, pues la muerte no es el fin del hombre, sino el medio para volver a su destino final: Dios Padre.

El encuentro del hombre con el Resucitado

En los evangelios se describen varios "encuentros" de Jesús Resucitado con varios de sus discípulos; hay cosas en común en estas experiencias:
Jesús se "deja ver", para que salgan de su incredulidad y de su desconcierto.

El encuentro afecta a la totalidad de sus personas: transforma el miedo en celo por el evangelio; la ignorancia por sabiduría; la debilidad por fortaleza; la tristeza por alegría. (Gal 1,23)

Les descubre los enigmas de la fe: "se les abren los ojos" "ven y creen".
Los encuentros siempre conducen a una llamada a la evangelización "vayan y digan" (Mt 28, 18-20; Mc 16,15; Lc 24,28; Jn 20,21).

Comprenden que deben vivir su vida cotidiana con otro sentido y otra profundidad, el encuentro con el Resucitado es una experiencia prolongada en la vida. (2Cor 4,10).

Se buscan testigos del Resucitado

Jesús dijo a Tomas: "Tu crees porque has visto. Felices los que creen sin haber visto" (Jn 20, 29)

Estas palabras de Jesús: "Felices los que creen sin haber visto", se refieren a nosotros, a los cristianos de hoy que seguimos encontrando a Cristo Resucitado, aunque "no lo veamos" con los ojos del cuerpo, los efectos que se producen son exactamente los mismos: somos "felices", porque tenemos la certeza de que creemos en algo real; porque tenemos una esperanza diferente a quienes no creen; porque vamos por la vida luchando por hacer realidad el sueño de Jesús: vivir el Reino de Dios entre los hombres.

Piensa, a quién le debes tu fe: ¿a tus padres?, ¿a un sacerdote?, ¿a un catequista?, ¿a algún amigo?. La fe es un don de Dios que recibimos en el bautismo, pero también es consecuencia del testimonio de alguien que ya se encontró con Jesús Resucitado. Quizá tú has sido la causa de la fe de alguna persona. ¡felicidades!, esa es la tarea de todos los cristianos.

Pero…. si tu eres alguien que siente que su fe no es firme, es probablemente porque no has hallado a alguien que te de testimonio de su encuentro con Jesús Resucitado, ¿o no lo has querido ver? ¡no te desanimes!. Vale la pena que busques entre las personas que conoces; busca a alguien que ya lo haya encontrado, desde luego tienes que entrar en el "ambiente" donde están estas personas: es gente común, pero se distingue en que vive los valores cristianos: la verdad, la justicia, el amor y la paz; seguramente están entre tus compañeros de trabajo o de escuela; quizá entre tus vecinos; ven a Misa los domingos, o acércate a algún grupo parroquial; puedes encontrar aquí a esos testigos de la Resurrección que viven inmersos en el mundo transmitiendo el amor de Jesús de Nazaret.

Cada vez que veas a alguien que vive esos valores del Reino de Dios, es porque es un Testigo del Resucitado; obsérvalo, pregúntale por qué cree y por qué vive de tal manera. Con toda seguridad su testimonio de contagiará y tú también serás un testigo más, ayudando a Jesús a transformar al mundo.

¡FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN!


Biblioteca Virtual

Sofìa
04-07-2010, 12:37 PM
Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos.

Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida ?no tú ni yo? la vida, sea para siempre.

Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang... Pero ¿qué importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.

A mí me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho ?frente al ataque de los antibióticos? ¡bacterias mutantes!

Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.

Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento.

Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. ¿Es la tierra que cambia?...y ¿se agita y crece? cuando Dios se aleja.

Dios siempre está de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada, el perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy.

A mí me gusta, a mí me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios.

Jaime Sabines

Sofìa
04-30-2010, 02:54 PM
hola a tod@s:

El lema Suelta las riendas y entregaselas a Dios es una herramienta eficaz en aquellos momentos que siento tambalearme... Cuando las cirscunstancias de la vida no me salen como quisiera.

Esto de soltar las riendas es una forma de aplicar el tercer paso que dice: Dios te entrego mi vida y voluntad a tu cuidado... Es cuando quiero preferiblemente estar sola con dios y que el diriga mis pasos porque de alguna manera me siento impotente ante lo que no puedo cambiar ... Tengo que dejarlo ir... Pero me cuesta.

Los asuntos emocionales sobre todo el tener que tratar con personas que temo aun, me incomoda y siento la resistencia en mi cuerpo que se manifiesta en dolor de hombros y espalda... Ademas, bajan mis niveles de paciencia y tolerancia... Y sube el malestar en el estomago porque lo contraigo... Es una forma de rechazar y negar la realidad y el cuerpo paga lo que no admito por voluntad propia... Y aunque lo defino racionalmente... Me toma tiempo estabilizarme y retomar el control de mi ser interior... En estos momentos necesito de una mano extendida para hablar de estas cosas tan intimas. Me siento nerviosa... Muy alerta... Temerosa del futuro inmediato... Tensa porque estoy viviendo el futuro a destiempo... Y me cuesta centrarme en el Hoy... Aqui y ahora... Es dificil ... ¿ quien dice que no ? ... se que se puede... y TODO PASA ... y para mejpr

Saludos cariñosos;

Sofìa
05-29-2010, 12:12 PM
CADA DIA CON SU PROPIO AFAN

V.25 “Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o que habéis de beber; ni por vuestro cuerpo qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?”… Evangelio de San Mateo 6:25-34

Una enseñanza sencilla y a la vez profunda, solo para el creyente; su autor: Jesús, el Maestro, nuestro creador, Dios manifestado en carne; en quien verdaderamente hay sabiduría y autoridad.

El afán o preocupación es algo que el hombre de hoy puede no tan solo entender, sino que lo experimenta a diario, o ¿Quién puede decir que no tiene problemas, ya sea económicos, familiares, emocionales o cualquier otro? Es allí donde Dios pide que se marque la diferencia con el mundo.

Hoy más que nunca en nuestra sociedad se vive las consecuencias del afán, lo que se conoce como estrés. Causado mayormente por las tensiones que se viven día a día; esto tiene tanta fuerza que muchas veces los humanos, cuando han descuidado este aspecto de la vida espiritual, son arrastrados por la masa; lo que desencadena en la pérdida del gozo y paz en el Poder Superior, en perder el disfrute de las bendiciones que se reciben.

Gracias Dios por la vida y por todo lo que me regalas. Bendito seas eternamente.

Porque solo tuyo es el Poder, el Honor y la Gloria por siempre Señor.

Amén

Sofìa
06-05-2010, 08:09 PM
«Aquellos han dado de lo que les sobraba, pero ella ha dado lo que necesitaba»

Debéis dar lo que os cueste alguna cosa. No basta con dar solamente eso de lo que podéis prescindir, sino también de aquello de lo que no podéis ni queréis prescindir, aquellas cosas a las cuales estáis atadas. Entonces vuestro don llegará a ser un sacrificio precioso a los ojos de Dios... A eso yo le llamo el amor en acto. Todos los días veo crecer este amor, en los niños, en los hombres y en las mujeres.

Un día bajaba yo por la calle; un mendigo se me acerca y me dice: «Madre Teresa, todo el mundo te hace regalos; también yo quiero darte alguna cosa. Hoy he recibido tan sólo veintinueve céntimos en todo el día y te los quiero dar.» Reflexioné un momento; si acepto estos veintinueve céntimos (que no valen prácticamente nada), él corre el riesgo de no poder comer nada esta noche, y si no se los acepto, le voy a dar un disgusto. Entonces, extendí la mano y cogí el dinero. Nunca jamás he visto sobre ningún rostro tanto gozo como en el de este hombre, por el mero hecho de haber podido dar algo a Madre Teresa ¡Se sintió muy feliz! Fue para él, que había mendigado todo el día bajo el sol, un enorme sacrificio el darme esta irrisoria cantidad con la que no se podía hacer nada. Pero fue maravilloso también porque estas pequeñas monedas, a las que renunciaba, llegaban a ser una gran fortuna porque habían sido dadas con tanto amor.

Sofìa
06-17-2010, 07:44 PM
Cuando yo era adolescente, en cierta oportunidad estaba con mi padre haciendo fila para comprar entradas para el circo. Al final, solo quedaba una familia entre la ventanilla y nosotros. Esta familia me impresionó mucho. Eran ocho chicos, todos probablemente menores de doce años. Se veía que no tenían mucho dinero.

La ropa que llevaban no era cara, pero estaban limpios. Los chicos eran bien educados, todos hacían bien la fila, de a dos detrás de los padres, tomados de la mano. Hablaban con excitación de los payasos, los elefantes y otros números que verían esa noche. Se notaba que nunca antes habían ido al circo. Prometía ser un hecho saliente en su vida.

El padre y la madre estaban al frente del grupo, de pie, orgullosos. La madre, de la mano de su marido, lo miraba como diciendo: "Eres mi caballero de brillante armadura". Él sonreía, henchido de orgullo y mirándola como si respondiera: "Tienes razón" La empleada de la ventanilla preguntó al padre cuántas entradas quería. Él respondió con orgullo: "Por favor, deme ocho entradas para menores y dos de adultos, para poder traer a mi familia al circo." La empleada le indicó el precio. La mujer soltó la mano de su marido, ladeó su cabeza y el labio del hombre empezó a torcerse.

Este se acercó un poco más y preguntó: "¿Cuánto dijo?" La empleada volvió a repetirle el precio. ¿Cómo iba a darse vuelta y decirle a sus ocho hijos que no tenía suficiente dinero para llevarlos al circo? Viendo lo que pasaba, papá puso la mano en el bolsillo, sacó un billete de veinte dólares y lo tiró al suelo (nosotros no éramos ricos en absoluto). Mi padre se agachó, recogió el billete, palmeó al hombre en el hombro y le dijo: "Disculpe, señor, se le cayó esto del bolsillo."

El hombre se dio cuenta de lo que pasaba. No había pedido limosna, pero sin duda apreciaba la ayuda en una situación desesperada, angustiosa e incomoda. Miró a mi padre directamente a los ojos, con sus dos manos le tomó la suya, apretó el billete de veinte dólares y con labios trémulos y una lágrima rodándole por la mejilla, replicó: "Gracias, gracias señor. Esto significa realmente mucho para mi familia y para mi."

Papá y yo volvimos a nuestro auto y regresamos a casa. Esa noche no fuimos al circo. Pero no nos fuimos sin nada...

Hechos 20:35 "Más bienaventurada cosa es dar que recibir"

Proverbios 19:17 "A Dios presta el que da al pobre, Y él le dará su paga"

Proverbios 14:21 "Peca el que menosprecia a su prójimo: Mas el que tiene misericordia de los pobres, es bienaventurado.

Sofìa
06-24-2010, 08:56 PM
ORACIÓN y BONDAD DE DIOS
(Dictado a María Valtorta) 25 de julio de 1943

Dice Jesús:

“Bien, miremos juntos dos milagros del Evangelio. Pero, dado que Yo soy Dios y hablo con inteligencia divina, no te expondré los milagros como se exponen generalmente, sino que te haré notar el milagro en el milagro.

Comenzamos por la multiplicación de los panes y de los peces.

Mis sacerdotes predican continuamente el poder de Dios que sacia a las multitudes multiplicando la poca comida. Hermoso y dulce milagro. Pero para un Dios que ha multiplicado los soles en el firmamento ¿qué significa la multiplicación de algunas migajas de pan? Yo, Cristo, el Verbo del Padre, os enseño otro milagro en el milagro. Un milagro que también vosotros podéis realizar cuando sepáis alcanzar el poder que se requiere.

¿Cómo obtengo Yo ese milagro? ¿Solo con tocar los panes y partirlos con mis manos de Dios? No. Dice el Evangelio: “...y dio gracias”. He aquí el milagro del milagro. Yo Hijo del Padre, Yo Omnipotente como el Padre, Yo Creador con el Padre, doy gracias. Ruego al Padre, me humillo con un acto de sumisión y de confianza. Yo no me creo dispensado del deber de pedir al Padre Eterno, el cual tiene el deber de socorrer a sus hijos, pero tiene también el derecho de ser reconocido como supremo Señor del Cielo y de la Tierra.

Yo: Dios como Él, me acuerdo de este derecho y cumplo este deber y os lo enseño. Y con el deber de respeto, el de confianza. El milagro de la multiplicación del pan se realiza después de que Yo haya dado gracias al Padre. ¿Y vosotros?

El otro milagro. La barca de Pedro, azotada por vientos contrarios, se inundaba de agua y se ladeaba. Y mis discípulos, con mucho miedo por su vida, se afanaban en enderezar el timón, en atar las velas, en tirar por la borda el agua, el lastre, preparados para arrojar las cestas de los peces y las redes, con tal de aligerar la barca y llegar a la orilla.

Las borrascas en el lago eran frecuentes e imprevistas, y no era para bromear. Muchas veces Yo les había ayudado. Pero aquel día Yo no estaba. No estaba materialmente, con ellos. Pero mi amor estaba con ellos porque Yo estoy siempre con quien me ama. Y los discípulos tenían miedo. Pero –he aquí el milagro– sin ser llamado, no presente, vine para poner paz en las aguas y paz en las almas.

Mi bondad es un milagro continuo, hija, un milagro sobre el que pensáis demasiado poco. Cuando se os presenta este punto evangélico, se os hace notar la potencia de la fe. Pero mi bondad, que se anticipa incluso a vuestras necesidades de discípulos y que sale a vuestro encuentro caminando sobre las aguas de la tempestad, ¿por qué no os la hacen ver?

Mi Bondad es mayor que el Universo, que la Necesidad y que el Dolor; es más vigilante que toda inteligencia humana. Mi Bondad tiene raíces en el amor paterno de Dios. ¿Por qué no venís a ella, no la creéis ciegamente, no tomáis de su infinitud?

Yo estoy con vosotros hasta el final de los siglos. Soy el Espíritu de Dios hecho carne. Conozco las necesidades de la carne, conozco las necesidades del espíritu y tengo la potencia de Dios para ayudar a vuestras necesidades, como tengo el amor que me induce a ayudarlas. Porque soy Uno con el Padre y con el Espíritu, con el Padre de quien procedo y con el Espíritu por quien tomé carne, del Padre tengo el Poder y del Espíritu la Caridad”.

Sofìa
06-26-2010, 02:37 PM
Reflexiones Cristianas

Dos entrenadores de pelota se compadecían mutuamente por la dificultad de reclutar jugadores de calidad para sus equipos. Un entrenador dijo:

- Si solo pudiera encontrar a un hombre que jugara cada posición a la perfección, le diera siempre a la pelota, nunca quedara fueran del juego y no hiciera un error en el campo.

El otro entrenador suspiró en acuerdo y añadió:

- Sí, si apenas pudiéramos hacer que dejara su perro caliente y bajara de las gradas.

Jugar el juego de la vida al máximo requiere enfrentar riesgos. Sin ellos, la vida tiene poca emoción, poco que pueda contarse como excitante o que satisfaga.

* Reírse es arriesgarse a parecer tonto.
* Llorar es arriesgarse a parecer sentimental.
* Extender la mano a otra personas es arriesgarse a involucrarse.
* Exponer sentimientos es arriesgarse a mostrar su verdadero yo.
* Amar es arriesgarse a no ser correspondido.
* Vivir es arriesgarse a morir.
* Tener esperanza es arriesgarse a desesperarse.
* Intentar es arriesgarse a fracasar.

Sin embargo, la persona que no arriesga nada, no está obrando, nada tiene y al final se vuelve nada. No tengas temor a enfrentar riesgos. ¡Bájate de las gradas y juegas a la pelota!

El hombre no puede descubrir nuevos océanos a menos que tenga el valor de perder de vista la orilla. Mateo 14:29

Y descendiendo Pedro de la barca, caminó sobre las aguas, y fue hacia Jesús

Sofìa
06-29-2010, 09:26 PM
Un periódico en Inglaterra, una vez hizo esta pregunta a los lectores: ¿Quién es la persona más feliz de la tierra?

Las cuatro respuestas premiadas fueron:

Un pequeño que hace castillos de arena.
Un artista o un artesano que está silbando por un trabajo bien terminado.
Una madre que baña a su pequeño después de un agitado día.
Un doctor que terminó una cirugía difícil salvando una vida.

El editor del periódico estaba tan sorprendido de no encontrar prácticamente a nadie que propusiera a los reyes, los emperadores, los millonarios u otros ricos famosos como las personas más felices del planeta.

W. Beran Wolfe una vez dijo: Si uno observa a un hombre realmente feliz lo va a encontrar construyendo un barco, escribiendo una sinfonía, educando a su hijo, cultivando dalias en el jardín, buscando huevos de dinosaurio en el desierto de Golbi. No va a estar buscando la felicidad como si fuera el cierre de un collar que se ha caído debajo del radiador. No va a estar esforzándose por conseguirla como si fuera una meta. Él se va a dar cuenta de que es feliz en el transcurso de vivir la vida muy ocupado las 24 horas del día.

¿Qué puede ser más divertido que amar lo que uno hace y sentir que es importante? Salmos 128:2

Cuando comieres el trabajo de tus manos, bienaventurado serás, y te irá bien

charlybrown
07-01-2010, 07:32 PM
Pues tienes mucha razon, la felicidad no la trae el dinero, sino estar con los que mas quieres o haciendo el bien.

Saludos.

Sofìa
07-02-2010, 12:18 PM
Un conserje del Banco First Security en Boise, Idaho, en una ocasión, por accidente, puso en la basura una caja de ocho mil cheques que valían ochocientos cuarenta mil dólares. Esa noche, el operador del triturador de papeles con diligencia vació la caja de cheques en su máquina cortando así los cheques en pedacitos de papel de un cuarto de pulgada. Luego vacío los pedacitos en un latón de basura en las afueras del banco. A la mañana siguiente, cuando el supervisor se percató de lo que había pasado, quería llorar.

La mayoría de los cheques habían sido cambiados en el banco y estaban esperando ser enviados a la casa de cobro. Su pérdida representaba la pesadilla de un contador ya que la mayoría de los cheques estaban aún sin registrar y como resultado, los banqueros no podían saber quién pagó qué a quién.

¿Qué hizo el supervisor? Ordenó que los pedacitos de papel fueran reconstruidos. Entonces, cincuenta empleados trabajaron en dos turnos, seis horas al día dentro de seis habitaciones, cambiando, combinando, pegando los pedazos como si fuera un rompecabezas, hasta que los ocho mil cheques fueran reconstruidos.

Humpty Dumpty puede que se haya caído de la muralla. ¿Pero los hombres del rey acaso trataron de pegar sus pedazos?
¡Si cometes un error, trabaja en la solución!

Un error no se vuelve una falta hasta que rehúsas corregirlo.
Proverbios 10:17

Por senda de vida va el que guarda la instrucción mas el que abandona la represión se extravía.

Sofìa
07-03-2010, 01:32 PM
Sé creyente y sé mi apóstol

«Trae tu dedo, aquí tienes mis manos con la señal de los clavos». Me buscabas cuando no estaba aquí; aprovéchate ahora. Conozco tu deseo a pesar de tu silencio. Antes que me lo digas, sé lo que piensas. Te he oído hablar y, aunque invisible, estaba junto a ti, junto a tus dudas, sin dejarme ver; te he hecho esperar para percibir mejor tu impaciencia. «Mete tu dedo en la señal de mis clavos. Mete tu mano en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente».

Tomás le toca y cae toda su desconfianza; lleno de una fe sincera y de todo el amor que debe a Dios, exclama: «¡Señor mío y Dios mío!». Y el Señor le dice: «¿Por qué me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto». Tomás, lleva la nueva de mi resurrección a los que no me han visto. Arrastra a toda la tierra a creer no lo que ven, sino a tu palabra. Recorre pueblos y ciudades lejanas. Enséñales a llevar sobre sus hombros, no las armas, sino la cruz. No ceses de anunciarme: creerán y me adorarán. No exigirán otras pruebas. Diles que son llamados por la gracia, y tú, contempla su fe: ¡Dichosos, en verdad, los que crean sin haber visto».

Este es el ejército seducido por el Señor; estos son los hijos de la piscina bautismal, las obras de la gracia, la cosecha del Espíritu. Han seguido a Cristo sin haberle visto, le han buscado y han creído. Le han reconocido con los ojos de la fe, no con los del cuerpo. No han puesto su dedo en las marcas de los clavos, sino que se han unido a su cruz y han abrazado sus sufrimientos. No han visto el costado abierto del Señor, pero por la gracia han llegado a ser miembros de su cuerpo y han hecho suya su palabra: «¡Dichosos los que crean sin haber visto!»

Sofìa
07-04-2010, 09:27 AM
Norman Vincent Peale contó una historia de su niñez que revela la manera en que la desobediencia obstaculiza nuestras oraciones. Cuando niño una vez se consiguió un puro. Se dirigió a un pasillo trasero donde imaginó que nadie lo vería y lo encendió.

Al fumarlo descubrió que no tenía buen sabor, pero sí le hacía sentirse adulto. Al exhalar el humo notó que un hombre venía por el pasillo en dirección a él. A medida que el hombre se acercaba, Norman se percató horrorizado que era su padre. Era muy tarde para tratar de tirar el puro, por lo tanto, lo escondió detrás de él y trató de actuar de la manera más natural posible.

Se saludaron y para consternación del muchacho, su padre comenzó a conversar con él. Desesperado por distraer la atención de este, el niño divisó una cartelera cercana que anunciaba un circo.
«¿Puedo ir al circo, papá?», le rogó. «¿Puedo ir cuando venga al pueblo? ¿Por favor, papá?»

«Hijo», respondió su padre en voz baja, pero firme, «nunca hagas una petición mientras al mismo tiempo tratas de ocultar el humo espeso de la desobediencia a tus espaldas».

Peale nunca olvidó la respuesta de su padre. Le enseñó una valiosa lección acerca de Dios. Él no puede pasar por alto nuestra desobediencia aun cuando tratemos de distraerle. Sólo nuestra obediencia restaura nuestra relación con Él y añade poder a nuestras oraciones. Maxwell, J. C. (1998; 2003). Compañeros De Oración. Thomas Nelson, Inc.

Si queremos que nuestra oración sea oída por Dios, recordemos que un paso esencial es ser obedientes. La Obediencia de un hijo de Dios enternece su corazón, la desobediencia en algún momento será confrontada por Él.
Jeremías 42:3

Sea bueno, sea malo, a la voz de nuestro Dios al cual te enviamos, obedeceremos, para que obedeciendo a la voz de nuestro Dios nos vaya bien.
Daniel 9:11.

Todo Israel traspasó tu ley apartándose para no obedecer tu voz; por lo cual ha caído sobre nosotros la maldición y el juramento que está escrito en la ley de Moisés, siervo de Dios; porque contra él pecamos.

Sofìa
07-10-2010, 07:57 PM
LETANIAS DE LA HUMILDAD

¡Oh Jesús! Manso y Humilde de Corazón, escúchame:


del deseo de ser reconocido, líbrame Señor
del deseo de ser estimado, líbrame Señor
del deseo de ser amado, líbrame Señor
del deseo de ser ensalzado, ....
del deseo de ser alabado, ...
del deseo de ser preferido, .....
del deseo de ser consultado,
del deseo de ser aprobado,
del deseo de quedar bien,
del deseo de recibir honores,


del temor de ser criticado, líbrame Señor
del temor de ser juzgado, líbrame Señor
del temor de ser atacado, líbrame Señor
del temor de ser humillado, ...
del temor de ser despreciado, ...
del temor de ser señalado,
del temor de perder la fama,
del temor de ser reprendido,
del temor de ser calumniado,
del temor de ser olvidado,
del temor de ser ridiculizado,
del temor de la injusticia,
del temor de ser sospechado,


Jesús, concédeme la gracia de desear:


que los demás sean más amados que yo,
que los demás sean más estimados que yo,
que en la opinión del mundo,
otros sean engrandecidos y yo humillado,
que los demás sean preferidos
y yo abandonado,
que los demás sean alabados
y yo menospreciado,
que los demás sean elegidos
en vez de mí en todo,
que los demás sean más santos que yo,
siendo que yo me santifique debidamente.


El Cardenal Merry del Val, acostumbraba rezar estas Letanías diariamente.
__________________________________________________ _____________


EXAMEN DE CONCIENCIA SOBRE LA HUMILDAD

•¿Me doy cuenta y tengo siempre presente que nada soy y nada puedo sin Dios?

•¿Consiento pensamientos de engreimiento, vanidad y auto-suficiencia, tales como: “qué bueno(a) soy”, “qué bien hice esto”, “qué capaz soy”, etc., sin darme cuenta que todo es obra de Dios en mí?

•¿Busco de los demás aprobación y reconocimiento?

•¿Me doy yo mismo aprobación y reconocimiento … o cualidades y logros los refiero siempre a Dios?

•¿Hablo siempre de mí y de mis cosas?

•¿Me gusta llevar la voz cantante?

•¿Me molesto ante críticas, ataques y humillaciones?

•¿Acepto y reconozco mis faltas cuando soy corregido o creo yo tener la razón?

•Cuando sirvo, ¿me proyecto yo mismo o soy portador de Dios?

•Cuando hablo ¿me dejo inspirar por Dios o es mi propio yo la fuente
de inspiración?

•¿Trato de llamar la atención con mi supuesta “sabiduría”?

Sofìa
07-12-2010, 08:48 PM
En las memorias de Hudson Taylor, primer misionero que fue a China, se cuenta el incidente que sigue: Al fin de un culto de predicación del evangelio, se levantó un chino principal y puesto de pie dijo con voz triste:

"Durante años y más años he buscado la verdad, como toda su larga vida mi pobre padre la buscó sin descanso. He viajado mucho, mucho, y he leído todos los libros de Confucio, de Buda, de Taos, y no he logrado hallar descanso. Y hoy, por lo que acabo de oir, siento que, al fin, mi espíritu puede descansar. Desde esta noche yo soy un seguidor de Cristo."

Después, dirigiéndose al misionero, con voz solemne le preguntó lo que por años conmovió y seguirá conmoviendo a los que de veras aman a los pecadores perdidos.

--¿Por cuánto tiempo conocéis las Buenas Nuevas en Inglaterra?
--Por centenares de años --contesta Taylor.
--¡Cómo! ... ¿Es posible? --exclamó el chino--, ¡por centenares de años! ...

¿Es posible que hayáis conocido a Jesús el Salvador por tanto tiempo y hasta ahora no nos lo hayáis hecho conocer a nosotros? Mi pobre padre buscó la Verdad por muchos años ... y murió sin hallarla. ¡Oh! ¿Por qué no vinisteis más pronto, por qué no vinisteis antes?

He aquí el grito de todos los que ignoran "las buenas nuevas de salud".

¡Cuán triste es confesar que las tres cuartas partes de los creyentes en Cristo, salvos por su gracia, están callados y no dicen a los demás lo que otros les anuncian a ellos mismos: Que en Cristo hay salvación eterna ahora mismo!

Tenemos como cristianos un compromiso. Compartir la verdad de Dios con todos aquellos que no la tienen. No es una opción, es una Comisión.

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado. Marcos 16:15

¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
Romanos 10:14

Sofìa
07-14-2010, 03:37 PM
LA ARMADURA INVENCIBLE

Las características de un perfecto depredador son: velocidad, agresividad, desplazamiento silencioso y un fuerte poder defensivo. De nada serviría un gran poder de ataque en un animal altamente vulnerable. Un perfecto asesino no debe ser, a su vez, una víctima fácil.

La piel de los tiburones es unas diez veces más gruesa que la piel de los elefantes y sus increíbles características la convierten en la piel más resistente del reino animal. Está formada por millones de dentículos dérmicos, por lo que se podría decir que toda la piel de un tiburón está compuesta por pequeños dientes que sobresalen al exterior exponiendo una pequeñísima corona de esmalte, lo que le da ese aspecto rugoso y áspero.

A primera vista puede parecer curioso que los tiburones posean una piel rugosa ya que esto debería aumentar el rozamiento del animal con el agua pero, por el contrario, parece ser que la disposición regular de los dentículos canaliza el agua produciendo un flujo laminar que reduce el rozamiento. Esta especial distribución de los dentículos podría hacer que los tiburones fueran "hidrodinámicamente silenciosos". De ser así los peces que resultan sus víctimas y que están especializados en sentir pequeñas vibraciones en el agua, puede que nunca los sientan acercarse a ellos.

Esta piel, al mismo tiempo que beneficia al animal para la obtención de presas, es un elemento de protección altamente sofisticado. Resulta casi imposible abrir en canal a un tiburón con un cuchillo muy afilado sin que este pierda por completo su filo, lo que no resulta un problema ya que dada la dureza de la piel se lo podría volver a afilar sólo con frotarlo contra ella.

La armadura flexible de un tiburón es una gran defensa que en ocasiones llega a resistir el ataque de tiburones de mayor tamaño. Es notable que en las hembras, que al momento de la cópula son mordidas por los machos en sus costados, presenten una piel notablemente más gruesa en estas zonas, mientras que en los machos la piel es uniforme en todo el cuerpo.

Desde hace muchos años la dureza de la piel de los tiburones es conocida por los seres humanos. Los pescadores de escualos suelen fabricar con su piel un tipo de lija que, aseguran, no se gasta jamás y los antiguos samurai, en Japón, solían recubrir los mangos de sus famosos sables con piel de tiburón para evitar los deslizamientos inoportunos.

El tiburón, con su historia de 300 millones de años, aún nos sigue sorprendiendo. A veces siento que cuanto más nos empeñamos en estudiarlo, menos lo conocemos. Como si su piel armada de dientes nos impidiera descubrir sus secretos.Tito Rodríguez Director Instituto Argentino de Buceo

Dios también ha provisto a sus hijos de una armadura más poderosa que la del Tiburón. Es una armadura espiritual para poder resistir todas las acechanzas del diablo y vivir en Victoria. Asegùrate cada día de salir con toda la armadura puesta.

Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo.

Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes. Efesios 6:11-15

Sofìa
07-20-2010, 08:28 PM
Noche tras noche vienen,
alegría y dolor.
Y antes de que lo adviertas
se despiden los dos;
para contarle a Dios
cómo los has tratado
al decirles adiós.

Vienen de noche cuando más se siente su presencia en la soledad del espíritu y la oscuridad de los sentidos.

Vienen los dos, viene el gozo y viene la tristeza, que ambos son visitantes ineludibles en la vida humana.

Y se marchan pronto. Ambos se despiden antes de advertirlo. Se apaga el resplandor del entusiasmo, y se aleja la nube del penar.

¿Y a dónde van? Van a contarle a Dios cómo los hemos tratado. Nada más.

Cuando llegó el gozo, ¿nos aferramos a él con abrazo desesperado para no dejarlo marchar nunca? ¿O le dimos la bienvenida, sí, pero con libertad nuestra y suya de entrar y salir cuando quisiera?

Cuando llegó el dolor, ¿lo resistimos con quejas y protestas tratando de echarlo de malos modos? ¿O le abrimos la puerta delicadamente, dejándola entreabierta también para cuando quisiera marcharse? Eso es todo lo que Dios quiere saber.

Tomado de Carlos G Valles - He citado en mis libros a Viktor Frankl que tanto bien hizo a muchos con su libro "El hombre en busca de sentido" y sus otros libros que muchos felizmente conocéis. Lo que no es tan conocido es el breve poema de un poeta alemán, Julius Sturm, que Frankl mismo cita diciendo que es el mejor resumen de su propia vida y enseñanza. Aquí está en alemán y en español:

Über Nacht, über Nacht,
Kommen Freud und Leid.
Und eh' du's gedacht
Verlassen dich beid'.
Und gehen dem Herrn sagen
Wie du sie betragen.

Sofìa
07-24-2010, 11:15 AM
SALMO 19:14

¡Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Señor, roca mía y redentor mío!

PROVERBIOS 6

1 »Hijo mío,a si has salido fiador por tu amigo o le has empeñado tu palabra a un extraño,
2 te has enredado con las palabras de tu boca y has quedado atrapado en los dichos de tus labios.
3 Haz esto ahora, hijo mío, para librarte, ya que has caído en manos de tu prójimo: Ve, humíllate, importuna a tu amigo,
4 no des sueño a tus ojos ni dejes que tus párpados se cierren;
5 escápate como una gacela de manos del cazador, como un ave de manos del que tiende trampas

SALMO 34

12 ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien?
13 Guarda tu lengua del mal y tus labios de hablar engaño.
14 Apártate del mal y haz el bien; busca la paz y síguela

PROVERBIOS 3

5 Fíate de Dios de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.
6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.
7 No seas sabio en tu propia opinión;Teme a Dios, y apártate del mal;
8 Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos.

Sofìa
08-01-2010, 10:57 PM
Cuando el camino se hace cuesta arriba...
NO LO DEJES

Cuando las cosas andan mal...
NO ABANDONES

Cuando no consigas resultados y se sumen los problemas...
NO TE RINDAS

Cuando quieras sonreír y sólo puedas suspirar...
NO TE CAIGAS

Cuando la suerte, te sea adversa y no encuentres fuerzas para seguir...
NO RENUNCIES

Cuando no encuentres compañeros de lucha...
NO TE APURES

¡Hay manos que sostienen las tuyas!
Cree y siente cada minuto de tu vida, deja que tu alma "vuele libre" por los jardines hermosos de la confianza en Dios, que llega donde nuestra visión no puede alcanzar, pero sí nuestro corazón puede sentir.

¡Tu alma desea estar libre para darte fuerza y estímulo!
INTÉNTALO

Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar por sitios de amor.

No podemos cambiar el mundo, ni quitar todo el dolor de la tierra, ni tener ya, resueltos todos nuestros problemas, pero podemos mirar con amor, cada minuto de nuestra vida..

Si pensamos que todo es pasajero, miremos con Amor lo negativo, que te encamina a la perfección, y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías.

Lo que hoy nos hace sonreír fueron las cosas que nos hicieron llorar ayer.
Nuestras faltas de hoy, también son las alegrías de mañana.

Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente... no te quedes en el medio del camino porque allá, adelante... ¡te espera la recompensa de Jesús! Autor Desconocido.

Dios te hizo para volar.
Para ir por encima de las circunstancias de la vida y mirar hacia el cielo.

Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Éxodo 19:4.

Y dije: !!Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. Salmo 55:6

Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí; Porque en ti ha confiado mi alma, Y en la sombra de tus alas me ampararé Hasta que pasen los quebrantos. Salmo 57:1

Sofìa
08-09-2010, 06:59 PM
Amor, Amistad y Fe

Decir amor es soltar la respiración

y dejar salir un suspiro hondo.


Decir amistad es como abrir la puerta

y dejar entrar un sentimiento suave y profundo.


Decir amor es hacer dulce el dolor

y querido el sacrificio.


Decir amistad es hacer tibia la comprensión

y cálida la compañía.


Decir amor es encontrar el compendio

de todas las ansias de la vida.


Decir amistad es encontrar el manto

de la ternura el consuelo y la paz.


¿Qué es el amor?

Es la miel de todas las penas,

el quehacer de todos los días,

el eje de todos los motivos

¡y el milagro invisible que realiza Dios dentro de nosotros!


El amor es un arte y una ciencia, no un oficio.

El amor es un entretejido, un traspaso y un goteo, no una ventaja.

El amor es un ensanchamiento, una aspiración y una luz, no un adorno.

El amor es la dicha de todos los días, no la espina de todas las horas.

El amor no es vivir de costumbre y de monotonía, sino de pasión y de incentivos.


El amor no es una copa que vas probando,

sino un vino donde vas saboreando ese misterio

en el que no sólo abarcas la vida,

sino donde vas fijando el amor para siempre.


El amor no es una cascada que se despeña,

sino un río que canta, hace camino ¡y marca la vida!


El amor no es un volcán que todo lo destroza,

sino un árbol donde todo va naciendo,

se va consolidando y va creciendo.


El amor no es avidez que reseca,

sino un fruto jugoso que te nutre.

No es mucha ciencia, sino mucha sensibilidad,

muchas rosas y mucho con qué vivir.


El amor no son muchas superficialidades,

sino mucha concentración, mucho goteo y mucha pulpa.


Es una pasión, no un hábito.

Es una apetencia, no una indiferencia.

Es sueño, no cicatriz.


El amor es eso que te hace pequeño y te hace grande,

te hace violeta y te hace rosa,

te lleva la vida ¡y te hace vivir!


Es eso que te afina la sensibilidad, te llena la corola,

te doblega el corazón, te cambia el paisaje,

te perfuma el huerto, te afianza las raíces

¡y te mantiene el nido!


Es la antorcha encendida que llevas en lo más alto de la vida.


¿Qué es la amistad?

Es como el árbol a cuya sombra siempre vas a refugiarte.

Es como el huequito a donde siempre vas a descansar.

Es como el lente a donde siempre vas a buscar la luz.

Como un cojín para recostar la cabeza.

Como un algodón para cubrir las heridas.

Como un bastón para ayudarte a caminar.


Es el rocío de tu resequedad, la lamparita de tu tiniebla,

el perfume de tu alma, la alfombra de tus pies ¡y la rosa de tu cruz!


La amistad es la antena para sintonizar amigos,

el puente para dejar pasar, el conductor para hilvanar las almas.


El amigo es el rayito de sol de todos los días.

Es la sonrisa prometedora de todos los proyectos.

Es el estuche para guardar secretos y lágrimas.

Es la llave para saber qué pasa corazón adentro.

Es un regalo de Dios con chispas milagrosas para sus escogidos.


¡Cultívala y no la dejes ir!


El amor es un torrente. La amistad es un rocío.

El amor es tronco. La amistad es sombra.

El amor raíz. La amistad es cultivo.

El amor es dueño. La amistad es servidora.

El amor es de montaña. La amistad es de camino.

El amor seduce, la amistad gotea.

El amor se apasiona, la amistad se identifica.

El amor brota, la amistad sostiene.

El amor absorbe, la amistad se prodiga.



El amor es fuego, la amistad es lámpara.

El amor se exalta, la amistad se enternece.

El amor es tapiz, la amistad es agujita.

El amor es vida, la amistad es soporte.

El amor se ciega, la amistad razona.

El amor hace la vida, la amistad hace la luz.


El amor y la amistad son los ejes, los puntales,

pero con el telón de fondo de la fe.

Esa fe que cementa, estructura y abastece.


Porque el amor pasa ensanchando vidas;

la amistad, despertando almas,

y la fe, levantando virtudes.


El amor toca los sentidos,

la amistad perfuma los sentimientos y la fe eleva el alma.


El amor es la palanca,

la amistad es la columna y la fe es el cimiento.

El amor va tras la luna,

la amistad, tras el lucero y la fe, tras el horizonte.

El amor se mira en el río,

la amistad se refleja en el lago y la fe se hunde en el mar.

El amor truena, la amistad arrulla y la fe canta.


Los amores se consagran,

las amistades se abrazan y los espíritus se funden.


El amor enfoca con pupila apasionada,

la amistad enfoca con pupila alerta, y la fe, con pupila divina.


El amor hace la vida,

la amistad hace la luz y la fe hace la salvación.


El amor es eso que agranda el pecho de todos los hombres,

la amistad es eso que endulza la pena de todos los días

y la fe es eso que fija nuestro destino para siempre.


El amor tiene en su esencia algo del Dios que nos hizo;

la amistad, algo del ángel que nos cuida,

y la fe, algo del Cristo que nos salva.


Entre los tres tienen el poder de encender la vida,

marcar la trayectoria ¡y ganar el cielo!



Zenaida Bacardí de Argamasilla

De su libro : "Con las Alas Abiertas"

Sofìa
09-15-2010, 06:05 PM
“Pedid, y se os dará; Buscad, y hallareis; llamad, y se os abrirá, Porque todo aquel que pide, recibe, y el que busca halla; y al que llama, se le abrirá” Mateo 7:7,8

La vida no es solo recibir..implica mucho más que eso. Es verdad que la vida comienza brindándonos nuevas experiencias desde el día que nacemos y cuando niños sólo recibíamos, pero a medida que crecemos encontramos que la vida no es solo pedir para recibir..pero que hay una etapa de buscar y otra de tocar. Por ello, Hoy quiero no solo pedir, sino buscar y tocar.

Pedid y se os dará-… Pedir es el primer paso en la vida diaria y en la vida espiritual. Cuando me acerqué a Dios comencé pidiendo salvación, sanidad, llenura del Espíritu y bendiciones.

Si mi vida solo experimenta el pedir y nada mas, tendré una vida muy escasa, barata y vacía, porque ese es solo el primer paso para las múltiples experiencias.

El segundo paso en la vida es buscar. Y Buscar es un paso más profundo. Exige trabajo, dedicación. Lo fácil es pedir….lo sólido y estable que me lleva a la madurez es buscar. No es fácil buscar, pero implica una real aventura..porque la Palabra dice.. quien Busca, encuentra.

El tercer paso es tocar. Y tocar es un paso de ministerio; Tocar para compartir. Quien busca encuentra y cuando encuentra toca las puertas de otros para compartir. Y compartir es el deseo de Dios.

Si hoy vivo solo para pedir estaré tomando el camino fácil y es muy probable que termine el día frustrado porque mucho de lo que pedí podría ser negado. Si hoy vivo para buscar encontraré lo que busco. Buscar exigirá diligencia, interés y propósito; pero si hoy vivo para tocar las puertas y compartir lo que he encontrado abre llegado al grado máximo de la vida. La oración es más que pedir….es buscar y finalmente tocar.

Estos tres pasos son aplicables a todas las áreas de mi vida. Hoy podré tocar corazones que se encuentran frustrados y vacíos y podré darles lo que de gracia he recibido.

Señor… Cuando di mis primeros pasos en la vida cristiana mi corazón se lleno de satisfacción porque lo que pedí, me lo diste. Pero luego entendí que no podía seguir viviendo solo para pedir…. necesitaba buscar y encontré lo que buscaba. A veces lo que busque no lo hallé de una vez, pero luego de horas y días lo encontré y sentí la satisfacción de hallarlo… Más pasaron los días y encontré que necesitaba experimentar un tercer paso… Tocar, Sí, tocar para compartir lo que hallé y encontré que las puertas de las oportunidades se abrieron.
Amén.

Dr. Serafin Contreras Galeano
www.serafincontreras.com

Sofìa
09-16-2010, 10:37 AM
TAL COMO ESTA

El maltratado auto está en el lote para autos usados, oxidado y olvidado. Años de abuso y duras condiciones de manejo han hecho su estrago en el que antes era un auto brilloso.

Un hombre llega al lote y se siente atraído hacia esta cubeta de óxido. Afloja dinero en efectivo y el vendedor le entrega las llaves al tiempo que le dice: le estoy vendiendo este auto tal como está. El nuevo dueño se limita a sonreír; él conoce los autos y está a punto de restaurar este desecho a su belleza anterior.

Al otro lado de la ciudad, una mujer perturbada siente una tristeza desesperada mientras se pregunta en qué se equivocó. Años de abuso y de una vida difícil han hecho su estrago en lo que era una vez una joven llena de vitalidad. Ha sido maltratada por los demás tantas veces, que siente que vale muy poco. Y después de cometer sus propios errores y de vivir con sus propias malas decisiones, está segura de que se va a quedar en la pila de chatarra de la vida de siempre.

Pero entonces, alguien le habla de Jesús. Alguien menciona que Jesús se especializa en desechos, que está esperando para transformar a todo el que confíe en Él, incluyéndola a ella. Alguien le dice que Jesús la va aceptar tal como está. Ella cree. Confía. Y Jesús comienza a restaurar a otra persona perdida a la vida abundante que ha prometido. - JDB

La Salvación no es empezar de nuevo, sino de recibir Nueva Vida.
2 Corintios 5:17

De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas

Sofìa
09-19-2010, 10:03 AM
Se cuenta que una vez asaltaron a Matthew Henry, el famoso ministro y comentarista bíblico del Siglo XVIII (1662-1714), tras lo cual algunos de sus amigos le preguntaron cómo se sentía.

Claro está que ellos esperaban escuchar de él alguna queja contra Dios. Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando Henry les contestó:

"Me siento muy agradecido con Dios... de hecho, tengo cuatro cosas por las cuales estarle agradecido en cuanto a esto que me ha pasado.

Primero, le estoy agradecido porque es la primera vez que me asaltan.

Segundo, le estoy agradecido porque me robaron la bolsa y no me quitaron la vida.

Tercero, le estoy agradecido porque aunque se llevaron todo lo que tenía encima, no era mucho.

Y cuarto, le estoy agradecido porque me robaron a mí y no fui yo quien robó".
¡Vaya ejemplo de ser agradecido! Redactado por Raúl A. Irigoyen

No importa lo que pase en nuestra vida, siempre habrá suficiente razones para seguir agradecido. Cada día vemos milagros en nuestra existencia, a veces son grande milagros y a veces son pequeños milagros, pero son milagros y lo que nos mantiene vivos y llenos de energía no son en sí los milagros sino en primer lugar, Dios en nosotros y en segundo lugar, nuestro agradecimiento.

No te olvides hoy de ser agradecido.

Sofìa
09-24-2010, 06:57 AM
NO SE COMO AMARLE

La voz de la contestadora automática anunciando un mensaje más en mi laptop no cesaba, creí que se había atascado, no paraba de anunciar uno y otro mail. Al verificar me sorprendí al darme cuenta que no se trataba de un error técnico, en efecto estaban "lloviendo mails" provenientes de diversos puntos de Latinoamérica. Desde la Patagonia hasta el norte de Estados Unidos.

Docenas y luego cientos de hombres y mujeres, jóvenes y adultos, profesionistas, pastores, ministros. Católicos, Cristianos, apostólicos, evangélicos y muchos más.

Cada uno de estos suscriptores que reciben día a día una Reflexión de Renuevo de Plenitud expresaban su agradecimiento y hacían su reconocimiento al artículo ¿"Qué se siente ser cristiana"?, todos ellos resumiendo se identifican con ese amor y ese sentimiento de aceptación en el Señor. Pero hubo no pocos que expresaban una gran inquietud. Un joven de Paraguay cuestionaba si era posible amar a Dios, una chica de Colombia se preguntaba si Dios la amaría a ella a pesar de su desordenada vida. Y varios más de diferentes países expresaban su deseo de ser cristianos por el anhelo de sentirse amados al igual que la autora del artículo mencionado. Destacó entre tantos una dama de USA que expresaba con profundo dolor: "No sé cómo amarle".

Esta dolida expresión me remontó a mis tiempos de vacío espiritual y soledad existencial. Cuando yo misma pretendía llamar la atención de ese Dios del que todos hablaban. No encontraba cual sería la mejor forma; algunos realizaban grandes procesiones para adorarlo, otros castigaban sus espaldas con látigos como ofrenda, muchos mas encendían veladoras o decoraban hermosos altares en sus hogares. Yo tampoco sabía cómo amarle.

El desasosiego, la soledad, el vacío y la infelicidad eran mis fieles compañeros. Aquel día conducía mi auto por la carretera y me preguntaba gimiendo ¿"qué me pasa"? ¿qué me hace falta?... Un silencio sepulcral y una atmósfera extraña se movía dentro del vehículo.

Ya en medio del llanto por la desesperación no dejaba de gritar: -¿Qué me hace falta? -¿Qué me hace falta? -Dios mío...qué me hace falta? -gemía con dolor en el alma. Una burbuja ascendía dentro de mí, como por el esófago hasta llegar a mi garganta. Luego justo en mi oído derecho escuché una voz... tierna, suave, amorosa y profundamente varonil que me dice: -"Te falto yo"- Miré por el espejo retrovisor asustada, pensando quién estaría allí. Nada. Estaba sola en medio de la carretera y conduciendo.

De nuevo. -"Te falto yo" -dice la tierna voz. En mi atolondramiento entre llanto y nerviosismo grité: -¡Siiii!, ¡Me haces falta! Pero ¿Cómo? -"Dame tu corazón" -me dice la voz profunda y amante. Ahora estaba segura de quién se trataba. ¡¡Era Él!! -No puedo -contesté. Mi corazón está lleno de amargura. -"Yo me encargo de sanarlo". -¡ No Señor! - "Solo entrégamelo".

-Señor... yo no te amo. - aquellas palabras eran como gotas de sangre que escurrían por mis labios temblorosos -"Pero yo sí" -termina diciendo aquella bella, tierna, profunda e incomparable voz.

Yo no sabía cómo amarle, pero Él me enseñó. Me urge entrar en mi aposento, cerrar la puerta tras de mí para encontrarme con Él, con mi amado Padre Celestial. Yo le digo heme aquí Señor, él como respuesta me estremece con Su Santo Espíritu que mora en mí. 1 Juan. 4.7

Ciertamente nadie, absolutamente nadie sabemos cómo amar a ese Todopoderoso, Grande y Majestuoso Dios. "El amor viene de Dios. Todo el que ama tiene a Dios como su Padre y conoce a Dios..."

VIDA DE ÉXITO EN SU PALABRA.
villanuevacervantes@hotmail.com

Sofìa
09-25-2010, 02:02 PM
La diferencia entre religión y espiritualidad


La religión no es solo una, sino cientos.
La espiritualidad es una.

La religión es para los que quieren seguir los rituales y la formalidad.
La espiritualidad es para los que quieren alcanzar la Ascensión Espiritual sin dogmas.

La religión es para los dormidos.
La espiritualidad es para los despiertos.

La religión es para aquellos que necesitan que alguien más les diga qué hacer, quieren ser guiados.
La espiritualidad es para los que prestan oídos a su voz interior.

La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas e incuestionables que has de seguir sin chistar.
La espiritualidad te invita a razonarlo todo, cuestionarlo todo y decidir tus acciones asumiendo las consecuencias.

La religión amenaza y amedrenta
La espiritualidad te da paz interior.

La religión habla de pecado y de culpa.
La espiritualidad te dice “ya pasó, no te remuerdas por lo que ya pasó, más bien levántate y aprende del error.

La religión lo reprime todo, te vuelve falso.
La espiritualidad lo trasciende todo, te hace verdadero.

La religión se te inculca desde niño, como la sopa que no quieres tomar.
La espiritualidad es el alimento que tú mismo buscas, que te satisface y es gustoso a los sentidos.

La religión no es Dios.
La espiritualidad es el TODO y por lo tanto es Dios.

La religión inventa.
La espiritualidad descubre.

La religión no indaga ni cuestiona.
La espiritualidad lo cuestiona todo.

La religión es humana, es una organización con reglas.
La espiritualidad es DIVINA, sin reglas.

La religión es causa de división.
La espiritualidad es causa de unión.

La religión te busca para que creas.
La espiritualidad la tienes que buscar tu.

La religión sigue los preceptos de un libro sagrado.
La espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.

La religión se alimenta del miedo.
La espiritualidad se alimenta de la confianza.

La religión te hace vivir en el pensamiento.
La espiritualidad te hace vivir en la conciencia.

La religión se ocupa del hacer
La espiritualidad se ocupa del SER.

La religión es lógica
La espiritualidad es dialéctica

La religión te alimenta el ego.
La espiritualidad te hace trascenderlo.

La religión te hace renunciar al mundo
La espiritualidad te hace vivir en Dios, no renunciar a Él.

La religión es adoración
La espiritualidad es meditación.

La religión es seguir formando parte de la psicología de las masas.
La espiritualidad es individualidad.

La religión sueña con la gloria y el paraíso
La espiritualidad te hace vivirlo aquí y ahora.

La religión vive en el pasado y en el futuro.
La espiritualidad vive en el presente, en el aquí y ahora.

La religión es un encierro en tu memoria
La espiritualidad es LIBERTAD en CONSCIENCIA.

La religión cree en la vida eterna.
La espiritualidad te hace consciente de ella.

La religión te da promesas para después de la muerte.
La espiritualidad es encontrar a Dios en tu interior en ésta vida en el presente en el aquí y el ahora…

Que la paz y la alegría sigan creciendo en tu corazón

Desconozco el autor. Recibi este hermoso mensaje por email.

Sofìa
09-30-2010, 08:34 AM
FORO DE VENCEDORES

LES ENVIO ESTA PAGINA WEB EN DONDE ENCONTRARAN CASI TODAS LAS CHARLAS DE SALVADOR VALADEZ FERNANDEZ


http://www.madeinjam.com/audios-de-salvador-valadez/


MI INTENCION ES QUE APROVECHEN AL MAXIMO ESTAS HERRAMIENTAS.

CUIDENSE Y SALUDOS CARIÑOSOS; SOFIA

Sofìa
09-30-2010, 05:20 PM
Las palabras que vas a leer son verdaderas. Cambiarán tu vida si las aceptas porque proceden del corazón del Padre. Él te ama y es el Padre que te has buscado toda la vida.

Esta es su carta de amor para ti:

Es probable que no me conozcas, pero yo te conozco perfectamente bien... Salmos 139.1
Sé cuando te sientas y cuando te levantas... Salmos 139.2
Todos tus caminos me son conocidos... Salmos 139.3
Pues aún tus cabellos están todos contados... Mateo 10.29-31
Porque fuiste creado a mi imagen... Génesis 1.27
En mi vives, te mueves y eres… Hechos 17.28
Porque linaje mío eres... Hechos 17.28
Antes que te formase en el vientre, te conocí… Jeremías 1.4-5
Fuiste predestinado conforme a mi propósito… Efesios 1.11-12
No fuiste un error... Salmo 139.15
En mi libro estaban escritos tus días… Salmos 139.16
Yo determiné el momento exacto de tu nacimiento y donde vivirías… Hechos 17.26
Tu creación fue maravillosa… Salmos 139.14
Te hice en el vientre de tu madre… Salmos 139.13
Te saqué de las entrañas de tu madre… Salmos 71.6
He sido mal representado por aquellos que no me conocen… Juan 8.41-44
No estoy enojado ni distante de ti; soy la manifestación perfecta del amor… 1 Juan 4.16
Y deseo derramar mi amor sobre ti... 1 Juan 3.1
Simplemente porque eres mi hijo y yo soy tu padre… 1 Juan 3.1
Te ofrezco mucho más de lo que te podría dar tu padre terrenal… Mateo 7.11
Porque soy el Padre perfecto… Mateo 5.48
Toda buena dádiva que recibes viene de mi… Santiago 1.17
Porque yo soy tu proveedor que suple tus necesidades… Mateo 6.31-33
Mi plan para tu futuro está lleno de esperanza… Jeremías 29.11
Porque te amo con amor eterno… Jeremías 31.3
Mis pensamientos sobre ti se multiplican más que arena en la orilla del mar… Salmos 139.17-18
Y me regocijo sobre ti con cánticos… Sofonías 3.17
Nunca me volveré atrás de hacerte bien… Jeremías 32.40
Tu eres mi especial tesoro… Éxodo 19.5
Deseo afirmarte de todo mi corazón y de toda mi alma… Jeremías 32.41
Y te quiero enseñar cosas grandes y ocultas que tú no conoces… Jeremías 33.3
Me hallarás, si mi buscas de todo corazón… Deuteronomio 4.29
Deléitate en m í y te concederé las peticiones de tu corazón… Salmo 37.4
Porque yo produzco tus deseos… Filipenses 2.13
Yo puedo hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pides o entiendes… Efesios 3.30
Porque yo soy quien más te alienta… 2 Tesalonicenses 2.16-17
Soy también el Padre que te consuela en todos tus problemas… 2 Corintios 1.3-4
Cuando tu corazón está quebrantado, yo estoy cerca a ti… Salmos 34.18
Como el pastor lleva en sus brazos a un cordero, yo te llevo cerca de mi corazón… Isaías 40.11
Un día enjugaré toda lágrima de tus ojos… Apocalipsis 21.3-4
Y quitaré todo el dolor que has sufrido en esta tierra… Apocalipsis 21.3-4
Yo soy tu Padre, y te he amado como a mi hijo, Jesucristo… Juan 17.23
Porque te he dado a conocer mi amor en Jesús… Juan 17.26
Él es la imagen misma de mi sustancia... Hebreos 1.3
Él vino a demostrar que yo estoy por ti y no contra ti… Romanos 8.31
Y para decirte que no tomaré en cuenta tus pecados… 2 Corintios 5.18-19
Porque Jesús murió para reconciliarnos... 2 Corintios 5.18-19
Su muerte fue mi máxima expresión de amor por ti… 1 Juan 4.10
Entregué todo lo que amaba para ganar tu amor… Romanos 8.31-32
Si recibes el regalo de mi Hijo Jesucristo, me recibes a mí… 1 Juan 2.23
Y nada te podrá volver a separar de mi amor… Romanos 8.38-39
Vuelve a casa y participa en la fiesta más grande que el Cielo ha celebrado… Lucas 15.7
Siempre he sido y por siempre seré Padre… Efesios 3.14-15
Mi pregunta es... ¿Quieres ser mi hijo? Juan 1.12-13
Aquí te espero… Lucas 15.11-32

Con amor, tu Padre

Dios Todopoderoso

Sofìa
10-03-2010, 09:47 AM
Los Siete Pecados Capitales y Las Siete Virtudes

Los siete Pecados Capitales son los pecados que van contra la moralidad, vicios que según las enseñanzas católicas no deberían existir. Al igual que las creencias y forma de actuar de las personas, han ido evolucionando en el tiempo.

Los Siete Pecados Capitales son:

• Lujuria
• Gula
• Avaricia
• Pereza
• Ira
• Envidia
• Soberbia

Los 7 Pecados Capitales tienen su propia virtud, son las siguientes:

Las Siete Virtudes son:

• Castidad: Contrarresta la Lujuria
• Templanza: Ayuda a afrontar la Gula.
• Generosidad: Se confronta con la Avaricia
• Diligencia: Lo contrario a la Pereza.
• Paciencia: Ayuda a la persona contra la Ira.
• Caridad: Contra la Envidia.
• Humildad: Afronta a la Soberbia.

Sofìa
10-07-2010, 10:15 AM
«¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden?»

¿De dónde vienes? ¿Cómo penetras,
quiero decir en el interior de mi celda,
cerrada por todas partes?
Esto es, efectivamente, extraño,
sobrepasa la palabra y el pensamiento.
Pero ¡que tú vengas a mí,
de repente todo entero y brilles,
que te dejes ver en forma luminosa,
como la luna en su plena luz,
esto me deja sin poder pensar
y sin voz, Dios mío!
Sé muy bien que tú eres
el que ha venido para alumbrar
a los que están sentados en las tinieblas (Lc 1,79),
y estoy estupefacto, me quedo
sin sentido y sin palabras,
al ver una extraña maravilla
que sobrepasa a toda la creación,
a toda la naturaleza y a todas las palabras...

¿Cómo Dios está fuera del universo
por esencia y por naturaleza,
por poder y por gloria
y cómo habita también en todas partes y en todos,
pero de una manera especial en sus santos?
¿Cómo levanta su tabernáculo en ellos
de manera consciente y substancialmente,
él que está totalmente más allá de la sustancia?
¿Cómo está contenido en sus entrañas,
el que contiene toda la creación?
¿Cómo brilla en su corazón,
este corazón carnal y grueso?
¿Cómo está en el interior de éste,
cómo está fuera de todo,
y él mismo llena todas las cosas?
¿Cómo, día y noche,
brilla sin ser visto?

Dime ¿es que el espíritu del hombre
puede concebir estos misterio
o podrá expresarlos?
¡Ciertamente no! un ángel no podría,
ni un arcángel, explicártelo;
serían incapaces
de exponerte todo ello con palabras.
Es pues sólo el Espíritu de Dios, porque es divino,
quien conoce estos misterios y
sólo él los sabe porque sólo él
comparte la naturaleza, el trono y la eternidad
con el Hijo y el Padre.
Es, pues, a aquellos en quien el Espíritu resplandecerá
y a quienes se unirá liberalmente
que lo enseña todo de manera inexpresable...
Es como un ciego: si ve,
ve inmediatamente la luz
y seguidamente toda la creación
que está en la luz, ¡oh maravilla!
De la misma manera, el que ha sido iluminado
por el divino Espíritu en su alma,
inmediatamente entra en comunión con la luz
y contempla la luz,
la luz de Dios, Dios verdaderamente,
que también se lo enseña todo,
o mejor, lo que Dios decide,
todo lo que decide y lo que quiere.
A los que iluminará con su iluminación
les concede ver lo que está dentro de a luz divina.


Simeón, el Nuevo Teólogo, monje griego Himnos, nº 29

Sofìa
10-14-2010, 05:37 PM
Cuánto más Señor, yo creo en ti: aumenta mi fe
Confío en ti: fortalece mi confianza.

Te amo: hazme amarte mas y mas.

Me arrepiento de todos mis pecados;
Aumenta mi arrepentimiento.

Te adoro Como mi principio,
te anhelo como mi destino final,
Te alabo como mi constante ayuda y
Clamo a ti como mi bondadoso protector.

Guíame con tu sabiduría,
corrígeme con tu justicia,
Confórtame con tu misericordia,
protégeme con tu poder.

Te ofrezco, señor,
mis pensamientos:
Para que sean grabados por ti;

Mis palabras: para que te tengan como tema;

Mis obras: para reflejar mi amor por ti;

Mis sufrimientos: para esperar por tu eterna gloria.

Quiero hacer lo que me pidas,
y en la forma que lo pidas,
Mientras lo pidas porque tu lo pides.

Señor ilumina mi entendimiento,
fortalece mi voluntad,
Purifica mi corazón y hazme santo.

Ayúdame a arrepentirme de mis culpas pasadas y
A resistir las tentaciones del futuro.

Ayúdame a levantarme de mis debilidades humanas y
A crecer fuerte como cristiano.

Déjame amarte, mi señor y mi dios,
y verme como realmente
Soy: un peregrino en esta tierra,
un cristiano llamado a
Respetar y amar toda vida que toco,
a mis superiores,
Mis amigos y mis enemigos.

Ayúdame a combatir el enojo con dulzura, la codicia con
Generosidad y la apatía con fervor.

Ayúdame a perdonarme y extender el perdón hacia los demás.

Hazme prudente al planificar y valiente ante el peligro.

Hazme paciente en el sufrimiento y modesto en la prosperidad.

Mantenme, oh señor, atento cuando ore, moderado en el comer
Y el beber, diligente en mi trabajo y firme en mis
Intenciones.

Haz mi conciencia clara, mi conducta sin falta, mi palabra
Mesurada y mi vida ordenada.

Haz que este atento a mis debilidades humanas.

Déjame apreciar tu amor por mi, mantener tu ley y al final
Obtener tu salvación.

Enséñame a comprender que este mundo es pasajero, que mi
Verdadero futuro esta en la felicidad celestial, que la vida

En esta tierra es corta y la futura es eterna.

Ayúdame a prepararme a morir con temor al juicio final, pero
Con gran confianza en tu bondad.

Llévame seguro a través de la muerte al gozo eterno del cielo.

Te lo pedimos por nuestro señor Jesucristo amen.

PAPA CLEMENTE XI

Sofìa
10-16-2010, 10:26 PM
Los siguientes diez puntos son un compromiso básico para vivir conforme a los diez mandamientos de un cristiano puro y sin culpa:

1. Me comprometo a llevar una vida de oración y ayuno, a que mi prioridad sea tener un tiempo diario a solas con Dios (Hechos 6.4);

2. Me comprometo a estudiar, enseñar, predicar y practicar las Escrituras con fidelidad (2 Timoteo 3.1-4.4);

3. Me comprometo con la integridad en la responsabilidad financiera, los compromisos, la honestidad y la doctrina (Hebreos 13.18);

4. Me comprometo a guardar la pureza moral: de pensamientos, medios de comunicación, apariencia y el pacto matrimonial (Hebreos 13.4);

5. Me comprometo a ser ejemplo de hábitos de trabajo, a tener buena reputación en mi comunidad y a ser un buen modelo para mi familia (1 Timoteo 3.1-7);

6. Me comprometo a tener relaciones de alianza que favorezcan la rendición de cuentas, las redes, la consolidación de equipos y la mentalidad de reino (Hebreos 13.17);

7. Me comprometo a tener una filosofia de sencillez, sinceridad y sacrificio (1 Corintios 1.12);

8. Me comprometo a vivir una vida de fe por medio de una visión clara, una confianza intrépida y una mentalidad conquistadora (1 Timoteo 6.12);

9. Me comprometo a librar una guerra espiritual con los principados del mundo y no contra las personas (1 Corintios 10.1-5);

10. Me comprometo a caminar en humildad, a trabajar en equipo, a estimular el orden y la creatividad de la sabiduría (Efesios 5.15).

A medida que la cultura de nuestros países se torna más oscura, mi desafío es a "que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento" (Filipenses 2.15). Tú puedes ayudar a transformar la nación si comienzas cambiando tú mismo.


Adaptado por Paulo Salas del libro: "El Remanente", Editorial Vida,
por Larry Stockstill, pp.168,169

Sofìa
10-17-2010, 10:40 AM
Nadie tiene amor más grande

«Orar siempre sin desanimarse»

Ama orar. Siente a menudo la necesidad de orar a lo largo del día. La oración dilata el corazón hasta que éste sea capaz de recibir el don de Dios que es él mismo. Pide, busca, y tu corazón se ensanchará hasta el punto de recibirle, de tenerle en ti como tu bien.

Deseamos mucho orar, pero después, fracasamos. Es entonces cuando nos desanimamos y renunciamos. Si quieres orar mejor, debes orar más. Dios acepta el fracaso, pero no quiere el desánimo. En la oración cada día más quiere que seamos como niños, cada vez más humildes, cada vez más llenos de agradecimiento. Quiere que tengamos presente que todos pertenecemos al cuerpo místico de Cristo, en el que la oración es perpetua.

En nuestras oraciones debemos ayudarnos unos a otros. Liberemos nuestros espíritus. No hagamos largas oraciones, que no se acaban nunca, sino más bien breves, llenas de amor. Oremos por los que no oran. Acordémonos que el que quiere poder amar, debe poder orar.


Beata Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad

Sofìa
10-23-2010, 10:29 AM
Evangelio según San Lucas 13,1-9.

En ese momento se presentaron unas personas que comentaron a Jesús el caso de aquellos galileos, cuya sangre Pilato mezcló con la de las víctimas de sus sacrificios. El les respondió: "¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores que los demás? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera. ¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé, eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera". Les dijo también esta parábola: "Un hombre tenía una higuera plantada en su viña. Fue a buscar frutos y no los encontró. Dijo entonces al viñador: 'Hace tres años que vengo a buscar frutos en esta higuera y no los encuentro. Córtala, ¿para qué malgastar la tierra?'. Pero él respondió: 'Señor, déjala todavía este año; yo removeré la tierra alrededor de ella y la abonaré. Puede ser que así dé frutos en adelante. Si no, la cortarás'".

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

__________________________________________________ _______________

Comentario del Evangelio por : San Cipriano (hacia 200-258). Obispo de Cartago y mártir Los beneficios de la paciencia, 7


«A ver si dará fruto»: imitar la paciencia de Dios

Queridos hermanos, Jesucristo, nuestro Señor, no se contentó con enseñar la paciencia de palabra, sino que la enseño sobre todo en sus actos... En la hora de la Pasión y de la cruz ¡cuántos sarcasmos ofensivos escuchados pacientemente, cuántas burlas injuriosas no soportó hasta el punto de recibir salivazos, él, que con su propia saliva había abierto los ojos a un ciego (Jn 9,6)...; coronado de espinas, él, que corona a los mártires con flores eternas; golpeado su rostro con la palma de las manos, él, que otorga las verdaderas palmas a los vencedores; despojado de sus vestiduras, él, que reviste a los otros de inmortalidad; alimentado con hiel, él, que da una alimento celestial; dándole a beber vinagre, él, que hace participar de la copa de la salvación. Él, el inocente, el justo, o mejor dicho, la misma inocencia y la misma justicia, puesto en la hilera de los criminales; falsos testimonios aplastan a la Verdad; se juzga al que ha de juzgar; la Palabra de Dios, callada, es conducida al sacrificio. Después, cuando se eclipsan los astros, cuando los elementos se perturban, cuando tiembla la tierra... él no habla, no se mueve, no revela su majestad. Hasta el final lo soporta todo con una constancia inagotable para que la paciencia plena y perfecta encuentre su término en Cristo.

Después de todo eso, todavía acoge a los homicidas, si se convierten y vuelven a él; gracias a su paciencia..., a nadie cierra su Iglesia. Sus adversarios, los blasfemos, los eternos enemigos de su nombre, no sólo los admite a su perdón si se arrepienten de su falta, sino que incluso les concede la recompensa del Reino de los cielos. ¿Podría alguien citar a alguno más paciente, más benévolo? El mismo que derramó la sangre de Cristo es vivificado por la sangre de Cristo. Así es la paciencia de Cristo, y si no fuera tan grande, la Iglesia no poseería al apóstol Pablo

Sofìa
10-25-2010, 01:11 PM
Cuando Honorious era emperador de Roma, el gran Coliseo a menudo se llenaba hasta rebosar con espectadores que venía de cerca y de lejos para ver los juegos patrocinados por el estado.

Algunos de los deportes consistían en seres humanos enfrascados en batallas con bestias salvajes entre sí, hasta la muerte. Las multitudes reunidas hacían de ello una fiesta y consideraban el mayor de los deleites cuando un ser humano moría.

Uno de esos días, un monje sirio llamado Telemachus integraba la gran multitud en la arena. Telemachus fue herido hasta lo más profundo por el indecible desprecio hacia el valor de una vida humana del que fue testigo.

Brincó de las gradas de espectadores a la arena durante un espectáculo de gladiadores y gritó: ¡Esto no es correcto! ¡Esto tienen que cesar!

Por haber interferido, las autoridades ordenaron que Telemachus fuera atravesado con una espada, y así se hizo. Él murió, pero no en vano.

Su grito prendió una pequeña llama en la casi cauterizada conciencia de las personas y en cuestión de pocos meses, los combates de gladiadores llegaron a su fin.

Mientras mayor sea el mal, más alto tenemos nosotros que gritar contra él.

Mientras mejor sea la causa, más fuerte tenemos nosotros que aplaudir.

Prefiero fracasar en la causa que algún día triunfará
que triunfar en una causa que algún día fracasará.

2 Corintios 2:14
Pero gracias a Dios , que en Cristo siempre nos lleva en su triunfo.

Sofìa
10-26-2010, 09:47 AM
El Llanero Solitario no tenía nombre. Y no era tan solitario. No venció a los chicos malos o escapó del peligro solo. Tenía la ayuda de su leal amigo, Tonto, sin mencionar a su confiable caballo, Silver.

Los seres humanos no están hechos para conquistar la vida de forma individual. Así sea que esté descubriendo un nuevo programa de computadora, moviendo un pesado mueble de la oficina, o lidiando con un problema de trabajo, algunas situaciones requieren pedir ayuda.

Quizá sea una de esas personas que tienen problemas para pedir ayuda. Si es así, recuerde que su necesidad es normal, sea de origen físico, emocional, financiero o técnico. Puede tomarle tiempo encontrar al consejero correcto, al amigo, al compañero, o miembro de la familia, pero enviar un S.O.S. cuando lo necesita es signo de madurez, no de debilidad.

Encontrar un soporte o guía puede hacerle cambiar grandes cosas en su trabajo, la forma de pensar sobre su trabajo, y quizás lo más importante, la manera de vivir fuera del trabajo.

No tenga miedo de buscar ayuda cuando la necesite. Y recuerde que la persona en la que usted busca ayuda hoy, podría ser la que necesite su experiencia, guía, o soporte moral en algún momento de la vida.

Eclesiastés 4:9-10

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de trabajo.

Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero;
pero ¡ay del solo! Que cuando cayere,
no habrá segundo que lo levante.

Sofìa
10-29-2010, 12:39 PM
CREA TUS PROPIAS CIRCUNSTANCIAS

Hace algunos años se suscitó un problema en Monterey, California. Esta ciudad se había convertido en un paraíso para los pelícanos. Una vez que los pescadores limpiaban los peces, les arrojaban las vísceras a los pelícanos. De esa manera, las aves se volvieron gordas y haraganas.

Luego se descubrió un aprovechamiento comercial para las entrañas y los pelícanos se perdieron la comida gratis. Sin embargo, estas aves no hicieron ningún esfuerzo por conseguir el alimento por su cuenta. Se limitaron a esperar y a esperar que les arrojaran la dádiva que nunca más llegó. Muchos se murieron de hambre. Parecía que habían olvidado cómo pescar.

Una actitud diferente asumió una señora mayor que esperaba un ómnibus.

Estaba casi paralizada por el reumatismo y cargaba muchos paquetes. Al abrirse la puerta del ómnibus, un caballero le ofreció una mano para ayudarla.

La señora sonrió y rechazó la ayuda mientras decía: "Mejor me las arreglo sola. Si acepto su ayuda, mañana voy a esperarla".

George Bernard Shaw afirmó en cierta oportunidad:

"La gente siempre maldice sus circunstancias. Yo no creo en las circunstancias. Solo triunfa en el mundo quien se levanta y busca las circunstancias, y las crea si no las encuentra".

Nadie mejorará su suerte si usted no lo hace.

1Timoteo 2:15
Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado.

Sofìa
10-31-2010, 11:57 AM
Cuando me encuentro en soledad siento en momentos como si la FE se escapara porque el silencio del alma y del ambiente es tan grande y el ruido del Poder Superior tan alto que no se que hacer con tanta paz a la que busco acostumbrarme... no se como compartirla, solo puedo disfrutarla a través de la música, la buena lectura, la meditación, reflexión y aprendizaje propio... en la oración.

Comprendo que estoy íntimamente acompañada y lo que debo procurar es tenerme, amarme y poseerme desde lo más dentro de mi espíritu, mente y cuerpo físico... esos instantes - realizo - que soy finita pero al mismo tiempo creada por la divinidad y poseo talentos, virtudes que si no es por la gracia de Dios no podría reconocerlos e integrarlos a mi actual vida.

Aprender a amarme desde el corazón bondadoso de mi Poder Superior, significa FE, CONFIANZA, ESPERANZA y AMOR INCONDICIONAL... es tener PACIENCIA y admitir que HOY tengo lo que necesito y estoy situada en el mejor camino y lo que poseo es por mi mayor bien y el de los míos. No es consuelo de tontos, es simplemente, reconocer que vivo por la Gracia de Dios y que lo demás esta fuera de mi control... y por lo tanto es de sabios ser HUMILDE y entregar mi vida y mi voluntad al cuidado de mi Creador y Salvador porque me ha liberado de profundos abismos, del infierno mismo y me ha resucitado a una vida de plenitud y sobriedad emocional.

Con cariño sincero;

Sofìa
10-31-2010, 03:42 PM
Un escritor para un periódico local entrevistaba a un granjero sobre los efectos del tiempo reciente en sus cultivos. La lluvia abundante y las cosechas de soja y maíz del granjero estaban altas y lozanas.

Mis cultivos son muy vulnerables ahora, dijo el granjero.
Esta declaración sorprendió al periodista. Había planeado enfocar su artículo en la buena cosecha que se esperaba y la prosperidad económica que le traería a la ciudad.

El granjero continuó: Hasta una sequía corta tendría efectos devastadores.
¿Por qué?, le preguntó el reportero.

El granjero le explicó que mientras vemos la lluvia frecuentemente como un beneficio, durante tiempos de lluvia las plantas no se ven obligadas a empujar sus raíces a lo profundo en busca de agua. Las raíces permanecen cerca de la superficie, dejando a las plantas sin preparación para la sequía.

Su cultivo también corría peligro de vientos fuertes y tormentosos. De nuevo, debido a la estructura de raíces superficiales, un viento fuerte le haría perder toda su cosecha en unos pocos minutos.

Algunos creyentes disfrutan una abundancia de lluvias de bendición que vienen en la forma de cultos de alabanza, comunión con otros creyentes y tiempos de profunda enseñanza bíblica. Sin embargo, cuando el estrés entra a sus vidas, estos mismos creyentes se desaniman, abandonan a Dios o creen que Él es infiel. ¿Por qué? Sus raíces nunca crecieron más allá de la superficie.

Su vida espiritual es fuerte en la superficie, confiando en otros antes que en el tiempo que pasan con Dios en oración y en el estudio de su Palabra. Son sobre todo vulnerables a los fuertes vientos de la adversidad o al calor intenso del estrés.

Solo las raíces que crecen rotundas en Dios nos ayudarán a soportar los tiempos difíciles. Haz que tus raíces se profundicen más hoy. Pasa tiempo con el Señor... en la Palabra... y de rodillas.

Colosenses 2:6-7Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él, arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se les enseñó, y llenos de gratitud._________________________________________ ___________________

Sofìa
11-07-2010, 09:05 AM
AMOR FIRME

Un pastor compartió una historia personal en la revista Nuevo Hombre, sobre su desobediente hija. Ella había tenido un hijo sin estar casada, y ahora estaba demostrando impaciencia ante las reglas establecidas por sus padres.
Ellos le habían advertido que quebrantar el toque de queda traería consecuencias muy estrictas.

A la medianoche el pastor se despertó a causa del sonido del timbre de llamada. Bajó deprisa las escaleras y encontró a su hija en el portal de entrada que le rogaba:

-Papá, papá déjame entrar.

Vio a su nieto al lado de su hija, señaló a su reloj y cerró las cortinas. Ella continuó tocando y haciendo sonar el timbre, despertando a todos en casa.

-Papá, déjala entrar -le suplicó la hija menor.

-Haman, el bebé también está afuera -suplicó la esposa.

-No -dijo él-. Si nos mantenemos firmes ahora, no tendremos que pasar por esto otra vez.

El pastor se preguntó sobre el riesgo que estaba tomando. Su esposa y su hija menor le regaban que reconsiderara, pero se mantuvo firme en su decisión. Finalmente, la hija se rindió y pasó la noche en casa de una amiga.

A la mañana siguiente, decidió someterse a las reglas del hogar. Su familia la recibió con gran entusiasmo.

A veces es necesario demostrar amor firme, aun cundo sientas que tu corazón se rompe en dos.

Convertirse en padre es fácil, pero serlo, puede ser muy difícil.

Hebreos 12:6
Porque el Señor al que ama, disciplina.

Sofìa
11-13-2010, 08:35 PM
Evangelio según San Lucas 18,1-8.

Después Jesús les enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse: "En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaban los hombres; y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole: 'Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario'. Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo: 'Yo no temo a Dios ni me importan los hombres, pero como esta viuda me molesta, le haré justicia para que no venga continuamente a fastidiarme'". Y el Señor dijo: "Oigan lo que dijo este juez injusto. Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, aunque los haga esperar? Les aseguro que en un abrir y cerrar de ojos les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?". Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.


Comentario del Evangelio San Agustín (354-430) Sermón 115,1; PL 38, 655

«Cuando venga el Hijo del Hombre ¿encontrará esta fe en la tierra?»

¿Hay un medio más eficaz para animarnos a la oración que la parábola del juez injusto que nos ha contado el Señor? Evidentemente que el juez injusto no temía al Señor ni respetaba a los hombres. No experimentaba ninguna compasión por la viuda que recurrió a él y, sin embargo, vencido por el hastío, acabó escuchándola. Si él escuchó a esta mujer que le importunaba con sus ruegos, ¿cómo no vamos a ser escuchados nosotros por Aquel que nos invita a presentarle nuestras súplicas? Es por esto que el Señor nos ha propuesto esta comparación sacada de dos contrarios para hacernos comprender que «es necesario orar sin desanimarse». Después añade: «Pero cuando venga el Hijo del Hombre ¿encontrará esta fe en la tierra?»

Si desaparece la fe, se extingue la oración. En efecto ¿quién podría orar para pedir lo que no cree? Mirad lo que dice el apóstol Pablo para exhortar a la oración: «Todos los que invocarán el nombre del Señor serán salvados». Después para hacernos ver que la fe es la fuente de la oración y que el riachuelo no puede correr si la fuente esta seca, añade: «¿Cómo van a invocar al Señor si no creen en él?» (Rm 10,13-14).

Creamos, pues, para poder orar y oremos para que la fe, que es el principio de la oración, no nos falte. La fe difunde la oración, y la oración, al difundirse obtiene, a su vez, la firmeza de la fe.

__________________________________________________ __________________________________________________ _______

Hebreos 12:6
Porque el Señor al que ama, disciplina.

Sofìa
11-18-2010, 10:04 AM
Un viernes por la mañana, un entusiasta joven estudiante de la universidad de Stanford se paró frente a Louis Janin.
Buscaba que Janin le diera un trabajo de medio tiempo. Este le informó:
-En este momento necesito un mecanógrafo.
-Muy bien -respondió el joven entusiasmado-. Acepto el empleo. Estaré disponible el martes.

Janin asintió y, llegado el martes, el joven se presentó a trabajar de acuerdo con lo convenido.
-¿Por qué no podías comenzar antes del martes? -quiso saber Janin.
-Porque necesita alquilar una máquina de escribir y aprender a usarla -respondió el joven.

Este muchacho tan dispuesto no era otro que Herbert Hoover, cuya actitud siempre expedita y positiva lo llevó a la misma Casa Blanca.

No hay destreza que se aprenda que sea inútil o poco aprovechada. Al menos, el aprendizaje de nueva información y nuevas habilidades le brinda a uno la seguridad y agiliza la mente. Uno de los secretos de los grandes líderes es la capacitación continua.

¡Jamás deje de aprender! Eso es lo que le dará una ventaja por encima de sus competidores.

El sabio oirá y crecerá en conocimiento, y el inteligente adquirirá habilidad. Proverbios 1:5

Sofìa
11-30-2010, 02:55 PM
Encuentro lo que busco en la gente. Si busco a Dios, lo encuentro. Si busco malas cualidades, las encuentro.

En cierto sentido, escojo lo que espero, y lo recibo. Una vida sin desafíos sería como ir al colegio sin lecciones que aprender.

Los desafíos vienen no para deprimirnos y acabarnos, sino para dominarlos, crecer y desarrollarnos a través de ellos.

En el sabio y maravilloso plan del Padre para mí, ninguna carga puede caerme, ninguna emergencia surgir, ninguna tristeza sobrecogerme, antes de que reciba la gracia y fortaleza para enfrentarlas.

Una vida rica y plena no es determinada por las circunstancias y relaciones externas. Estas pueden contribuir pero no pueden ser la fuente. Soy feliz o no por lo que pienso y siento.

Nunca puedo perder algo que me pertenece, ni poseer lo que no es realmente mío.

Nunca huyo de un problema ya que este me perseguirá o estaré en camino hacia otro igualito pero con un rostro o nombre distinto.

No nos preocupemos por mañana; hoy es el ayer por el que nos preocupamos.

Nunca forcemos la puerta; esperemos que se abra y entonces podremos entrar.

Toda persona que ha llegado a mi vida tiene, ya sea algo que enseñarme o aprender de mí.

Autor Desconocido

__________________________________________________ ____________

Perdemos tiempo maravilloso llorando lo que nos pasa, en vez de encontrar
las joyas en el lodo.

Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá con bendiciones de los cielos de arriba, con bendiciones del abismo que está abajo, con bendiciones de los pechos y del vientre. Genésis 49:25.

Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de tu Dios. Deuteronomio 28:2.

Sofìa
12-05-2010, 08:50 PM
¿COMO LO SABRÁS?

Cómo lo podrás conocer si no pasas por ahí?

· Si nunca has estado enfermo, ¿cómo lo conocerás como el sanador?
· Si nunca has tenido dificultades, ¿cómo lo conocerás como Liberador?
· Si nunca has pasado por pruebas, ¿cómo lo conocerás como el Consolador?
· Si nunca ha cometido errores, ¿cómo lo conocerás como el Perdonador?
· Si lo sabes todo ¿cómo lo conocerás como el que tiene todas las respuestas?
· Si nunca has estado en turbación, ¿cómo lo conocerás como el que rescata?
· Si nunca has visto tu vida hecha pedazos, ¿cómo lo conocerás como quien te hace completo?
· Si nunca has tenido un problema, ¿cómo lo conocerás como quién tiene soluciones?
· Si nunca has conocido el sufrimiento, ¿cómo lo conocerás como el que paso por sufrimiento?
· Si nunca has pasado por el fuego, ¿cómo lo conocerás como el purificador?
· Si tienes todas las cosas, ¿como las podrías apreciar?
· Finalmente Dios te dice: "Si nunca te corrijo, ¿cómo sabrás que te amo?
· Si te doy todo el poder entonces ¿cómo aprenderías a depender de mí?
· Si tu vida fuera perfecta, entonces no necesitarías de mi.

El Señor está a tu lado por que te ama y está muy interesado en que aprendas cada lección en tu vida.

Hoy, nuevas cosas serán enseñadas. No pierdas ni una de ella.

Proverbios 4:2. Yo, como maestro, les doy este buen consejo: no abandonen sus enseñanzas.

Proverbios 5:3. No atendí a la voz de mis maestros, ni presté oído a mis instructores.

Isaías 30:20.Aunque el Señor te dé pan de adversidad y agua de aflicción, tu maestro no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás.

Sofìa
12-20-2010, 06:16 PM
Una manera especial de bendecir los alimentos en una fecha muy especial

Oración para la cena de Navidad

Hoy, Nochebuena, tenemos, de manera especial y como centro de nuestra familia a Jesucristo, nuestro Señor.

Vamos a encender un cirio en medio de la mesa para que ese cirio nos haga pensar en Jesús y vamos a darle gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo Jesucristo.

Gracias Padre, que nos amaste tanto que nos diste a tu Hijo.
Señor, te damos gracias.

Gracias Jesús por haberte hecho niño para salvarnos.
Señor, te damos gracias.

Gracias Jesús, por haber traído al mundo el amor de Dios.
Señor, te damos gracias.

Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que Dios nos ama y que nosotros debemos amar a los demás.
Señor, te damos gracias.

Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que da más alegría el dar que el recibir,
Señor, te damos gracias.

Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que lo que hacemos a los demás te lo hacemos a Ti.
Señor, te damos gracias.

Gracias María, por haber aceptado ser la Madre de Jesús.
María, te damos gracias.

Gracias San José, por cuidar de Jesús y María.
San José, te damos gracias.

Gracias Padre por esta Noche de Paz, Noche de Amor, que Tú nos has dado al darnos a tu Hijo, te pedimos que nos bendigas, que bendigas estos alimentos que dados por tu bondad vamos a tomar, y bendigas las manos que los prepararon, por Cristo Nuestro Señor,

Amén.


Autor: Catholic.net | Fuente: Catholic.net - Oración para la cena de Navidad

Sofìa
01-06-2011, 06:30 PM
LA PEQUEÑA PAJARITA QUE SE ENCONTRÓ A SÍ MISMA es un libro por el que no pasa el tiempo para todas las edades.

Como el pequeño príncipe Velveteen Rabbites una metáfora, fabula o historia folklórica vestida en un formato de para invitar a una historia infantil. Nos recuerda a ambos, tanto a jóvenes como viejos por igual como necesitamos ver adentro de nosotros mismos para encontrar respuestas y recompensas que yacen escondidos esperando a ser descubiertos y cultivados.

Esta encantadora historia corta tiene en mensaje universal que aplica tanto a niños como a adultos. Aún mas, ofrece el principio de un profundo viaje al interior de uno mismo como también es un pasaje del que padres, abuelos y voluntarios de instituciones para niños pueden leer juntos. El Sabio Búho Viejo en ésta historia acompaña a la pajarita en su mundo interno para madurar en su identidad. La narrativa se vuelve un modelo para adultos como para niños, guiándolos sutilmente y de una manera cariñosa para que escuchen a su cuerpo y sentimientos para que puedan escuchar su voz interna.

Originalmente, ésta historia fue escrita para una niña para a desarrollar su habito de sostener y escuchar sus sentimientos, y miedos. Como amigo de su familia, yo la observaba crecer y años después, como sicoterapeuta primeramente trabajando con adultos, mientras escribía otro libro, recordé cómo ésta simple historia le ayudó a ésta chica a seguir los pasos que yo he usado en mis programas como adultos para su crecimiento espiritual. Así es como "La Pajarita" encuentra su camino hacia el corazón de muchísimos adultos y para mi sorpresa tocarlos tan profundamente que al saber la historia tienen un mensaje universal que supera el tiempo.

Mucha gente, desde profesores de psicología y consejos de abuelas y padres que repetidamente me han preguntado por un ilustrador para ser publicado. Ellos no querían que "La Pajarita" se perdiera en generaciones futuras. Yo sólo podía concluir que el viejo y sabio Búho debía decir que todos podemos acercarnos a nuestro espíritu libre; no importa que tan agobiante parezca el ataque, no podrán quitarnos nuestra identidad. Las habilidades artísticas de la Doctora Uppal han traído la historia a la vida para niños y el resto de nosotros también se codea con la búsqueda del niño interior que todos poseemos por nuestro camino interno.

[RIGHT]Edwin M. McMahon, Ph.D.

Sofìa
01-06-2011, 06:53 PM
Sally saltó de su asiento cuando vio salir al cirujano.

Le preguntó:«¿Cómo esta mi pequeño?, ¿va a ponerse bien?, ¿cuándo lo podré ver?».

El cirujano dijo: «Lo siento; hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance».

Sally dijo, consternada:«¿Por qué a los niños les da cáncer? ¿Es qué acaso Dios ya no se preocupa por ellos? DIOS,

¿Dónde estabas cuando mi hijo te necesitaba?».

El cirujano dijo: «Una de las enfermeras saldrá en un momento para dejarte pasar unos minutos con los restos de tu hijo antes de que sean llevados a la Universidad».

Sally pidió a la enfermera que la acompañara mientras se despedía de su hijo. Recorrió con su mano su cabello rojizo.

La enfermera le preguntó si quería conservar uno de los rizos. Sally asintió.

La enfermera cortó el rizo, lo colocó en una bolsita de plástico y se la dió a Sally.

Sally dijo: «Fue idea de Jimmy donar su cuerpo a la Universidad para ser estudiado. Dijo que podría ayudar a alguien más. Eso es lo que el deseaba.

Yo al principio me negué, pero él me dijo 'Mami, no lo usaré después de que muera, y tal vez ayudará a que un niñito disfrute de un día mas junto a su mamá.

Mi Jimmy tenía un corazón de oro, siempre pensaba en los demás y deseaba ayudarlos como pudiera».

Sally salió del Hospital Infantil por última vez, después de haber permanecido ahí la mayor parte de los últimos 6 meses.

Colocó la maleta con las pertenencias de Jimmy en el asiento del auto, junto a ella. Fue difícil manejar de regreso a casa, y más difícil aún entrar a una casa vacía. Llevó la maleta a la habitación de Jimmy y colocó los autos miniatura y todas sus demás cosas justo como el siempre las tenía. Se acostó en la cama y lloró hasta quedarse dormida, abrazando la pequeña almohada de Jimmy.

Despertó cerca de la medianoche y junto a ella había una hoja de papel doblada. Abrió la carta, que decía:

«Querida mami: Sé que vas a echarme de menos, pero no pienses que te he olvidado o he dejado de amarte sólo porque ya no estoy ahí para decirte TE AMO. Pensaré en tí cada día, mamita, y cada día te amaré aún más. Algún día nos volveremos a ver.

Si deseas adoptar a un niño para que no estés tan solita, podrá estar en mi habitación y podrá jugar con todas mis cosas. Si decides que sea una niña, probablemente no le gustarán las mismas cosas que a los niños, y tendrás que comprarle muñecas y cosas de esas.

No te pongas triste cuando pienses en mí; este lugar es grandioso. Los abuelos vinieron a recibirme cuando llegué y me han mostrado casi todo de acá, pero tomará algo de tiempo verlo todo.

Los Ángeles son muy amistosos y me encanta verlos volar. Jesús no se parece a todas las imágenes que vi de Él, pero supe que era Él tan pronto y lo vi.

Jesús me llevó a ver a DIOS! ¿Y qué crees, mami? Me senté en su regazo y le hablé y Él me escuchó con mucha paciencia, también me dijo que yo soy una personita muy pero muy importante. Le dije a Dios que quería escribirte una carta para despedirme y todo eso, aunque sabía que no estaba permitido.
Dios me dió papel y Su pluma personal para escribirte esta carta. Creo que se llama Gabriel el ángel que te la dejará caer.

Dios me dijo que te respondiera a lo que Le preguntaste: '¿Dónde estaba Él cuando yo lo necesitaba?'. Dios me dijo que estaba en el mismo lugar, en el que estuvo cuando su otro hijo, JESÚS, agonizaba en la cruz.
Mami, Él estuvo junto a mí consolándome y dándome fuerzas y alentándome, así como lo está con todos Sus hijos.

Esta noche estaré a la mesa con Jesús, para la cena. Sé que la comida será fabulosa. Casi olvido decirte... Ya no tengo ningún dolor; el cáncer se ha ido.

Me alegra, pues ya no podía resistir tanto dolor y Dios no podía resistir verme sufrir de ese modo, así que envió al Ángel de la Misericordia para llevarme.

¡El Ángel me dijo que yo era una Entrega Especial!»

Firmado con amor, de: Dios, Jesús y Yo.

"Tómate un minuto y haz una pequeña oración, por aquellos seres que amas, pide que Dios los libre de carga, dolor y sufrimiento. Luego descansa y observa el poder de Dios trabajar en tu vida por haber hecho algo que le agrada, sabiendo que Él está trabajando en las vidas de otras personas"

Sólo habla con Él. Recuerda que Él esta contigo.
¡Qué disfrutes tu día!

Proverbios 3:5-6.

«Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas.»

Sofìa
01-18-2011, 09:34 PM
ENFRENTEMOS LA VIDA CON AMOR

"Necesitamos levantarnos cada mañana con una sonrisa en el rostro y mostrarle al mundo todo el amor en nuestro corazón; entonces la gente nos tratará mejor. Vamos a descubrir, sí que lo haremos, que somos tan hermosas como nos sintamos". -Carol King

Hay magia en comportarnos en la manera en que queremos ser, aún cuando no lo sintamos todavía. La conducta parece mostrar el camino. La actitud, el estado mental, sigue.

Muchas veces pudiéramos no levantarnos con amor en el corazón para nuestra familia, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo. De hecho, tal vez quisiéramos que ellos nos mostraran su amor primero. Pero si les tocamos, les brindamos amor incondicional y nos enfocamos en sus necesidades, al amor nos será reciprocado diez veces y el acto de amarles levantará nuestro espíritu.

Conoceremos el amor; sentiremos amor por nosotros mismos y por mucha otra gente cercana a nosotros. La actitud que cultivamos, sea una de amor ó egoísmo, de inferioridad ó superioridad, habrá de determinar cómo nos afectan los eventos de nuestras vidas.

El principio es tan sencillo. Si enfrentamos la vida con amor, con una sonrisa, hallaremos amor y algo por lo que sonreír. Nuestra actitud hará de este día lo que será. Enfrentándolo de frente, con amor, nos asegurará un día hermoso.

Enviado por Steven Wingell, India
Fuente: www.motivateus.com



Queridos Hermanos:

No cabe duda de que nuestra actitud al enfrentar cada día habrá de determinar, con mucho, cuánto disfrutemos y cuánto logremos durante el mismo. No es de extrañar entonces que las Sagradas Escrituras nos exhorten a llenarnos de la Palabra de Dios cada día, preferiblemente antes de iniciarlo.

Esta práctica habrá de afectar sustancialmente la manera cómo veamos los distintos desafíos que enfrentemos. Al haber pasado un tiempo con el Señor al comenzar el día podremos discernir Su compañía y ayuda en cada circunstancia y sentir la seguridad de que "todas las cosas habrán de resultar para bien"... si bien ese "bien" no sea evidente de momento. Si no pasamos un tiempito con el Señor antes de iniciar el día de hoy, ¿qué tal si aprovechamos el tiempito de café en la oficina ó fábrica, o tal vez el receso entre clases en el colegio o la universidad para sintonizarnos? Hagámoslo y veremos la diferencia. Adelante y que Dios les bendiga.

Raúl Irigoyen

Sofìa
01-26-2011, 08:30 PM
Señor, tu eres el modelo de intercesor. Ayúdame en este día a levantar mi clamor por otros que pasan por tribulación y angustia.

Sé que tu bendición llegará hasta ellos y sus vidas serán grandemente bendecidas porque tu eres bueno y porque para siempre es tu misericordia.



http://www.renuevodeplenitud.com/hoy-recordare-que-soy-un-intercesor.html


:cool::D:p

Sofìa
02-05-2011, 07:08 PM
“Donde no hay amor, siembra amor y recogerás amor” (San Juan de la Cruz).

¡Hazme bienaventurado, Señor!
Imprime en mi corazón el color de tu amor
y, en mi alma, el brillo del Evangelio,
en mis pies la huella que marcan tus caminos
y, en mis ojos, el deseo de mirarte para no perderte.

Sofìa
02-13-2011, 11:22 AM
SEÑOR DIOS TRINO Y UNO

Hoy Señor me dirigo a vos solicitándote fortaleza, diligencia para hacer mi examen de conciencia que necesito para liberarme de asuntos "escondidos" en mente, corazón, cuerpo que no me dejan caminar libre y ligera de peso.

Señor quiero despojarme de cargas que no son mías, son asuntos viejos que aparecen para confundirme y en la lucha por dejarlos ir, me desgasto y lo peor es que aparece el temor a la enfermedad... a la depresión (conozco a esta puñetera) por asuntos que no he liberado interiormente. Señor tengo lo suficiente que me regalas día a día para ser feliz, solo ayudame con tu presencia y acompañamiento a sacar esos "trapos viejos" que no he retirado del sótano donde guardaba mi basura interior y sentimientos reprimidos.

Señor ayudame a ponerle nombre y apellido a cada una de las cosas que debo sanar en tu compañía y la de tu mamita a quién tanto quiero porque estuvo con vos acompañandote hasta en los peores momentos, ella es mi mamá putativa porque me la entregastes al pie de la cruz. Vos que estás más cerca de nuestro Padre Celestial, del Espíritu Santo y de tus progenitores dame una manito para que ellos participen de este esfuerzo.

Donde no hay amor, siembra amor y recogerás amor” (San Juan de la Cruz).

¡Hazme bienaventurado, Señor!
Imprime en mi corazón el color de tu amor
y, en mi alma, el brillo del Evangelio,
en mis pies la huella que marcan tus caminos
y, en mis ojos, el deseo de mirarte para no perderte.


ESPÍRITU SANTO

Dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar,
Dame acierto al empezar,
dirección al progresar.
y perfección al acabar.

AMÉN

Sofìa
02-15-2011, 08:52 AM
Evangelio según San Marcos 8,14-21.

Los discípulos se habían olvidado de llevar pan y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les hacía esta recomendación: "Estén atentos, cuídense de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes". Ellos discutían entre sí, porque no habían traído pan. Jesús se dio cuenta y les dijo: "¿A qué viene esa discusión porque no tienen pan? ¿Todavía no comprenden ni entienden? Ustedes tienen la mente enceguecida. Tienen ojos y no ven, oídos y no oyen. ¿No recuerdan cuántas canastas llenas de sobras recogieron, cuando repartí cinco panes entre cinco mil personas?". Ellos le respondieron: "Doce". "Y cuando repartí siete panes entre cuatro mil personas, ¿cuántas canastas llenas de trozos recogieron?". Ellos le respondieron: "Siete". Entonces Jesús les dijo: "¿Todavía no comprenden?".

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.


Comentario del Evangelio por : San Juan de la Cruz (1542-1591), carmelita descalzo, doctor de la Iglesia Subida del Monte Carmelo, II, 3

«¿Todavía no veis? ¿No acabáis de entender?

La fe dicen los teólogos que es un hábito del alma cierto y oscuro. Y la razón de ser hábito oscuro es porque hace creer verdades reveladas por el mismo Dios, las cuales son sobre toda luz natural y exceden todo humano entendimiento sin alguna proporción. De aquí es que, para el alma, esta excesiva luz que se le da de fe le es oscura tiniebla, porque lo más priva (y vence) lo menos, así como la luz del sol priva otras cualesquieras luces, de manera que no parezcan luces cuando ella luce, y vence nuestra potencia visiva, de manera que antes la ciega y priva de la vista que se le da, por cuanto su luz es muy desproporcionada y excesiva a la potencia visiva. Así, la luz de la fe, por su grande exceso, oprime y vence la del entendimiento...

Por otro ejemplo... Si a uno que nació ciego, el cual nunca vio color alguno, le estuviesen diciendo cómo es el color blanco o el amarillo, aunque más le dijesen, no entendería más así que así, porque nunca vio los tales colores ni sus semejanzas, para poder juzgar de ellos; solamente se le quedaría el nombre de ellos, porque aquello púdolo percibir con el oído; mas la forma y figura no, porque nunca la vio.... De esta manera es la fe para con el alma, que nos dice cosas que nunca vimos ni entendimos en sí ni en sus semejanzas, pues no la tienen. Y así, de ella no tenemos luz de ciencia natural, pues a ningún sentido es proporcionado lo que nos dice; pero sabémoslo por el oído, creyendo lo que nos enseña, sujetando y cegando nuestra luz natural. Porque, como dice San Pablo (Rm. 10, 17 ), «fides ex auditu», como si dijera: la fe no es ciencia que entra por ningún sentido, sino sólo es consentimiento del alma de lo que entra por el oído... Luego claro está que la fe es noche oscura para el alma, y de esta manera la da luz; y cuanto más la oscurece más luz la da de sí, porque cegando la (da) luz, según este dicho de Isaías (7,9).



__________________________________________________ __________________________________________________ __________________________________________________ _____________________________________________


Donde no hay amor, siembra amor y recogerás amor” (San Juan de la Cruz).

¡Hazme bienaventurado, Señor!
Imprime en mi corazón el color de tu amor
y, en mi alma, el brillo del Evangelio,
en mis pies la huella que marcan tus caminos
y, en mis ojos, el deseo de mirarte para no perderte.


ESPÍRITU SANTO

Dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar,
Dame acierto al empezar,
dirección al progresar.
y perfección al acabar.

AMÉN

Sofìa
02-17-2011, 07:27 PM
El Miedo No Es Útil

El miedo confina. Todo lo reduce a nosotros mismos y a la

protección del desarrollo del ego Mientras que el amor es una

abertura a todas las cosas que existen Y la tendencia natural del

niño, al menos de casi todos los niños hacia la bondad y la

confianza no se ayuda representando a Dios como peligroso,

como un tirano que demanda obediencia instantánea o como un

policía que siempre está velando para atraparte en algún delito.

ж

No permitan que sus corazones se turben. Ustedes tienen fe en

Dios también tengan fe en mi Juan 14: 1


Fuente: Selecciones de las obras del Padre Thomas Keating

Sofìa
02-18-2011, 08:40 AM
Evangelio según San Marcos 8,34-38.9,1.

Entonces Jesús, llamando a la multitud, junto con sus discípulos, les dijo: "El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí y por la Buena Noticia, la salvará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con sus santos ángeles". Y les decía: "Les aseguro que algunos de los que están aquí presentes no morirán antes de haber visto que el Reino de Dios ha llegado con poder".

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.



Comentario del Evangelio por San Agustín (354-430), obispo de Hipona (África del Norte) y doctor de la Iglesia Sermón 96,9


«Sígueme» (Mt 9,9)

En este mundo, es decir, en la Iglesia que toda entera sigue a Cristo, éste nos dice a todos: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo». Porque esta orden no está destinada sólo a las vírgenes, excluyendo a las mujeres casadas; a las viudas, excluyendo a las esposas; a los monjes, excluyendo a los esposos; a los clérigos, excluyendo a los laicos. Es toda la Iglesia, todo el Cuerpo de Cristo, todos sus miembros diferenciados y repartidos según sus tareas propias, que deben seguir a Cristo. Que toda entera le siga, ella que es la única, la paloma, la esposa (Ct 6,9); que le siga ella, la rescatada y dotada por la sangre del Esposo. Aquí tiene su sitio la pureza de las vírgenes; aquí tiene su sitio la continencia de las viudas; aquí tiene su sitio la castidad conyugal...

Que sigan a Cristo estos miembros que tienen aquí su lugar, cada uno según su categoría, cada uno según su rango, cada uno a su manera. Que renuncien a sí mismos, es decir, que no se apoyen sobre sí mismos; que lleven su cruz, es decir, que, por Cristo, soporten en el mundo todo lo que el mundo les va a infligir. Que le amen a él solo, el único que no decepciona, el único que no es engañado, el único que no se engaña. Que le amen porque lo que él promete es verdad. Pero la fe vacila porque no lo da ahora; continúa, persevera, soporta, acepta esa espera, y has llevado tu cruz.

Sofìa
03-04-2011, 06:33 PM
Evangelio según San Marcos 11,11-26.

Jesús llegó a Jerusalén y fue al Templo; y después de observarlo todo, como ya era tarde, salió con los Doce hacia Betania. Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús sintió hambre. Al divisar de lejos una higuera cubierta de hojas, se acercó para ver si encontraba algún fruto, pero no había más que hojas; porque no era la época de los higos. Dirigiéndose a la higuera, le dijo: "Que nadie más coma de tus frutos". Y sus discípulos lo oyeron. Cuando llegaron a Jerusalén, Jesús entró en el Templo y comenzó a echar a los que vendían y compraban en él. Derribó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas, y prohibió que transportaran cargas por el Templo. Y les enseñaba: "¿Acaso no está escrito: Mi Casa será llamada Casa de oración para todas las naciones? Pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones". Cuando se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas, buscaban la forma de matarlo, porque le tenían miedo, ya que todo el pueblo estaba maravillado de su enseñanza. Al caer la tarde, Jesús y sus discípulos salieron de la ciudad. A la mañana siguiente, al pasar otra vez, vieron que la higuera se había secado de raíz. Pedro, acordándose, dijo a Jesús: "Maestro, la higuera que has maldecido se ha secado". Jesús le respondió: "Tengan fe en Dios. Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: 'Retírate de ahí y arrójate al mar', sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá. Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán. Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas". Pero si no perdonan, tampoco el Padre que está en el cielo los perdonará a ustedes.

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

__________________________________________________ _______________

Comentario del Evangelio por San Jerónimo (347-420), presbítero, traductor de la Biblia.


« No convirtáis en un mercado la casa de mi Padre»

"Jesús entró en el Templo y empezó a expulsar a los que vendían y compraban".Ciertamente enterados de la resurrección de Lázaro están estupefactos de que el hijo de una viuda haya resucitado, otros se impresionan por otros milagros. Sin duda, es admirable devolver a la vida un cuerpo muerto. Por mi parte, estoy más impresionado por este hecho: este hombre, hijo de carpintero, un pobre sin morada, sin lugar donde reposar, desarmado, ni líder ni juez ¿qué autoridad tiene....para enfrentarse él sólo a una multitud? Nadie ha protestado, nadie ha osado poner resistencia, ninguna persona ha osado oponerse al Hijo que repara la injuria hecha a su Padre...

"Empezó a expulsar a aquellos que vendían y compraban dentro del Templo" si esto ha sido posible en casa de los judíos, ¿por qué no puede ser con más razón en nuestra propia casa? Si esto acontece dentro del marco de la Ley ¿por qué no puede ocurrir con más motivo en el marco del Evangelio? ... Cristo, pobre, expulsa a vendedores y compradores que son ricos. Aquellos que venden son expulsados igual que los que compran. Que nadie diga: "Yo regalo todo lo que tengo, yo hago limosna a los pobres como Dios manda".En un pasaje de San Mateo leemos esto:"Gratis habéis recibido, dad gratis" (Mt 10,8). La gracia de Dios no se vende, se da.

Sofìa
03-04-2011, 07:24 PM
Que nadie diga: "Yo regalo todo lo que tengo, yo hago limosna a los pobres como Dios manda".En un pasaje de San Mateo leemos esto:"Gratis habéis recibido, dad gratis" (Mt 10,8). La gracia de Dios no se vende, se da.

¿Y me pregunto como mantenerme si soy la proveedora de mis propios recursos?... Si profesionalmente todo mi tiempo lo regalo, me entra el pánico de ¿cómo viviré?... no estoy preparada a dejar todo en manos de DIOS, mi fe en EL no es tan adulta... solo que entre a una congregación donde tenga cubierto todo: casa, alimento, salud, ropa y trabajo. Me tendría que convertir en monja y no tengo el carisma... el desapego de los bienes terrenales... me gusta el confort, me gusta lo bueno, compartir con mi familia, amigas, compañeras y compañeras de Programa de 12 Pasos... ir al cine, de repente a un discoteca... comer en un buen restaurante... lucir bonita con buenos zapatos, vestidos, perfume, cremas sabrosas... cosas de este mundo... estoy apegada también a los fármacos que tomo por mis diferentes problemas de salud... ¿Cómo renunciara a este mundo, si estoy en él?... ¿Cómo ser como Cristo?... hay veces me siento mal por no poder dejar todo y servir, servir a los más pobres... me gusta llevar el mensaje del Programa de 12 Pasos, pero me resisto a entrar a una comunidad (que pertenecen otros católicos como yo)... me cuesta entrar en una dinámica donde tenés que ser obediente... y seguir a otros seres humanos... me cuesta, me duele estar oyendo cosas que me parecen fantasiosas... algunas me parecen "locuritas" ... estoy enfrentando un dilema... y no se qué hacer... me gusta buscar a DIOS a mi manera: asistir a misa, rezar el rosario de María, también el de la Divina Misericordia... hacer mis oraciones al Espíritu Santo... me gusta meditar y platicar ante Jesús Sacramentado... orar, agradecer a Dios por cada cosa que me regala... me gusta andar por la libre... ser libre... no me gustan las ataduras y todavía el vacío de la soledad me mata... me duele profundamente... aunque estoy segura que es una GRAN OPORTUNIDAD que me regala DIOS para conocerme, para aceptarme, para quererme como soy y dejar mis mayores apegos: personas reales como mis apegos adquiridos en internet... me duele hondamente perder mis contactos virtuales... por eso admito tener problemas de codependencia que voy superando en la presencia y dominio del Señor Jesús... me cuesta... lloro, me da tristeza cuándo las personas más cercanas y queridas se marchan porque consideran que hasta allí podían acompañarme.

Quisiera la fórmula más sencilla que me indique que hacer PARA NO TENER EXPECTATIVAS ni de mi misma... padezco de resentimiento, soy sensible como cualidad, pero suceptible como defecto de carácter, admitirlo me libera y me da el valor necesario para reconocer que es una fortaleza porque puedo verme en la absoluta dimensión humana tan pequeña... me siento bien pequeñita admitir que me cuesta tanto SOLTAR LAS RIENDAS y entregárselas a Dios y dejar en sus manos todos los asuntos que afectan mi vida.

Me siento sola y triste ( y muy acompañada por mi Dios Trino y Uno )... es mi niña interior que llora por todas sus pérdidas emocionales, que van aflorando en la medida que mi Adulta Interior va reconociendo a esa niñita que le ha pedido tanta atención y que no sabía como tratarla porque no se pertenecía... es un duro proceso... solo DIOS me da el valor de vivir el HOY sabiendo que TODO PASA... TODO PASA PARA MEJOR... el ir tomando Consciencia, puedo trabajar el proceso de Aceptación para tomar Acciones en mi vida más asertivas, me produzan felicidad y una mejor calidad de vida.

TE AMO DIOS ... SOS EL CENTRO DE MI VIDA... buscaré la manera de hacer realidad Este pasaje de San Mateo:"Gratis habéis recibido, dad gratis" (Mt 10,8). La gracia de Dios no se vende, se da.


Saludos cariñosos;

Sofía;)


__________________________________________________ __________________________________________________ ______________________________


Evangelio según San Marcos 11,11-26.

Jesús llegó a Jerusalén y fue al Templo; y después de observarlo todo, como ya era tarde, salió con los Doce hacia Betania. Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús sintió hambre. Al divisar de lejos una higuera cubierta de hojas, se acercó para ver si encontraba algún fruto, pero no había más que hojas; porque no era la época de los higos. Dirigiéndose a la higuera, le dijo: "Que nadie más coma de tus frutos". Y sus discípulos lo oyeron. Cuando llegaron a Jerusalén, Jesús entró en el Templo y comenzó a echar a los que vendían y compraban en él. Derribó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas, y prohibió que transportaran cargas por el Templo. Y les enseñaba: "¿Acaso no está escrito: Mi Casa será llamada Casa de oración para todas las naciones? Pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones". Cuando se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas, buscaban la forma de matarlo, porque le tenían miedo, ya que todo el pueblo estaba maravillado de su enseñanza. Al caer la tarde, Jesús y sus discípulos salieron de la ciudad. A la mañana siguiente, al pasar otra vez, vieron que la higuera se había secado de raíz. Pedro, acordándose, dijo a Jesús: "Maestro, la higuera que has maldecido se ha secado". Jesús le respondió: "Tengan fe en Dios. Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: 'Retírate de ahí y arrójate al mar', sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá. Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán. Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas". Pero si no perdonan, tampoco el Padre que está en el cielo los perdonará a ustedes.

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

__________________________________________________ _______________

Comentario del Evangelio por San Jerónimo (347-420), presbítero, traductor de la Biblia.


« No convirtáis en un mercado la casa de mi Padre»

"Jesús entró en el Templo y empezó a expulsar a los que vendían y compraban".Ciertamente enterados de la resurrección de Lázaro están estupefactos de que el hijo de una viuda haya resucitado, otros se impresionan por otros milagros. Sin duda, es admirable devolver a la vida un cuerpo muerto. Por mi parte, estoy más impresionado por este hecho: este hombre, hijo de carpintero, un pobre sin morada, sin lugar donde reposar, desarmado, ni líder ni juez ¿qué autoridad tiene....para enfrentarse él sólo a una multitud? Nadie ha protestado, nadie ha osado poner resistencia, ninguna persona ha osado oponerse al Hijo que repara la injuria hecha a su Padre...

"Empezó a expulsar a aquellos que vendían y compraban dentro del Templo" si esto ha sido posible en casa de los judíos, ¿por qué no puede ser con más razón en nuestra propia casa? Si esto acontece dentro del marco de la Ley ¿por qué no puede ocurrir con más motivo en el marco del Evangelio? ... Cristo, pobre, expulsa a vendedores y compradores que son ricos. Aquellos que venden son expulsados igual que los que compran. Que nadie diga: "Yo regalo todo lo que tengo, yo hago limosna a los pobres como Dios manda".En un pasaje de San Mateo leemos esto:"Gratis habéis recibido, dad gratis" (Mt 10,8). La gracia de Dios no se vende, se da.

Sofìa
03-09-2011, 03:01 PM
Evangelio según San Mateo 6,1-6.16-18.

Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

__________________________________________________ __________________________________________________ __________________________________________________ _____________________________________________


Leer el comentario del Evangelio por : San Pedro Crisólogo (v. 406-450), Obispo de Rávena, doctor de la Iglesia. Sermón 8; CCL 24, 59; PL 52, 208


Ejercicios de la Cuaresma: la limosna, la oración, el ayuno

Hermanos míos, hoy empezamos el gran viaje de la Cuaresma. Por lo tanto llevemos en nuestro barco todas nuestras provisiones de comida y bebida, colocando sobre el casco misericordia abundante que necesitaremos. Porque nuestro ayuno tiene hambre, nuestro ayuno tiene sed, sino se nutre de bondad, sino se sacia de misericordia. Nuestro ayuno tiene frío, nuestro ayuno falla, si la cabellera de la limosna no lo cubre, si el vestido de la compasión no lo envuelve.

Hermanos, lo que es la primavera para la tierra, la misericordia es para el ayuno: el viento suave de la primavera hace florecer todos los brotes de las llanuras; la misericordia del ayuno siembra nuestras semillas hasta la floración, estas dan fruto hasta la recolecta celestial. Lo que es el aceite para la lámpara, la bondad es para el ayuno.

Como la materia grasa del aceite mantiene encendida la luz de la lámpara y, también con un pequeño alimento, la hace brillar para consuelo de todos en la noche, así también la bondad hace resplandecer el ayuno: desprende rayos hasta que alcanza el pleno esplendor de la continencia. Lo que es el sol para el día, la limosna es para el ayuno: el esplendor del sol aumenta la plenitud del día, disipa la oscuridad de la noche; la limosna acompaña el ayuno santificando la santidad y, gracias a la luz de la bondad, purifica de nuestros deseos todo lo que podría ser mortífero. En una palabra, lo que es el cuerpo para el alma, la generosidad es para el ayuno: cuando el alma se retira del cuerpo, le ocasiona la muerte; si la generosidad se aleja del ayuno, es su muerte.

Sofìa
03-12-2011, 12:07 PM
Litúrgia latina: Himno « Audi benigne Conditor »


« Yo no he venido a llamar a los justos sino a los pecadores, para que se conviertan »

Oh bondadoso Creador: escucha
la voz de nuestras súplicas y el llanto
que, mientras dura el sacrosanto ayuno
de estos cuarenta días, derramamos.

A Ti, que escrutas nuestros corazones
y que conoces todas sus flaquezas,
nos dirigimos para suplicarte
la gracia celestial de tu indulgencia.

Mucho ha sido, en verdad, lo que pecamos
pero estamos, al fin, arrepentidos,
y te pedimos, por tu excelso nombre,
que nos cures los males que sufrimos.

Haz que por la virtud de la abstinencia
podamos dominar a nuestros cuerpos,
y que, participando del ayuno,
no pequen más los corazones nuestros.

Oh Trinidad Santísima, te rogamos
que nos conduzcas a la alegría de la fiestas pascuales
y veremos elevarse a Cristo,
glorioso y con vida sobre los muertos.
Amén

Sofìa
03-16-2011, 12:34 PM
EL ENCUENTRO CON EL FRACASO...

El fracaso es demora pero no derrota. Es desvío transitorio, no un callejón sin salida. --William Arthur Ward

Cuando necesito ayuda para ser una buena madre, recuerdo a mi mamá y a mi abuela, mujeres que sembraron semillas de sabiduría en mi alma, como un jardín secreto, para que florecieran incluso en el mas crudo invierno.

Un día especialmente difícil llegue a casa para encontrar un segundo aviso no tan amable en la cuenta del gas, y mis tres hijos desolados.

Tommy, de once años, sufría por su corte de cabello. "Mi profesor se llevo mi gorra porque dice que los caballeros no usan sombreros en los edificios".

Había soportado comentarios como "calvito" y "cabeza rapada" todo el día, me dijo, mientras ocultaba su cabeza entre las manos.

Lisa había llegado a las finales del concurso de ortografía de su curso, pero había perdido por la palabra temeroso. No se me escapó la ironía.

Jenni, estaba en primer grado, había sido castigada por su risa nerviosa cuando tuvo que leer, y luego se habían burlado de ella por tartamudear en una frase.

"Bueno chicos, lo que tenemos aquí es una serie de fracasos. ¡Celebremos!"

La sorpresa los saco de su melancolía y me observaban atónitos. Continúe hablándoles: 'Mi abuela Towse solía decir, "Aprendamos más de nuestras fallas que de nuestros éxitos. Cuanto más curtida una persona por sus problemas, más lejos llegara'. Vamos a comer pizza para celebrar nuestra primer fiesta de fracasos".

Esto condujo a muchas fiestas de fracasos, y aprendimos a buscar en nuestras tragedias algo que pudiéramos celebrar en lugar de padecer por lo que habíamos sufrido.

Espero haber sembrado semillas en el alma de mis hijos, recogidas de la sabiduría de las mujeres que me antecedieron, para que las rieguen en sus propios jardines algún día.

Fuente: Judith Towse-Roberts, Sopa de Pollo para El Alma de la Madre.

He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría. --Salmos 51:6

Sofìa
03-19-2011, 10:05 AM
Ya he estado allí antes...

A la leyenda del béisbol Yogi Berra se le conoce por sus ocurrencias a menudo repetidas, tales como «no ha terminado hasta que haya terminado» y «parece que ya he estado allí antes!»

Me pregunto si los discípulos sintieron que ya habían estado allí antes cuando vieron a Jesús de pie junto a la orilla (Juan 21). Desalentados, distraídos y preocupados por sus propias necesidades, a la sombra de la negación de Pedro y de cómo habían abandonado a Jesús, habían dejado su llamamiento de seguir a Su Señor y retornaron a su antigua ocupación, la pesca.

Luego, después de una infructuosa noche de pesca, una voz desde la orilla les dio una orden: «Echad la red a la derecha de la barca, y hallaréis» (Juan 21:6). Cuando lo hicieron, las redes estaban tan llenas que no podían sacarlas. Sin duda alguna, sus mentes volaron hacia su primer encuentro con
Jesús, cuando Él se les apareció a la «orilla» de sus carreras y, después de otra pesca milagrosa, les llamó a dejar sus redes y seguirle (Lucas 5:1-11).

Al igual que los discípulos, tal vez queramos regresar a nuestras antiguas vidas cuando nos desalentamos en nuestro caminar con Jesús. Pero luego el

Señor vuelve a aparecérsenos a la orilla de nuestras vidas para darnos perdón y llevarnos de vuelta a aquellos momentos en los que nos llamó por primera vez.

¡Es como si ya hubiéramos estado allí antes! -JMS

Jesús nos llama a seguirle; y repite Su llamado siempre que es necesario.

Nuestro Pan Diario, Publicaciones RBC.

Después de esto, Jesús se manifestó otra vez a sus discípulos junto al mar de Tiberias. --Juan 21:1

Sofìa
03-22-2011, 01:46 PM
Evangelio según San Mateo 23,1-12.

"Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés;
ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen.
Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo.
Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos;
les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas,
ser saludados en las plazas y oírse llamar 'mi maestro' por la gente.
En cuanto a ustedes, no se hagan llamar 'maestro', porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos.
A nadie en el mundo llamen 'padre', porque no tienen sino uno, el Padre celestial.
No se dejen llamar tampoco 'doctores', porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías.
Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros,
porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado".


Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.



Leer el comentario del Evangelio por :

Imitación de Jesucristo, tratado espiritual del siglo XV. II, 2 « Abandonarse en Dios en espíritu de humildad»



« Quien se humilla será ensalzado»


Poco importa saber quien está contigo o contra ti; Ten más bien cuidado de que Dios esté contigo en todos tus pensamientos y acciones. Guarda la conciencia pura y Dios te defenderá...
Si sabes callarte y sufrir, recibirás la ayuda de Dios. El conoce el tiempo y la manera de librarte; abandónate pues en EL. Es Él quien te ayuda y te libera de toda confusión.
A menudo es útil, para mantenernos en una mayor humildad, que los otros conozcan nuestros defectos y que nos los reprochen.
Cuando un hombre reconoce humildemente sus defectos, desarma fácilmente a sus enemigos y gana sin pena a los que se la querían producir.
Dios protege al hombre de corazón humilde: le ama y le reconforta, se inclina hacia él, le colma de su gracia y le hace en fin participar de su gloria. Es a él que le revela sus secretos; le invita y le atrae con suavidad.
Las afrentas no turban la paz del hombre humilde, porque se apoya en Dios y no en seres mortales. No te imagines haber hecho algún progreso si te crees aún superior a tu prójimo.

Sofìa
03-23-2011, 09:08 AM
Evangelio según San Mateo 20,17-28.

Cuando Jesús se dispuso a subir a Jerusalén, llevó consigo sólo a los Doce, y en el camino les dijo:
"Ahora subimos a Jerusalén, donde el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Ellos lo condenarán a muerte
y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado, azotado y crucificado, pero al tercer día resucitará".
Entonces la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle algo.
"¿Qué quieres?", le preguntó Jesús. Ella le dijo: "Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda".
"No saben lo que piden", respondió Jesús. "¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?". "Podemos", le respondieron.
"Está bien, les dijo Jesús, ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre".
Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos.
Pero Jesús los llamó y les dijo: "Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad.
Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes;
y el que quiera ser el primero que se haga su esclavo:
como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud".


Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.



Comentario del Evangelio por : San Agustín (354-430), obispo de Hipona (África del Norte) y doctor de la Iglesia Las Confesiones, XIII, 9


« He aquí que subimos a Jerusalén »

Date a mí, mi Dios, date siempre a mí... Descansamos en el don de tu Espíritu; allí gozamos de tí, allí está nuestro bien y nuestro descanso. El amor nos enseña, y tu Espíritu que es bueno exalta nuestra bajeza, retirándola de las puertas de la muerte (Ps 9,14). En la buena voluntad encontramos la paz.
Un cuerpo, por su peso, tiende hacia su lugar propio; el peso no va necesariamente hacia abajo, sino a su lugar propio. El fuego tiende hacia lo alto, la piedra hacia abajo..., cada uno hacia su propio lugar; el aceite sube encima del agua, el agua desciende debajo del aceite. Si algo no está en su lugar, está sin reposo; pero cuando ha encontrado su lugar, queda en reposo.
Mi peso es mi amor: es él quien me arrastra, o que me lleva. Tu don nos inflama y nos lleva hacia arriba; nos abraza y partimos... Tu fuego, tu buen fuego nos hace quemar y vamos, subimos hacia la paz de la Jerusalén celeste –- porque he encontrado mi alegría cuando se me ha dicho: « ¡Vamos a la casa del Señor! » (Ps 121,1) Es allí donde la buena voluntad nos conducirá para estar en nuestro lugar, allí donde no desearemos nada más que morar por la eternidad.

Sofìa
03-26-2011, 11:18 AM
A nuestra familia le encanta come en El Ranchito, un restaurante mexicano que está cerca de nuestra casa. Afortunadamente, ir a cenar es ahora más fácil que antes. Nathan de alguna forma ya se sienta tranquilo durante la comida, pero hubo un tiempo en que le gustaba jugar resbalándose de la silla de bebé (con dos cinturones de seguridad) para esconderse bajo la mesa. Para él, era un juego. Para nosotros, era mortificador, en particular cuando gritaba "¡Mamá, Dadá!" a todo pulmón.

Imaginábamos que veía el espacio oscuro como un excelente fuerte y quería que viniéramos a jugar con él. Por alguna razón, no podía entender el concepto de que teníamos que mantener una "imagen" más refinada en público. Comer papas y salsa bajo la mesa no estaba bien para papi, mami o para él. Había mucha imagen que mantener.

En los restaurantes pasan cosas chistosas. Kim me contó de su hijo de seis años quien le pregunto si podía orar cuando llegara la comida. Todos inclinaron la cabeza mientras él recitaba lo siguiente: "Dios es bueno. Dios es grandioso. Gracias por la comida y Dios, te voy a agradecer más si mami nos da helado para el postre ¡con libertad y justicia para todos! ¡Amén!"

Junto a la risa de los otros clientes que estaban cerca, el pequeño y su mamá escucharon una rara y severa observación de una mujer:

--Eso es lo malo en este país. Hoy día los niños no saben ni orar. ¡Pedir helado a Dios! ¡Qué cosa!

El niño rompió en llanto y preguntó a su mamá:
--¿Hice algo malo? ¿Está Dios enojado conmigo?

Su madre le dió un fuerte abrazo y le aseguró que lo que había hecho era algo perfeco y que Dios no estaba enojado con él.

Cuando ella consoló a su hijo, un anciano se acercó a su mesa.

Le guiñó un ojo al menor y dijo:

--Sé que Dios pensó que era una buena oración.

--¿De veras? --le preguntó el niño.

--Con todo el corazón--le respondió. Luego en un susurro teatral, añadió inclinando la cabeza hacia la mujer que había comenzado todo el asunto--. ¡Que malo que ella nunca pida a Dios helado. Un helado es muchas veces bueno para el alma.

Naturalmente, se le dió al niño un helado al final de la comida. Cuando la mesera lo puso en la mesa, él se le quedó mirando por un momento y luego hizo algo que conmovió a su familia. Tomó su helado y sin decir una palabra lo colocó frente a la severa mujer.
Con una gran sonrisa dijo:

--Esto es para usted. El helado es bueno para el alma y la mía ya está buena.

La próxima vez que sus hijos expresen su fe en una forma que usted piense que no es muy "correcta", evite la tentación de mostrarles cómo deben hacerlo. Mientras ellos honren a Dios y le muestren respeto, déjelos que se acerquen a su Padre en cualquier forma que ellos sientan natural y cómoda.

Fuente: Un Café para el Alma.

Sofìa
04-06-2011, 12:04 PM
Oración de Sanación Interior

Padre de bondad, te bendigo y te alabo y te doy gracias
porque por tu amor nos diste a tu hijo Jesús,
gracias padre porque a la luz del Espíritu
comprendemos que él es la luz, la verdad y el buen pastor
que ha venido para que tengamos vida
y la tengamos en abundancia.

Hoy, padre, me quiero presentar
delante de ti, como tu hijo.
Tú me conoces por mi nombre
pon tus ojos de Padre amoroso en mi vida.
Tu conoces mi corazón
y conoces las heridas de mi historia,
Tu conoces todo lo que he querido hacer
y no he hecho.
Conoces también lo que hice
o me hicieron lastimándome.
Tu conoces mis limitaciones,
mis errores y mis pecados
conoces los traumas y complejos de mi vida.

Hoy, Padre,
te pido que por el amor
que le tienes a tu hijo Jesucristo,
derrames tu santo espíritu sobre mi,
para que el calor de tu amor sanador
penetre en lo más íntimo de mi corazón.
Tú que sanas los corazones destrozados
y vendas las heridas
sáname aquí y ahora de mi alma
mi mente, mi memoria y todo mi interior.
Entra en mi Señor Jesús,
como entraste en aquella casa
donde estaban tus discípulos
llenos de miedo.
Tu que apareciste en medio de ellos y les dijiste:
“Paz a vosotros ”
Entra en mi corazón y dame tu paz.
Lléname de tu amor,
Sabemos que el amor hecha fuera el temor.
Pasa por mi vida y sana mi corazón.
Sabemos, Señor Jesús,
que tu lo haces siempre que te lo pedimos
y te lo estoy pidiendo con María, mi madre,
la que estaba en las bodas de Caná
cuando no había vino
y tu respondiste a su deseo,
transformando el agua en vino.
Cambia mi corazón y dame un corazón generoso,
un corazón afable, un corazón bondadoso,
dame un corazón nuevo.

Has brotar en mi
los frutos de tu presencia.
Dame el fruto de tu Espíritu que es amor,
paz, alegría.
haz que venga sobre mi
el Espíritu de las bienaventuranzas,
para que pueda saborear
y buscar a Dios cada día,
viviendo sin complejos ni traumas
junto a los demás,
junto a mi familia,
junto a mis hermanos.

Te doy gracias padre,
por lo que estás haciendo hoy en mi vida.
Te doy gracias de todo corazón
porque tú me sanas,
porque tú me liberas,
porque tu rompes las cadenas
y me das la libertad.

Gracias, Señor Jesús,
porque soy templo de tu Espíritu
y ese templo no se puede destruir
porque es la casa de Dios.

Te doy gracias Espíritu Santo por la fe,
gracias por el amor que has puesto en mi corazón,
¡qué grande eres Señor Dios Trino y Uno!
Bendito y alabado seas, Señor.


Oración del P. Emiliano Tardif

Sofìa
04-27-2011, 03:18 PM
Señor, aumenta mi fe...
Aumenta mi fe para aumentar mi confianza.. .
Aumenta mi confianza y aumentará mi abandono...
Aumenta mi abandono y aumentará mi amor...
Aumenta mi amor para perder el temor...
Quitándome el temor mi abandono será total...
Señor aumenta mi fe...

Anamaría Rabatté

impulso
04-28-2011, 09:27 AM
Oración de Sanación Interior .........




Oración del P. Emiliano Tardif

wooow, que hermosa Oracion, gracias Sofia por compartir, me alegra ver que nuevamente andas por estos medios, al parecer te habias ausentado unos dias, con tu permiso tomo algunas de las cosas que escribes para compartirlas en otro sitio, para extender lo mayor posible las cosas de sanacion espiritual.
Saludos y bendiciones, espero que nos sigas compartiendo

:D

Sofìa
04-28-2011, 12:54 PM
:cool: Me alegra impulso... me encanta tu seudónimo porque para todo en la vida hay que... "tomar impulso".

Especialmente te agradezco las Meditaciones Diarias de Melody Beattie... las leo... he visto los sitios de internet que has colocado pero todavía no los visito ... ando bastante atareada ... con el tiempo justo... termino el día con "las completas"; solo quiero llegar a mi camita y dormir... dormir... dormir.:D

Cuidate, y seguimos conectados por este medio.

Saludos cariñosos;

Sofía:)___________________________________________ ___________


wooow, que hermosa Oracion, gracias Sofia por compartir, me alegra ver que nuevamente andas por estos medios, al parecer te habias ausentado unos dias, con tu permiso tomo algunas de las cosas que escribes para compartirlas en otro sitio, para extender lo mayor posible las cosas de sanacion espiritual.
Saludos y bendiciones, espero que nos sigas compartiendo

:D

Sofìa
05-02-2011, 07:05 AM
Misal Romano
Oración de la catequesis bautismal de la Vigilia Pascual.

Un pueblo renace del agua y del Espíritu.

Dios santo, Padre de los creyentes
en el reparto de la gracia de adopción,
tú multiplicas sobre toda la tierra
los hijos de tu promesa;
por el misterio pascual, tú haces de tu siervo Abraham,
como lo habías prometido,
el padre de todas las naciones (Génesis 12:3).
Recuerda a tu pueblo
cómo responder a esa llamada.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Ahora de nuevo, Señor,
vemos brillar tus maravillas como en otro tiempo:
Mientras que antiguamente manifestabas tu poder
liberando un solo pueblo de la persecución de los Egipcios,
tu aseguras en lo sucesivo la salvación de todas las naciones
y los haces renacer a través de las aguas bautismales.
Haz que los hombres del mundo entero
lleguen a ser hijos de Abraham
y alcancen la dignidad de tus hijos.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Dios que no cesas de engrandecer a tu Iglesia
llamando a hombres que están lejos de ti,
dígnate guardar bajo tu protección
a aquellos que tu purificas en las aguas del bautismo.
Por Jesucristo nuestro Señor.

Señor Dios nuestro,
poder inalterable y luz sin ocaso,
mira con bondad
el sacramento maravilloso de la Iglesia entera.
Como lo has previsto desde toda la eternidad,
mantén en la paz
la obra de salvación de los hombres.

Que el mundo entero reconozca la maravilla:
aquello que fue abatido ha resucitado
aquello que se quedó antiguo se ha renovado,
y todo recobra su primera integridad
en Aquel que es el principio de todo,
Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro.
Él que reina por los siglos de los siglos.

Sofìa
05-04-2011, 10:51 AM
Willie tenía una buena causas para juzgar a su padre. Su padre y su madre habían sido novios en la adolescencia y se casaron a los dieciocho años de edad. Pero luego su papá abandonó a su mamá, cuando se enteró que ella estaba embarazada, y Willie no lo conoció hasta 19 años más tarde.

Dijo: Estaba ansioso pero nervioso de conocer a mi padre. No sabía qué esperar. lo que descubrí fue una persona amable, amorosa, sincera, que en realidad se preocupaba por mí. Él y yo hablamos durante largo rato. Comencé a entender las razones por las que había huido. Aprendí mucho acerca de la vida y de mí mismo en esa conversación. Nunca abrigué rencor contra él.

...Mi padre tenía razones para huir. No sería justo comparar su vida con la mía. Sería como comparar el béisbol con el fútbol. Simplemente acepté a mi padre tal cual era en realidad.

Sí, Willie Strangell, un jugador estrella que jugó veinte años para los Piratas de Pittsburgh, tenía buenas razones para criticar a su padre, al cual no vio en toda su niñez... pero no lo hizo.

Tal vez crea que tiene buenas razones para criticar a otro... ¿pero existe una buena razón lo suficientemente buena?Mateo 7:1,2

No juzguéis, para que no seáis juzgados.
Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados
y con la medida con que medís, os será medido.

Sofìa
05-05-2011, 11:23 AM
Evangelio según San Juan 3,31-36.

El que viene de lo alto está por encima de todos. El que es de la tierra pertenece a la tierra y habla de la tierra. El que vino del cielo
da testimonio de lo que ha visto y oído, pero nadie recibe su testimonio.

El que recibe su testimonio certifica que Dios es veraz.

El que Dios envió dice las palabras de Dios, porque Dios le da el Espíritu sin medida.

El Padre ama al Hijo y ha puesto todo en sus manos.

El que cree en el Hijo tiene Vida eterna. El que se niega a creer en el Hijo no verá la Vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él". Extraído de la Biblia, Libro del Pueblo de Dios.

Comentario del Evangelio por : Juan Pablo II Carta Encíclica «Dominum et vivificantem», §10

"Dios da el Espíritu Santo sin medida"


Dios, en su vida íntima, "es amor" (1Jn 4,8) amor esencial, común a las tres Personas divinas. El Espíritu Santo es amor personal como Espíritu del Padre y del Hijo. Por esto "sondea hasta las profundidades de Dios" (1Co 2,10) Como Amor-don increado. Puede decirse que en el Espíritu Santo la vida íntima de Dios uno y trino se hace enteramente don, intercambio del amor recíproco entre las Personas divinas, y que por el Espíritu Santo Dios "existe" como don. El Espíritu Santo es pues la expresión personal de esta donación, de este ser-amor. Es Persona-amor. Es Persona-don. Tenemos aquí una riqueza insondable de la realidad y una profundización inefable del concepto de persona en Dios, que solamente conocemos por la Revelación.

Al mismo tiempo, el Espíritu Santo, consustancial al Padre y al Hijo en la divinidad, es amor y don (increado) del que deriva como de una fuente (fons vivus) toda dádiva a las criaturas (don creado): la donación de la existencia a todas las cosas mediante la creación; la donación de la gracia a los hombres mediante toda la economía de la salvación. Como escribe el apóstol Pablo: "El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado"(Rm 5,5)

Sofìa
05-09-2011, 06:11 PM
Una mujer de nombre Mary Ellen, experimentó en cierta ocasión una gran carga. Se sentía turbada que no podía dormir ni comer, arriesgaba su salud física y emocional, estaba a punto de una crisis nerviosa. Sin embargo, pudo reconocer que ella nada podía hacer para cambiar sus circunstancias.

Entonces leyó en una revista la historia de otra mujer llamada Connie, quien también había experimentado grandes dificultades en su vida. En el relato, una amiga le preguntó a Connie, cómo pudo soportar la carga de dichos problemas. Connie respondió: "Llevo mis contrariedades al Señor".

Su amiga le respondió: "Por supuesto, es lo que debemos hacer".

Entonces Connie continuó diciendo: "Pero no tan solo debemos llevarlas ante Él. Debemos dejar nuestros problemas con el Señor".No solo debemos dejar nuestros problemas con el Señor; no debemos quedarnos con ninguno.

Se cuenta una divertida historia sobre un anciano que juró que nunca viajaría en avión. Sin embargo, cierto día se presentó una emergencia y le fue necesario llegar con urgencia a una ciudad lejana. La vía más rápida de lograrlo era por aire, por supuesto, así que compró el boleto y se embarcó en su primer viaje de avión.

Conociendo su renuencia a viajar, cuando sus parientes lo recibieron en el aeropuerto le preguntaron cómo había estado el vuelo, a lo que el anciano respondió: "Supongo que bien, pero les diré una cosa, en ningún momento deposité todo mi peso sobre el asiento".

¡El Señor desea que eches todas tus cargas sobre Él y que allí las dejes! Él anhela que también le entregues el peso completo de tus problemas. Entonces, podrás continuar tu vida con la plena confianza, de que Él, cuidará de aquellas cosas que le has encargado.

Salmos 55:22

Echa sobre el Señor tu carga y Él te sustentará.

Sofìa
05-10-2011, 07:30 PM
Si te levantas por la mañana tan agotado como cuando te acostaste la noche anterior, intenta recordar en qué estabas pensando los últimos cinco minutos antes de dormirte. Lo que pienses durante esos cinco minutos, va a impactar tu dormir y esto determinará cómo será el próximo día.

Cuando duermes, tu percepción consciente descansa, pero tu mente inconsciente permanece activa. Los sicólogos se refieren al subconsciente como el "subdirector auxiliar de la vida." Cuando la mente consciente está "fuera de acción", la subconsciente asume el control. El subconsciente cumple con las órdenes que recibe, aún cuando no estés al tanto de ello.

Por ejemplo, si los últimos minutos antes de dormir los inviertes preocupándote, el subconsciente graba este sentir, lo cataloga como temor y entonces actúa como si fuera realidad. Como resultado, los músculos permanecen en tensión, los nervios están de punta y los órganos del cuerpo se alteran, lo que significa que el cuerpo no está descansando en realidad.

Sin embargo, si esos últimos minutos son invertidos en contemplar una gran idea, un verso inspirador o un pensamiento calmado y alentador, el sistema nervioso interpretará: "Todo anda bien", y pondrá el cuerpo en un estado de relajamiento y paz. Esto te ayuda a despertar estimulado, fortalecido y confiado.

Muchos de los días que comienzan mal, se deben a la noche anterior, a esos últimos cinco minutos críticos de pensamientos consciente. Tú puedes afectar tu mente consciente con ideas saludables y positivas y preparar así el camino para una noche de verdadero descanso, si meditas en la Palabra de Dios al retirarte a dormir. Por ejemplo, podrías reflexionar en:

Salmo 91:1-2

El que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del Omnipotente. Diré yo al Señor: Refugio mío, y fortaleza mía, mi Dios, en quien confío.

Salmo 4:8

En paz me acostaré, y así mismo también dormiré; porque solo tú, Señor, me haces habitar seguro.

¡Felices sueños!

Sofìa
05-13-2011, 12:22 PM
EL SIGNIFICADO DEL AMOR

Un grupo de profesionales entrevistaron a un grupo de niños de 4 a 8 años de edad acerca de lo que el Amor significa para ellos. Estas fueron las respuestas que estos niños dieron. Y podremos ver que son más profundas y amplias de lo que uno podría imaginar.

"Cuando mi abuela padecía de artritis, ella no podía agacharse para pintarse las uñas de los pies, de manera que mi abuelo se las pintaba todo el tiempo, aún cuando sus manos tenían también artritis, eso es Amor". Rebecca - 8 años.

" Cuando alguien te ama, la forma como ellos dicen tu nombre es diferente. Usted puede estar seguro que tu nombre esta seguro en la boca de ellos". Billy - 4 años

"Amor es cuando una chica se pone un perfume y el chico usa colonia de afeitar y entonces ellos se huelen el uno al otro". Karl - 5 años

"Amor es cuando tu vas a un lugar a comer y terminas dándoles tus papitas fritas a alguien sin pedirle que termine dándole las suyas". Chrissy - 6 años

"Amor es lo que te hace sonreír cuando estás cansado" Terri - 4 años

"Amor es cuando Mamá hace el café para Papá y ella toma un sorbo antes de dárselo para estar segura de que esta bueno" Danny - 7 años

"Amor es cuando se besan todo el tiempo, entonces, cuando se cansan de besar, todavía siguen juntos solo para hablar. Papá y Mamá les gusta hacer eso" Emily - 8 años

"Si tu quieres aprender a amar, debería comenzar con un amigo a quién tu odias". Nikka - 6 años

"Amor es cuando tú le dices a un chico que te gusta su camisa y entonces él no se la quita en todo el día" Noelle - 7 años

"Amor es cuando una mujer un poco vieja y un hombre un poco viejo son todavía amigos aunque se conocen muy bien el uno al otro". Tommy - 6 años

"Durante mi recital de piano yo estaba muy asustada y nerviosa y entonces miré al público y vi a mi papá en el auditorio, me saludó con la mano y sonrió y ya no estuve más asustada". Cindy - 8 años

" Mi Mami me ama más que nadie. Tú no veras a nadie más besándome antes de dormir" Clare - 6 años

"Amor es cuando Mami le da a Papi la mejor presa de pollo" Elaine- 5 años

"Amor es cuando tu perrito te lame la cara, aunque lo hayas dejado solo todo el día" Mary Ann - 4 años

"Yo se que mi hermana mayor me ama porque ella me da sus vestidos viejos y sale y compra unos nuevos para ella" Lauren - 4 años

"Amor es cuando Mamá ve a Papá en el baño y ella no piensa que el es gordo" Mark - 6 años

Y la última - El autor y Conferencista Leo Buscaglia, una vez fue invitado a ser juez de un certamen . El propósito de este certamen era descubrir y premiar al niño más amoroso. El ganador fue un niño de 4 años a quién su vecino anciano había perdido a su esposa. El niño vio a este anciano llorar en su patio y el niño fue y se sentó al lado de él, cuando su mamá le preguntó que le había dicho él al anciano vecino, el niño dijo: " Nada, solo lo ayudé a llorar".

El odio despierta rencillas, pero el amor cubre todas las faltas.
Proverbios 10:12

Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odian; Luc 6:27

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.Juan 13:35

Sofìa
05-14-2011, 12:24 PM
Leonard Bernstein, el famoso director de orquesta, fue interrogado una vez por un admirador: ¿Cuál es el instrumento más difícil de tocar?.

Bernstein replicó sin titubear: "El segundo violín. Yo siempre puedo encontrar cantidad de primeros violines, pero encontrar a alguien que toque el segundo violín, o segunda trompeta de pistones, o segunda flauta con el mismo entusiasmo, es un problema.

Y si nadie toca el segundo instrumento, no hay armonía".

Los líderes no pueden liderar sin seguidores, colaboradores y ayudantes, aquellos dispuestos a ayudar sin tanto aplauso. Sin un liderazgo, ninguna institución u organización de ningún tipo podría ir adelante. Sin aquellos que los siguen con entusiasmo, ninguna institución tendría fuerza. ¡La envidia, entonces, puede matar tanto al progreso como a la estabilidad!

El verdadero amigo se regocija con los que triunfan, en lugar de envidiarlos.

Esto a veces puede ser difícil, pero cuando el brillo del éxito o la satisfacción va disminuyendo, la amistad permanece más resplandeciente y satisfactoria.

Proverbios 17:17
En todo tiempo ama al amigo.

Sofìa
05-17-2011, 09:22 PM
Cecilia se queja todo el tiempo de que no gana suficiente dinero, de que no puede comprar lo que desea y que jamás podrá conseguir nada. Un consejero le dijo:

-Estás desperdiciando tu energía en quejarte en lugar de usarla para avanzar.

-No comprendes... Mi empleo es el problema, no yo -replicó ella.

-Tu empleo mal pago puedes ser un problema y puede ser que tu jefe sea demasiado exigente, pero si siempre estás tan disconforme, te causas un daño mayor del que puedas causarte el trabajo o tu jefe.

-¿Y qué puedo hacer yo? -quiso saber ella.

- No puedes controlar el trabajo ni a tu jefe pero sí puedes controlar tus sentimientos respecto de ellos. Modifica tu actitud -respondió el consejero.

Cecilia aceptó el consejo. Cuando dejó de lamentarse de la vida, la gente a su alrededor lo notó de inmediato. Consiguió un ascenso y su nuevo puesto le generó mejores posibilidades. De ahí que en pocos meses la transfirieron a otro departamento con un sueldo mayor y un jefe que le brindaba todo su apoyo.

Lo que consideramos horrible es un estado de actitud. Un cambio de actitud ¡cambiará el estado de las cosas!

Si sostiene que las cosas pueden salir mal, posiblemente sea un profeta.

Proverbios 6:2

Te has enredado con las palabras de tu boca y has quedado atrapado en los dichos de tus labios.

Fuente:El libro devocionario de Dios para Líderes.

Sofìa
05-24-2011, 08:27 PM
En 1939, un joven de veinticinco años de edad llamado Jonas Salk completó su entrenamiento en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York.

Desde niño soñaba con ser abogado pero de alguna manera, entre su graduación de la secundaria y su entrada a la universidad, su interés cambió de las leyes de la tierra a las leyes de la naturaleza. De modo que decidió ser doctor.

Quizás el cambio se debió a que su madre lo había desanimado sobre la carrera de abogado. Años más tarde comentó: «Mi madre creía que no sería un buen abogado, probablemente porque nunca le pude ganar en una discusión».

Sus padres, trabajadores inmigrantes, se sentían orgullosos cuando se graduó como médico pues él era la primera persona en la familia en recibir una educación.

Pero aunque escogió ser doctor, la verdadera pasión de Salk era la investigación. Lo intrigaban las afirmaciones científicas contradictorias que hacían dos profesores, lo que lo impulsó a estudiar inmunología, incluyendo la investigación sobre la influenza.

Durante su segundo año en la escuela de medicina, cuando se le presentó la oportunidad de pasar un año completo haciendo investigación y enseñando, no la desaprovechó. «Al final de ese año», recuerda, «me dijeron que podía, si quería, buscar un grado en bioquímica, pero preferí quedarme en medicina.

Creo que todo esto estaba ligado a mi ambición original, o deseo, que era servir en algo a la humanidad, por así decirlo, en un sentido más amplio que de uno a uno».

En 1947, Salk se convirtió en director del Laboratorio de Investigación de Virus en la Universidad de Pittsburg. Fue allí donde comenzó a investigar el virus de la polio. En aquellos días, la polio era una terrible enfermedad capaz de incapacitar a quien la padecía y que cobraba miles de vida cada año, siendo los niños las víctimas más frecuentes.

La epidemia de polio durante el verano de 1916 en Nueva York dejó 27.000 personas paralizadas mientras que otras 9.000 fallecieron. Después de ese año, la epidemia se hizo algo tan común que cada verano miles de personas escapaban de las grandes ciudades para tratar de proteger a sus hijos.

En la primera mitad del siglo XX, la investigación viral todavía se encontraba en pañales. Pero en 1948, un equipo de científicos de la Universidad de Harvard descubrió la manera de producir en el laboratorio grandes cantidades de virus, lo que permitió que la investigación se hiciera más amplia. Sobre la base de aquellos hallazgos científicos y otros trabajos de vanguardia, Salk empezó a desarrollar una vacuna contra la polio.

Después de más de cuatro años de continuo trabajo, Salk y su equipo de la Universidad de Pittsburg lograron desarrollar una vacuna en el 1952. Hicieron algunas pruebas preliminares con personas que habían contraído la polio y habían sobrevivido. Pero la verdadera prueba sería inyectar la vacuna, que contenía células inactivas de polio, en personas que no habían contraído la enfermedad.

Durante sus años de estudio, preparación e investigación, Salk había mostrado su dedicación ayudando a los demás. Sin embargo, una cosa es creer en algo que uno está haciendo y otra es comprometerse completamente con ese algo. En el verano de 1952, Jonas Salk inoculó con su vacuna a voluntarios saludables. Incluidos en ese grupo estaban él, su esposa y sus tres hijos. ¡Eso es compromiso!

El compromiso de Salk dio resultado. Las pruebas de la vacuna fueron exitosas y en 1955, él y su ex mentor, el Dr. Thomas Francis, hicieron arreglos para vacunar a cuatro millones de niños. En 1955 se habían reportado 28.985 casos de polio en los Estados Unidos. En 1956, ese número bajó a la mitad. En 1957 se registraron únicamente 5.894 casos. Hoy día en los Estados Unidos, gracias al trabajo de Jonas Salk y los subsecuentes esfuerzos de otros científicos como Albert Sabin, prácticamente no existen casos de polio.

Jonás Salk dedicó ocho años de su vida a derrotar el polio. Pero su verdadero deseo era ayudar a la gente, lo que demostró más aun al decidirse no patentar la vacuna que había creado. De esa manera, podría usarse para ayudar a la gente en todo el mundo. Podría decirse que el equipo con el que estuvo más comprometido fue con el de la humanidad.

Muchos prefieren evadir los compromisos, pero sus vidas terminan ignoradas. Solo quienes viven con compromiso verán el cielo abrirse. Comencemos por comprometernos con Dios.

Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros. Salmo 45:7

Mi alma ha guardado tus testimonios, Y los he amado en gran manera. Salmo 119:117

Sofìa
05-24-2011, 09:07 PM
Mis queridos Hermanos en Cristo...

Quisiera compartir ésta noche un fragmento del Diario de Sor Faustina, que realmente tocó mi corazón, por razones del Espíritu me muevo a compartirlo con todos Ustedes. Paz y Bien a todos.

************************************************** *****

......... "" Deseo transformame toda en Tu misericordia y ser un vivo reflejo de Ti, oh Señor. Que este más grande atributo de Dios, es decir su insondable misericordia, pase a través de mi corazón al prójimo.

Ayúdame, oh Señor, a que mis ojos sean misericordiosos, para que yo jamás recele o juzque según las apariencias, sino que busque lo bello en el alma de mi prójimo y acuda a ayudarla.

Ayúdame a que mis oídos sean misericordiosos para que tome en cuenta las necesidades de mi prójimo y no sea indiferente a sus penas y gemidos.

Ayúdame, oh Señor, a que mi lengua sea misericordiosa para que jamás hable negativamente de mis prójimos sino que tenga una palabra de consuelo y perdón para todos.

Ayúdame, oh Señor, a que mis manos sean misericordiosas y llenas de buenas obras para que sepa hacer sólo el bien a mi prójimo y cargue sobre mí las tareas más difíciles y más penosas.

Ayúdame a que mis pies sean misericordiosos para que siempre me apresure a socorrer a mi prójimo, dominando mi propia fatiga y mi cansancio. Mi reposo verdadero está en el servicio a mi prójimo.

Ayúdame, oh Señor, a que mi corazón sea misericordioso para que yo sienta todos los sufrimientos de mi prójimo. A nadie le rehusaré mi corazón. Seré sincera incluso con aquellos de los cuales sé que abusarán de mi bondad. Y yo misma me encerraré en el misericordiósísimo Corazón de Jesús. Soportaré mis propios sufrimientos en silencio. Que Tu misericordia, oh Señor mío, repose dentro de mí.

Tú Mismo me mandas ejercitar los tres grados de la misericordia. El primero: la obra de misericordia, de cualquier tipo que sea. El segundo: la palabra de misericordia, si no puedo llevar a cabo una obra de misericordia, ayudaré con mis palabra. El tercero: la oración. Si no puedo mostrar misericordia por medio de obras o palabras, siempre puedo mostrarla por medio de la oración. Mi oración llega hasta donde físicamente no puedo llegar.

Oh Jesús mío, transfórmame en Ti, porque Tú pueder hacer todo.""

************************************************** ******

Bendiciones,

Sofìa
06-02-2011, 07:52 PM
Gloria Teresa Barriga hace todo con los pies. Se levanta por las mañanas, tiende su cama, cocina, come y hasta se maquilla. Pero pintar es lo que más le gusta. Ella nació sin brazos, y al igual que ella 25 artistas colombianos con alguna discapacidad física, ya sea por nacimiento, accidente o enfermedad. Ellos forman parte de la Asociación de Pintores con la boca y con el Pie.

Otro de ellos es Néstor Raúl Ruiz, quien hace 31 años sufrió un accidente que lo dejó cuadrapléjico, pero que a diferencia de Gloria, pinta con la boca.
Néstor dice: " La verdad no me imaginaba que tenía este talento. Pero un día Dios me dijo que mi boca era una mano maravillosa. Y me convencí. Ahora pinto todos los días".

Para todos ellos, la discapacidad no está en el cuerpo sino en la mente y por eso la ejercitan imaginándose paisajes y personajes de su mundo artístico.

Otro de los discapacitados Raúl Ruiz dice: "Cuando agarro mi pincel no pienso que soy discapacitado sino que voy a terminar un cuadro como de cualquier otro pintor. Y así voy a seguir, porque quiero seguir expresando mi mundo a través del arte, y sobre todo, porque quiero que este mundo se llene de cosas bonitas, como en los cuadros"

Es real que la discapacidad no está en el cuerpo sino en la mente. Aún tenemos mucho camino por recorrer. Reconozcamos a diario las bellezas de Dios colocadas en el corazón del ser humano y dejemos que esas bellezas se expresen desde el espíritu.

Romanos 12:2Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto

Sofìa
06-03-2011, 02:59 PM
Me había ido a refugiar en un pueblo cercano para trabajar en un libro. La aldea es un escondite perfecto; es pintoresca, silenciosa, y las comidas son buenas.

Salí para ir a tomar desayuno a un café cuando noté que la gente me miraba. Cuando estacioné, dos individuos se dieron vuelta para mirarme.
Una mujer hizo una doble toma al entrar y varias personas se me quedaban mirando al pasar. Cuando me senté, la mesera me dio un menú, pero no sin antes estudiarme detenidamente.

¿A qué se debía la atención? No podía ser mi cremallera; andaba con ropa de correr.

Después de pensarlo un poco, tomé una postura madura y supuse que me reconocían por las fotos en las cubiertas de mis libros. ¡Cáspita! Este debe ser un pueblo de lectores, me dije encogiéndome de hombros; conocen un buen escritor cuado ven uno. Mi aprecio por la aldea aumentó.

Con una sonrisa dedicada a los ocupantes de la otra mesa, me puse a disfrutar la comida. Cuando caminé hacia la caja, todas las cabezas se volvieron para mirar. Estoy seguro que Steinbeck tenía el mismo problema.

Cuando la mujer me recibió el dinero quiso decir algo, pero se quedó callada. Abrumado, traté de adivinar.

Fue sólo cuando entré en el baño que vi la verdadera razón: en mi mentón había una franja de sangre reseca. Mi trabajo de remiendo cuando me afeité no había resultado y ahora lucía una perfecta barba de pavo.

Eso me pasó por sentirme famoso. Quizás hayan pensado que me había fugado de una cárcel de Texas.

¡Ah, las cosas que Dios hace para mantenernos humildes! Lo hace para nuestro bien, desde luego.

¿Pondría una silla de montar en las espaldas de su hijo de cinco años?

¿Dejará Dios que lleve sobre sí la montura de la arrogancia? De ninguna manera.

Esta es una parte del equipaje que Dios aborrece. No desaprueba la arrogancia. No le desagrada la arrogancia. No está desfavorablemente dispuesto hacia la arrogancia. Dios la aborrece.

Proverbios 8.13
La soberbia y la arrogancia ... aborrezco.

Proverbios 16.5
Abominación es a Javé todo altivo de corazón.

Filipenses 2.3
Dios dice: «Nada hagáis por ... vanagloria.



Lucado, M. (2001). Aligere su equipaje . Nashville: Caribe-Betania Editores

Sofìa
06-12-2011, 07:32 PM
:):(:confused:;):rolleyes::eek::o:p:mad::D:cool:


Filipenses 2.3
Dios dice: "Nada hagáis por ... vanagloria"

Sofìa
06-18-2011, 12:06 PM
:)No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción.:)














:):(:confused:;):rolleyes::eek::o:p:mad::D:cool:


Filipenses 2.3
Dios dice: "Nada hagáis por ... vanagloria"

Sofìa
07-05-2011, 07:55 PM
:)No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción.:)

Sofìa
07-24-2011, 06:24 PM
UN ERROR PERFECTO

Mi abuelo amaba la vida, especialmente cuando podía hacerle una broma a alguien.
 Hasta que un frío domingo en Chicago, mi abuelo pensó que Dios le había jugado una broma. Entonces no le causó mucha gracia.

Él era carpintero. Ese día particularmente él había estado en la Iglesia haciendo unos baúles de madera para la ropa y otros artículos que enviarían a un orfelinato a China. Cuando regresaba a su casa, metió la mano al bolsillo de su camisa parasacar sus lentes, pero no estaban ahí. Él estaba seguro de haberlos puesto ahí esa mañana, así fue se regresó a la Iglesia. Los buscó, pero no los encontró.

Entonces se dio cuenta de que los lentes se habían caído del bolsillo de su camisa, sin él darse cuenta, mientras trabajaba en los baúles que ya había cerrado y empacado. ¡Sus nuevos lentes iban camino a China!.

La Gran Depresión estaba en su apogeo y mi abuelo tenia 6 hijos.
 Él había gastado 20 dólares en esos lentes. "No es justo" le dijo a Dios mientras manejaba frustrado de regreso a su casa. "Yo he hecho una obra buena donando mi tiempo y dinero y ahora esto".

Varios meses después, el Director del orfelinato estaba de visita en Estados Unidos. Quería visitar todas las Iglesias que lo habían ayudado cuando estaba en China, así que llegó un domingo en la noche a la pequeña Iglesia a donde asistía mi abuelo en Chicago. Mi abuelo y su familia estaban sentados entre los fieles, como de costumbre.

El misionero empezó por agradecer a la gente por su bondad al apoyar al orfelinato con sus donaciones. "Pero más que nada", dijo "Debo agradecerles por los lentes que mandaron. Verán, los comunistas habían entrado al orfelinato, destruyendo todo lo que teníamos, incluyendo mis lentes.

¡Estaba desesperado! Aún y cuando tuviera el dinero para comprar otros, no había donde. Además de no poder ver bien, todos los días tenía fuertes dolores de cabeza, así que mis compañeros y yo estuvimos pidiendo mucho a Dios por esto. Entonces llegaron sus donaciones.

Cuando mis compañeros sacaron todo, encontraron unos lentes encima de una de las cajas". El misionero hizo una larga pausa, como permitiendo que todos digirieran sus palabras. Luego, aún maravillado, continuó: "Amigos, cuando me puse los lentes, eran como si los hubieran mandado hacer justo para mí!,
 ¡Quiero agradecerles por ser parte de esto!".

Toda las personas escucharon, y estaban contentos por los lentes milagrosos. Pero el misionero debió haberse confundido de Iglesia, pensaron. No había ningunos lentes en la
 lista de productos que habían enviado a China.

Pero sentado atrás en silencio, con lágrimas en sus ojos, un carpintero ordinario se daba cuenta de que el Carpintero Maestro lo había utilizado de una manera extraordinaria.

Cheryl Walterman Stewart.

La obra de Dios no la hacen personas extraordinarias, sino personas ordinarias que están comprometidas con Él. Puede que digamos a Dios: «No soy nada, no tengo dones, muchas veces fracaso miserablemente. ¿En verdad quieres usarme?»
Cuando preguntamos: «¿Desea Dios usarme realmente?», la respuesta es clara. Dios escoge a «lo débil del mundo para avergonzar a lo fuerte» (1 Co. 1:27).

Dios ha estado usando personas ordinarias como tú y como yo durante miles de años. ¿Por qué habría de detenerse ahora?

SE BUSCAN: PERSONAS ORDINARIAS PARA HACER UNA OBRA EXTRAORDINARIA.

Sofìa
07-25-2011, 08:34 AM
Los filósofos nos dicen que el alma del hombre es una substancia simple. No tolera la fricción, la división, la agitación dentro de si. Pero la fricción viene del exterior; elementalmente, de la parte material del hombre -el cuerpo- . Y es aquí donde empiezan las dificultades. Todo lo que se agrega, crea una necesidad futura que puede llegar a ser un irritante. Por lo tanto, el acrecentamiento de necesidades, es el semillero de las fricciones, divisiones, indecisiones: resentimientos, temores, etc., de la vida. Tomemos un ejemplo del mundo moderno. Todas las llamadas necesidades de la vida son necesarias para el hombre moderno. Su antepasado no necesitaba ninguna de ellas; no existían. Su inexistencia no le ocasionaba ni fricción, ni resentimiento, ni indecisión. Pero ahora, cuando alguien pierde o no tiene algo o muchas de estas conveniencias modernas, abre la puerta a la fricción, el resentimiento, la tensión, los trastornos nerviosos, los problemas emocionales -la quebrantación del sano juicio-.

Estamos lejos de condenar el uso de los maravillosos milagros modernos para nuestro bienestar, que Dios nos ha dado, pero persiste el hecho de que, en tanto que agreguemos mayores necesidades a la vida, mayores oportunidades añadiremos para que surjan los males indicados, en caso de perder esos aditivos. Mientras menores sean nuestras necesidades, menor será la oportunidad que haya de Fricciones de cualquier tipo.

Hay un axioma que dice. ”La necesidad es la madre de la invención”. Creemos que un corolario digno de este axioma sería: “El exceso de necesidades es la madre de la tensión”. La simplicidad en el vivir evita esto por completo. Nuestra alma es sencilla; nosotros la complicamos, y a nosotros mismos, y a la vida, al añadir, añadir, añadir.-primero, a nuestro cuerpo y a sus siempre crecientes necesidades; después todas las demás necesidades materiales de todo tipo.

El resultado final es una vida muy complicada, con todas sus consecuencias. Con razón hay tanta gente confundida. Alcohólicos Anónimos ha enfocado nuestra atención hacia dos principios muy importantes, que ayudan enormemente a simplificar la vida.

Sofìa
07-31-2011, 10:16 PM
UNA ORACIÓN PARA TODAS LAS ESTACIONES


Dios concédenos la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar, valor para cambiar las cosas que podemos, sabiduría para reconocer la diferencia.



DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 131



El poder de esta oración es abrumadora porque su sencilla belleza corre paralela a la Comunidad de A.A. Hay ocasiones en que yo me quedo atascado mientras la recito, pero si examino la parte que me crea dificultades, encuentro la solución a mi problema. La primera vez que me sucedió esto me dio miedo, pero ahora la uso como una valiosa herramienta. Yo gano serenidad cuando acepto la vida como es.

Cuando me pongo en acción, gano el valor y doy gracias a Dios por la capacidad para distinguir entre aquellas situaciones que puedo tratar de resolver y las que debo entregar a Dios.

Todo lo que tengo ahora es un regalo de Dios: mi vida, el poder ser útil, mi contentamiento y este programa. La serenidad me hace posible seguir adelante.

Alcohólicos Anónimos es el camino más fácil y cómodo.